Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Arturo Rodrigo Silva Valdez

Mayor de Ejercito

Agente CNI

Arturo Rodrigo Silva Valdés ingreso a la Escuela Militar en 1971 y egreso como oficial del arma de Caballería en 1975. Luego fue destinado a la Escuela de Caballería de Quillota y posteriormente al Escuadrón Escolta Presidencial, donde se mantuvo hasta 1982. Entre ese año y 1989 participo en la CNI. Tras el fin del organismo represor, se incorporó a la DINE. En 1994 pidió su retiro.

Arturo Rodrigo Silva Valdés fue escolta personal de Augusto Pinochet y luego, en los años noventa, de Agustín Edwards, el dueño de El Mercurio, según un reportaje de la periodista Mónica González que lo describió como experto en inteligencia, tirador eximio y jugador de polo.

Fue condenado en primera instancia a 10 años y un día por el secuestro y homicidio del químico Eugenio Berrios en Uruguay, ocurrido en una fecha indeterminada entre 1992 y 1993.

Fuentes de Information Libro: "La Trampa"; La Nación; El Mostrador; Cooperativa.cl; La Tercera; Archivos Memoriaviva:


El Mostrador

Lunes 27 de Agosto 2001

Caso Tucapel: juez Muñoz sobreseyó a tres ex agents

Sólo 16 acusaciones dictó el ministro en visita, Sergio Muñoz, en la causa por el homicidio del líder sindical Tucapel Jiménez, mientras que otros tres involucrados en los hechos quedaron sobreseidos gracias a que se estimó que no hubo suficientes antecedentes para condenarlos.

Se trata del ex oficial de inteligencia del Ejército, y hombre de confianza de Augusto Pinochet, Arturo Silva Valdés, quien ayudó al autor material del crimen, el mayor (R) Carlos Herrera Jiménez, a salir del país en 1991 bajo la identidad falsa Mauricio Gómez, cuando éste fue requerido por la justicia en crimen del transportista Mario Fernández.
Arturo Silva, además, un nutrido currículum de viajes al extranjero como miembro de la avanzada o “productor” de Pinochet en sus viajes. De allí que en su pasaporte figuren destinos repetidos como Argentina, Uruguay y Brasil.

Hasta esos países viajaba para proveer de dinero a algunos militares vinculados hoy a procesos por violaciones a los derechos humanos. De hecho, Silva Valdés apareció mencionado en el programa especial que TVN realizó hace algunos meses sobre la desdaparición y muerte del químico de la DINA, Eugenio Berríos, como uno de los responsables de su muerte. A raíz de ello, la titular del Sexto Juzgado del Crimen de Santiago realizará la diligencia de observar y transcribir el video para citarlo a declarar. Silva Valdés antes de ser detenido y procesado en calidad de encubridor en el caso Tucapel trabajaba en una prestigiosa empresa de seguridad de donde fue despedido al conocerse su calidad de involucrado en este proceso.

Los otros dos
El segundo sobreseido es un ex funcionario de Carabineros, Rolando Pino, quien estuvo encausado mientras duró el proceso en calidad de cómplice del crimen de Tucapel Jiménez. Esto se debe a que habría sido él quien hizo detener, el 25 de febrero de 1982, a Tucapel Jiménez para que el mayor Carlos Herrera y los suboficiales que lo acompañaron, Miguel Letelier y Manuel Contreras Donaire, pudieran asesinarlo.

Pino fue sometido a proceso por Muñoz debido a que él mismo se autoinculpó del hecho ante la familia de Tucapel Jiménez, con quienes mantenía una cercana relación familiar. Sin embargo, el ministro Muñoz estimó que su sola declaración no bastaba para dictar acusación en su contra.

El tercer sobreseido es el ex agente y jefe de personal de la desaparecida Central Nacional de Informaciones (CNI), Humberto Calderón Luna. La decisión de liberarlo de responsabilidad se debió a que tampoco se configuraban los antecedentes del proceso para dictar acusación en su contra.

Muñoz utilizó el mismo criterio que del año pasado, cuando dejó en libertad por falta de méritos a siete ex agentes de la CNI, vinculados a la Brigada Laboral que espiaba a los líderes sindicales agrupados en la Asociación Nacional de Empleados Fiscales de la cual Tucapel Jiménez era su presidente.

Los acusados
Actualmente, están acusados en calidad de autores del crimen Tucapel Jiménez: el mayor (R) Carlos Herrera Jiménez; el general (R) y el jefe de la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE), Arturo Alvarez Scoglia; el brigadier de la DINE, Víctor Pinto Pérez; el comandante de la DINE, Maximiliano Ferrer Lima y los suboficiales del mismo servicio secreto, Manuel Contreras Donaire y Miguel Letelier.

En calidad de cómplices, en tanto, lo están el brigadier de la CNI, Roberto Schmied, el capitán Miguel Hernández, el mayor de la DINE Juan Carlos Arriagada, el dentista Jorge León Alessandrini y el ex empleado de la ANEF y amigo personal de la victima Julio Olivares y el general (R) Hernán Ramírez Hald.

Como encubridores están el ex auditor del Ejército, Fernando Torres Silva, el ex abogado de la justicia militar Enrique Ibarra, el ex jefe operativo de la CNI, mayor (R) Alvarto Corbalán Castilla y el ex jefe de la DINE, Hernán Ramírez Rurange.


La Tercera

23 Agosto 2002 

Eugenio Berríos: Detienen a dos militares por crimen

La jueza del sexto juzgado del crimen de Santiago, Olga Pérez Meza, que investiga el asesinato del ex químico de la Dina Eugenio Berríos Sagredo, puso bajo arresto a dos oficiales del Ejército.

Según informa el sitio web de Televisión Nacional de Chile, los mayores (r) Raúl Lillo y Arturo Silva están detenidos desde el martes y podrían quedar en libertad ccondicional en los próximos días.

TVN.cl afirma además que ambos ex oficiales estuvieron involucrados además en el proceso judicial por el crimen del dirigente sindical Tucapel Jiménez. "Lillo, como agente de la CNI en 1982, y Silva, en los años 90 al participar de la operación para sacar del país al mayor Carlos Herrera Jiménez, autor material del asesinato del dirigente de la ANEF".

En todo caso, se dijo que es probable que en los próximos días los dos detenidos queden en libertad condicional y que sólo habrían sido citados a declarar para aclarar algunos puntos de la investigación.

Casos Frei y Soria

En 1995, en el balneario uruguayo de El Pinar, apareció el cadáver de Eugenio Berríos, quien había sido sacado del país por efectivos del Ejército, en una operación que apuntaba a eludir su citación a declarar en la causa por el crimen del ex canciller Orlando Letelier.

A Berríos se le vincula además con la investigación por la muerte del funcionario de la Cepal Carmelo Soria y, presuntamente, en las razones que causaron el deceso del ex Presidente Eduardo Frei Montalva. Esto último, según lo ha manifestado Carmen Frei, hija del ex mandatario y actual senadora DC.

Hace algunos días, la magistrada había solicitado a la Corte de Apelaciones de Santiago que la autorizara a viajar a Uruguay para interiorizarse personalmente de la investigación que realizó en ese pais el titular del Juzgado en Primera Instancia en lo Penal uruguayo, Alvaro González González.

Asimismo, la Corte Suprema dio curso a través de su Sala en lo Penal a la solicitud de la justicia uruguaya respecto a identificar y tomar declaraciones a un grupo de seis oficiales del Ejército que estarían involucrados en el crimen de Berríos, hecho ocurrido entre 1991 y 1992.


La Tercera

Martes 15 de Octubre 2002

Caso Berríos: prisión preventiva para militares (r)

La titular del Sexto Juzgado del Crimen de Santiago, Olga Pérez, ordenó la detención preventiva de dos militares en retiro del Ejército, en el marco de la investigación por la muerte del ex agente de la Dirección de Inteligencia Nacional (Dina), el químico Eugenio Berríos, asesinado en Uruguay en 1993.
La decisión afecta al comandante (r) Jaime Torres Gacitúa y el mayor (r) Arturo Silva Valdés y fue adoptada luego que el domingo pasado realizara una ronda de reconocimientos en la Brigada de Homicidios de la policía civil.
Arturo Silva Valdés ayudó a Berríos a salir del país en 1991, cuando era buscado para que declarara en el proceso por el homicidio del ex canciller Orlando Letelier.
En tanto, Arturo Silva Valdés estuvo a cargo de la custodia del ex Dina mientras permanecía en Uruguay.
 


La Nacion

29 de Diciembre 2003

Caso Berríos: solicitan extradición de militares uruguayos y dictan nuevos procesamientos

El ministro en visita Alejandro Madrid pedirá la extradición de tres militares uruguayos por su presunta responsabilidad en el asesinato del ex agente de la DINA, Eugenio Berríos. La resolución afecta a los oficiales del Ejército uruguayo Tomás Casella, Eduardo Radaelli y Wellington Sarli.

Los tres fueron procesados por el juez Madrid junto a militares chilenos por el delito de asociación ilícita, que se suma a los de secuestro y homicidio por los que ya están encausados algunos oficiales chilenos.

Los nuevos encausamientos apuntan a los generales Hernán Ramírez Rurange y Eugenio Covarrubias, así como los oficiales Juan Pérez Santillán y Marcelo Sandoval y el suboficial Nelson Román, estos tres últimos en servicio activo.

Además, los civiles Nelson Hernández, Raúl Lillo Gutiérrez y la ex secretaria de la Unidad Especial Erika Silva, y los ex mayores enjuiciados también como autores Arturo Silva y Jaime Torres.

Los chilenos procesados enfrentan además cargos por malversación de caudales públicos y falsificación de instrumento público.

Eugenio Berríos, de profesión químico, trabajó para la DINA en la fabricación de gas sarín, y se presume que intervino en la muerte del ex Presidente Eduardo Frei Montalva, en 1982.

Asimismo, su nombre ha sido vinculado al secuestro y asesinato del diplomático español de Naciones Unidas Carmelo Soria, en 1976.

En 1991, cuando debía declarar en el proceso por el crimen del ex canciller Orlando Letelier, Berríos fue sacado subrepticiamente de Chile y llevado a Uruguay, donde fue visto por última vez en noviembre de 1992, cuando se presentó en una comisaría para denunciar que estaba secuestrado.

El agente fue entregado por los policías a unos militares que llegaron tras él y nada más se supo hasta abril de 1995, cuando su cadáver, atado y con disparos en el cráneo, fue encontrado en una playa cercana a Montevideo.

En el juicio en Chile están procesados como autores los ex mayores Arturo Silva y Jaime Torres, y por obstrucción de la justicia varios otros oficiales, entre ellos los generales retirados Hernán Ramírez Rurange y Eugenio Covarrubvias, ambos ex jefes de la Dirección de Inteligencia (DINE) del Ejército.

En julio pasado, la Corte de Apelaciones de Santiago recomendó al juez Madrid una serie de diligencias, entre las que se incluía el eventual desafuero del ex Comandante en Jefe del Ejército Augusto Pinochet y la responsabilidad de otros 18 militares, entre ellos el general retirado Fernando Torres, ex auditor general del Ejército.

La abogada Fabiola Letelier, querellante en el caso, afirmó que la resolución se basa en la certeza del juez sobre la existencia de una asociación ilícita formada al interior de la DINE con el objetivo de secuestrar y asesinar a Eugenio Berríos.

Letelier, hermana de Orlando Letelier, el ex canciller que fue asesinado en Washington en 1976, agregó que una vez que estudie la resolución decidirá si solicita la reapertura de la investigación del crimen de su hermano.

Por esa muerte cumplieron condenas de siete y seis años de prisión, respectivamente, el ex jefe de la DINA, Manuel Contreras y el brigadier Pedro Espinoza, su segundo al mando de esa organización.

En tanto, otro de los abogados querellantes en la causa, Tomás Ehrenfeld, señaló que el dictamen es "aplaudible" y "una acción de toda justicia".

El jurista indicó que con esta resolución se está entrando en la "obra gruesa de lo que significó esta operación para matar a Berríos y obstruir la justicia”.


El Mostrador

29 de Marzo de 2004

Caso Berríos: Otorgan libertad a principal inculpado

La Corte de Apelaciones de Santiago resolvió esta mañana otorgar la libertad al principal inculpado en la muerte del ex químico de la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) Eugenio Berríos, el ex agente de la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE) Arturo Silva Valdés.

El beneficio fue otorgado por la Octava Sala del tribunal de alzada capitalino, con los votos a favor de los ministros Raimundo Díaz y Raúl Rocha, con el dictamen negativo del abogado integrante Ángel Cruchaga.

Silva Valdés se encuentra sometido a proceso como autor del delito de secuestro con homicidio en contra de Eugenio Berríos, quien murió en Uruguay en el marco de una operación de encubrimiento de la muerte del ex Presidente Eduardo Frei Montalva.

La libertad del ex agente de la DINE, cuya fianza fue fijada en un millón y medio de pesos por el ministro en visita Alejandro Madrid, se produce casi un año después de que la entonces titular del Sexto Juzgado del Crimen de Santiago, Olga Pérez, lo sometiera a proceso . Junto a Silva Valdés, se encuentran procesados, entre otros, los dos ex jefes de la DINE, los generales (R) Hernán Ramírez Rurange y Eugenio Covarrubias.


La Nación

15 de Octubre

Ex agente de la DINE declara por muerte de Huber
Se trata del mayor (R) Arturo Silva Valdés, jefe de la Unidad Especial de la Dirección de Inteligencia del Ejército, procesado como autor del homicidio del químico de la DINA Eugenio Berríos.
 El mayor (R) Arturo Silva Valdés, quien fuera el jefe de la Unidad Especial de la Dirección de Inteligencia del Ejército (DINE), encargada de sacar al exterior a militares involucrados en violaciones de los derechos humanos a principios de los 90, declaró ayer ante el ministro en visita Claudio Pavez, por el homicidio del coronel Gerardo Huber Olivares, delito conexo al tráfico de armas a Croacia.

Silva Valdés fue por varios años la avanzada de seguridad de Augusto Pinochet en sus viajes al exterior. Está procesado por asociación ilícita como autor del crimen del químico de la DINA Eugenio Berríos y su testimonio se basó en si manejaba información respecto a si Huber sería sacado al exterior como se hizo con otros militares. 

En el expediente del ministro Pavez existen indicios de que Huber planeaba la posibilidad de salir con destino hacia Argentina, aunque el magistrado sólo lo maneja a nivel de hipótesis.

Hay que recordar que Huber desapareció en enero de 1992, en momentos que estaba arraigado por el tráfico ilegal de armas a Croacia, por el ministro Hernán Correa de la Cerda. Su cuerpo fue encontrado en febrero del mismo año en el lecho del río Maipo.

A esa fecha, la Unidad Especial que dirigía Arturo Silva y que mantenía vínculos con el Servicio Secreto Exterior (SSE) del Ejército, había sacado de Chile al capitán Luis Arturo Sanhueza Ross (abril de 1991); al mayor Carlos Herrera Jiménez (septiembre de 1991) y a Eugenio Berríos, en octubre del mismo año.

Si se sigue la lógica judicial de Pavez, al citar a Silva Valdés, debiera también tomar declaración a otros miembros de la Unidad Especial, como los capitanes (R) Jaime Torres Gacitúa y Pablo Rodríguez Márquez, entre otros, aunque todavía no lo ha decretado.

 A esto, entonces, se debió el ánimo del juez de que el ex jefe del SSE, brigadier (R) Maximiliano Ferrer Lima, sea interrogado en su lugar de reclusión.

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015