Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Enzo Claudio Meniconi Lorca

Carabineros - Coronel


20 de Marzo de 2003 La Nacion

Procesan dos ex carabineros por crimen de sacerdote

 El ministro Daniel Calvo sometió a proceso a dos ex carabineros por su participación en el crimen del sacerdote Gerardo Francisco Poblete Fernández, el 21 de octubre de 1973.

El religioso fue detenido, después del golpe militar en Iquique.

Se encargo reo como autor del delito de homicidio calificado al ex coronel de carabineros Gustavo San Martín y en calidad de encubridor Enzo Meniconi.

Mientras el primero permanece detenido en dependencias de carabineros, el segundo permanecerá en su hogar debido a su edad, 73 años, y su estado de salud.

El juez Calvo dijo que el sacerdote "fue detenido sin que existiera orden judicial o motivo que lo justificare" desde el interior del colegio Don Bosco, dependiente de la Congregación Salesiana, junto al seminarista Ricardo Salgado y, ambos, llevados a una dependencia policial.

Añadió que "allí fueron interrogados usando golpes de pies, puños, culatazos y otros elementos contundentes situación que en definitiva en el caso del sacerdote Poblete Fernánez le produjeron la muerte", en tanto Salgado logró sobrevivir

 


20 de Octubre 2003 La Nacion
Con misa recuerdan a sacerdote asesinado
Con la historia del crimen del padre Gerardo Poblete Fernández se puede hacer una película. Su principal argumento, además de las torturas que lo mataron, sería la traición. Pero sobre todo, el ocultamiento de la verdad de su muerte no solo de militares y policías, sino de miembros de su propia congregación.
Fue esto último lo que gatilló que un par de años después de los trágicos acontecimientos, su amigo y seminarista salesiano Ricardo Salgado, detenido y torturado junto a Poblete el 21 de octubre de 1973 en Iquique por Carabineros, abandonara la congregación profundamente decepcionado.
“Con todo lo que vi, se me produjo una fractura con la institucionalidad de la iglesia, más que en la fe”, dijo a La Nación Domingo en marzo pasado, cuando se publicó “La historia escondida del crimen del padre Gerardo Poblete”.
El reportaje remeció a los salesianos. Días después de la publicación, la congregación, por primera vez, se acercó a la familia reconociendo su larga ausencia. Finalmente, hoy los salesianos reivindicarán la memoria del padre Gerardo Poblete en una eucaristía que se efectuará a las 15 horas en el Templo de la Gratitud Nacional, en Alameda con Cumming. A ella asistirá, la congregación en pleno, así como alumnos, padres y apoderados, la familia y amigos. Una pequeña urna contendrá las osamentas del sacerdote, cuyos restos fueron exhumados en abril pasado por orden del ministro Daniel Calvo.
Después de 28 años
Debieron pasar 28 años para que la congregación, en enero de 2001, recién interpusiera una querella por el homicidio de su miembro, patrocinada por el abogado del Fasic, Nelson Caucoto. En octubre de 2002 la familia también se querelló.
El ministro Daniel Calvo comenzó a tomar resoluciones, y procesó a los coroneles (R) Gustavo San Martín Ravanal y Enzo Meniconi Lorca, y a los suboficiales (R) Blas Barraza Quintero y Froilán Mondaca Sáez, todos de Carabineros, como autores y encubridores del crimen. Cuando ocurrió este hecho, el director de la comunidad salesiana de Iquique en 1973, Maximiano Ortúzar Cariola, afirmó que el padre Poblete “murió de un ataque al corazón”.
Incluso el obispo de Iquique en 1973, José del Carmen Valle, escribió una carta a una comisión militar que llegó a esa ciudad a “investigar” las causas de la muerte del sacerdote, donde manifestó la disposición para colaborar en el bien común de Chile.
Días después del asesinato del padre Poblete, el colegio salesiano de Iquique sirvió de centro de espionaje para el Ejército que se instaló a vigilar a la población con prismáticos. El seminarista Salgado fue testigo. Todo está acreditado en el expediente del proceso del ministro Calvo.
 

6 de Noviembre 2007 La Nacion

DDHH: condenan a tres ex carabineros por homicidio de sacerdote salesiano

El ministro Joaquín Billard condenó ayer a tres ex miembros de Carabineros por su responsabilidad en el homicidio del sacerdote salesiano Gerardo Poblete Fernández, ocurrida en Iquique el 21 de octubre de 1973.

En la resolución, el magistrado sentenció a 10 años y un día de prisión efectiva a los sargentos (R) Blas Barraza Quintero y Froilan Mondaca Saez. Ambos en calidad de autores. Mientras que al mayor (R) Enzo Meniconi Lorca le impuso una pena de tres años y un día como encubridor del delito. Este último podrá acceder al beneficio de la libertad vigilada.

El religioso fue detenido por personal de Carabineros en el Colegio Don Bosco, en Iquique, junto al seminarista Ricardo Salgado Torres. Los ex uniformados los condujeron hasta el cuartel policial donde fueron sometidos a apremios físicos que le causaron la muerte al cura.

Viernes 27 de junio de 2008     La Nación

Subió a 10 años condena a oficial (R) de Carabineros en caso Gerardo Poblete

El ministro Iván Elgueta y el abogado integrante de la Octava Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, Carlos López, impidieron que el presidente de la sala, ministro Cornelio Villarroel, aplicara la prescripción del delito a un oficial y dos suboficiales de Carabineros de Iquique, todos en retiro, que el 21 de octubre de 1973 asesinaron en un cuartel policial al sacerdote salesiano Gerardo Poblete Fernández.

Así por dos votos a uno la sala confirmó las condenas que en octubre de 2007 el ministro Joaquín Billard aplicó a los policías.

Con la diferencia que esta nueva resolución transformó al principal culpable, el entonces comisario de la Prefectura de Iquique, Enzo Meniconi Lorca, de encubridor según Billard -aplicándole en 2007 sólo tres años de presidio- en autor de homicidio calificado. Por ello elevó su condena a diez años y un día, lo que significa cumplimiento efectivo de la pena.

Elgueta y López mantuvieron las condenas de diez años como autores del homicidio a los suboficiales Blas Barraza Quinteros y Froilán Mondaca Sáez.

Villarroel, que presidió la sala, defendió su voto absolutorio confirmando su invariable posición a favor de los militares y civiles que cometieron crímenes de lesa humanidad durante la opresión militar, como partidario de la amnistía, la prescripción, y contrario a la tesis del delito de secuestro como ilícito permanente en el caso de los detenidos desaparecidos.

El ministro Villarroel votó siempre a favor de Pinochet, cada vez que éste fue sometido en la Corte de Apelaciones al antejuicio del desafuero en las causas por las que luego fue procesado.

Resta ahora la última instancia en la Corte Suprema, que viene rebajando sustancialmente las condenas a los violadores de derechos humanos por la vía de la casación.

El caso del sacerdote Poblete produjo profundas discrepancias al interior de los salesianos, pues la congregación calló por años la verdadera causa de la muerte del sacerdote y no reivindicó la justicia para el crimen sino hasta 2001, como en marzo de 2003 lo manifestó la hermana de la víctima, Edmee Poblete.

En el ocultamiento de la verdad de la muerte del religioso participó el director de la comunidad salesiana en Iquique a 1973, Maximiano Ortúzar Cariola.

Éste admitió en el proceso y luego lo ratificó en entrevista con LND que "quise salvar el honor de los carabineros y propuse a la policía que dijera que el padre Poblete murió de un ataque al corazón". Fue lo que se informó a la familia y oficialmente a la congregación. "Lo hice porque sentí miedo" dijo Ortúzar.

Pero el general Carlos Forestier, entonces jefe de la VI División de Ejército en Iquique, mejoró la versión: "se murió por lesiones ocasionadas al caer de la pisadera del furgón de Carabineros" dijo en un bando.

 

 

 

 

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015