Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Roberto Alejandro López Rojas

Suboficial de la Armada

Agente de DIRINTA (Dirección de Inteligencia de la Armada)

 

Roberto López Rojas inicio su servicio militar en la marina en 1977, 2 años después, siendo marinero 2do, fue destinado a la Dirección de Inteligencia de la Armada (Dirinta) donde se mantuvo por alrededor de 10 años. Durante ese periodo participó en cursos de inteligencia diseñados e impartido por la Escuela Nacional de inteligencia de la CNI.

López Rojas también cumplió tareas en el Estado Mayor de la Defensa Nacional.

En diciembre de 1985 formo parte del anillo de protección al teniente de la Armada, agente de la DINA, del Comando Conjunto y de Inteligencia Naval, Daniel Guimpert Corvalán, mientras permanecía recluido en la cárcel de San Miguel debido a su su participación en la desaparición de Edras Pinto Arroyo y Reinalda Pereira Plaza, pero los curso de inteligencia y espionaje no le sirvieron de mucho pues fue sorprendido y arrestado mientras fotografiaba desde un vehículo a las personas que ingresaban al recinto penal, incluido al Juez Cerda, quien llevaba la causa y que de inmediato ordeno el arresto del agente de inteligencia Roberto López Rojas.

En abril de 2011, el ex agente ahora Obispo presidente de la Iglesia Evangélica, concedió una entrevista a la agencia EFE en la que confirmó su paso por los organismos de inteligencia y seguridad mencionados y aseguró que no estuvo involucrado en “ningún crimen”, pero dijo sentirse “honrado” de haber cumplido las funciones que se le asignaron como suboficial de la institución naval. Roberto López no aparece involucrado en delitos de lesa humanidad y asegura que no se avergüenza de su pasado.

Preguntado por EFE si no se considera moralmente impedido de encabezar una institución que aboga por la paz y los derechos humanos, tras haber estado en organismos represivos que violaron esos derechos, como la CNI y los servicios de inteligencia de la Armada, expresó que “no”.
“Por el contrario, a mucha honra, me siento orgulloso de haber cumplido mis funciones, pues nunca estuve involucrado en ningún crimen”.

Posteriormente, el ex agente, actual Obispo negó su paso por la CNI, declarando que "Nunca fui agente de la Central Nacional de Informaciones, ni tampoco desempeñé labor alguna en ese organismo", "Más aún, a lo largo de toda mi vida -agregó- jamás he incurrido en acciones atentatorias de la dignidad de la persona humana, que constituyan violaciones a los derechos humanos o sean crímenes de lesa humanidad".

Fuentes: La Nación, Emol.com, Archivo Memoriaviva


La Nación

11 de Abril 2011

Presidente de iglesia evangélica chilena fue agente de Pinochet

El actual presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal, la principal congregación evangélica de Chile, con más de dos millones de fieles, el obispo Roberto López Rojas, fue agente de organismos represivos y de espionaje durante la dictadura de Augusto Pinochet.

Así lo pudo confirmar la agencia Efe a través de documentos de la Marina a los que tuvo acceso y en una entrevista con el obispo, quien aseguró que no estuvo involucrado en “ningún crimen”, pero dijo sentirse “honrado” de haber cumplido las funciones que se le asignaron como suboficial de la institución naval.
López, quien dirige esa iglesia con más de un siglo de presencia en Chile, integró la Central Nacional de Informaciones (CNI), sucesora de la DINA como policía secreta de Pinochet.
En su currículo figuran cursos de perfeccionamiento en la CNI y en la Marina donde también operó como agente de la Dirección de Inteligencia de la Armada (Dirinta), entre ellos de “Inteligencia Naval”, “Capacitación de inteligencia operacional” y “Guerra especial”.

Además, fue agente del Servicio Secreto de la Armada, con operaciones tanto en el ámbito interno como externo de la institución.

Su condición de agente aparece confirmada en el “Oficio Ordinario número 1505/0323/1590 INT”, de la Marina, al que tuvo acceso Efe.

El documento no detalla qué funciones cumplió el obispo en los organismos donde estuvo, pero señala que López también cumplió tareas en el Estado Mayor de la Defensa Nacional.
En entrevista con Efe, Roberto López confirmó su paso por todos los organismos mencionados, aunque al señalársele la necesidad de grabar algunas de sus respuestas, además de tomar notas, se negó y puso como condición la presencia de un abogado, en una nueva reunión, que él convocaría.
Posteriormente el obispo cambió de opinión y no accedió a una nueva entrevista.
Roberto López no aparece involucrado en delitos de lesa humanidad y asegura que no se avergüenza de su pasado.
Preguntado si no se considera moralmente impedido de encabezar una institución que aboga por la paz y los derechos humanos, tras haber estado en organismos represivos que violaron esos derechos, como la CNI y los servicios de inteligencia de la Armada, expresó que “no”.
“Por el contrario, a mucha honra, me siento orgulloso de haber cumplido mis funciones, pues nunca estuve involucrado en ningún crimen”, repuso.
En 1985 el juez Carlos Cerda instruyó la causa “ROL 2-77” en contra de la asociación ilícita criminal “Comando Conjunto”, por el secuestro y desaparición, en 1976, de los militantes comunistas Edras Pinto Arroyo y Reinalda Pereira Plaza.
Según el expediente de este proceso, el 10 de diciembre de 1985 el juez Cerda ordenó detener a una persona que, desde un vehículo, fotografiaba su ingreso y el del testigo Carlos Paredes a la cárcel de San Miguel, donde debía realizar unas diligencias.
Según un oficio redactado por el juez e incorporado al expediente, el detenido dijo llamarse “Roberto Alejandro López Rojas” y aseguró que estaba ahí “para visitar a un amigo que había caído” y que se encontraba detenido.
El juez Cerdas ordenó entonces ingresar a Roberto López al recinto carcelario, para interrogarle e incautarle la máquina fotográfica.
En una declaración judicial prestada ese mismo día, López Rojas reconoció haber sido enviado “a tomar fotos de las personas que entraran al presidio”.
Posteriormente, el 11 de diciembre de 1985, la Armada envió al juez Cerda el oficio número 40-87, en el que informaba de que López fue enviado a la cárcel “a prestar protección al teniente de la Armada Daniel Guimpert Corvalán”.
Este episodio fue confirmado a Efe también por el obispo López, quien permaneció en la Marina entre el 1 de agosto de 1979 y el 15 de julio de 2001.
El teniente Daniel Guimpert fue un triple agente de la DINA, Comando Conjunto e Inteligencia Naval, que actualmente se encuentra procesado por varios crímenes de lesa humanidad.
Testimonios judiciales relativos a los juicios en que está imputado coinciden en que se destacó por su extrema crueldad con los prisioneros.
En 1986 Guimpert figuró en una lista de 40 agentes del Comando Conjunto procesados por el juez Carlos Cerda por el secuestro y desaparición de Edras Pinto y Reinalda Pereira, lista que encabezó el ex integrante de la junta militar, y ex jefe de la Fuerza Aérea (FACh), Gustavo Leigh Guzmán, fallecido años después.
El comando conjunto fue creado en 1975, por iniciativa principalmente de la FACh, y mantuvo frecuentes disputas con la DINA, que fue formada en noviembre de 1973 por Augusto Pinochet, aunque su creación oficial data del 14 de julio de 1974. Fue disuelta el 13 de agosto de 1977 y reemplazada por la CNI.
Al igual que la DINA, el comando conjunto lo integraron todas las ramas de las Fuerzas Armadas, además de las policías civil y uniformada, aunque la participación del Ejército fue menos relevante, porque primaba la integración de agentes de la Fuerza Aérea.


El Ciudadano

12 de Abril 2011

Obispo evangélico Roberto López y sus vínculos con CNI: “Me siento orgulloso de haber cumplido mis funciones”.

Según información publicada por Agencia EFE, el presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal habría participado en la Central Nacional de Inteligencia (CNI) durante el régimen del dictador Augusto Pinochet. Además, cumplió funciones como agente de la Dirección de Inteligencia de la Armada (Dirinta).

Un severo remezón significó la noticia acerca del vínculo del obispo Roberto López Rojas (en la foto celebrando el día de los evangélicos junto a la ex presidenta Bachelet) con servicios de inteligencia nacional. Luego de que el propio líder de la Iglesia Metodista Pentecostal asumiera “a mucha honra” haber cumplido funciones al interior de la CNI y Dirinta, las reacciones no se hicieron esperar.

“Me siento orgulloso de haber cumplido mis funciones, pues nunca estuve involucrado en ningún crimen”, aseguró a Agencia EFE el obispo de una de las iglesias más grandes del país, con alrededor de dos millones de fieles.

En efecto, Roberto López no registra antecedentes por asociación a algunos de los crímenes cometidos por la CNI, organismo al cual habría pertenecido a partir de 1979. Sin embargo, registra su participación en cursos de perfeccionamiento al interior de la Armada, donde también se desempeñó como agente secreto.

López fue detenido en 1985 por el juez Carlos Cerda, en el marco de la investigación “Comando Conjunto”, que indagaba las responsabilidades tras la muerte de Edras Pinto Arroyo y Reinalda Pereira Plaza. Según lo señalado en el expediente, Roberto López Rojas fue sorprendido fotografiando a los testigos del caso desde un vehículo, tras lo cual fue interrogado por Cerda, quien además incautó su cámara fotográfica.

Un día más tarde, la Armada envió un comunicado al juez Carlos Cerda, asegurando que López se encontraba prestando protección al teniente Daniel Guimpert, agente de la Dina, quien es actualmente procesado por diversos crímenes ocurridos en dictadura.

“EN CHILE NO HAY JUSTICIA”

En opinión de la vocera de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD), Gabriela Zúñiga, “lo grave de este caso es que él es un obispo evangélico que pertenece a una iglesia en cuyo fondo ideológico está el bien común, los derechos humanos y el bienestar de la sociedad y él perteneció a una asociación ilícita terrorista, como ha sido determinada por los tribunales de justicia, y además se da el lujo de decir que a mucha honra”.

Zúñiga recalcó que “él dice que no estuvo asociado a ningún crimen, pero si perteneció a esta asociación ilícita terrorista, indudablemente está salpicado por los crímenes más terribles que ha vivido la historia de Chile. No por nada estaba ahí y no por nada dirige ahora la Iglesia Metodista Pentecostal, que es una de las más grandes”.

Por su parte, el diputado Hugo Gutiérrez (PC) manifestó que López “no está a la altura de la misma iglesia, que sin duda ha hecho un aporte moral y ético significativo a la sociedad chilena”. El parlamentario expuso que “una persona que formó parte de la CNI y que, más aún, siguió integrando organismos de seguridad durante la dictadura militar, desarrolla una actividad absolutamente incompatible con lo que hace esta iglesia”.

Por otra parte, Gutiérrez destacó que “como muchas personas que hoy pasan de honorables ciudadanos de la patria, no teníamos información alguna de que quien dirigía una de las iglesia más prestigiadas de la nación fuese un integrante en su tiempo de la CNI”.

Finalmente, la vocera de AFDD reflexionó sobre lo común que se ha vuelto encontrar a ex agentes de aparatos de inteligencia de la dictadura militar en diversos cargos ciudadano, argumentando “hoy día es la Iglesia Evangélica, otro día los encuentras en la Iglesia Católica, en los supermercados o haciendo clases”. Zúñiga agregó que “en definitiva, todo esto se logra producir porque en Chile no hay justicia”.


La Nación

12 de Abril 2011

Caso del pastor CNI: Exigen su salida de la Iglesia Metodista Pentecostal

La Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) y el presidente de la comisión de Derechos Humanos de la Cámara, diputado Hugo Gutiérrez (PC), llamaron a la Iglesia Metodista Pentecostal, la principal congregación evangélica chilena, a sacar de la presidencia del directorio de su organización al ex agente de la Central Nacional de Inteligencia (CNI), Roberto López Rojas.
“Creo que esta iglesia, con mucha ética y moral, va a tomar las medidas necesarias para que López Rojas deje el directorio”, dijo Gutiérrez, apuntando que “la persona que formó parte de la CNI y que, más aún, siguió integrando organismos de seguridad durante la dictadura militar desarrolló una actividad que es totalmente incompatible con lo que desarrolla esta iglesia”.
El parlamentario reconoció la labor espiritual de la iglesia metodista, pero advirtió que tener entre sus filas a quien “perteneció a una organización criminal, sin duda hace que se desprestigie esta iglesia”.
Subrayó que “una de las cosas que más duele es que López Rojas no se arrepiente de haber integrado los organismos de seguridad de la dictadura, sino que por el contrario considera que es un gran honor. Eso da cuenta de que esta persona no tiene la menor conmiseración con sus semejantes y menos puede ser obispo o presidente de esta iglesia”.
El diputado PC, junto a dirigentes de la AFDD hicieron pública una carta a las autoridades de la Iglesia Metodista Pentecostal, donde llaman a “conminar al presidente del directorio, don Roberto López Rojas, a presentar la renuncia a su cargo”.
Recalcan en el documento que “nos provoca una gran molestia que haya personas que en vez de mostrar arrepentimiento, perseveren en reivindicar su participación en grupos represivos de la dictadura que tantas vidas humanas cegaron”.
Por eso apuntan que la presencia de López Rojas en la organización eclesiástica “lo único que hace es enlodar el grandísimo aporte ético y moral que esta Iglesia hace a la sociedad chilena”.
La misiva subraya que “los valores y principios que la iglesia ha sabido sembrar en nuestro país no pueden ensuciarse por una persona que, lejos de repudiar el proceder de la asociación criminal a la que perteneció, reivindica desvergonzadamente su accionar y se enorgullece de haber formado parte de la misma”.
Citación al Senado
En tanto, el presidente de la comisión de derechos humanos del Senado, Mariano Ruiz Esquide (DC), anunció que la instancia analizará el caso de Roberto López.
"Es una noticia muy impactante y al mismo tiempo muy lamentable, porque todas las iglesias son puntos de referencia importante para los derechos humanos como una de las materias más dolorosas que hemos tenido", agregó.
Ruiz Esquide señaló invitarán a la comisión a representantes de las iglesias evangélicas, agrupaciones y a la presidenta del Instituto de Derechos Humanos a la instancia legislativa.


Emol.cl

15 de abril de 2011

Pastor Roberto López niega haber sido un agente de la CNI

El presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal dijo que tampoco participó en acciones que constituyan violaciones a los derechos humanos.

El presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal, Roberto López Rojas, negó hoy que perteneciera a la Central Nacional de Informaciones (CNI) mientras fue un militar activo, como informó un medio de prensa internacional la semana pasada.

"Nunca fui agente de la Central Nacional de Informaciones, ni tampoco desempeñé labor alguna en ese organismo", dijo de manera enfática.

"Más aún, a lo largo de toda mi vida -agregó- jamás he incurrido en acciones atentatorias de la dignidad de la persona humana, que constituyan violaciones a los derechos humanos o sean crímenes de lesa humanidad".

López, quien presiden un culto con más de dos millones de seguidores en Chile, reveló que su padre, tras el fin de la democracia en 1973, fue detenido en forma arbitraria, por ello no tiene afinidad con quienes defienden los delitos cometidos por organismos de inteligencia en el pasado.

"Poco después del golpe de Estado que puso fin a la democracia en Chile en 1973, mi padre fue detenido en forma arbitraria. Era entonces un adolescente de sólo 15 años, por lo que pude conocer, tempranamente, el dolor de los familiares y las víctimas de las violaciones a los derechos humanos", señaló.

Finalmente, el pastor consideró "un agravio doloroso e inmerecido las imputaciones que he recibido en el curso de los últimos días".

Sin embargo, el pastor López reconoció que cuando estuvo en la marina integró las filas de la Dirección de Inteligencia de la Armada (DIRINTA).

"Esa asignación no fue una opción de carácter voluntario, ni frente a la cual pudiera tener un mínimo derecho a considerar alternativas diferentes", sostuvo.


La Nación, 16 de Abril 2011
Obispo evangélico niega haber pertenecido a la CNI

El obispo Roberto López Rojas (al centro) es presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal, la entidad evangélica más grande de Chile, con dos millones de fieles.
El obispo evangélico Roberto López Rojas, presidente de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, negó tajantemente este viernes haber pertenecido a la Central Nacional de Información (CNI), organismo represor de la dictadura de Augusto Pinochet en los años 80 y 90.
López Rojas, acompañado por las más altas autoridades de su iglesia, leyó una declaración en la que señaló que “nunca fui agente de la CNI y tampoco desempeñé labor alguna en ese organismo”. Agregó que jamás cometió violaciones a los derechos humanos.
El obispo explicó que en 1977 ingresó como conscripto a la Armada y que en 1979 inició carrera como marinero 2º. Añadió que el mando lo destinó a la Dirección de Inteligencia de la Armada (Dirinta), donde se desempeñó entre 1979 y 1987 y luego entre 1990 y 1992.
También aclaró que nunca dijo que se sentía orgulloso de haber pertenecido a la CNI, como informó un cable de la agencia EFE. “Lo que manifesté y ahora reitero es que me siento orgulloso de haber pertenecido a la Armada en un período tan complejo de la historia nacional”, indicó.
En cuanto al oficio ordinario que citó la agencia EFE para sindicarlo como ex agente de la CNI, el obispo López afirmó que fue una destinación por un mes y medio a un curso impartido por la escuela de inteligencia de la CNI. “Miles de efectivos de las tres ramas de las FFAA fueron destinados a esta escuela sin que por ello dejaran sus funciones regulares”, añadió.
También reconoció que el ministro Carlos Cerda ordenó detenerlo en 1985, cuando fue sorprendido tomando fotografías en el exterior de la cárcel de San Miguel, donde estaba recluido un ex teniente de la Armada. Sin embargo, el ministro no inició acciones judiciales en su contra. “Fue la única vez que el Alto Mando me ordenó una tarea de ese tipo”, dijo el obispo.
Finalmente, López Rojas se mostró dispuesto a colaborar con las comisiones de Derechos Humanos del Congreso, el Programa de DDHH del Ministerio del Interior y con la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, “cuyo dolor comparto”, concluyó el obispo.


La Nación, 16 de Abril 2011
Líderes de Iglesia Metodista Pentecostal piden salida de López

Representantes de la Iglesia evangélica pidieron este sábado la renuncia del obispo presidente de esa entidad, Roberto López Rojas, a quién se ha vinculado con la Central Nacional de Informaciones (CNI), la policía secreta de la dictadura de Augusto Pinochet.
A través de documentos de la Marina a los que Efe tuvo acceso y en una entrevista con el obispo López Rojas, éste aseguró el pasado lunes que no estuvo involucrado en "ningún crimen", pero dijo sentirse "honrado" de haber cumplido las funciones que se le asignaron como suboficial de la institución naval, aunque el viernes afirmó no haber pertenecido al organismo de seguridad.
Tres miembros de los 11 directores de la Iglesia Metodista Pentecostal de Chile, con más de dos millones de fieles, y dos pastores que dijeron representar a 60 de ellos, pidieron este sábado la renuncia de López Rojas.
"Creemos que el obispo Roberto López debe poner el cargo a disposición para elegir un nuevo presidente", dijeron en una declaración pública los miembros del directorio Eduardo Durán Castro, Ricardo Fierro Carrasco y Daniel Balladares y los pastores Tito Maturana Bravo y Ricardo Fierro Sauterel.
Daños a la Iglesia

"No permitiremos que la actuación de uno de nuestros directores dañe la hermosa labor en pro de nuestro prójimo y nuestra nación", agregaron.

En el currículo de López, quien dirige esa iglesia con más de un siglo de presencia en Chile, figuran cursos de perfeccionamiento en la CNI y en la Marina, donde también operó como agente de la Dirección de Inteligencia de la Armada (Dirinta), entre ellos de "Inteligencia Naval", "Capacitación de inteligencia operacional" y "Guerra especial"
Además, fue agente del Servicio Secreto de la Armada, con operaciones tanto en el ámbito interno como externo de la institución

Su condición de agente aparece confirmada en el "Oficio Ordinario número 1505/0323/1590 INT", de la Marina, al que tuvo acceso Efe.

El documento no detalla qué funciones cumplió el obispo en los organismos donde estuvo, pero señala que López también cumplió tareas en el Estado Mayor de la Defensa Nacional.
"Como iglesia pedimos perdón a los familiares de las víctimas de violaciones a los Derechos Humanos y a los hermanos de nuestro país, por la situación generada por los dichos del obispo Roberto López, que ha causado daño y confusión", sostuvieron los directores de la Iglesia evangélica que piden la renuncia de López.
Programa de DDHH

En tanto, el Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior indagará la participación de López Rojas en organismos represivos y de espionaje durante la dictadura de Pinochet.
Así lo hizo saber a los periodistas la secretaria ejecutiva del programa, Rossy Lama, quien precisó que "el Programa de Derechos Humanos va a indagar todos los antecedentes relativos al obispo Roberto López".
A mediados de semana, el diputado del Partido Comunista (PC) Hugo Gutiérrez y la directiva de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) entregaron una carta al directorio de la Iglesia Metodista Pentecostal para exigir la destitución del obispo.


  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015