Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Mario Ernesto Jahn Barrera

Coronel FACH

Subdirector de la DINA

Chapa: "Luis Gutiérrez"

C.I.: 1.201.629-8

Domicilio: Las Nieves 3681, Depto. 202, Vitacura, Santiago

Falleció en Julio de 2013

Mario Jahn Barrera, coronel de la FACH, segundo hombre en la DINA. Al momento del golpe de Estado, y con el grado de Coronel llegó a "trabajar" a la Direccción de Inteligencia Nacional (DINA). Mario Jahn Barrera jugó un rol preponderante en la Operación Cóndor, entregando personalmente la invitación a la Primera Reunión de Inteligencia Nacional a la que convocó el jefe de la DINA coronel Manuel Contreras Sepúlveda, para formalizar la creación de esta red represiva.
Jahn, en ese entonces Subdirector Exterior de la DINA, según sus propias declaraciones judiciales, es mencionado dos veces en el proceso por falsificación de pasaportes –proceso judicial encaminado a determinar cómo los agentes de la DINA, Michael Townley, Armando Fernández Larios y “Liliana Walker” obtuvieron los pasaportes falsos para viajar al exterior con la misión de asesinar a Orlando Letelier.

A mediados de los 1980s pasa a retiro y es convertido en el director del Museo Aeronáutico y del Espacio, dependiente de la Dirección de Aeronáutica Civil, desde que pasó a retiro a mediados de los años 80. Jahn Barrera fue en los años 70 uno de los jefes de la DINA que, usando el seudónimo de Luis Gutiérrez, se convirtió en el "embajador itinerante" entre los países que conformaron la red de cooperación en labores represivas conocida como "Operación Cóndor", de acuerdo con los antecedentes surgidos de los llamados "archivos del terror" de la dictadura de Alfredo Stroessner y que forman parte de la querella interpuesta en su contra ante el ministro de fuero Juan Guzmán.

El 5 de mayo de 2002, Jahn Barrera fue funado en el frontis del Museo Aeronáutico. Con el tradicional grito "si no hay justicia, hay funa", acompañado de lienzos y tambores, un grupo de treinta personas protestó contra el director del Museo Aeronáutico, Mario Jahn Barrera, recontratado por la FACH tras su retiro de la institución a mediados de los años ´80 y a quien acusaron de cumplir un papel fundamental en la represión ejercida por el régimen de Augusto Pinochet.  El vocero de la Comisión Funa, señaló que Jahn fue subdirector de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y participó activamente en la coordinación del "Plan Cóndor", iniciativa conjunta que en la década del '70 buscaba eliminar a los opositores de los regímenes militares del Cono Sur. Asimismo calificó como "indigno para el país" que se recontratara para dirigir a un museo visitado principalmente por niños a un miembro retirado de la Fach que participó en violaciones a los derechos humanos. La protesta se realizó en el frontis del Museo de Aeronáutica, ubicado en el Camino a Melipilla, que permaneció cerrado al público y con fuerte protección policial.

El 21 de junio de 2010 el juez Alejandro Solís decidió ordenar el procesamiento y la prisión preventiva del coronel en retiro de la FACh Mario Jahn Barrera por violaciones a los Derechos Humanos. Jahn habría participado en el crimen del integrante del MIR Hugo Martínez González, fallecido en 1975 en Villa Grimaldi, en su calidad de director subrogante de la Dirección Nacional de Inteligencia entre febrero y diciembre de ese año.

 


El Mostrador, 5 de Julio de 2000

Coronel (r) Mario Jahn Barrera. Actual director de Museo Aeronáutico fue clave en Operación Cóndor

Según un documento que forma parte de los Archivos del Terror sobre la represión en el Cono Sur durante los regímenes militares, el actual Director del Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio, coronel (r) Mario Jahn Barrera, jugó un rol preponderante en la Operación Cóndor, entregando personalmente la invitación a la Primera Reunión de Inteligencia Nacional a la que convocó el jefe de la DINA chileno, coronel Manuel Contreras Sepúlveda, para formalizar la creación de esta red represiva.

Jahn, en ese entonces Subdirector Exterior de la DINA, según sus propias declaraciones judiciales, es mencionado dos veces en el proceso por falsificación de pasaportes –proceso judicial encaminado a determinar cómo los agentes de la DINA, Michael Townley, Armando Fernández Larios y “Liliana Walker” obtuvieron los pasaportes falsos para viajar al exterior con la misión de asesinar a Letelier.

El propio Jahn fue citado a declarar el 10 de julio de 1978 en el mismo proceso, identificándose en esa fecha como ”Jefe del Departamento de Gobierno Interior del Comité Asesor de la Junta de Gobierno”, y afirmando lo siguiente:  “Cumplí funciones en la ex DINA durante los años 1973, 1974, 1975, cesando en mis funciones en diciembre del último de los años referidos. Durante el año 1974, yo fui el segundo Jefe de DINA y en 1975 pasé a ser el tercero, por haber llegado un Oficial de Marina más antiguo que yo, el Capitán de Navío Rolando García Le Blanc...  ...Puedo señalar al tribunal que viajé a Argentina, Brasil, Panamá y España, así como a Bolivia, Uruguay y Paraguay y también a Guatemala... Todas estas fueron misiones de servicio -muchas de ellas de adquisición de elementos o simplemente de carácter protocolar.”

El coronel (r) Mario Jahn Barrera es actualmente Director del Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio, ubicado en Av. Pedro Aguirre Cerda 5100, Cerrillos. El Mostrador habló con Jahn para solicitarle una entrevista para aclarar su rol en la Operación Cóndor, pero éste se negó, y su respuesta fue la siguiente: “Yo no converso con periodistas ni con nadie sobre política o la Operación Cóndor. No tengo ninguna versión que contarle a nadie y no me interesa hacerlo”.


EN PRISIÓN CORONEL (R) DE LA FACH POR CRIMEN DE MIRISTA

El juez Alejandro Solís procesó al coronel (R) de la FACh Mario Jahn Barrera por el crimen del ex mirista Hugo Martínez González, hecho ocurrido el 1975 en Villa Grimaldi.

El retirado oficial de la FACh, quien quedó en prisión preventiva, ejerció como director subrogante de la DINA cuando el titular, Manuel Contreras, se encontraba fuera del país ejecutando el Plan Cóndor.
“En el caso de Hugo Martínez, la participación de Mario Jahn es muy verídica”, sostuvo Loreto Meza, abogada del Programa de Derechos Humanos del Ministerio del Interior.

El actual Director del Museo Nacional Aeronáutico y del Espacio, coronel (r) Mario Jahn Barrera, jugó un rol preponderante en la Operación Cóndor, entregando personalmente la invitación a la Primera Reunión de Inteligencia Nacional a la que convocó el jefe de la DINA chileno, coronel Manuel Contreras Sepúlveda, para formalizar la creación de esta red represiva.

Jahn, en ese entonces Subdirector Exterior de la DINA, según sus propias declaraciones judiciales, es mencionado dos veces en el proceso por falsificación de pasaportes –proceso judicial encaminado a determinar cómo los agentes de la DINA, Michael Townley, Armando Fernández Larios y “Liliana Walker” obtuvieron los pasaportes falsos para viajar al exterior con la misión de asesinar a Letelier.


Primera Línea, 16 de Abril  2002

Ejército recontrata a oficiales implicados en casos de DD.HH.

Un alto funcionario de gobierno se encontró, hace un tiempo, a boca de jarro con un vehículo que viajaba campante contra el tráfico por la comuna de La Reina. Como llevaba chofer, el funcionario creyó que se trataba de un auto oficial y pensó en las críticas que el hecho podría desatar. Anotó la patente y planeó reprochar a quien fuera el díscolo su mal comportamiento.

Pero el auto no pertenecía a La Moneda, sino al Ejército.

Según una investigación periodística de La Nación, el pasajero anónimo era el brigadier (R) Jaime Lepe Orellana, el ex secretario general del Ejército y mano derecha del general Pinochet, quien ha sido contratado como civil por la institución, a pesar de que pasó a retiro en una tormentosa polémica por su vinculación con el homicidio del español Carmelo Soria, ocurrido en 1976.

La recontratación de Lepe fue confirmada por una alta fuente del Ministerio de Defensa, quien pidió reserva de su identidad.

No es el único caso. La fuente ratificó que en el mismo caso se encuentra el brigadier (R) Miguel Krassnoff Marchenko, procesado por la desaparición de varios presos políticos en Villa Grimaldi.

Lepe Orellana se desempeña como asesor en el Comando de Industria Militar, mientras que Krassnoff es todavía el gerente del Hotel Militar de Oficiales, ubicado en Providencia 1219, aunque actualmente está suspendido pues está detenido por orden judicial en el Comando de Telecomunicaciones desde noviembre del año pasado.

Ante consultas sobre las nuevas funciones de Lepe y Krassnoff, el Ministerio de Defensa reveló el viernes pasado que ambos prestan servicios a contrata y como civiles para la institución.

"Se le ha manifestado al Ejército la inconveniencia de que esta situación se mantenga", dijo la fuente consultada en el Ministerio. "El Ejército expresó comprensión hacia nuestro punto de vista". Por lo tanto, esa repartición espera que se "tomen medidas".

De acuerdo con la fuente consultada la contratación de ambos es legal "pero constituye una incoherencia con el espíritu de colaboración en materia de derechos humanos que el Ejército ha demostrado a través de la mesa de diálogo".

El Departamento de Relaciones Públicas del Ejército declinó entregar información o comentar estos hechos. La práctica de contratar como civiles a los uniformados que jubilan les permite a estos mejorar su pensión con un segundo ingreso.

Nada extraordinario

Según una persona de gran cercanía con Miguel Krassnoff  -quien habla a condición del anonimato- el oficial en retiro espera reintegrarse a su trabajo en el hotel en cuanto se le conceda la libertad provisional que ha solicitado repetidamente al Cuarto Juzgado del Crimen de San Miguel, donde se investiga la desaparición de Manuel Cortés Joo.

Ese expediente acaba de pasar a las manos del ministro de fuero Juan Guzmán. El magistrado también procesó a Krassnoff por la desaparición de varios presos políticos en Villa Grimaldi, pero le concedió el derecho a la libertad provisional.

"Miguel Krassnoff no es el único oficial involucrado en este tipo de casos que presta servicios como civil en el Ejército. Es una situación generalizada", afirma la fuente cercana al militar.

Es común que los uniformados que pasan a retiro por razón del servicio sean recontratados como civiles por su institución y estar vinculado a juicios por violaciones a los derechos humanos no es un impedimento, revela.

"No hay nada cuestionable en ello. No se trata de personas per sé sádicas, fascistas, crueles o como quiera llamárseles. Se trata de oficiales obedientes que cuando ocurrieron estos hechos tenían algo más de 20 años. Ellos sólo cumplieron órdenes y, por lo demás, desarrollaron una carrera impecable. Es normal que el Ejército quiera continuar contando con sus servicios", explica.

Lepe, en tanto, nunca fue procesado, pues el juicio en que se investigaba la muerte de Carmelo Soria fue amnistiado por la Corte Suprema, pero el Presidente Eduardo Frei Ruiz-Tagle vetó su ascenso al cuerpo de generales en 1997, en medio de una agria polémica pública.

Así, el hombre que llevaba la agenda del general Augusto Pinochet, se convirtió en un brigadier sin destinación hasta septiembre del 2000 cuando se acogió a retiro. En esa oportunidad el ministro del Interior, José Miguel Insulza, alabó su partida.

Carmen Soria recordó que según consta en las investigaciones judiciales y en los testimonios de los ex agentes José Ríos San Martin y Michael Townley, Lepe se disfrazó como carabinero para secuestrar a su padre y luego habría participado en las sesiones de tortura que se le practicaron.

"Los exonerados políticos, que no cometieron ningún crimen salvo pensar distinto, no pudieron nunca más trabajar en la administración pública", opina. "Y sin embargo, estas personas que están vinculadas a crímenes atroces, continúan gozando de privilegios a costa de todos los contribuyentes. Es una burla y una atrocidad".

No sólo en el Ejército

Entre los antecedentes surgidos en el proceso por el crimen de Tucapel Jiménez figura que dos ex agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional del Ejército (DINE), Manuel Contreras Donaire y Miguel Letelier Verdugo, prestaban servicios en el Ejército a honorarios hasta que, en virtud del auto de procesamiento que les afecta, quedaron en prisión preventiva.

Según fuentes cercanas a su defensa, sus servicios "eran necesarios pues se trata de personal de inteligencia y servicio secreto. No hay que volar muy alto para suponer que hay cierta información y contactos que se mantienen a pesar de haber salido a retiro". No obstante, la fuente desmiente información extraoficial en cuanto a que continuarían colaborando en forma esporádica desde la reclusión.

De acuerdo con los antecedentes, no sólo en el Ejército personal implicado en acusaciones por violaciones a los derechos humanos ha sido recontratado.

En la Aviación, el ex agente de la DINA, coronel (R) Mario Jahn Barrera, es el director del Museo Aeronáutico y del Espacio, dependiente de la Dirección de Aeronáutica Civil, desde que pasó a retiro a mediados de los años 80. Jahn Barrera fue en los años 70 uno de los jefes de la DINA que, usando el seudónimo de Luis Gutiérrez, se convirtió en el "embajador itinerante" entre los países que conformaron la red de cooperación en labores represivas conocida como "Operación Cóndor", de acuerdo con los antecedentes surgidos de los llamados "archivos del terror" de la dictadura de Alfredo Stroessner y que forman parte de la querella interpuesta en su contra ante el ministro de fuero Juan Guzmán. Barrera no figura, sin embargo, como procesado en esta causa.

Uno de los pilotos de la "Caravana de la muerte", Emilio Robert de la Mahotiere, se desempeña desde 1996 en Seguridad Operacional de la Dirección de Aeronáutica, en un contrato que se le renueva en forma anual. En su caso, si bien su participación como el piloto militar que transportaba al grupo comandado por Sergio Arellano está demostrada en el proceso, el ministro Juan Guzmán no lo consideró merecedor de castigo penal.

El Departamento comunicacional de la Dirección de Aeronáutica respondió que "no entregamos información sobre el detalle de la planta de nu3stra institución".

Fach da explicaciones por recontratación de oficiales implicados en casos de DD.HH.

La Fuerza Aérea de Chile (Fach) respondió esta mañana por distintos cauces que no existe impedimento legal, "ni se puede discriminar" en la recontratación de personal retirado, en respuesta a denuncias de que oficiales implicados en violaciones de Derechos Humanos durante el régimen militar habían vuelto a esa institución.

También sobre este tema, el Ejército declinó referirse sobre los empleos dados los brigadieres (R) Miguel Krassnoff y Jaime Lepe.

Si bien la institución declinó entregar una versión oficial, una alta fuente declaró que "mientras no exista una resolución judicial condenatoria no se puede discriminar a una persona".

A su vez, el Departamento Comunicacional de la Fach aclaró que, uno de los ex oficiales cuestionados, el coronel (R) Mario Jahn Barrera, fue recontratado como director del Museo Aeronáutico y como tal no depende de la Institución directamente, sino que de la Dirección Nacional de Aeronáutica civil.

En tanto, el abogado de la Fach Jorge Balmaceda aclaró que el DFL1 o Estatuto de las Fuerzas Armadas, permite el llamado a servicio activo y la contratación de personal antiguo, por lo que no existe impedimento legal. "El hecho de que se hayan cometido o no delitos, es de carácter personal, por lo que los tribunales de justicia deben pronunciarse a través de un debido proceso de derecho, no por especulación o simples declaraciones", señaló el profesional.

Ejército

El Ejército no hará ningún tipo de referencia al tema sobre la recontratación de personal en retiro que participó en la ex DINA -casos de los brigadieres Miguel Krassnoff y Jaime Lepe- y que estaría involucrado en violaciones a los derechos humanos.

Se informó que se trata de materias ya conocidas y que las autoridades que pueden referirse al tema se encuentra en gira con el comandante en jefe de la institución, teniente general Juan Emilio Cheyre


Primera Línea, 6 de Mayo 2002

Funan a recontratado ex agente de la DINA

Con el tradicional grito "si no hay justicia, hay funa", acompañado de lienzos y tambores, un grupo de treinta personas protestó contra el director del Museo Aeronáutico, Mario Jahn Barrera, recontratado por la FACH tras su retiro de la institución a mediados de los años ´80 y a quien acusaron de cumplir un papel fundamental en la represión ejercida por el régimen de Augusto Pinochet.

El vocero de la Comisión Funa, Alvaro Muñoz, señaló que Jahn fue subdirector de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) y participó activamente en la coordinación del "Plan Cóndor", iniciativa conjunta que en la década del '70 buscaba eliminar a los opositores de los regímenes militares del Cono Sur.

Asimismo calificó como "indigno para el país" que se recontratara para dirigir a un museo visitado principalmente por niños a un miembro retirado de la Fach que participó en violaciones a los derechos humanos.

La protesta se realizó en el frontis del Museo de Aeronáutica, ubicado en el Camino a Melipilla, que ayer permaneció cerrado al público y con fuerte protección policial.

Según un volante entregado en el lugar por la Comisión Funa, en 1973 Jahn formó parte del servicio de inteligencia de la FACH e interrogó y torturó a miembros de la institución que no apoyaron el golpe de Estado.

Además, agrega el volante, en 1975 y por expresa instrucción del director de la DINA, Manuel Contreras, Jahn habría visitado a los jefes de inteligencia de Uruguay, Argentina, Paraguay, Brasil, Bolivia y Perú para invitarlos a participar en el "Plan Cóndor".

Según el Comando Funa, el retirado militar habría cooperado para ocultar en el exterior a ex agentes del régimen militar como Carlos Herrera Jiménez en Argentina; Osvaldo Romo Mena, en Brasil, y Miguel Estay (alias "El Fanta") en Paraguay


Radio Bio Bio, 18 de Junio 2010

Corte de Apelaciones de Santiago y Concepción dictan resoluciones en causas de Derechos Humanos

Dos ministros en visita que investigan procesos por violaciones a los derechos humanos dictaron resoluciones en las causas que instruyen en las jurisdicciones de la Corte de Apelaciones de Concepción y la de Santiago, respectivamente.
En primer lugar el ministro Carlos Aldana, del tribunal de alzada penquista, dictó condena de primera instancia en la investigación por el secuestro calificado de Adán Valdebenito Olavarría, ocurrido a partir del 24 de septiembre de 1974 en la ciudad de Lota.
El magistrado sentenció a Manuel Contreras Sepúlveda a la pena de 541 días y a Orlando Manzo Durán a la pena de 61 días de presidio remitido por su responsabilidad como autor y cómplice del delito de secuestro calificado. En el caso de Contreras Sepúlveda se dio por cumplida por el tiempo que ha permanecido en prisión preventiva.
En tanto, el ministro Alejandro Solís, de la Corte de Apelaciones de Santiago, dictó procesamiento en la investigación por el homicidio calificado de Ramón Martínez González, ocurrido el 13 de enero de 1975, en Santiago.
El magistrado procesó a Manuel Contreras Sepúlveda, Mario Jahn Barrera, Marcelo Moren Brito, Fernando Lauriani Maturana y Miguel Krassnoff Martchenko por su responsabilidad como autores de delito mencionado.
Respecto de los procesados Contreras Sepúlveda, Moren Brito y Krassnoff Martchenko se ordena la prisión preventiva anexa a las condenas que cumplen. En cuanto al procesado Lauiriani Maturana se mantiene el beneficio de la libertad provisional y en cuanto al procesado Jahn Barrera se ordenó su ingreso a prisión preventiva por considerarlo un peligro para la sociedad.


Emol.com, 21 de Junio de 2010

Ministro Solís procesa a ex oficial de la FACh por violaciones a los DD.HH.

Se determinó que Mario Jahn Barrera estuvo a cargo de la DINA al momento de la muerte de Hugo Martínez González.

Hoy el juez Alejandro Solís decidió ordenar el procesamiento y la prisión preventiva del coronel en retiro de la FACh Mario Jahn Barrera por violaciones a los Derechos Humanos. 

Según los antecedentes que maneja el magistrado, Jahn habría participado en el crimen del integrante del MIR Hugo Martínez González, fallecido en 1975 en Villa Grimaldi, en su calidad de director subrogante de la Dirección Nacional de Inteligencia entre febrero y diciembre de ese año.

Pese a que el titular era Manuel Contreras, se pudo establecer que al momento de la muerte de Martínez, éste estaba de gira en Paraguay, Argentina y Brasil, en el marco del Plan Cóndor.

Respecto a la decisión del juez, la abogada del Programa de DD.HH. del Ministerio del Interior,  Loreto Meza, dijo a radio Cooperativa que "la verdad que en el caso de Hugo Martínez, la participación de Mario Jahn es muy verídica. El estaba como director de la DINA subrogante en el momento que Manuel Contreras estuvo fuera del país".

Además de Jahn, se procesó a Contreras, Miguel Krassnoff, Marcelo Moren Brito y Fernando Lauriani, ex miembros de las FF.AA. que ya se encuentran privados de libertad en el Penal Cordillera.


Cambio 21, 09 de junio de 2013

Muere ex subdirector de la tenebrosa DINA coronel (R) Mario Jahn. Fue organizador del Plan Cóndor dirigido a hacer desaparecer personas
|
Cambio21 conoció que en las últimas horas, falleció el coronel retirado de la Fach, Mario Jahn Barrera, que fue el segundo de la DINA, cuando el general (r) Manuel Contreras (el Mamo) era el director de la policía secreta de la dictadura. Jahn había sido procesado el 2010 por el crimen de un dirigente del MIR. Tenía un record: organizó el Plan Cóndor, que unió a las dictaduras latinoamericanas de derecha en contra de las personas que pensaban distinto a esos gobiernos de facto. Cerca de 40 mil personas de Chile, Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay y Bolivia fueron asesinadas o las hicieron desaparecer, producto de este siniestro plan, organizado en nuestro país

Este martes se conoció que el ex subdirector de la DINA, la policía secreta de Pinochet, coronel retirado de la FACH, Mario Jahn Barrera, falleció en el hospital institucional de calle Apoquindo el pasado domingo.

Desde el hospital no se quiso informar la causa de la muerte de Jahn, pero extraoficialmente se señaló que su fallecimiento fue a causa de un problema respiratorio.

El funeral del militar se realizó en el Parque del Recuerdo y su misa se efectuó este martes en la Parroquia Inmaculada Concepción de la comuna de Vitacura.

El tenebroso historial del segundo del Mamo en la DINA 

Mario Jahn Barrera tenía 85 años al momento de su muerte y había egresado de cadete de la FACH en el año 1946. Al momento del golpe de Estado, y con el grado de Coronel llegó a "trabajar" a la Direccción de Inteligencia Nacional, la tenebrosa DINA, que dirigía el también coronel, pero del Ejército, Manuel Contreras Sepúlveda, el Mamo. 

Jahn se acopló rápidamente a ser el segundo de la DINA -incluso, muchas veces subrogó a Contreras, cuando éste fue a "trabajar" al exterior- siendo subdirector de la policía secreta durante los años 73, 74 y 75, los años más cruentos de la represión de la DINA de Pinochet y donde murieron cerca de dos mil 500 chilenos y chilenas a manos de los agentes de esa organización política-militar. 

Cuando se presentó ante los tribunales por los crímenes de derechos humanos, Mario Jahn ratificó su participación en la DINA. Esto dijo textual: “Cumplí funciones en la ex DINA durante los años 1973, 1974, 1975, cesando en mis funciones en diciembre del último de los años referidos. Durante el año 1974, yo fui el segundo Jefe de DINA y en 1975 pasé a ser el tercero, por haber llegado un Oficial de Marina más antiguo que yo, el Capitán de Navío Rolando García Le Blanc..."

Jahn Barrera, usó el seudónimo o chapa de Luis Gutiérrez y se convirtió en el "embajador itinerante" entre los países que conformaron la red de cooperación en labores represivas conocida como "Operación Cóndor", de acuerdo con los antecedentes surgidos de los llamados "archivos del terror" de la dictadura de Alfredo Stroessner, ex presidente paraguayo.

Esta fue la tarea más tenebrosa de Jahn: organizó y coordinó el Plan Cóndor, una organización que unió a las policías secretas de las dictaduras latinoamericanas cuyo motivo fundamental era matar o hacer desaparecer a los opositores a los regímenes de facto que se habían instaurado en Chile, Brasil, Argentina, Bolivia, Paraguay, Uruguay, Guatemala y otras naciones. Datos extraoficiales, señalan que más de 40 mil personas murieron a manos del Plan Cóndor, que singularmente se organizó en Chile.

Es más. Jahn en una gira por los paises con dictaduras  entregó personalmente la invitación a la Primera Reunión de Inteligencia Nacional a la que convocó el entonces jefe de la DINA, coronel Manuel Contreras Sepúlveda, para formalizar la creación de esta red represiva. Esa reunión se realizó en 1974 en Santiago. Fue la cumbre del terror.

Hace un año, el juez Alejandro Solís condenó a 15 años de prisión al jefe de la DINA, Manuel Contreras, y a otros cuatro agentes del organismo por el homicidio calificado del militante del MIR, Ramón Martínez, de 23 años, en 1975. Contreras sumó 278 años de cárcel en condenas ratificadas por la Corte Suprema. Junto a Contreras fueron condenados el ex brigadier Miguel Krasnoff Marchenko (el del homenaje del ex alcalde Labbé) y los ex coroneles Marcelo Moren Brito, Fernando Lauriani Maturana y Mario Jahn Barrera. Según el expediente del caso, Ramón Martínez fue detenido el 6 de enero de 1975 en la vía pública por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional, asesinado en Villa Grimaldi y luego hecho desaparecer. 

Así el largo brazo de la justicia, logró condenar también a Jahn Barrera por delitos de lesa humanidad, situación que no había ocurrido durante más de 20 años.

 


  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015