Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Mario Igualt Pérez

Agente Civil

Miembro del Departamento Exterior de la DINA

Domicilio:  Marcelo T. de Alvear Nº 833, Buenos Aires, República Argentina

El 29.11.2000 fue solicitada su extradición a la República Argentina


Fue encargado de buscar contactos con miembros de la ultraderecha argentina, a quienes pudiera encargárseles matar al general Carlos Prats, para estos efectos recibió en Buenos Aires la suma de 6 mil dólares de manos del coronel Raúl Iturriaga Neumann, Esto sucedió en agosto de 1974 después de la reunión entre Pinochet, Manuel Contreras y Pedro Espinoza. En esta reunión es donde los mandamases de la DINA recibieron la orden de eliminar al General Carlos Prats porque según Pinochet, el se había transformado en un “peligro para Chile” debido al alto prestigio del General en la oficialidad del ejercito.
Posteriormente, y según ex agente Michael Townley, como los argentinos “no tuvieron el valor para matar a Prats”, Contreras “le encargó la misión al jefe del Departamento Exterior de la DINA, coronel Raúl Iturriaga Neumann, para lo cual usó el nombre ficticio de Diego Castro Castañeda, y a Armando Fernández Larios.

Posteriormente en 1978, el agente Igualt Pérez fue detenido en Buenos Aires junto al agente civil de la DINA, Enrique Arancibia Clavel, por espionaje en contra de la dictadura militar Argentina a favor de la Dictadura militar chilena.

Mario Igualt Pérez es primo del coronel Raúl Igualt Ramírez, condenado junto al general Roberto Viaux como autores del asesinato en octubre de 1970 del jefe del Ejército René Schneider.

Fuentes: La Nación, El Mostrador, Archivo Memoriaviva

=============================================================================================================================================================================

lanacion.com.ar, 2 de febrero 2002

Un empresario fue preso por fraude

Creen que estafó por US$ 200 millones

Un empresario chileno, buscado por presuntas estafas por unos 200 millones de dólares a través de la construcción y venta de cementerios privados en su país y en Mendoza, fue detenido por Interpol cuando salía de su departamento de Barrio Norte.

La policía estuvo varios días vigilando el departamento de Mario Igualt Pérez, hasta que lo vio regresar de Uruguay. Finalmente, el lunes aguardó a que saliera de domicilio de Marcelo T. de Alvear al 800 y lo arrestó. Allí el empresario vivía con su esposa y una hija, dijeron fuentes policiales.

Interpol precisó que ubicó a Igualt Pérez porque tenía un DNI de extranjero con su domicilio.

El empresario, según las fuentes policiales consultadas por LA NACIÓN, enfrenta juicios de entidades bancarias que lo acusan de no haber devuelto préstamos otorgados para la compra de cementerios privados a través del grupo Isacruz, del cual sería uno de sus principales socios.

Igualt Pérez construyó 25 cementerios privados por medio del holding Intasan, que compraba las parcelas a la firma Santa Cruz, que era del mismo grupo económico, según dijo la Policía Federal. Estas compras, de acuerdo con las fuentes, se habrían hecho por valores superiores a los de plaza, mediante créditos bancarios.

Los cementerios están situados en Limache, Copiaco y La Calera, en Chile, y uno se ubica en la provincia de Mendoza, llamado Nuestra Señora de Luján. El predio de este último fue comprado en unos 650.000 dólares y vendido por alrededor de 2.400.000 dólares.

La compañía, según la policía, quebró porque existieron maniobras que la privaron de su patrimonio, el que aparece trasladado a terceros en la forma de pago de bienes y servicios sobrevaluados. Estos dineros, según la Policía Federal, terminaron depositados en una cuenta que tendría Igualt Pérez en Suiza. El perjuicio ocasionado por estas maniobras es de unos 200 millones de dólares.

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

La Nación, 2 de Enero 2005

Mortalmente requerido
Próximamente la justicia se pronunciará sobre el procesamiento en el caso de la quiebra de los cementerios Isacruz, una de las peores estafas de nuestra historia financiera. La causa tiene un inculpado particular:
el ex agente de la DINA Mario Igualt Pérez, actualmente prófugo en Buenos Aires, vinculado al Caso Prats y con una amplia red de amigos en los círculos empresariales. Un juicio por partida doble.

Mario Igualt Pérez bordea los 75 años. A estas alturas sus vecinos de la calle Alvear 833, al norte de Buenos Aires, lo ven como un anciano afable que recorre las avenidas y riega las plantas cada vez que puede, ya que su delicado estado de salud, con bypass incluido, le impide otros menesteres. Ésta es una de las razones por las cuales la justicia argentina no ha podido actuar con rapidez para extraditarlo a Chile. Igualt Pérez es requerido por los tribunales chilenos desde 1998, debido a su protagonismo en una de las mayores quiebras empresariales de la historia económica de Chile: cementerios Isacruz.

Un proceso por quiebra fraudulenta que lleva nueve años radicado en el Sexto Juzgado del Crimen de Santiago y que busca castigar a los que fueron cómplices de un negocio estrella a principios de los ’90, que en su momento se derrumbó con 200 millones de dólares a cuestas, arrastrando algunos grandes como Citibank, Banco Edwards y Banco del Desarrollo.

El ex agente, quien se fugó del país dos años después de declarada la quiebra, es un hombre profundamente religioso, de misa diaria y con acceso a obispos como Jorge Medina. Pero el cardenal no era el único santo en la corte que tenía.

Secretos y fortuna

En 1978 fue detenido en Argentina, acusado de espionaje, junto al principal inculpado del asesinato del general Carlos Prats, Enrique Arancibia Clavel.

Como consta en los archivos de la justicia federal argentina, alojó en su departamento al norte de la ciudad de Buenos Aires a unos conspicuos visitantes que le solicitaban “tareas”, entre ellos el mayor del Ejército Eduardo Iturriaga Neumann. Demasiados secretos lo rondaban, dicen sus cercanos, para alguien que tenía una fortuna que nadie sabía cómo había adquirido. Fortuna que mantenía muy bien guardada en su cuenta del Credit Suisse.

“Es un tipo muy encantador, muy halagador, que buscaba caer bien a todo el mundo y casi siempre conseguía todo lo que quería”, señalan algunos de quienes participaron en sus innumerables negocios.

El agente

Igualt Pérez era un funcionario más en el Departamento de Vialidad del Ministerio de Obras Públicas durante el gobierno de Eduardo Frei Montalva, en la década de los ’60.

En esos tiempos viajaba habitualmente al extranjero, principalmente a Uruguay y Argentina, donde terminó radicándose un par de años.

Mientras en Chile, su primo directo, el coronel Raúl Igualt era acusado de conspirar junto al general Roberto Viaux en el asesinato del general René Schneider. Viaux era casado con Delia Igualt, también prima directa del ex agente.

Después del 11 de septiembre de 1973, Igualt comienza a hacerse de una pequeña fortuna dedicándose a las finanzas: gestionaba créditos y obtenía comisiones.

En una de sus declaraciones a la justicia argentina indica que su viaje a Europa en 1975 era para estos fines, aunque tiempo después declararía que en ese entonces su amigo Eduardo Iturriaga Neumann, le había solicitado contactar a algunos “personajes” relacionados con la ultraderecha alemana.

En sus constantes idas y venidas, Igualt realiza una visita especial a otro amigo: el general Manuel Contreras. A él le propone crear una empresa que represente a Codelco, idea que le gustó mucho a Contreras, pues las arcas de la DINA enfrentaban serias dificultades.

Contreras no se demoró en hacer los contactos con el Ministerio de Minería. Sin embargo, el “negocio no prosperó”, según declara el entonces acusado de espionaje en Argentina.

En los convulsionados ’70, Igualt no perdía el tiempo como informante, reuniéndose en su departamento en Buenos Aires con “connacionales anticomunistas”, como él mismo les denominó, entre los cuales se encontraba el también agente Renato Maino e Iturriaga Neumann, a quienes alojó en su casa durante dos días. Igualt contacta a ambos con un personaje de apellido Luna, vinculado a la ultraderecha argentina.

“Podemos prever que estos hechos corresponden al primer intento de asesinar al general Prats y su señora, el cual se frustró”, rememora el abogado de derechos humanos, Hernán Quezada.

Para oficiar de intermediario de los peces gordos de la DINA y la ultraderecha trasandina, a Igualt le entregaron dos identidades falsas, una de las cuales era la de Alfonso Garrido Montt, la misma con la que fue apresado en 1978.

Debido a la mediación del Vaticano y al canje de presos entre Chile y Argentina, todos los inculpados en el caso espionaje fueron indultados en 1981. Algunos de ellos se quedaron en Buenos Aires, y otros, como Igualt, se trasladaron a Uruguay, aunque éste siempre mantuvo su residencia en la ciudad bonaerense. Desde ese año, no se tuvo noticias del ex agente, pero su red continuó operando.

El pillo

Su regreso a Chile en la década de los ’90 vino de la mano de nuevos socios. Los empresarios Francisco y Carlos Urenda, a quienes conocía de sus tiempos del MOP, lo contactaron con el otro inculpado en la quiebra de Isacruz, Manuel Sánchez Carril, quien tenía amplia experiencia en la operación de cementerios. Fue el mismo Francisco Urenda, quien le sugirió armar una cadena de cementerios en Chile, cuya sociedad tuvo como nombre “Intangibles Santa Cruz”, tal como lo cuenta el mismo Igualt en el expediente del caso. De ahí en adelante, el agente hizo y deshizo desde la cabeza del directorio, comprando nuevos terrenos, acciones y sociedades que fueron aumentando su capital (leer recuadro).

Todo bien, hasta que estalló el escándalo y la declaración de quiebra en marzo de 1996. Desde entonces, Igualt Pérez fue citado a declarar por las múltiples denuncias y querellas en su contra,

Ese mismo año, el abogado Quezada, sin tener conocimiento de las redes empresariales del ex agente, tiene un reencuentro con él en el Primer Juzgado del Crimen de Santiago, donde le aplica un cuestionario. Con éste intenta corroborar sus declaraciones realizadas en Buenos Aires, a fines de los ‘70, donde aseguraba haber alojado a Arancibia Clavel e Iturriaga Neumann en su departamento, como asimismo la prestación de servicios para la DINA.

“Tuvimos un encuentro algo distendido. Quiso adularme con coincidencias de apellido, ya que yo soy Quezada Cabrera; entonces él me dijo muy simpático antes de empezar la declaración: ‘tal vez seamos parientes cercanos porque mi madre era Pérez Cabrera’. De inmediato me di cuenta que Igualt era un pillo”, recuerda el profesional.

En dicho cuestionario, negó todo vínculo con el caso Prats. Si bien admitió conocer a Arancibia Clavel, indicó que nunca mantuvo una relación más allá, descartando incluso haber sido detenido por el caso espionaje en 1978.

En febrero de 1998, el ex agente hace sus maletas y sale del país en medio del proceso Isacruz. Dos años después, la justicia chilena solicitó su detención preventiva y extradición por el caso Isacruz y la Interpol lo aprehende recién en el 2002 en su domicilio de Buenos Aires. Según informaciones de los tribunales argentinos, el prófugo se negó a declarar, alegando desconocimiento de las acusaciones. No obstante, invocando razones de humanidad por su deteriorado estado de salud (hipertensión, dilatación coronaria, bypass existente, tensión emocional, etc.) y por las continuas apelaciones de sus abogados, el proceso se ha dilatado. Más engorroso se hizo todo, cuando uno de los profesionales que lo defendía fallece de cáncer este año.

Hoy, el expediente se encuentra con solicitud de anulación por reiteradas dolencias de Igualt. Y el abogado Quezada estudia solicitar a los tribunales argentinos una nueva citación para que Mario Igualt declare por el caso Prats.

“Como está en Argentina en estos momentos y la jueza Maria Servini de Cubría mantiene abierto el caso, podría hacerlo comparecer en su tribunal. Si es extraditado, también el ministro Alejandro Solís podría citarlo a declarar, por el conocimiento que pudo haber tenido del atentado al general Carlos Prats y su señora”, indica.

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Economia.terra.cl, 10 de Marzo de 2003 

EL FÚNEBRE NEGOCIO DE ISACRUZ

SANTIAGO, marzo 11.- Este es un caso que si bien data de la década pasada sólo este año tuvo a su principal responsable, el empresario Mario Igualt, enfrente de la justicia para que respondiera a las acusaciones como responsable de la quiebra fraudulenta de la cadena de 19 cementerios-parque Isacruz, que involucra deudas impagas por cerca de US$ 50 millones, aunque para algunos los montos totales bordean los US$ 200 millones.

Aunque el delito ocurrió en marzo de 1996, sólo en diciembre de 1998 la Corte de Apelaciones de Santiago sometió a proceso y prisión preventiva a los querellados Mario Igualt Pérez y Manuel Sánchez Carril (gerente de Isacruz y socio de empresario) en calidad de autores de quiebra fraudulenta. Pero entonces hacía meses que ya nadie sabía su paradero exacto. 
Mario Igualt, fue detenido en Argentina tras ingresar a ese país desde Uruguay. El empresario junto a Manuel Sánchez eran los administradores y dueños de Isacruz, compañía que en marzo de 1996 declaró la quiebra de la sociedad (dividida en Intangibles Santa Cruz, Administradora Santa Cruz e Inmobiliaria Santa Cruz), luego de que dejara de pagar deudas con el sistema financiero por cerca de US$ 200 millones. 
 

EN LA ACTUALIDAD

El caso causó revuelo en el mundo de los negocios por la diversidad de entidades financieras afectadas, el monto involucrado y las características de estafa que envolvía. Procesados ambos imputados por su responsabilidad en la presunta quiebra fraudulenta, todavía no se han aclarado todas las responsabilidades civiles y penales del caso. 

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Los andes.com.ar,  2 de febrero 2002

Detuvieron a empresario chileno por estafas en su país y Argentina

Era propietario de cementerios privados y aquí en Mendoza tendría un emprendimiento.

Un empresario chileno, que llegó a ser propietario de 22 cementerios privados en Chile y Argentina, fue detenido en pleno centro porteño acusado de realizar maniobras defraudatorias en los dos países por una suma estimada en 200 millones de dólares. La información señala que también tendría un emprendimiento similar en el departamento de Luján, pero autoridades de esa comuna ignoraron tal instalación.

Interpol de Argentina apresó a Mario Igualt Pérez, chileno, de 70 años, frente a su domicilio ubicado en Marcelo T. de Alvear al 800, luego de tratar de ubicarlo por varios meses por orden del juez Federal Sergio Gabriel Torres.

El juez Torres, ante la posibilidad de que Pérez se hubiera escapado hacia su país, había solicitado a la justicia de Chile la extradición del empresario en una causa caratulada "Quiebra fraudulenta".

Igualt Pérez construyó 21 cementerios en Chile y había expandido su negocio a la Argentina, aquí en nuestra provincia donde quedó a medio hacer el cementerio Nuestra Señora de Luján.

La maniobra fraudulenta consistía en fundar diversas empresas que se vendían entre ellas a precios sobrevalorados, terrenos, otros bienes y servicios.

También constituyó la empresa Intasan a la que atrajo numerosos inversores, mayoritariamente chilenos, deseosos de participar del negocio de los cementerios privados, que aparentaba les iba a dejar jugosos dividendos.

También Intasan, que tenía sede en Chile y Argentina tenía gran cantidad de acreedores, generalmente bancos y financieras que no dudaron en darle crédito a la empresa en "atención de lo bien que funcionaba" y el respaldo de los inversores y los mismos inmuebles que adquirió o iba a comprar.

Porque Intasan presentaba a las instituciones financieras, de las que recibía abultados créditos, cartas intenciones de adquisición de tierras, que después no las compraba.

Es decir que los créditos perdían de entrada la garantía fundamental que eran los bienes inmuebles que supuestamente iban a ingresar a su patrimonio, pero en realidad nunca llegaron a integrar su activo.

Igualt Pérez creó, entre otras, la inmobiliaria Santa Cruz, que compró en Mendoza terrenos para cementerios por valor de 650 mil dólares y se los revendió a Intasan por dos millones 400 mil pesos, lo cual ejemplifica la sobrevaloración que producía el empresario en las operaciones de compra-venta entre sus propias empresas.

De igual forma sobrevaloró artificialmente el pago de bienes y servicios que hizo Intasan, que aparentemente iban a terceras empresas, pero que la investigación determinó pertenecían al propio Pérez.

"Esa sangría de dinero, inflado fraudulentamente", explicó la fuente, terminó por llevar a la quiebra a Intasan, con el consiguiente perjuicio para inversores y acreedores, pero que tuvieron un beneficiario, Pérez, el creador de esas maniobras.

El fraude causó gran revuelo en Chile, donde están la mayoría de los perjudicados entre bancos, financieras y particulares inversores.

Interpol de Argentina dio cuenta a su similar con asiento en Santiago de Chile de los plazos previstos para que el juez Torres sea munido de la documentación necesaria y proceda en caso de que corresponda a extraditar al fraudulento empresario a su país, donde se habría originado la estafa.

En tanto, Igualt Pérez está detenido en la alcaidía de la Dirección General de Terrorismo Internacional y Delitos Complejos. 

Consultadas fuentes del municipio de Luján, desconocieron que en ese departamento se esté instalando el cementerio Nuestra Señora de Luján, como señala la información proveniente de Capital. Agencia Télam.

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

 

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015