Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Osvaldo Francisco Harnish Salazar

Prefecto de Investigaciones

Domicilio: La Serena 60, Puerto Montt.

                 Buin 547, casa 10, Puerto Montt

Osvaldo Francisco Harnish Salazar participó en la desaparición de Rudy Cárcamo Ruiz, quien fue detenido en horas de la noche del 27 de noviembre de 1974, sin existir orden judicial o administrativa. Fue condenado a 541 días de presidio con el beneficio de remisión condicional.

Harnish Salazar pertenecía al Departamento de Inteligencia del Estado Mayor de la Segunda Zona Naval, unidad de inteligencia denominada Ancla Dos o A 2, que funcionó en recintos de la Base Naval de Talcahuano, lugar donde los detenidos eran sometidos a violentas sesiones de tortura por el personal de la citada unidad de inteligencia,

El jefe del Departamento de Inteligencia de la Armada (Ancla Dos), era el capitán de fragata Hugo Nelson González D’Arcangeli, los ayudantes del jefe del Departamento de Inteligencia eran el teniente de mar Víctor Ernesto Donoso Barrera; el capitán de Carabineros Conrado Alfredo Sesnic Guerricabeitia; el inspector del ex Servicio de Investigaciones, actual PDI, Osvaldo Francisco Harnish Salazar y el teniente segundo de la Armada José Raúl Cáceres González.

En las dependencias de la Base Naval de Talcahuano asesinaron además de Rudy Cárcamo, a la ciudadana brasileña Jane Vanini, quien fuera secretaria de la revista Punto Final y ultimada en diciembre de 1974 y al alcalde socialista de Cañete Elías Jana Santibáñez, en febrero de 1975. En septiembre del año 1975, asesinaron en Lota a Oscar Arros, cuando lo conducían desde el fuerte El Morro para obligarlo a delatar a sus compañeros, a lo que su negación le costó la muerte.

Fuentes: poderjudicial.cl, cooperativa.cl, Archivo Memoriaviva.


La Corte de Apelaciones de Concepción dictó sentencia de segunda instancia en la investigación por el secuestro calificado de Rudy Cárcamo, ilícito ocurrido a partir del 27 de noviembre de 1974, en la comuna de Talcahuano.

En fallo unánime (causa rol 172-2010), los ministros Freddy Vásquez, Hadolf Ascencio y el abogado integrante Jorge Bécar ratificaron la sentencia del ministro en visita Carlos Aldana Fuentes, quien determinó las siguientes penas:
-Hugo González D’Arcangeli: 541 días de presidio. Se concedió beneficio de remisión condicional;
-Víctor Donoso Barrera: 541 días de presidio. Se concedió beneficio de remisión condicional;
-Conrado Sesnic Guerricabeitía: 541 días de presidio. Se concedió beneficio de remisión condicional;
-Osvaldo Hannish Salazar: 541 días de presidio. Se concedió beneficio de remisión condicional.
-José Cáceres González: 541 días de presidio. Se concedió beneficio de remisión condicional.

En ambos fallos se establece que “Rudy Cárcamo Ruiz fue detenido en horas de la noche del 27 de noviembre de 1974, sin existir orden judicial o administrativa correspondiente, en su domicilio ubicado en calle 6, N° 262, Población Leonor Mascayano, Talcahuano, por personal civil pertenecientes a las Fuerzas Armadas y traspasados al Departamento de Inteligencia del Estado Mayor de la Segunda Zona Naval, unidad de inteligencia denominada Ancla 2 o A 2, que funcionó en recintos de la Base Naval de Talcahuano, lugar donde el detenido fue sometido a interrogatorios y apremios ilegítimos por personal de la citada unidad de inteligencia, ignorándose desde esa fecha toda noticia sobre su paradero o su existencia”.


Cooperativa.cl  23/02/2006

El ex uniformado, que formaba parte del comando Ancla Dos, es el quinto en ser encausado por violación a derechos humanos de un miembro del MIR.

El ministro en visita Carlos Aldana sometió a proceso al capitán de la Armada y oficial en retiro José Cáceres González por secuestro calificado del mirista e integrante del Grupo de Amigos Personales de Salvador Allende (GAP), Rudy Cárcamo Ruiz, desaparecido desde noviembre de 1974.

Cáceres es el quinto componente del comando Ancla Dos que es inculpado en casos de violación a los derechos humanos de los agentes de seguridad cercanos al ex presidente Allende.

El magistrado se convenció de que el oficial en retiro tuvo participación en los hechos luego de la reconstrucción de escena el martes 21 de febrero, donde se revivió lo acontecido cuando se presume el joven mirista murió a causa de torturas al interior de la base naval Talcahuano.

El capitán en retiro de la Armada Cáceres se une a la nómina de ex uniformados inculpados por esta causa en los que se registran el capitán (r) de la Armada Hugo Nelson González Darcangelis; el teniente (r) de la Armada Víctor Donoso Barrera; el ex detective Osvaldo Harnisch Salazar y el coronel (r) de Carabineros Conrado Scesnic

Agencias, 15 de septiembre de 2005,

En Concepción, el juez Carlos Aldana sometió a proceso y ordenó la detención preventiva de cuatro ex agentes de seguridad del régimen militar, involucrados en la desaparición forzada del obrero penquista Rudy Cárcamo Ruiz, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). 

Los encausados son José Cáceres González, capitán en retiro de la Armada; Hugo González D’angeli, capitán (r) de la Armada; Conrado Cesnic Guerricabeitia, coronel (r) de Carabineros y Osvaldo Harnich Salazar, detective en retiro. 

Los cuatro inculpados por el secuestro calificado del opositor a la dictadura militar quedaron detenidos, por orden de Aldana, en cuarteles de sus respectivas instituciones. 

Rudy Cárcamo Ruiz fue detenido por civiles armados en noviembre de 1974, quienes lo trasladaron hasta una base naval de Talcahuano donde fue visto por última vez, según el relato de otros presos que salvaron con vida. 

Tras la detención de Cárcamo, su familia interpuso un recurso de amparo, pero su arresto fue negado por las autoridades militares de la zona, lo que dio origen a una batalla judicial que concluyó el 30 de mayo de 1979, cuando la Corte de Apelaciones de Santiago sobreseyó el expediente, por no encontrarse acreditada la existencia de un delito. 

La abogada Nelly Navarro, del programa de derechos humanos del Ministerio del Interior, indicó que ahora lo importante es determinar el paradero del mirista, pues hay "indicios contradictorios" sobre su suerte. 

La jurista explicó que mientras algunos testimonios indican que fue asesinado e inhumado ilegalmente en la Octava Región, según una lista que dio a conocer el general (r) Manuel Contreras, ex jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), Cárcamo fue lanzado al mar. 


Punto Final, 8 de junio, 2012

Oficiales asesinos van a la cárcel

La Corte Suprema confirmó, el 24 de mayo, la condena al comando operativo del Centro de Inteligencia Regional, Cire, por el secuestro y desaparición forzada del militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) Rudy Cárcamo Ruiz. Rudy Cárcamo fue secuestrado desde su hogar en Talcahuano la noche del 27 de noviembre de 1974 y recluido en la Base Naval de Talcahuano. Allí fue torturado hasta la muerte en los camarines, utilizados como calabozos, del estadio Francisco Acosta, del complejo deportivo de la Base Naval, contiguo al gimnasio techado y al acceso al astillero de Asmar.
Los condenados a 5 años y 1 día de presidio son el jefe del Departamento de Inteligencia de la Armada (Ancla Dos), capitán de fragata Hugo Nelson González D’Arcangeli; el ayudante del jefe del Departamento de Inteligencia, teniente de mar Víctor Ernesto Donoso Barrera; el capitán de Carabineros Conrado Alfredo Sesnic Guerricabeitia; el inspector del ex Servicio de Investigaciones, actual PDI, Osvaldo Francisco Harnish Salazar y, finalmente, el teniente segundo de la Armada José Raúl Cáceres González. Todas las condenas son sin beneficios, es decir, deberán cumplir las penas de presidio en forma efectiva. Fueron condenados, además, a las penas accesorias de inhabilitación absoluta y perpetua para cargos y oficios públicos y derechos políticos. Los grados militares y policiales mencionados son los que tenían a la fecha del secuestro. Por sus servicios represivos alcanzaron luego altos grados en sus instituciones.
En Concepción, tanto el ministro instructor, Carlos Aldana, como la Corte de Apelaciones, los habían condenado a 541 días de reclusión, con el beneficio de remisión de la pena, es decir, la cumplirían en prisión sólo en el caso que cometieran un nuevo delito. En resumen, una sentencia irrisoria, en los hechos impunidad judicial para los criminales. La Corte Suprema, sin embargo, en fallo dividido, elevó la condena a cinco años y un día de presidio efectivo y a la inhabilitación a perpetuidad de sus derechos políticos. El ministro Milton Juica estuvo por elevarlas a diez años y un día, en atención a la naturaleza y gravedad del ilícito investigado, en tanto que el ministro Hugo Dolmestch estuvo por mantener las penas de primera instancia de 541 días, remitidas.

EXTENSIONES DE LA DINA
Los Centros de Inteligencia Regional fueron creados en 1974 a lo largo del país, y funcionaron en aquellos lugares a los que no llegaba la DINA, pero actuaban en coordinación con ella. Los integraban los departamentos de inteligencia de las distintas ramas de las Fuerzas Armadas, Carabineros e Investigaciones. En Concepción tuvo sus dependencias clandestinas en el tercer piso de la esquina de Barros Arana con el pasaje Portales, en los altos de la que fuera la Rotisería Pujol, actual Banco Santander. Su comandante fue siempre un teniente coronel de ejército, y su comando operativo lo integraban los actualmente condenados y el capitán de Carabineros Sergio Arévalo Cid, todos ellos en calidad de jefes de un numeroso contingente de marinos, infantes de marina, suboficiales y tropa del ejército, carabineros y detectives. 
Desde su creación en 1974 el Cire de Concepción -conocido como Ancla 2- tuvo un campo de prisioneros en el complejo deportivo de la Base Naval de Talcahuano, en donde funcionó hasta mediados de 1975, oportunidad en que fue trasladado a las antiguas dependencias del fuerte El Morro, contiguo al estadio El Morro de avenida Blanco Encalada. En este último lugar permaneció hasta 1982, aproximadamente.
En sus dependencias de la Base Naval de Talcahuano asesinaron, además de Rudy Cárcamo, a la internacionalista brasileña Jane Vanini, en diciembre de 1974, y al alcalde socialista de Cañete Elías Jana Santibáñez, en febrero de 1975, (Jane Vanini fue secretaria de Punto Final). En septiembre de ese año asesinaron en Lota a Oscar Arros, cuando lo conducían desde el fuerte El Morro para obligarlo a delatar a sus compañeros de esa ciudad, a lo que se negó. En coordinación con la Dina asesinaron en Santiago a Eulogio Fritz Monsalves, en febrero de 1975, quien había asumido la jefatura regional del MIR en septiembre de 1973.
Cientos de prisioneros políticos fueron secuestrados por agentes de este organismo represivo y torturados tanto en el estadio Francisco Acosta, de la Base Naval, como en el fuerte El Morro. La casi totalidad de ellos eran militantes del MIR, quienes se habían organizado para resistir la dictadura militar desde el momento mismo del golpe de Estado en 1973.
La imposición de la pena accesoria a todos los condenados, de inhabilitación perpetua para cargos públicos y derechos políticos, los pone al margen de la sociedad. Han sido despojados de su calidad de ciudadanos, la sanción máxima en el orden político y social de nuestra patria.

EL CASO RUDY CARCAMO 
Rudy Cárcamo Ruiz, casado, un hijo, obrero militante del MIR, fue detenido el 27 de noviembre de 1974, alrededor de las 22:00 horas. Cárcamo vivía en casa de sus suegros, los que presenciaron, junto a su cónyuge -Lilian Alegría Erices-, el arresto. Se presentaron tres sujetos de civil, armados con metralletas, que se identificaron como policías. Luego de preguntar por el afectado procedieron a llevárselo, señalando que lo conducían al cuartel de Investigaciones. Sin embargo, fue conducido de inmediato a la Base Naval de Talcahuano, donde, esa misma noche, otro detenido, Jaime Oehninger Gatica, debió identificarlo.
En la Base Naval, fue instalado en el gimnasio, aislado en una pieza. Según testimonio de Luis Enrique Peebles, que estuvo prisionero en el mismo recinto en diciembre de ese año, a los detenidos les asignaban un número por el que eran llamados. El estaba en el gimnasio en una pieza y en el cuarto contiguo se encontraba el prisionero N°105, aislado del resto. Según le contó Jaime Oehninger, este detenido era Rudy Cárcamo. Peebles fue sacado el 24 de diciembre de 1974 y al regresar el día 31 del mismo mes, ya no sintió más ruidos en la pieza contigua y cuando el relevo de la guardia pasaba lista, no se voceó más al Nº 105. Otro de los detenidos que vio a Cárcamo en la Base Naval fue Sergio Armando Medina Viveros.
Con anterioridad, el 16 de octubre de 1973, Rudy Cárcamo fue detenido en su domicilio de entonces, población Lenin de Talcahuano, donde era activo participante en actividades poblacionales. En esta detención fue llevado a la Isla Quiriquina y después, al gimnasio de la Base Naval de Talcahuano, donde permaneció hasta el 21 de julio de 1974, cuando fue dejado en libertad sin que se le sometiera a proceso. Entonces se fue a vivir a casa de sus suegros, desde donde fue detenido tres meses después.


Noticias.terra.cl, 25 de mayo de 2012

Corte cambia jurisprudencia y elimina beneficio de la media prescripción en causas de DD.HH.

La Sala Penal de la Corte Suprema al dictar sentencia definitiva en la investigación por el secuestro calificado de Rudy Cárcamo Ruiz, ocurrido en Talcahuano el 27 de septiembre de 1974 cambió la jurisprudencia que había adoptado hace cuatro años y eliminó el beneficio de la media prescripción para rebajar las penas a los responsables de las violaciones a los derechos humanos durante el régimen militar.

En fallo unánime, los ministros Milton Juica, Hugo Dolmestch, Carlos Künsemüller, Haroldo Brito y el abogado integrante Luis Bates, determinaron que cinco responsables de este crimen de lesa humanidad deben cumplir las penas señaladas en la cárcel y no de forma remitida o en libertad vigilada como lo habían adoptado en votación dividida en los últimos años.

En este caso en específico, las penas por la desaparición de Rudy Cárcamo quedaron en cinco años y un día, sin beneficios para Hugo Nelson González D'Arcangeli, Víctor Ernesto Donoso Barrera, Conrado Alfredo Sesnic Guerricabeitia, Osvaldo Francisco Harnish Salazar, y José Raúl Cáceres González.

En primera instancia y la Corte de Apelaciones de Concepción habían determinado penas de 541 días con el beneficio de la remisión condicional de la pena para cada uno de los condenados.

Rudy Cárcamo Ruiz estaba casado y tenía un hijo al momento de su detención. Era obrero, militante del MIR, y fue detenido el día 27 de noviembre de 1974, alrededor de las 22:00 horas, cuando se presentaron en su domicilio tres sujetos de civil, armados con metralletas y que se identificaron como policías.

Luego de preguntar por el afectado procedieron a llevárselo, señalando que lo conducían al Cuartel de Investigaciones. Sin embargo, esto no era efectivo, ya que se supo que fue conducido de inmediato a la Base Naval de Talcahuano, donde, esa misma noche, otro detenido, Jaime Oehninger Gatica, debió identificarlo, fecha desde la cual permanece desaparecido.

Todas las gestiones realizadas por su familia no dieron resultado positivo, aún cuando su suegro había trabajado en la Base Naval.


 

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015