Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Fernando Gómez Segovia

Coronel de Ejercito

Agente DINA, Jefe de la Brigada Sur

Alias en Colonia Dignidad: Doctor Gurmir

C.I.: 2.259.705-1

Domicilio: Torreblanca 2772, San Javier, Linares

El Coronel Gómez Segovia sale egresado de la Escuela Militar en 1958 como oficial de infantería y que en 1970 hizo un curso en radio, televisión y electrónica (Telecomunicaciones). También tiene en su currículum un curso de administración de personal en la Academia de Guerra. Más tarde realizó un postgrado en Inteligencia en Brasil, y un seminario sobre satélites en el Comando de Telecomunicaciones.

A fines de 1973 se incorpora a la DINA, llegando a ser Jefe de la Brigada Sur de la DINA, dependiente de la Brigada de Inteligencia Regional (BIR) y con asiento en Chillan. En ese lugar, la DINA ocupaba una casa ubicada en calle Carrera Pinto 262, cedida por la Colonia Dignidad. En sus dependencias vivían Gómez Segovia y uno de sus lugartenientes, el oficial de ejército Eduardo Guy Neckelmann S., desde comienzos de los años 90, la casa que la DINA ocupaba en calle Carrera Pinto de Parral, fue ocupada como sede de la Asociación Nacional de Amigos de la Colonia Dignidad.

Fernando Gómez Segovia mantenía directa relación con el enclave alemán de Colonia Dignidad, en especial con el pederasta Paul Shaffer, llegando a utilizar sectores de la Colonia alemana para recluir y torturar detenidos. El es responsable directo de la desaparición de decenas de detenidos, muchos de los cueles fueron llevados a la Colonia Dignidad con el único fin de practicar diferentes tipos de tortura a los detenidos.

Entre el gran numero de detenidos que estuvieron bajo dirección de la DINA en Colonia Dignidad se encuentran  Arnoldo Laurie Luengo, Hernán Sarmiento Sabater, Pedro Juan Merino Molina, Alfonso Chanfreau Oyarce y Álvaro Modesto Vallejos Villagrán entre otros, quienes aun se encuentran desaparecidos

Fernando Gómez Segovia, posteriormente cumplió misión como Ministro Consejero de Asuntos Administrativos en la Embajada de Chile en Ecuador.

El Coronel Gómez Segovia ha sido procesado por diversos Ministros en Visita, en Causas por violación a los DD.HH. y ha estado detenido en varias ocasiones en el Comando de Telecomunicaciones de Ejercito en Peñalolén.

En junio de 2009 solicito la caridad de sectores adeptos a la dictadura para que le entregaran donaciones de dinero, la solicitud de dinero la hizo a través de paginas web pinocheteras.

Fuentes: Informe Rettig, El Mercurio, La Nación, Archivo Memoriaviva
 


La Nación, 17 de julio de 2009    

Ministro Zepeda dicta acusación en caso de DDHH

El ministro Jorge Zepeda dictó acusación en la investigación por el secuestro calificado de Pedro Juan Merino Molina, ocurrido a partir del 14 de septiembre de 1974 en la ciudad de Coronel, región del Bio Bio.

El magistrado acusó a Sergio Rigoberto Aplazaba Rojas, Manuel Rioseco Paredes, Orlando José Manzo Durán, Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda, Pedro Octavio Espinoza Bravo, Paul Schäfer Schneider, Fernando Gómez Segovia y Gerd Seewald Lefevre como responsables del delito antes señalado.

El magistrado determinó que la víctima: “después de ser detenido por agentes de Estado, la madrugada del catorce de septiembre de 1974, en la vivienda que ocupaba de la población Yobilo Dos, calle Aconcagua N 817, de la ciudad de Coronel, fue trasladada al retén de Carabineros “Lo Rojas” y enseguida conducida a Parral, determinadamente, al centro clandestino de detención de la ex Colonia Dignidad, donde quedó registro de los interrogatorios que le fueron hechos por colonos alemanes actuando éstos junto a agentes de Estado pertenecientes a la Dirección de Inteligencia Nacional, DINA; con quienes los primeros cooperaban en la persecución, privación de libertad y eliminación de civiles por razones políticas o ideológicas; procediendo dichos agentes a mantener privada de libertad a la referida víctima, haciéndola desaparecer hasta hoy”.


La Nación,  29 de Junio 2011

Manuel Contreras condenado por caso de DDHH en Colonia Dignidad

El ministro en visita Jorge Zepeda dictó sentencia de primera instancia en la causa por la desaparición del militante comunista Pedro Merino Molina, ocurrida el 14 de septiembre de 1974.

El caso de refiere a una de las aristas de los procesos por violaciones a los derechos humanos ocurridas al interior de la ex Colonia Dignidad. De esta forma el magistrado determinó absolver de todos los cargos a quien fue el principal inculpado, Paul Schäfer, quien por estar fallecido no puede ser sujeto de acción penal.

Sin embargo, dictó penas de 5 años de presidio menor en su grado máximo sin ningún tipo de beneficio, a quien se desempeñó como jefe de la disuelta DINA, general (r) Manuel Contreras Sepúlveda.

La misma sentencia recibieron el jefe del órgano represor en la ciudad de Parral, Fernando Gómez Saravia y el brigadier (r) Pedro Espinoza Bravo. La resolución determina además que el Fisco de Chile debe pagar una indemnización total de $155 millones para la madre y los hermanos de la víctima, que se dividen en $50 millones para la mujer y $15 millones para cada uno de los siete hermanos de Merino Molina. El juez Zepeda dispuso también liberar de cargos por falta de participación a Orlando Manzo, Sergio Apablaza, Manuel Rioseco y el ex colono Gerd Seewald


Emol.com, 10 de Abril de 2006

Caso Dignidad: Ministro procesa a ex colonos por asociación ilícita

Entre las 18 personas encargadas reo por el magistrado Jorge Zepeda también figuran los miembros de la DINA el general (r) Manuel Contreras, el brigadier (r) Pedro Espinoza, Armando Fernández Larios y Fernando Gómez Segovia.

SANTIAGO.- Un total de 18 personas, entre ex colonos y ex miembros de la DINA fueron procesadas hoy por el ministro de fuero Jorge Zepeda por el delito de asociación ilícita que se habría cometido al interior de la ex Colonia Dignidad, que dirigía Paul Schaefer.

Entre los ex miembros enclave alemán encargados reo figuran Paul Shaefer, Gerhard Mucke, Karl Van Den Berg, Kurt Schnellenkamp, Hartmut Hopp, el ex jerarca Albert Schreiber, quien se encuentra residiendo en Alemania y contra quien ya pesa una solicitud de extradición. 

Además, están procesados los cuatro ex protectores de Schaefer que aún residen en Argentina, entre ellos la hija adoptiva del líder, Rebeca Schaefer.

En la misma situación se encuentran el doctor Gerd Seewald y su esposa la doctora Gisela Gruhlke.

Entre los miembros de la DINA encargados reo figuran el general (r) Manuel Contreras, el brigadier (r) Pedro Espinoza, el mayor (r) Armando Fernández Larios y el coronel (r) Fernando Gómez Segovia.

Lo que establece la resolución

En una extensa resolución, el magistrado detalla una serie de delitos que se cometieron en asociación entre ambas entidades, entre ellas violaciones a los Derechos Humanos, infracciones a la ley de armas, maltratos a personas y abusos a menores.

"Al amparo de la Sociedad Benefactora y Educacional Dignidad se organizó una estructura jerarquizada que planificó y ejecutó múltiples delitos, integrada por personas que fueron miembros y colaboradores de esa corporación, actividad que se inicia a lo menos desde el año 1970 en adelante, según consta fehacientemente de la documentación encontrada durante el año 2005 al interior del ex fundo 'El lavadero', actual Villa Baviera", sostiene el fallo.

El texto agrega además que dicha estructura "perfectamente organizada con el fin de actuar ilícitamente, contaba con un superior o mando responsable, el cual también estaba muy bien informado con un sistema creado al efecto, y si bien no implicaba ello constituir formalmente una organización tradicional militar, sí lo era en cuanto a la aplicación de reglas, experiencias y adiestramiento propios de una actividad de esa naturaleza".

De esta forma el juez establece que bajo el alero de Paul Schaefer y en colaboración con la DINA la colonia mantuvo material bélico oculto al margen de todo control legal, con un propósito "antijurídico del superior jerárquico de Villa Baviera de armarse y de lucrarse mediante el tráfico de armas, después de su fuga y cuando la oportunidad se lo permitiera".

En cuanto a violaciones a los derechos humanos "aparece de los antecedentes reunidos por este tribunal que con posterioridad al 11 de septiembre de 1973, la DINA, con conocimiento y en concierto con los jefes de Colonia Dignidad, implementó parte de sus actividades utilizando las instalaciones de la referida colonia, secuestrando civiles que fueron conducidos a ella y mantenidos en esa condición en su interior".

La extensa resolución detalla además que se comprobó que la organización "desarrolló su actividad mediante la confección de archivos que contenían los datos y antecedentes de personas sindicadas como izquierdistas, muchas de las cuales se ignora hasta hoy su paradero, dando luz, por los interrogatorios cuyos registros han sido encontrados, de que los últimos días en que se tuvo noticias de ellas, se encontraban secuestradas en la ex Colonia Dignidad".

Además de referirse en detalle a la comisión de delitos sexuales en contra de menores y a los maltratos que sufrieron una decena de jóvenes, a quienes se les suministró psicotrópicos y se les aplicó electroshock, el ministro precisa que los colonos se interceptaron mensajes en clave de las Fuerzas Armadas a través del complejo sistema de comunicaciones que tenían.

El caso de Gerd Seewald

El ministro dictó la resolución hoy, puesto que vencía el plazo de cinco días para definir sobre la situación procesal de Gerd Seewald, quien quedó detenido el pasado jueves tras haber sido interrogado por varias horas en dependencias judiciales.

Seewald está procesado por ser el autor de las más de 40 mil fichas que fueron halladas al interior del enclave en junio del año pasado. 

La nueva encargatoria de reo -la primera que dicta el ministro Zepeda por asociación ilícita- responde a la solicitud que en enero pasado le plantearan en ese sentido tanto el Ministerio del Interior como el Consejo de Defensa del Estado (CDE), ambos querellantes en la causa.

En septiembre pasado, Zepeda dejó sin efecto un procesamiento por asociación ilícita que había dictado la juez de Letras de Parral Jimena Pérez, por considerar que no se reunían los requisitos legales para configurar el delito.

A esta hora, los procesados están siendo notificados de su nueva situación procesal.


El Mercurio, 30 de Junio de 2011

Colonia Dignidad: Nueva condena a Manuel Contreras por secuestro
Hechos afectaron a Pedro Merino Molina, detenido en Coronel en 1974.  

El ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago Jorge Zepeda dictó sentencia por el secuestro y desaparición de Pedro Merino Molina, quien fue detenido por agentes del Estado el 14 de septiembre de 1974 en Coronel, y conducido hasta la Colonia Dignidad.

Para el ex jefe de la Dina Manuel Contreras Sepúlveda se determinó una sanción de cinco años de presidio. Las mismas penas recayeron sobre Pedro Espinoza Bravo y Fernando Gómez Segovia. Fueron absueltos Sergio Apablaza Rozas, Orlando Manzo Durán, Manuel Rioseco Paredes y Gerd Seewald Lefevre.

También fue sobreseído el fallecido líder de la Colonia Dignidad Paul Schaefer, quien cumplía condena por infracción a la ley de armas y lesiones en el Hospital Penal.

Los antecedentes del proceso determinaron que Merino Molina fue detenido y conducido a la Colonia Dignidad, centro clandestino de encierro de la Dina, donde quedó registro escrito de los interrogatorios a que fue sometido. El último, el 13 de octubre de 1974.

Zepeda condenó al fisco y a los sentenciados a pagar un indemnización total de $155 millones, que se dividen en $50 millones para Ana Molina Palacios, madre de la víctima, y $15 millones de pesos para cada uno de los siete hermanos de Pedro Merino.
 


Cooperativa.cl, 30 de junio de 2011

Justicia condenó a ex integrantes de la DINA por desaparición de militante comunista

Pedro Merino fue secuestrado en 1974 y desapareció tras pasar por Colonia Dignidad.

Juez Zepeda sentenció a cinco años a Manuel Contreras, Pedro Espinoza y Fernando Gómez.

El ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago Jorge Zepeda dictó sentencia por el secuestro y desaparición de Pedro Merino Molina, quien fue detenido por agentes de Estado, el 14 de septiembre de 1974, en la ciudad de Coronel, en la Región del Biobío, y conducido hasta la Colonia Dignidad.

Por este caso fueron condenados a cinco años de presidio sin beneficios al ex jefe de la DINA, Manuel Contreras Sepúlveda, y los integrantes del organismo represor de la dictadura Pedro Espinoza Bravo y Fernando Gómez Segovia.

En tanto, Sergio Apablaza Rozas, Orlando Manzo Durán, Manuel Rioseco Paredes y Gerd Seewald Lefevre fueron absueltos.

Por este delito fue sobreseído el acusado Paul Schaefer, debido a que falleció mientras cumplía condena por infracción a la ley de armas y lesiones en el Hospital Penal.

Los antecedentes del proceso determinaron que Merino Molina, militante de las Juventudes Comunistas, fue detenido y conducido a la Colonia Dignidad, centro clandestino de encierro de la DINA, donde quedó registro escrito de los interrogatorios a los que fue sometido, el último, el día 13 de octubre de 1974.

El magistrado Zepeda condenó, además, al Fisco y a los sentenciados a pagar un indemnización total de 155 millones de pesos, los que se dividen en 50 millones de pesos para Ana Molina Palacios -madre de la víctima- y 15 millones de pesos para cada uno de los siete hermanos de Pedro Merino Molina


La Tercera, 14 de Septiembre de 2011

Gerhard Mücke, ex jerarca de Colonia Dignidad, fue sometido a proceso por torturas

El ciudadano alemán fue sentenciado junto al ex jefe de la DINA en Parral, el general (r) Fernando Gómez Segovia, en una querella interpuesta por la profesora Adriana Bórquez, quien fue secuestrada en Talca en 1975.

La Octava Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago determinó someter a proceso por torturas al ex jerarca de Colonia Dignidad, Gerhard Mücke Hoschitzke, y el general (r) Fernando Gómez Segovia, ex jefe de la Dina en Parral, tras acreditar la denuncia que presentó en su contra la profesora Adriana Bórquez.

El tribunal determinó que "puede tenerse por acreditado, en esta fase de la investigación, que doña Adriana Alicia Bórquez Adriasola fue privada de libertad el día 23 de abril de 1975 en la ciudad de Talca, a las 03.00 horas".

En ese momento, prosigue la sentencia, fue "trasladada a dependencias de Colonia Dignidad donde fue retenida ilegalmente, interrogada y sometida a apremios ilegítimos" siendo "presuntamente trasladada luego a la ciudad de Santiago, a un cuartel de la DINA conocido como 'Venda Sexy' o la 'Discotheque'".

Adriana Bórquez, vinculada en la época a la Iglesia Católica, fue detenida en su casa el 23 de abril de 1975 en el marco de una redada masiva contra opositores en Talca y, tras esta traumática experiencia, se refugió en Inglaterra, lugar donde vivió un largo exilio.

El fallo señala que "se somete a proceso a Fernando Gómez Segovia como autor del delito previsto y sancionado en el artículo 148 y 150, ambos del Código Penal, y a Gerhard Mücke Hoschitzke como autor del delito previsto y sancionado en el artículo 141 del mismo Código".

La sentencia corresponde a la Octava Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, presidida por el ministro Juan Escobar Zepeda e integrada por Gloria Ana Chevesich Ruiz y por el abogado Emilio Pfeffer Urquiaga.


Elmaule.cl, 13 de septiembre de 2011

Condenan por primera vez a ex jerarca de Colonia Dignidad por violaciones a los DD.HH.

Por primera vez un ex  jerarca del enclave alemán es sometido a proceso en el marco de una querella por torturas interpuesta por la profesora Adriana Bórquez  Adriazola.

Después del golpe de Estado en Chile, Colonia Dignidad fue utilizada por los servicios de inteligencia del régimen militar como recinto de torturas y detención de opositores. Personas de la región del Biobio y del Maule pertenecientes a la Iglesia Católica, los partidos de izquierda y la Democracia Cristiana fueron detenidos e interrogados en el enclave. Muchos de ellos ejecutados y enterrados en los terrenos de la secta de Schäfer, otros fueron trasladados a otros centros de detención y tortura.

Adriana Bórquez, vinculada en la época a la Iglesia Católica, fue detenida en su casa el 23 de abril de 1975 en el marco de una redada masiva contra opositores en Talca. Luego de una traumática experiencia en Dignidad, la profesora fue trasladada a “La Venda Sexi” en la ciudad de Santiago y varios meses después se refugió en Inglaterra, lugar donde vivió un largo exilio. Desde allí participó en la defensa de los derechos humanos y en las acciones que denunciaban a Colonia Dignidad por las atrocidades cometidas. Participa en el juicio de Bonn y posteriormente vuelve a Chile para seguir trabajando en temas de Derechos Humanos.

En 1997, luego de prestar testimonio en innumerables procesos contra el enclave, Adriana Bórquez demanda a Colonia Dignidad por torturas y trato degradante. Lo mismo hace otra veintena de ex prisionero en la Colonia.  Por más de 10 años los procesos son cerrados y apelados en los tribunales, a pesar del propio reconocimiento de los colonos de las prácticas aberrantes de Schäfer y los servicios de represión de régimen.

El 12 de septiembre la Octava Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago  determinó que “puede tenerse por acreditado, en esta fase de la investigación, que doña Adriana Alicia Bórquez Adriasola fue privada de libertad el día 23 de abril de 1975 en la ciudad de Talca, a las 03:00 horas, y trasladada a dependencias de Colonia Dignidad donde fue retenida ilegalmente, interrogada y sometida a apremios ilegítimos, y presuntamente trasladada luego a la ciudad de Santiago, a un cuartel de la DINA conocido como “Venda Sexy” o la “Discotheque”. Por lo que “se somete a proceso a Fernando Gómez  Segovia como autor del delito previsto y sancionado en el artículo 148 y 150, ambos del Código Penal, y a Gerhard Mücke Hoschitzke como autor del delito previsto y sancionado en el artículo 141 del mismo Código.”

La sentencia corresponde a la Octava Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago, presidida por el ministro  Juan Escobar Zepeda e integrada por Gloria Ana Chevesich Ruiz y por el abogado Emilio Pfeffer Urquiaga. La sentencia es trascendente para el centenar de personas sometidas a apremios y torturas en Colonia Dignidad y que a lo largo de casi cuatro décadas han esperado la acción de la justicia.

El procesamiento de Gerhard Mücke, uno de los guarda espaldas de Schäfer y Fernando Gómez  Segovia, ex miembro de los servicios de inteligencia durante la dictadura militar, abre la puerta a nuevos procesamientos de la cúpula de Dignidad que hasta ahora han gozado de total impunidad en los delitos de torturas cometidos contra ciudadanos chilenos.

 

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015