Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Roberto Fuentes Zambrano

Suboficial de Ejercito

Alias: Guatón Fuentes

Roberto Fuentes Zambrano era parte del equipo de torturadores al servicio del Fiscal Mario Sergio Acuña Riquelme, auto denominado, La Sonora Palacios. Este equipo era conformado por el sargento de Ejército, Roberto Fuentes Zambrano ("el Guatón Fuentes"), por el cabo de Ejército Juan Arturo Aguirre Guaringa, por los Tenientes Conrado García Giaier, Gustavo Abarzúa Rivadeneira, Carlos Herrera Jiménez, Carlos Irigoyen Lafuente y Pedro Collado Marti. A ellos se sumaban el Teniente de Carabineros José Antonio Muñoz y los cabos Blas Barraza Quintero, René Egidio Valdivia y Froilán Moncada. Todo el equipo -según los testigos- se encargaba de detener, interrogar, torturar e incluso ajusticiar.

Fuentes: Diario 21 de Iquique; Archivo Memoriaviva


"DIARIO 21" de Iquique, 29 de octubre de 2007

Los crímenes del regimiento Telecomunicaciones de Iquique 

Este recién pasado 23 de octubre fueron sometidos a proceso dos reconocidos criminales, célebres en Iquique por las atrocidades que fueron capaces de cometer en contra de diversos prisioneros políticos a partir de septiembre del año 1973. El principal de ellos es el entonces coronel Edmundo Jahnsen Merino James, quien como comandante del regimiento Nº 6 “Tarapacá”, conocido como regimiento Telecomunicaciones de Iquique, convirtió ese recinto castrense en un verdadero infierno de torturas y maltratos a detenidos políticos, muchos de los cuales fueron derivados hacia el Campo de Concentración de Pisagua en penosas condiciones físicas por las torturas inflingidas. El otro criminal procesado es el ex suboficial de carabinero Blas Daniel Barraza Quinteros, torturador implicado en casi todos los asesinatos y desapariciones cometidas por la dictadura en Iquique.
Pero el ministro en visita Joaquín Billard sometió a proceso a ambos criminales como autores del secuestro calificado de los militantes socialistas Jorge Marín Rossel y Williams Millar Sanhueza; ambos prisioneros desaparecieron del regimiento Telecomunicaciones el 29 de septiembre de 1973.
Se ha podido establecer que los prisioneros Marín y Millar fueron sacados hasta el sector del polígono del regimiento, flagelados, y de allí derivados hacia un lugar indeterminado aún, acto que es encubierto con la denuncia de una supuesta fuga de éstos, farsa difundida ampliamente por la prensa de la época, la que dio a conocer el bando militar Nº 64 que ordenaba su captura “con orden de disparar ante el menor intento de resistencia”. Fundadas sospechas apuntan que este hecho se habría cometido para justificar el asesinato cometido contra el soldado Pedro Prado Ortiz y culpar así a los prisioneros Marín y Millar.
Jorge Marín Rossel, militante socialista de 19 años de edad, es detenido el 11 de septiembre, torturado y liberado el día 20. Nuevamente detenido el 28 de septiembre de 1973, esta vez por Roberto Fuentes Zambrano, alias el Guatón Fuentes; por el sargento Santiago Moreno Zagal, por el carabinero René Egidio Valdivia y por el suboficial Miguel Aguirre, alias el Care Palo, es llevado hasta el local de la VI División de Ejército y de allí trasladado al regimiento Telecomunicaciones. William Millar Sanhueza, militantes socialista de 42 años, era empleado de la empresa de ferrocarriles. Es detenido por la policía de investigaciones el 24 de septiembre de 1973 y trasladado al regimiento Telecomunicaciones. En el regimiento Telecomunicaciones ambos son salvajemente torturados por el Guatón Fuentes, por el Flaco Aguirre y por el paco Barraza. Otro responsable de estos crímenes, pero aun no procesado, es el segundo comandante del regimiento, el mayor Carlos de la Barra Daniels.
Este fin de semana se llevó a cabo el Primer Congreso de derechos Humanos de Iquique, preparatorio del Congreso Nacional de Derechos Humanos que se llevara a cabo en Santiago el 10 de diciembre. Entre las ideas centrales que se plantearon allí está sin duda la anulación de la Ley de Amnistía, elevar la exigencia de verdad, justicia y castigo a los culpables de estos y todos los crímenes cometidos por la dictadura. En el terreno de la Memoria Histórica se planteó la construcción de un Memorial en un sitio destacado de nuestra ciudad, como lo es la actual plaza Condell, la que completamente remodelada debiera albergar dicho Memorial. En dicho lugar también se plantea construir en un bajo nivel el Museo de la Memoria, que perpetúe el homenaje eterno de nuestra ciudad a estos y a todos los mártires y luchadores de la emancipación del pueblo. Será un homenaje a estos luchadores, lo mejor de la causa de nuestro pueblo; y a la vez un estigma de oprobio a estos criminales que hoy procesa no solo el ministro Billard, sino que la conciencia limpia de nuestra Patria.
Epifanio Flores

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015