Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Jorge Espinoza Ulloa

Coronel de Ejercito

Director del Sendet (Secretaría Nacional de Detenidos)

Encargado Militar del Estadio Nacional mientras el centro deportivo fue usado como campo de concentración

Falleció en diciembre de 2002

 


Viernes 24 de Mayo  2002 Tercera

Caso Horman: coronel (r) declara ante juez Guzmán

Tal como lo viene haciendo desde el 14 de mayo pasado, el juez Juan Guzmán continuó hoy con las diligencias en el marco de la muerte del ciudadano estadounidense Charles Horman.

Esta vez el ministro de fuero interrogó al comandante a cargo del Estadio Nacional, coronel (r) Jorge Espinoza Ulloa y al ex cónsul de Estados Unidos en Chile, Frederick Purdy.

Guzmán tomó la declaración del militar en retiro fue para comprobar y recopilar mayores informaciones respecto al trato que se le daban a los presos que estuvieron detenidos en el centro deportivo y a las ejecuciones que ocurrieron en este recinto.

A cargo de los presos

A la salida del despacho del ministro, Ulloa no quiso referirse a lo tratado en la oportunidad, afirmando que está "en manos del señor magistrado".

Sobre la existencia de ejecuciones en el coliseo nacional, el ex oficial del Ejército se negó a hacer declaraciones al respecto. Sin embargo, admitió haber atendido al padre de Horman y al cónsul estadounidense cuando estaba a cargo de los presos en el Nacional, pero no quiso confirmar si en esa fecha se encontraba Charles Horman

 

 


9 de Julio 2003 La Nación

Los secretos que se llevó Espinoza

El coronel (R) Jorge Espinoza Ulloa se llevó valiosos secretos a la tumba. El ex jefe del Estadio Nacional durante los primeros meses después del golpe militar, cuando el recinto fue campo de prisioneros, murió de una insuficiencia cardiaca. Su última aparición en público tuvo lugar el viernes 24 de mayo de 2002, interrogado por el juez Juan Guzmán. Fue la primera vez que Espinoza era indagado por un juez después del 11 de septiembre de 1973. Su muerte se produjo el 26 de diciembre de 2002 en Concepción y prácticamente pasó inadvertida.

De la jefatura del Nacional, Espinoza pasó a ocupar la dirección de de la Secretaría Nacional de Detenidos (Sendet). Con ese cargo viajó por todos los recintos públicos del país en los cuales permanecían detenidos.

Con la muerte de Espinoza se diluye la posibilidad de conocer una parte importante del destino final que tuvo un grupo de personas que permaneció detenido en el Nacional bajo su mando. Desde allí algunos de ellos fueron sacados y sus cuerpos aparecieron acribillados en las calles de Santiago, ingresando al Servicio Médico Legal (SML) mayoritariamente como NN. Algunos de estos cuerpos fueron cremados “por órdenes superiores”, como en su momento se informó a La Nación en ese servicio, y como consta en los registros.

Entre éstos figuran los ciudadanos estadounidenses Charles Horman y Frank Teruggi. Luego de permanecer detenidos en el campo deportivo, sus cuerpos aparecieron baleados en calles de la capital el 18 de septiembre de 1973 y el 22 del mismo mes, respectivamente. Ambos cuerpos fueron entregados a sus familias. El caso Horman inspiró la película “Missing”.

Con su salud ya quebrantada el día de su interrogatorio, Espinoza Ulloa negó cualquier relación entre la permanencia de los detenidos y sus posteriores muertes, aunque entregó una lista con quienes fueron sus oficiales subalternos en el Estadio Nacional.

Confusión de nombres

No pocas veces Jorge Espinoza Ulloa fue confundido con el ex segundo hombre de la DINA, Pedro Espinoza Bravo. Incluso ese error se consigna en documentos sobre Chile desclasificados por el gobierno estadounidense.

Se presumía que el coronel (R) podría comenzar a “abrirse” para contar detalles del destino de los detenidos, una vez que eran sacados del lugar por efectivos militares por órdenes “del Ministerio del Interior”, como lo declaró Espinoza ante el juez Guzmán. Si bien no está comprobado que dentro del estadio se haya ejecutado a detenidos, sí existen antecedentes de que algunos de ellos fueron asesinados en zonas del entorno del campo deportivo.

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015