Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Sergio Canals Baldwin

Teniente Coronel de Ejercito

Sergio Canals, siendo teniente cumplió labores de seguridad en el Estadio Nacional. Aunque Canals niega haber pisado el Estadio Nacional, varios prisioneros, uno de ellos un compañero de colegio asegura haberlo visto en el estadio y posteriormente en Chacabuco, donde fue oficial encargado de seguridad del Campamento de Prisioneros de Chacabuco, cumplió este cargo en varias oportunidades.

Siendo comandante de ejército, llegó a ser segundo comandante de la División de Inteligencia de la Región Metropolitana de la CNI entre 1981 y 1983, actuando en oportunidades como comandante de dicha División, la cual dependía directamente de Álvaro Corbalán. Otra de las tareas que cumplió dentro de la CNI fue la de jefe de equipo de la Unidad de Seguridad Presidencial Adelantada de ese organismo.

En conversación telefónica con Pascale  Bonnefoy Miralles, autora del libro "TERRORISMO DE ESTADIO, Prisioneros de guerra en un campo de deportes" , Sergio Canals negó haber estado en el Estadio Nacional. Afirmó que al momento del golpe de Estado, se encontraba con el Ejército en Antofagasta. Canals ingresó al Ejército en 1968 y se retiró en la década de los ochenta. Niega haber integrado la CNI. Sin embargo, en 1981, fue nombrado segundo comandante de la División de Inteligencia de la CNI en la Región Metropolitana.

Estuvo procesado como cómplice en el crimen del líder sindical Tucapel Jiménez. También ha sido procesado  por su participación como cómplice en los homicidios calificados de Hugo Ratier Noguera y Alejandro Salgado Troquian, ocurridos el 7 de septiembre de 1983 en la calle Janequeo, frente a los números 5707 y 5946, en la comuna de Quinta Norma.

Posteriormente a su paso por la CNI, trabajo en canal 13 y fue productor general del Festival de la Canción de Viña del Mar.

 

Cambio21, 13 de octubre 2013

Amplían Punta Peuco. Llegan 16 nuevos "residentes" CNI que asesinaron a dos jóvenes a mansalva en 1983

Son 18 los agentes de la CNI que deberán ser detenidos en las próximas horas. Participaron en un supuesto “enfrentamiento” en que acribillaron a dos miembros del MIR en la comuna de Quinta Normal. El grupo lo encabeza Álvaro Corbalán que ya está en la cárcel de Punta Peuco cumpliendo penas por diversos crímenes de derechos humanos.

Son 18 los procesados por el Caso Janequeo, pero 2 ya están en el penal: Álvaro Corbalán (en la foto) y Jorge Vargas Bories. El resto son ex agentes que no habían pasado por los tribunales ni habían sido detenidos en las cárceles especiales para violadores de derechos humanos, la ex Cordillera y Punta Peuco. 

Todos los delincuentes de la CNI -la mayoría integrantes activos en esa época del Ejército y de Carabineros- participaron en el supuesto "enfrentamiento" en que acribillaron a mansalva dos integrantes desarmados del MIR.

El ministro en visita Miguel Vázquez Plaza dio la orden de detención en contra de 18 ex agentes de la Central Nacional de Informaciones (CNI) por los homicidios calificados de Hugo Ratier Noguera y Alejandro Salgado Troquian, ocurridos el 7 de septiembre de 1983 en la calle Janequeo, frente a los números 5707 y 5946, en la comuna de Quinta Normal.

Por este caso fueron sometidos a proceso los agentes de la Central Nacional de Informaciones en calidad de autores. Estos son los integrantes de los que acribillaron a Ratier Noguera y a Salgado Troquian y que debieran ingresar a Punta Peuco en los próximos días para unirse al "Mamo" Contreras y a Corbalán.

1- Roberto Schmied Zanzi. Ex subdirector de la CNI. Procesado por varios crímenes. Ejército

2- Sergio Canals Baldwin. Ejército

3- Álvaro Corbalán Castilla, jefe operativo de la CNI y autor de varios crímenes. Ejército

4- Aquiles González Cortés. Ejército

5- Fernando Rojas Tapia. Ejército

6- Jorge Vargas Bories. Preso en Punta Peuco por varios crímenes. Ejército

7- José Aravena Ruiz. Ejército

8- José Salas Fuentes. Ejército

9- Arturo Sanhueza Ross. Carabineros

10- Egon Barra Barra. Carabineros

11- Norman Jeldes Aguilar. Ejército

12- Manuel Morales Acevedo. Carabineros

13- Raúl Méndez Santos. Ejército

14- Rodolfo Olguín González. Carabineros

15- Zinaida Vicencio González. Ejército

En calidad de cómplices, los procesados son:

16- Rafael Ortega Gutiérrez.

17- Raúl Escobar Díaz.

18- Eduardo Chávez Baeza.


De acuerdo a los antecedentes del proceso hasta ahora se ha determinado que un grupo de agentes de la Central Nacional de Informaciones se avocó a investigar las actividades de personas que formaban parte del Movimiento de Izquierda Revolucionario, MIR. 

Al grupo también se le encargó la investigación por el homicidio del general Carol Urzúa Ibáñez, intendente de Santiago, procediendo a detener a personas adherentes al citado movimiento en horas de la tarde del 7 de septiembre de 1983.

Dentro esas actividades, el día 7 de septiembre de 1983, un número no precisado de sujetos de la CNI concurrió hasta el domicilio ubicado en calle Janequeo 5707, comuna de Quinta Normal, el que estaba siendo vigilado desde hace varias semanas, donde procedieron a rodear el lugar y a disparar, sin mediar provocación alguna y con gran poder de fuego contra el inmueble, producto de lo cual resultó muerto por diversas heridas de bala, en el patio trasero del inmueble, Hugo Ratier Noguera. Además, Alejandro Salgado Troquian, cuando llegaba a su domicilio, fue abatido por múltiples heridas de bala, en la vía pública, esto es en calle Janequeo frente al número 5946.

De acuerdo a la conclusión de sus respectivas autopsias las muertes se produjeron, en el caso de Ratier, por traumatismo torácico, abdominal y de las extremidades superiores e inferiores por balas, dos de las cuales fueron recibidas por la espalda; y, en el caso de Salgado por traumatismos cráneo encefálico, facial, pelviano y de las extremidades superior izquierda e inferior derecha por balas, todas con ingreso en la parte posterior.

Se dictó orden de detención en contra de todos los procesados, excepto de Corbalán Castilla y Vargas Bories, quienes se encuentran recluidos en el Penal de Punta Peuco por un sinnúmero de causas de derechos humanos.

 

Resumen Fasic, 11 de Octubre 2013

Ministro Vázquez dicta procesamientos por homicidios en casos “Víctor Jara” y “Janequeo” 

El ministro en visita  de la Corte de Apelaciones de Santiago Miguel Vázquez Plaza dictó procesamiento en dos procesos por violaciones a los DDHH que investiga, determinando el ingreso a prisión preventiva de miembros del Ejército y agentes de la CNI. 

En el primer caso,  el magistrado determinó  procesar también a Juan René Jara Quintana como responsable en calidad de cómplice del homicidio del cantautor Víctor Jara Martínez, ocurrido el 16 de septiembre de 1973 en el entonces Estadio Chile. Hay ocho procesados más por este caso, anteriormente. 

En la segunda resolución, el magistrado sometió a proceso a 18 personas por los homicidios calificados de Hugo Ratier Noguera y Alejandro Salgado Troquian, ocurridos el 7 de septiembre de 1983 en la calle Janequeo, comuna de Quinta Normal. 

Por este caso, fueron sometidos a proceso los agentes de la CNI RobertoSchmied Zanzi, Sergio Canals Baldwin, Álvaro Corbalán Castilla, Aquiles González Cortés, Fernando Rojas Tapia, Jorge Vargas Bories, José Aravena Ruiz, José Salas Fuentes, Arturo Sanhueza Ross, Egon Barra Barra, Norman Jeldes Aguilar, Manuel Morales Acevedo, Raúl Méndez Santos, Rodolfo Olguín González, Zinaida Vicencio González, Rafael Ortega Gutiérrez, Raúl Escobar Díaz y Eduardo Chávez Baeza. 

De acuerdo a los antecedentes del proceso, se ha determinado que “el día 07 de septiembre de 1983, un número no precisado de sujetos del organismo denominado “CNI” concurrieron hasta el domicilio ubicado en calle Janequeo N° 5707, comuna de Quinta Normal, el que estaba siendo vigilado desde hace varias semanas, donde procedieron a rodear el lugar y a disparar, sin mediar provocación alguna y con gran poder de fuego contra el inmueble, producto de lo cual resultó muerto por diversas heridas de bala, Hugo Ratier Noguera. Además,  Alejandro Salgado Troquian fue abatido por múltiples heridas de bala, en la misma calle”. 

Se dictó orden de detención en contra de todos los procesados, excepto de Corbalán Castilla y Morales Acevedo quienes se encuentran recluidos en el Penal de Punta Peuco por otras causas de DDHH.

 

La Nación, 11 de octubre de 2013

A PROCESO TODO UN BATALLÓN CNI: FALTARÍAN 16 CAMAS EN PUNTA PEUCO

Son 18 los procesados por el Caso Janequeo, pero 2 ya están en el penal: Álvaro Corbalán (en la foto) y Jorge Vargas Bories. El resto son ex agentes que no habían pasado por los tribunales. Participaron en el “enfrentamiento” en que acribillaron a dos miembros del MIR.

El ministro en visita  Miguel Vázquez Plaza en contra de 18 ex agentes de la Central Nacional de Informaciones (CNI) por los homicidios calificados de Hugo Ratier Noguera y Alejandro Salgado Troquian, ocurridos el 7 de septiembre de 1983 en la calle Janequeo, frente a los números 5707 y 5946, en la comuna de Quinta Normal.

Por este caso fueron sometidos a proceso los agentes de la CNI en calidad de autores.

1- Roberto Schmied Zanzi.                         2- Sergio Canals Baldwin.                          3- Álvaro Corbalán Castilla.

4- Aquiles González Cortés.                        5- Fernando Rojas Tapia.                          6- Jorge Vargas Bories.

7- José Aravena Ruiz.                                8- José Salas Fuentes.                               9- Arturo Sanhueza Ross.

10- Egon Barra Barra.                                11- Norman Jeldes Aguilar.                         12- Manuel Morales Acevedo.

13- Raúl Méndez Santos.                            14- Rodolfo Olguín González.                     15- Zinaida Vicencio González.

En calidad de cómplices, los procesados son:

16- Rafael Ortega Gutiérrez.                     17- Raúl Escobar Díaz.                               18- Eduardo Chávez Baeza.

De acuerdo a los antecedentes del proceso hasta ahora se ha determinado que:

- Un  grupo de agentes  de la Central Nacional de Informaciones se avocó  a investigar las actividades de personas que  formaban parte del Movimiento de Izquierda Revolucionario, MIR, y de aquellos que  colaboraban con dicho organismo. Al grupo también se le encargó la investigación por el homicidio del general Carol Urzúa Ibáñez, intendente de Santiago, procediendo a detener a personas adherentes al citado  movimiento en horas de la tarde del 7 de septiembre de 1983.

- Dentro esas actividades, el día 7 de septiembre de 1983, un número no precisado de sujetos de la CNI concurrió hasta el domicilio ubicado en calle Janequeo 5707, comuna de Quinta Normal, el que estaba siendo vigilado desde hace varias semanas, donde procedieron a rodear el lugar y a disparar, sin mediar provocación alguna y con gran poder de fuego contra el inmueble, producto de lo cual resultó muerto por diversas heridas de bala, en el patio trasero del inmueble, Hugo Ratier Noguera. Además, Alejandro Salgado Troquian, cuando llegaba a su domicilio, fue abatido por múltiples heridas de bala, en la vía pública, esto es en calle Janequeo frente al número 5946.

- De acuerdo a la conclusión de sus respectivas autopsias las muertes se produjeron, en el caso de Ratier, por traumatismo torácico, abdominal y de las extremidades superiores e inferiores por balas, dos de las cuales fueron recibidas por la espalda; y, en el caso de Salgado por traumatismos cráneo encefálico, facial, pelviano y de las extremidades superior izquierda e inferior derecha por balas, todas con ingreso en la parte posterior.

Se dictó orden de detención en contra de todos los procesados, excepto de Corbalán Castilla y Vargas Bories, quienes se encuentran recluidos en el Penal de Punta Peuco por otras causas de derechos humanos.

 

El Mercurio, 16 de enero de 2014

Procesan subdirector de inteligencia del Ejército por caso Tucapel

El magistrado instructor Sergio Muñoz procesó al subdirector de la DINE, coronel Fernán González, por el delito de obstrucción frustrada a la justicia. También incluyó al coronel (r) Enrique Ibarra y al abogado de la Auditoría del Ejército, Víctor Gálvez, por obstrucción a la justicia. El Ejército dio asesoría legal al primero de los inculpados.

SANTIAGO.- El magistrado instructor Sergio Muñoz procesó al subdirector de la Direncción de Inteligencia del Ejército, coronel Fernán González, por el delito de obstrucción frustrada a la justicia. También incluyó al coronel (r) Enrique Ibarra y al abogado de la Auditoría del Ejército, Víctor Gálvez, por obstrucción a la justicia. El Ejército dio asesoría legal al primero de los inculpados.

Se informó que el Ejército se encuentra prestando asesoría legal al subdirector del DINE.

Así lo manifestó al ser consultado sobre el tema el jefe (s) del Departamento Comunicacional de la rama castrense, coronel Sergio Béjares, quien indicó que dicha asesoría legal le fue entregada a González, "tal como le corresponde".

El 13 de enero ministro Muñoz rechazó procesar a 10 inculpados

Por no ser suficientemente precisas las presunciones en contra de ellos, el ministro en visita Sergio Muñoz rechazó someter a proceso a diez inculpados en la causa por el crimen del líder sindical Tucapel Jiménez, entre ellos cuatro generales.

La resolución del 13 de enero favoreció al actual director de la Dirección de Inteligencia del Ejército, general Roberto Aranciba Clavel, al suboficial reincorporado a la institución Leonardo Quilodrán Burgos, al suboficial José Cáceres Castro, al suboficial José Roa Vera, al oficial (r) Sergio Canals Baldwin, al oficial Pablo Rodríguez Márquez, al general (r) Eugenio Covarrubias Valenzuela, al general (r) Rodrigo Sánchez Casillas y al general (r) Gustavo Abarzúa.

El magistrado dejó pendientes las resoluciones en cuanto a los procesamientos del brigadier Fernán Gálvez Fernández, el coronel Enrique Ibarra, el abogado Víctor Gálvez y el ex auditor del Ejército, general (r) Fernando Torres Silva.

Actualmente Torres está encausado como encubridor, pero el Consejo de Defensa de Estado pidió su procesamiento por obstrucción a la justicia.

Solicitan procesar a 14 militares, entre ellos 5 activos, en caso Tucapel

Jorge Mario Saavedra, abogado querellante en el caso por la muerte del sindicalista Tucapel Jiménez, solicitó el viernes 15 de diciembre de 2000, el procesamiento de catorce militares en servicio y en retiro, acusados de encubridores, cómplices y autores materiales del delito.

Entre los nombres se menciona el de 5 uniformados en servicio activo de los que destaca el director de la Dirección de Inteligencia del Ejército mayor general Roberto Arancibia Clavel, como encubridor; Brigadier general Fernán González, subdirector de la Dine y Coronel Ricardo Opazo, miembro del Dine.

En tanto, los militares en retiro de quienes se solicitó el procesamiento, todos como encubridores por la muerte de Tucapel Jiménez, son los siguientes: Rodrigo Sánchez Castillo, Ricardo Abarzúa, Eugenio Covarrubias y Paulo Rodríguez Márquez.

Como autores del delito, Saavedra individualizó a los siguientes militares (r): el suboficial Leonardo Kilográn; Oficial en retiro José Roa Vera y el suboficial en retiro, José Cáceres Castro. Este último se desempeñaba como operador en el cuartel Coihueco de La Reina. 

Por la misma causa, además, el abogado del Consejo de Defensa del Estado (CDE) Cristián Arias solicitó dos nuevos procesos, que afectan al coronel Enrique Ibarra -también requerido por Saavedra- y Víctor Gálvez, ambos acusados de obstrucción a la justicia.

La acción judicial fue interpuesta en el despacho del ministro en visita Sergio Muñoz y en la oportunidad el profesional solicitó también la ampliación del proceso contra el ex Fiscal del Ejército Fernando Torres Silva de encubrimiento a obstrucción a la justicia.

Lista completa de las personas que se pide procesar

Por encubrimiento

1. Mayor general, Rober Arancibia Clavel, director del Dine

2. Brigadier general Fernán González, subdirector del Dine

3. Coronel Ricardo Opazo, miembro del Dine.

-Miembros de la fiscalía militar por obstrucción a la justicia-

4. Enrique Ibarra, coronel (r) de justicia.

5. Víctor Gálvez, abogado de la fiscalía militar

6. Fernando Torres Silva, que se amplíe su proceso de encubridor al de obstrucción a la justicia.

7. General en retiro Rodrigo Sánchez Casilla, encubridor

8. General en retiro, Eugenio Covarrubia, encubridor

9. General en retiro, Gustavo Abarzúa, encubridor

10. Capitán en retiro, Paulo Rodríguez Márquez, encubridor.

11. Suboficial en retiro, Leonardo Kilográn, autor.

12. Suboficial en retiro, José Cáceres Castro, autor.

13. Oficial en retiro, José Roa Vera, autor.

14. Mayor en retiro, Sergio Canals, cómplice.

 

Generacion80.cl, 28 de febrero 2006

El festival de Viña del Mar y el asesinato de Tucapel Jiménez Alfaro
LAS DOS CARAS DE LA GAVIOTA

La farándula esconde no sólo las dificultades que se puedan estar viviendo, sino que también a algunos personajes que desean ocultar pasajes oscuros de su pasado.

Siempre se ha dicho que el festival de Viña del Mar fue utilizado por el régimen militar, para ocultar las atrocidades que se cometían en esa época contra quienes disentían, además de hacer olvidar por un rato a la gente las penurias económicas que se vivían. 

Muchos pensaban que el principal evento farandulero del año se había sacado ese lastre, pero tal parece que el viejo régimen siempre sobrevive, porque mientras muchos cada noche ven al monstruo devorar artistas, una bestia de verdad dirige el espectáculo.

Hablamos de Sergio Canals, director de programación del show viñamarino, quien ocupara cargos de alta responsabilidad en los aparatos de inteligencia del ejército durante la larga noche que vivió el país.

El productor general del Festival de la Canción de Viña del Mar, Sergio Canals, cuenta con una contundente trayectoria en el Canal 13. Por eso, sorprendieron las imputaciones del periodista Víctor Gutiérrez en el programa “SQP”, quien denunció que fue un agente de los servicios de seguridad de la dictadura militar. No se equivoca.

Sergio Canals Baldwin fue uno de los principales colaboradores del recordado Gonzalo Bertrán en la realización de programas tales como “Viva el Lunes”. En aquella actividad estaba en junio del 2000, cuando el Consejo de Defensa del Estado solicitó al ministro en visita Sergio Muñoz que lo sometiera a proceso como cómplice del homicidio del ex presidente de la ANEF Tucapel Jiménez, ocurrido el 25 de febrero de 1982. 

En la sentencia del caso dictada por Muñoz se consignó que, a fojas 1162 vuelta y 1166 vuelta, constaban las declaraciones de Canals, quien expresó que “fue oficial de Ejército y se desempeñó en la Central Nacional de Informaciones (CNI)”.

Fue el “segundo comandante de la División de Inteligencia de la Región Metropolitana entre 1981 y 1983” dijo, precisando que cumplió funciones administrativas y subrogó al comandante de la División cuando se ausentaba, “con el cual se reunían semanalmente los jefes de unidades, en donde se impartían las instrucciones respecto de las prioridades de la parte operativa y los medios con los que contaban para ello. 

Uno de los jefes de unidad que mencionó era Alvaro Corbalán Castilla, a cargo de la Unidad Antisubversiva de la CNI. 

Y recordó a las agrupaciones de Deportes, Educación, Asuntos Sindicales, Religiosos y una Oficina de Asuntos Generales, las cuales “debían dedicarse a buscar información conforme a órdenes que emanaban del Estado Mayor”, en circunstancias que “ninguna operación se cumplió sin el conocimiento del comandante de la división”.

A fojas 3856, Canals aclaró que el coronel Roberto Schmied Zanzi era el comandante de la División de Inteligencia Metropolitana, en la cual trabajó. Añadió que “dentro de las funciones que realizaban los agentes estaban seguimientos, vigilancias, intercepciones telefónicas y recolección de información en general. En lo relativo a las intercepciones telefónicas estaba a cargo el coronel (Jorge) Vizcaya y se encontraba la unidad en la parte posterior del cuartel central”. 

Señaló que el análisis de inteligencia se procesaba y daba origen a informes que eran confeccionados diariamente, o día por medio, los que “eran entregados personalmente por el director al Presidente de la República, con quien se reunía para estos efectos todos los días, día por medio o en las oportunidades que el Presidente lo requería”. 

Además, dijo, “el director integraba el Comité Político y asistía a las reuniones de Gabinete”. Manifestó que ingresó a la Central Nacional de Informaciones en 1980 y se retiró en febrero de 1983 y de esta fecha hasta 1985 prestó “seguridad indirecta” a Pinochet en los viajes que realizaba en la Carretera Austral. 

En esa última labor observó que “realizaba visitas al sur en los meses de verano, el cual recibía las informaciones diarias que se le enviaban sobre la situación del país”. 

A fojas 1150 y 3183 Roberto Schmied declaró que mientras ejerció como comandante de la División de Inteligencia Metropolitana “no se hacía nada sin su conocimiento, puesto que estaba al tanto de todo, sin que pueda responder de aquello que sucedía en su ausencia, en que quedaba como segundo comandante Sergio Canals”. Por su parte, en la declaración indagatoria de Alvaro Corbalán, a fojas 2408 y 3133, dijo que en la CNI estuvo a cargo de “una unidad de búsqueda de información dependiente de la División de Inteligencia Metropolitana, comandada por Roberto Schmied y como segundo jefe Sergio Canals”.

La otra cara de la gaviota se puede observar en quienes truncan el deseo de los que como Canals, pensaron que matando a las personas se mataba a sus ideas, puesto que como todos los años desde su asesinato, una gran cantidad de personas se reunieron para realizar una romería a la tumba de Tucapel Jiménez en el cementerio General.

En la ocasión, todos los participantes destacaron el ejemplo de lucha por la democracia y la justicia social que encarnó el dirigente gremial.

Lo distinto fue que en esta ocasión el homenaje contó con la presencia de la presidenta electa, Michelle Bachelet, quien se centró en alabar las cualidades del extinto dirigente.

Michelle Bachelet señaló que durante su gobierno dará los pasos necesarios para que los trabajadores alcancen aquellos derechos por los que tanto peleó Tucapel, dando prioridad a los compromisos establecidos con el mundo sindical, como la negociación colectiva para todos y la posibilidad de ser elegidos como parlamentarios.

Por su parte, Tucapel Jiménez hijo agradeció que por primera vez desde el crimen contra su padre, un mandatario asistiera a la romería en su honor, con lo que se enaltece la figura del presidente mártir de la ANEF. 

El diputado electo manifestó también su preocupación por la posibilidad de que se repitan medidas como el indulto presidencial a Manuel Contreras Donaire, autor material del asesinato de su padre.

Raúl De La Puente, presidente de la ANEF, coincidió en destacar las virtudes de Jiménez como representante de los empleados fiscales y su enorme decisión para enfrentar a la dictadura, bregando por la unidad de los trabajadores. Es esa consecuencia la que, según De La Puente, llevó a los personeros de la dictadura a terminar con su vida, puesto que consideraban un peligro para la estabilidad del régimen el trabajo de Tucapel Jiménez y otros dirigentes en aras de la unidad del movimiento obrero.

Hay que destacar que la romería a la tumba de Tucapel Jiménez se ha transformado en el hito, mediante el cual los trabajadores del sector público renuevan la decisión de lucha por mejorar su desmedrada situación laboral, provocada por las políticas de la dictadura, las que no han sido corregidas por los gobiernos de la concertación.

Es por lo anterior que la asistencia de Michelle Bachelet y los compromisos que ella suscribió con los trabajadores, abre una pequeña luz de esperanza en quienes suelen ser olvidados cuando se diseñan las políticas de estado, lo que pone de manifiesto la necesidad de que los trabajadores recuperen su capacidad de organización dado que, como pregonara el propio Tucapel Jiménez Alfaro a sus compañeros de lucha, es sólo a través de la unidad de los trabajadores que se pueden lograr las transformaciones sociales, “puesto que a los trabajadores nunca se nos han regalado nada”.

Nota: las referencias a la sentencia del ministro Sergio Muñoz, en el caso del asesinato de Tucapel Jiménez Alfaro, fueron extraídas de una investigación del periodista Víctor Osorio (N del E: uno de los destacados "actores secundarios").

 

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015