Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Alejandro (o Alexander) Ananias

Capitán de Ejercito

Este oficial en el Campo de Concentración de Chacabuco, se destacaba por el maltrato que daba a los prisioneros. Los obligaba a hacer trabajos forzados que consistían en recoger chatarra de fierro y desmantelar estructuras de fierro de la oficina salitrera, Luego los obligaba a cargar camiones del ejercito y se llevaba el material hurtado hasta Antofagasta, donde para su beneficio vendía como chatarra las toneladas de fierro robado de la oficina d Chacabuco.

Información proporcionada por ex presos políticos de Chacabuco, Archivo Memoriaviva

=============================================================================================================================================================================

Extracto del Testimonio de LANDY AURELIO GRANDON LEON
(landygrandon@hotmail.com), realizado en Edmonton, a 31 días del mes de Marzo de 2002.

"En el campo de concentración de Chacabuco a cargo del Ejército, fuimos nuevamente victimas de trato inhumano, degradante y humillante además de constantes amenazas y amedrentamiento psicológico y físico"

"... Personal del Ejército y Fuerza Aérea se turnaban en la vigilancia del campo y en imponer el arbitrario régimen de cautiverio a los ciudadanos allí detenidos. Otros oficiales que cometieron trato inhumano fueron los capitanes Santander y Alexander o Alejandro Ananias. El capitán Santander, quien se vanagloriaba de ser campeón panamericano de tiro al blanco y amenazar a los prisioneros con eso de donde ponía el ojo ponía la bala, en más de una ocasión nos hizo comer bajo un enorme despliegue de soldados fuertemente armados y apuntando directamente a las cabezas de las personas. En otra, interrumpía abruptamente la hora de comida para hacernos formar sin razón específica. En otra oportunidad nos agrupó para reprendernos humillantemente y acusarnos falsamente de rayar las murallas con consignas políticas. Por otra parte, pilotos de la Fuerza Aérea, en aviones de combate, hacían vuelos rasantes sobre el campo de concentración cotidianamente, provocando inquietud y temor en la población reclusa.


Con motivo del Día Internacional del Trabajador, el 1° de Mayo de 1974, el capitán Ananias, en una ostensible demostración de abuso y arrogancia, con una lista en mano, sacó del campo a una treintena de personas, entre otros a mí, a realizar trabajos forzados. Nos obligaron a transportar chatarra de un lugar a otro distante a unos 200 metros durante toda la mañana, sin razón alguna."

_____________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015