Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Eduardo Ludovico Aldunate Hermann

General de Ejercito

Agente DINA/CNI

 

Eduardo Aldunate Hermann, era subteniente a meses del golpe de Estado de 1973 y participó en el asalto al Palacio de la Moneda el 11 de septiembre de 1973.  Mas tarde escribiría na serie de artículos de opinión política en la revista Alborada, defendiendo a la dictadura.
 

Eduardo Aldunate Hermann mas tarde integraria la Brigada Mulchén de la DINA. De la Brigada Mulchén dependía la Agrupación Quetropillán, que integró el agente Michael Townley.

La Brigada Mulchén tuvo directo contacto con las operaciones que se tramaron en la casa que la DINA compró para Townley en Lo Curro, donde entre otras actividades se fabricó el gas sarín. Entre los crímenes atribuidos a la  BrigadaMulchén están el del diplomático chileno-español Carmelo Soria (1976), y el del Conservador de Bienes Raíces Renato León.

Después de la disolución de la DINA, Eduardo Aldunate Hermann pasaría a ser parte de los grupos operativos de la Central Nacional de Informaciones (CNI).

Eduardo Aldunate Hermann tambien curso en la Escuela de las Américas en febrero de 1974,  curso de comando (1976), paracaidista (1977) y el básico y avanzado de inteligencia en la CNI (1979-1983).

Hay un Aldunate Hermann de la Mulchén, era locazo, trabajaba con Pablo Belmar. Eduardo Aldunate Hermann era teniente". Así declaró en 1993 el suboficial Carlos Labarca Sanhueza, acerca del general chileno y segundo comandante de la Fuerza multinacional de Naciones Unidas en Haití Eduardo Aldunate Hermann.

Eduardo Aldunate Hermann fue ascendido a General el año 2003, cuando era ministra de Defensa Michelle Bachelet. Mas aun, y como si esto fuera poco, además ostenta nada menos que la Condecoración “Presidente de la República” en el grado de Gran Oficial

Eduardo Aldunate posee un Máster en Artes y Ciencias Militares de la Escuela de Comando y Estado Mayor del Ejército de los EEUU, y se ha desempeñado como profesor titular en el Colegio Interamericano de Defensa (EEUU) y jefe de áreas académicas en el Colegio Interamericano de Defensa (EEUU). Se desempeñó como Segundo Comandante de la Minustah, Misión de las Naciones Unidas en Haití.

Fuentes de Información: La Nación, Política Cono Sur, La Tercera; Archivo Memoriaviva


La Nación

30 de Septiembre 2005

General Aldunate habría integrado Brigada Mulchén

La brigada Mulchén tuvo directo contacto con las operaciones que se tramaron en la casa que la DINA compró para Townley en Lo Curro, donde se fabricó el gas Sarín.

El ex agente de la DINA y miembro de la elite de comandos del Ejército que resguardó al ex dictador Augusto Pinochet, suboficial (R) Carlos Labarca Sanhueza, declaró en 1993 que el general chileno y actual segundo comandante de la Fuerza Multinacional de Naciones Unidas en Haití, Eduardo Aldunate Hermann, fue miembro de la Brigada Mulchén de la DINA.

El abogado de derechos humanos, Alfonso Insunza dijo a La Nación que pedirá al ministro Alejandro Madrid, el juez que instruye el proceso por el crimen del ex químico de la DINA, Eugenio Berríos, que “cite a declarar al ex agente Labarca, para que aclare por qué mencionó al general Aldunate Hermann como integrante de la Brigada Mulchén”. El ministro Madrid investiga además la extraña muerte del ex Presidente Eduardo Frei Montalva y el asesinato del diplomático chileno-español Carmelo Soria.

En una extensa declaración procesal en poder de La Nación, Labarca, miembro del departamento exterior DINA, dijo respecto a la Brigada Mulchen que “siempre tuve contacto con la Brigada Mulchén y sacaba de cajón los operativos que hacían (...) Yo sé lo que digo por haber sido instructor

(comando) de algunos oficiales. (...) Las otras personas que operan, no sé chapas, hay un Aldunate Hermann de la Mulchén, era locazo, trabajaba con Pablo Belmar. Eduardo Aldunate Hermann era teniente”.

De la Brigada Mulchén dependía la agrupación Quetropillán, que integró el agente Michael Townley. La Mulchén tuvo directo contacto con las operaciones que se tramaron en la casa que la DINA compró para Townley en Lo Curro, donde entre otras actividades se fabricó el gas sarín.

Entre los crímenes atribuidos a la Mulchén están el del diplomático chileno- español Carmelo Soria (1976), y el del Conservador de Bienes Raíces Renato León.

El ex agente Labarca Sanhueza hizo los cursos de comando, paracaidista, guerra especial, asalto, guía, explosivos y municiones, y fue instructor en la Escuela Nacional de Inteligencia de la DINA.

Según su currículo, el general Aldunate hizo, entre otros, el curso de comando (1976), paracaidista (1977) y el básico y avanzado de inteligencia (1979- 1983).


La Nación

12 de Octubre 2005

Piden investigar vínculo con la DINA de general Aldunate

Carmen Soria y el abogado Alfonso Insunza pidieron al ministro Alejandro Madrid que cite a declarar al general Eduardo Aldunate, para que aclare su eventual participación en la Brigada Mulchén de la ex DINA. El jefe del Ejército, general Cheyre, negó la pertenencia de Aldunate a la DINA.
El llamado a retiro y la citación a declarar ante la justicia del general del Ejército chileno en servicio activo, recientemente designado vicecomandante de la Fuerza Multinacional de Naciones Unidas en Haití, Eduardo Aldunate Hermann, solicitaron el abogado Alfonso Insunza y Carmen Soria. Esta última es hija del diplomático chileno-español Carmelo Soria, quien fue asesinado por la Brigada Mulchén de la DINA en julio de 1976.

El general Aldunate fue mencionado como integrante de esa brigada por el ex agente del departamento exterior de la DINA, suboficial (R) Carlos Labarca Sanhueza, información publicada por La Nación el pasado viernes 30 de septiembre.

En la presentación judicial hecha ayer en la Corte de Apelaciones de Santiago, Carmen Soria y el abogado Insunza pidieron al ministro Alejandro Madrid, que cite a declarar a Labarca y al general Aldunate para que entreguen más antecedentes sobre la pertenencia de este último a la Brigada Mulchén que operó entre 1974 y 1977.

Aunque Labarca no acusa al general Aldunate de participar en el crimen del diplomático, para Soria e Insunza, el punto central es la eventual pertenencia de Aldunate a esa brigada que cometió crímenes, entre ellos el del diplomático.

El juez Madrid investiga el crimen del ex químico de la DINA, Eugenio Berríos, y por esa vía tiene además a su cargo la indagatoria de la extraña muerte del ex Presidente Eduardo Frei Montalva. Además, sigue recabando información en los casos de Carmelo Soria y Orlando Letelier, a pesar de que el primero está amnistiado y juzgado el segundo. No obstante ello, en la investigación por Berríos ha aparecido nueva información que se vincula con estos dos casos.

Carmen Soria pidió al ministro de Defensa Jaime Ravinet y al comandante en jefe del Ejército, general Juan Emilio Cheyre, que “den de baja” al general Aldunate. Además, manifestó que junto a su abogado enviarán los antecedentes al secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, para que destituya de su cargo en Haití al general chileno.

La hija del diplomático asesinado recordó que algo similar ocurrió a fines de la década de los años 90 con el general activo Sergio Espinoza Davies, quien en 1973 con el grado de capitán participó en los cuestionados consejos de guerra del campo de prisioneros de Pisagua. El general Espinoza había asumido la jefatura de la misión de paz de Naciones Unidas en la frontera de Pakistán, y debió dejar el cargo. “Pero esto es más grave”, dijo Soria, explicando que no es lo mismo haber participado en consejos de guerra que “haber integrado una brigada de la DINA”.

En una extensa declaración policial de 1993, Labarca Sanhueza afirmó “siempre tuve contacto con la Brigada Mulchén y sacaba de cajón los operativos que hacían (...) Yo sé lo que digo por haber sido instructor (comando) de algunos oficiales (...) Las otras personas que operan, no sé chapas, hay un Aldunate Hermann de la Mulchén, era locazo, trabajaba con Pablo Belmar. Eduardo Aldunate Hermann era teniente”. Belmar fue uno de los ex agentes procesados por el crimen de Soria, causa que amnistió la Corte Suprema.


La Nación

13 de Octubre 2005

General Eduardo Aldunate niega haber sido integrante de la DINA

El general chileno y vicecomandante de la Fuerza Multilateral de Naciones Unidas en Haití, Eduardo Aldunate Hermann, negó haber pertenecido a la Brigada Mulchén de la DINA y dijo que viajará a Chile para declarar ante un juez y aclarar esa situación.

En tanto, el ministro de Defensa Jaime Ravinet, recibirá hoy a Carmen Soria, hija del diplomático chileno-español Carmelo Soria que fue asesinado en 1976 por integrantes de la Brigada Mulchén.

La controversia se generó por una declaración ante Investigaciones en 1993 del suboficial (R) Carlos Labarca Sanhueza, ex integrante del departamento exterior de la DINA y miembro del equipo de seguridad del ex dictador Augusto Pinochet, quien sindicó al actual general Aldunate como integrante de la Brigada Mulchén, “hay un teniente Aldunate Hermann (que) trabajaba con Pablo Belmar”. Este último fue uno de los que participó en el crimen de Soria.

El general Aldunate declaró a TVN que “jamás estuve en la Brigada Mulchén. Tengo una noción en los primeros años de mi carrera de haber conocido un Labarca, no estoy seguro que sea él (Labarca Sanhueza), pero recuerdo haberlo conocido muy en lo general, nunca haber trabajado con él. No estoy en ningún sumario, no estuve en la DINA, y tengo la disposición a presentarme ante las autoridades que se definan”.

Tanto Carmen Soria como el abogado Alfonso Insunza aclararon que no han imputado al general Aldunate participar en el crimen del diplomático, sino que presentaron una solicitud para que el ministro Alejandro Madrid indague sobre la declaración de Labarca, que imputa a Aldunate haber integrado la DINA.

En tanto la abogada Carmen Hertz criticó al comandante en jefe del Ejército, general Juan Emilio Cheyre, por referirse a una “supuesta Brigada Mulchén”. Hertz dijo que “pareciera que él (Cheyre) no ha sido bien informado, pues está acreditada la existencia de esta organización criminal para exterminar opositores políticos”.


 La Tercera 

Martes 18 de octubre de 2005

Ravinet afirma que Aldunate estuvo en la CNI, pero que "eso no constituye delito"

El ministro de Defensa, Jaime Ravinet, confirmó ayer que el general Eduardo Aldunate, el segundo hombre a cargo de las tropas de paz de Naciones Unidas en Haití, cumplió funciones en la Central Nacional de Informaciones (CNI) durante 10 meses, pero que "eso no constituye delito". Tras conversar ayer con el general Juan Emilio Cheyre, Ravinet denunció una "caza de brujas" contra un uniformado que posee "una impecable trayectoria".

"Mientras era teniente, Aldunate fue destinado a la CNI de enero a noviembre de 1978 y de marzo a julio participó en cursos de inteligencia, no participando en actividades operativas", señaló ayer Ravinet a La Tercera, precisando que "el haber pertenecido a la CNI no es en sí constitutivo de delito, o de no ascenso, baja o estigma contra un oficial, ni tampoco significa per se ser un violador de los derechos humanos o un torturador. Eso es un tema que es caso a caso y que naturalmente hay que probarlo, y no es el caso del general Aldunate".

El titular de Defensa agregó que él posee todos los antecedentes sobre la trayectoria de Aldunate en el Ejército: "Si alguien tiene nuevos datos corresponde aportarlos a la justicia, pero el peso de la prueba no recae en quien se defiende, sino en quien acusa".

Ravinet agregó que pese haber sido vinculado en 1993 a la brigada Mulchén, "cuatro ministros en visita no han encontrado mérito alguno, ni siquiera para citarlo a declarar".

En tanto, el presidente del PS, Ricardo Núñez, dijo que Aldunate no debiera seguir ocupando un puesto tan alto en la misión de paz en Haití. "Esperamos que el alto mando del Ejército tome las medidas que corresponda", señaló el senador socialista. Y agregó: "Por cierto que una persona que ocupa un cargo tan importante no debe tener mácula alguna con respecto a su pasado, para los efectos de darle credibilidad y fuerza a la delicada misión que tienen el Ejército y la FACh en Haití".

Consultado si la situación de Aldunate podría afectar la imagen del país, el Presidente Ricardo Lagos reaccionó ayer con molestia: "La imagen la cuida el Presidente de Chile (...) El gobierno hace estas cosas oportunamente en el Ministerio de Defensa, pregunte ahí, porque tienen más antecedentes".

En la misma línea de Ravinet, el canciller Ignacio Walker llamó a "no prejuzgar" a Aldunate. Después de una reunión en Londres con su par británico, Jack Straw, Walker dijo: "Por favor, en nuestro país acostumbrémonos a que no podemos andar condenando gente por los medios de comunicación. Ahora, por supuesto, que si hay denuncias responsables tendrán que investigarse".

Aldunate: "Estoy tranquilo"

Tras un encuentro con el embajador de España, José Antonio Martínez, a quien pidió que su país disponga una investigación ante Naciones Unidas, sobre los movimientos de Aldunate en la década del 70, Carmen Soria vinculó directamente al general con la muerte de su padre, el diplomático Carmelo Soria, señalando que sería "al menos encubridor" del crimen sucedido en 1976. Previamente, dijo que Aldunate integró la Brigada Mulchén de la Dina, que ejecutó el asesinato del diplomático.

Aldunate, en tanto, señaló ayer a Radio Cooperativa que está "tranquilo", que no se referirá a las acusaciones en su contra para no saltarse los conductos regulares del Ejército. "Si tú me preguntas cómo estoy, súper bien y súper tranquilo. Tranquilo con todo lo que se ha hecho allá y tranquilo también con que las cosas se van a aclarar y se van a despejar rápido", manifestó.


LaTercera 

Miércoles 19 de octubre de 2005

Carmen Soria: "Yo al ministro de Defensa no le creo nada"

La hija del asesinado diplomático español Carmelo Soria, Carmen Soria, reiteró sus críticas contra el ministro de Defensa, Jaime Ravinet, a quien trató de mentiroso por haberle ocultado la participación del general Eduardo Aldunate Hermann, en la Central Nacional de Inteligencia (CNI).

Tras concurrir a la comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, instancia ante la cual expuso su denuncia contra el vicecomandante de las Fuerzas Multinacionales en Haití y su supuesta vinculación con el asesinato de su padre, Soria reiteró sus cuestionamientos por el actuar del titular de Defensa, quien aseguró que el uniformado no tuvo participación alguna en el hecho.

"El ministro de Defensa me mintió desde el principio, yo al ministro de Defensa no le creo nada, cuando quise hablar con el ministro de Defensa me dijo que Aldunate Hermann tenía una hoja impecable. Al segundo día el vocero de gobierno salió diciendo que no era de la DINA sino de la CNI... que el ministro de Defensa diga lo que quiera, yo no le creo nada", manifestó Soria.

La hija del asesinado ciudadano español pidió a los parlamentarios que soliciten al Gobierno investigar a fondo la participación del general Aldunate en la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) o en la Central Nacional de Inteligencia (CNI), "porque me parece de extrema gravedad que no se aclare esa situación porque las personas que trabajaron con Aldunate fueron las que torturaron y asesinaron a mi padre".

Carmen Soria además insistió en que el gobierno del Presidente Ricardo Lagos debe tener representantes sobre los cuales no debe existir ninguna duda sobre su participación en aparatos represivos del régimen militar, de allí que insistió en que Aldunate debe ser removido del alto cargo que ocupa en Haití.


Política Cono Sur

22 de Octubre 2005

La oscura historia del general Ludovico

Según el actual Ministro de Defensa de Chile, el segundo comandante de las Fuerzas Internacionales de la ONU en Haití, Ludovico Eduardo Aldunate Herman, “estuvo en la CNI [organismo represor de la dictadura sucesor de la fatídica DINA] haciendo un curso de investigaciones en labores operativas” entre enero y noviembre de 1978.

En otros términos, Aldunate Herman recibió entrenamiento durante 10 meses en las “labores operativas” que le eran propias y prioritarias a la CNI y, por ende, a la dictadura militar en la época: la represión del “enemigo interno”, los ciudadanos que rehusábamos someternos al imperio de la bota militar, que nos oponíamos a los secuestros, torturas y asesinatos, los que fuimos perseguidos con la prisión y la tortura, los que fuimos exonerados arbitrariamente de nuestros empleos, los que fuimos obligados a buscar el exilio para poder sobrevivir con nuestras familias, los que denunciábamos el terrorismo de Estado implementado precisamente a través de organismos como la DINA y la CNI.

De acuerdo a toda la información recopilada en el Informe Oficial del gobierno de Chile sobre Verdad y Reconciliación, también conocido como el Informe Rettig, la CNI fue una organización de naturaleza claramente criminal. Esto no está en cuestión. Por tanto, resulta absolutamente inconsecuente endosar como “impecable” la carrera de un militar como Aldunate Herman que estuvo adscrito a dicha organización haciendo precisamente “un curso de investigaciones en labores operativas” que eran propias a tal organismo.

En este contexto corresponde, además, tener en cuenta que el ejército de Chile tenía en la época, tal como actualmente mantiene, un organismo de formación profesional, la Academia de Guerra, que institucionalmente no actuó como organismo represor hasta donde se ha podido determinar.

El hecho que el mencionado “curso de investigaciones en labores operativas” haya sido ofrecido por la CNI y no la Academia de Guerra, es indicativo de que fue un curso en las funciones represivas de la CNI. De lo contrario habría sido ofrecido a través de la Academia de Guerra.

EL DERECHO CIUDADANO A SABER
Considerando que cursos de esta naturaleza no se ofrecen de manera unipersonal, a estas alturas y dada la relevancia del tema para la manutención y preservación de los DD.HH. en Chile, el gobierno debería dar a conocer los nombres y rangos de todos los individuos que participaron en dicho curso, como así mismo los nombres de sus instructores y las materias específicas del entrenamiento.

Dados los antecedentes arriba señalados, resulta absolutamente inexplicable e injustificable que un individuo como Ludovico Eduardo Aldunate Herman haya llegado a general de la República durante un gobierno que se proclama democrático y a favor del respeto y protección de los DD.HH.

Sin embargo, el hecho es que Aldunate Herman fue ascendido a General el año 2003, cuando era ministra de Defensa Michelle Bachelet, la actual candidata a presidenta de Chile de la coalición de partidos políticos en el gobierno. Pero como si esto fuera poco, además ostenta nada menos que la Condecoración “Presidente de la República” en el grado de Gran Oficial .

Aunque el curriculum vitae de Aldunate Herman que era público hasta hace poco en el sitio digital del Ejército de Chile no indica el año en que el Presidente de la República le confirió dicha condecoración, aquí hay ciertamente responsabilidades políticas por las cuales el gobierno debe responder. Desde luego, también debe responder la ex ministra de Defensa Michelle Bachelet por el ascenso al Generalato del año 2003. A menos que, desde luego, sea precisamente por dichas responsabilidades que el gobierno protege y defiende al general de marras. De hecho, no hay gato que por mojado que esté, no trate de tapar sus excrementos.

2º COMANDANTE DE LAS TROPAS DE LA ONU EN HAITIPARTICIPÓ EN EL DERROCAMIENTO DE ALLENDE
Según se ha hecho público en las últimas horas, el general chileno Ludovico Eduardo Aldunate Herman, 2º comandante de las tropas de la ONU en Hiatí, participó en el asalto al Palacio de la Moneda el 11 de septiembre de 1973 y, además, escribió una serie de artículos de opinión política en la revista Alborada, defendiendo a la dictadura.
En cuanto a su participación en el asalto a la Moneda, Aldunate Herman alega que había egresado recién de la Escuela Militar y que se limitó a cumplir órdenes. Sin embargo, el hecho de que posteriormente escribiera una serie de artículos políticos a favor de la dictadura, demuestra que fue una misión que cumplió “con gusto”, a pesar de que tal acción era un ilícito según la Constitución Política de 1925, vigente en aquel entonces.

En otros términos, Aldunate Herman es claramente un militar golpista que se las arregló para llegar al generalato el año 2003, con la venia de la ex ministra de Defensa y actual candidata a presidenta de Chile, Michelle Bachelet. Quienquiera que defienda a Aldunate Herman, defiende el golpismo y la subversión militar.
En cuanto a sus artículos de opinión a favor de la dictadura, el actual ministro de Defensa, Jaime Ravinet, los defendió afirmando que “En sí el escribir nunca ha sido en sistemas democráticos, civilizados, un delito, uno comete delito cuando infringe las leyes, no existe el delito de conciencia, no existe el delito por pensar distinto, creo que es muy importante que ustedes (prensa) y nosotros que estamos gozando la libertad de prensa, sepamos respetar la diversidad y la capacidad de pensar distinto”.

Lo que es perfectamente legítimo si se tratara de un ciudadano civil, pero el hecho es que se trata de un militar en servicio activo, quien –como tal– tiene prohibición de participar en la política contingente de naturaleza partidista. En otros términos, los escritos de Aldunate Herman son en sí una manifestación o acto político deliberante que es inaceptable dentro de las FF.AA. chilenas y que repugna a la recta conciencia democrática nacional.

Finalmente, cabe destacar que si alguien como Aldunate Herman fuera designado embajador ante el gobierno de algún otro país, tan pronto como se revelaron sus conexiones con la CNI, el organismo represor de la dictadura que remplazó a la fatídica DINA, el gobierno lo habría retirado ipso facto, a riesgo de que fuera declarado persona non grata por el gobierno huesped. En los hechos, Aldunate Herman es una especie de embajador en la medida en que las funciones que cumple en Haití, las cumple como enviado del gobierno de Chile y, por tanto, debería ser retirado de inmediato, independientemente de que haya participado en algún crimen de sangre o no.

Su vinculación a la CNI y su historial golpista y pro dictadura, así lo ameritan. Se trata simplemente de un individuo que es impresentable como representante de un país democrático, especialmente en una misión de paz de naturaleza internacional.

En cuanto al Ministro de Defensa, Jaime Ravinet, debería renunciar por haberse pronunciado a favor de la deliberación política dentro de las FFAA, tal como hizo al condonar los artículos pro dictadura publicados por el general de marras en la revista Alborada.

Tal condonación de la deliberación política castrense lo descalifica como ministro en cualquier cartera pues demuestra su total falta de criterio político y ciudadano. De hecho, las palabras de Jaime Ravinet, aparte de irresponsables, son extremadamente peligrosas para la estabilidad democrática del país en la medida que abren formalmente las puertas a la deliberación política en el seno de las FFAA chilenas. Su descriterio político es simplemente abismante.
———————————-
* Ex Preso Político, Cárcel de Isla Teja, Valdivia, 1973. Integra el Instituto Cono Sur, Baltimore, Maryland, EE UU. Artículos aparecidos en Política Cono Sur (http://espanol.groups.yahoo.com/group/politicaconosur).


 La Tercera

Jueves 27 de octubre de 2005

Lagos dice que paso por la CNI no inhabilita para ser comandante en jefe

En medio de los cuestionamientos al general Eduardo Aldunate, segundo jefe de las fuerzas militares de paz en Haití, por haber sido funcionario de la CNI, el Presidente Ricardo Lagos señaló ayer que el paso de un militar por ese organismo no lo inhabilita para ser comandante en jefe del Ejército. "Depende de lo que haya hecho ahí, pues si es una destinación normal o no, depende de cuáles son las características de lo que haya hecho. Yo quiero señalar a ustedes que los informes que se hacen respecto de los ascensos son muy, muy detallados", afirmó.

Según las estimaciones que estarían en conocimiento de La Moneda, un tercio del alto mando -pues se trata de alrededor de 13 de 36 de sus integrantes- tuvieron alguna vinculación como tenientes o capitanes con la CNI, organismo de seguridad interior que reemplazó a la Dina en 1977. Por ello es muy probable que entre ellos figuren oficiales que podrían conformar la quina de la cual saldría el nombre de quien sucedería a Juan Emilio Cheyre en la jefatura del Ejército.

Es más, Lagos, a quien le corresponde nombrar al futuro jefe castrense -proceso que estaría planificado para fines de noviembre- dijo ayer que los presidentes estudian estas designaciones "caso a caso".

Estas declaraciones se ajustan al criterio que utilizó el ministro de Defensa, Jaime Ravinet, para salir en defensa del general Aldunate, quien fue destinado como teniente en 1978 a la CNI, y a quien la hija del diplomático español Carmelo Soria, Carmen, vinculó con la muerte del funcionario español. Esta última acusación ha sido sistemáticamente desestimada por el Ejército y el gobierno.

Fuentes del Ejecutivo señalan que el mero hecho de haber cumplido una destinación en la CNI no será un criterio del Ministerio de Defensa para inhabilitar a un general al momento de elaborar la quina de sucesión de Cheyre. En esa línea, las mismas fuentes aseguran que en rigor será el Presidente quien zanjará si un oficial, que pasó por ese organismo de seguridad, cumple con los requisitos para ser comandante en jefe.

Particularmente, para el Ejército y el gobierno ha sido tema de preocupación que ese paso por organismos de seguridad, sin estar implicados en casos de violaciones de los DD.HH., hoy se convierta en un estigma y una traba para el ascenso de los oficiales.Al respecto, la institución expresó a través de su departamento comunicacional que las autoridades competentes han recibido "todos los antecedentes del alto mando y están debidamente informadas de todos los integrantes del Ejército".

 

Nota de Memoriaviva:

La CNI asi como la DINA fueron declaradas asociaciones ilicitas por la justicia de Chile, por lo tanto siendo su fin el de cometer crimenes, la declaracion de Lagos que pertenecer a CNI no inhabilita para promocion al mas alto mando, siemplemente muestra a los niveles que la concertacion ha llegado para defender a los violadores de derechos humanos de acuerdo al pacto suscrito con los militares y la derecha para que  Pinochet traspasara el poder.


 La Nacion

24 de Enero 2008  

Cuatro generales activos entre buscados en proceso por víctimas de Paine

Tres de ellos fueron recientemente ascendidos de general de Brigada a general de División. En agosto de 1973 fueron 36 los subtenientes que egresaron de la Escuela Militar destinados a la Escuela de Infantería de San Bernardo.

Cuatro son los generales en servicio activo que figuran entre la lista de los 36 subtenientes que en agosto de 1973 egresaron de la Escuela Militar y fueron destinados a la Escuela de Infantería de San Bernardo, a la que pertenecen quienes en 1973 asesinaron a los campesinos de Paine. Tres de ellos fueron recientemente ascendidos de general de Brigada a general de División.

Se trata del general de División Guillermo Castro Muñoz, comandante de la II División del Ejército de la Región Metropolitana, quien ya fue interrogado por el juez Héctor Solís en la búsqueda de los otros dos subtenientes que en octubre de 1973 participaron junto al entonces subteniente Andrés Magaña, en la masacre de 22 campesinos en Paine.

También está el general de División Cristián Le Dantec Gallardo, actual director de Finanzas del Ejército. El otro general de División es Julio Baeza von Bohlen, actual director de Logística de la institución.

El cuarto es el general de Brigada Eduardo Ludovico Aldunate Hermann, actual comandante de la División Escuelas del Ejército. Aldunate fue mencionado por un ex agente como integrante de la Brigada Mulchén de la DINA, mientras era el segundo comandante de la fuerzas de Naciones Unidas en Haití.

El ministro del proceso Paine, Héctor Solís, indaga para conocer la identidad de los otros dos subtenientes que acompañaron a Magaña. 

Hasta ahora esos dos nombres permanecen bajo una férrea protección en un pacto de silencio entre los inculpados y procesados de la matanza del 16 de octubre de 1973 en Paine.

Coincidentemente con la aparición de la información de prensa del interrogatorio del general Castro, el Ejército sacó hace unos días de su página electrónica institucional la lista con el alto mando.

Las fotos de los cuatro generales que se publican en este artículo aparecen en la revista de la Escuela Militar "Cien Aguilas" del año 1973.


La Nacion

25 de Enero 2008  

El Ejercito esta Infectado

Tres son generales de División y el otro es de BrigadaCuatro generales activos en lista de indagados por PaineFiguran en un oficio de Defensa de 1984 adjunto al proceso.

Son promoción 1973 y salieron como subtenientes destinados a la Escuela de Infantería de San Bernardo.En una caja roñosa en el mercado de las pulgas del barrio Franklin, una lluviosa mañana de domingo, en invierno, se divisó apenas la punta del título de una polvorienta revista: Cien Aguilas 1973.

Era la revista de la Escuela Militar con la promoción de oficiales graduados aquel año con el grado de subteniente, y sus destinaciones a las distintas armas.

A Infantería salieron enviados 70, y de ellos, 36 llegaron a la Escuela de Infantería de San Bernardo a la que pertenecen los efectivos que en 1973 asesinaron a campesinos de Paine.

Un oficio de 26 de junio de 1984 enviado a la justicia militar firmado por el ministro de Defensa Patricio Carvajal adjunto al proceso Paine, se cruza con la información de Cien Aguilas.

Carvajal entregó una lista de 67 oficiales (entre ellos 39 subtenientes) y 10 suboficiales "que se encontraban activos en octubre de 1973 en la Escuela de Infantería de San Bernardo".

El oficio registra los nombres de los subtenientes Guillermo Castro Muñoz, Cristián Le Dantec Gallardo y Julio Baeza von Bohlen, pero falta el de Eduardo Ludovico Aldunate Hermann, que según información militar sí llegó a ese regimiento junto al resto.

Castro es general de división y comandante de II División de la Región Metropolitana. Le Dantec es general de división y director de Finanzas. Baeza es general de división y director de Logística. Aldunate es general de brigada y comandante de la División de Escuelas. Los tres primeros fueron recién ascendidos.

La existencia de estos generales activos fue mencionada ayer por la abogada Pamela Pereira en radio Cooperativa, aunque no aportó sus nombres, los que aparecen en la revista entre los destinados al arma de Infantería.

Mientras no se revelen los nombres de los dos subtenientes que actuaron junto al subteniente Andrés Magaña en la matanza de 22 campesinos, para los querellantes "todos los subtenientes de la lista son sospechosos".

La lista Carvajal

La siguiente es la lista con los 39 oficiales con el grado de subteniente que, de acuerdo al referido oficio Carvajal, servían en la Escuela de Infantería de San Bernardo a octubre de 1973.

La Nación desconoce si, además de los generales activos, otro oficial de esta nómina está aún en servicio con el grado de coronel, lo que sería más improbable pero no imposible.

Como se sabe que fueron 36 los subtenientes de la promoción 1973 que llegaron desde la Escuela Militar a San Bernardo (información oficial del Ejército), por lo tanto, de acuerdo a este oficio, hay tres subtenientes (entre ellos Magaña) que ya estaban sirviendo en esa escuela y que por ello tenían mayor antigüedad que los recién llegados.

1.- Jorge Acuña Gutiérrez

2.- Pablo Opitz Arancibia

3.- Andrés Magaña Bau

4.- Ricardo Cabrera Santander

5.- Diógenes San Martín Silva

6.- Víctor Campos Valladares

7.- Manuel Rojas Herrera

8.- Jorge Sanz Jofré

9.- Juan Quiñones Vergara

10.- Carlos Fernández Hoffmann

11.- Guillermo Castro Muñoz

12.- Claudio Cruz Fernández

13.- Aquiles González Cortés

14.- Héctor Gaete Chesta

15.- Juan Daguerresar Franzani

16.- Patricio Murúa Olivares

17.- Gonzalo Palacios Cabrera

18.- Marcos Espinoza Mellado

19.- Ricardo Kaiser Zúñiga

20.- Hernán de la Fuente Iribarra

21.- Jorge Vásquez Müller

22.- Héctor Salinas Prado

23.- Julio Baeza von Bohlen

24.- Cristián Le Dantec Gallardo

25.- Julio Franzani Castro

26.- Fernando Duarte Martínez-Conde

27.- Luis Briones Valenzuela

28.- Patricio Guzmán Villarroel

29.- René Meza Larenas

30.- Jorge Villagrán Calderón

31.- Arturo Fernández Rodríguez

32.- Iván Gutiérrez Jorquera

33.- Gabriel Rivera Vivanco

34.- José Enberg Castro

35.- José Bahamondes Bernales

36.- César Rodríguez Cataldo

37.- Luis Brahm Fuchschlocher

38.- Eduardo Serrano Stee

l39.- Reinaldo Rosas Varas.


Esta pagina fue modificada el 03/01/2014

Si posee cualquier información sobre este criminal,  nuevas o mejores imágenes,  etc., escribanos a info@memoriaviva.com
 

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015