Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Julio Humberto Salvador Alarcón Saavedra

Comandante de la Armada

C.I.: 4.420.996-9
Domicilio: Pasaje Las Alpacas N°411. Pob. Club de Campo Sur. Peñalolén

 

Julio Humberto Salvador Alarcón Saavedra es responsable directo del asesinato de José Alfonson Constanzo Vera en el Fuerte Borgoño.

Julio Alarcon Saavedra ingresó a la Armada en febrero de 1962, desempeñándose en diferentes reparticiones. En febrero de 1973, luego de regresar de Suiza, donde estuvo efectuando perfeccionamiento, fue destinado al Fuerte Borgoño, con el grado de Teniente Primero, entre sus actividades se desempeñaba como Cdte. de una unidad de artillería anti-aérea.

El 11/9/73 estaba en el Fuerte Borgoño y se comenzaron a efectuar otras actividades, en lo particular a las 7.00 hrs. Se le ordenó  reunir a su compañía (integrada por unos 120) hombres, para realizar una revisión de las instalaciones de la CAP, por antecedentes que allí habría armas. El Administrador, de apellido Valenzuela facilitó el proceder. La revisión de la planta se prolongó por  unas 4 horas, encontrando solamente elementos cortantes, sin hallar armas de fuego. Junto al personal bajo su mando había un grupo de uniformados de Carabineros  y personas de civil, que detuvieron  a trabajadores de la planta, pero con antecedentes que solo ellos manejaban y encargándose de los detenidos.

Después de esto volvió al Borgoño y salió a las calles porque había disturbios. En días posteriores al 11septiembre cumplía funciones de guardia, en la cual, entre otras cosas, habría que preocuparse del estado de los detenidos. Siendo aprox. las 23 hrs. Se  produjo un corte de luz en el interior del fuerte por lo que, junto a dos guardias se dirigió a verificar el estado de los detenidos. Al llegar al sector  donde se ubicaba la cancha de entrenamiento y donde se habían habilitado unas “cabañas” para mantener resguardados a los detenidos, constató que  acostado sobre una colchoneta se encontraba una persona cuyo nombre, José Vera, supo con posterioridad. “ Le ordené que se levantara y al hacerlo se abalanzó sobre uno de mis acompañantes con la clara intención de arrebatarle su fusil, por lo que en un instante en que se formó un espacio entre el detenido y el funcionario disparé mi fusil que se encontraba en ráfaga de tres tiros, hiriendo a bala al detenido José Vera”. Posteriormente se llamó la ambulancia y dio cuenta a las instancias superiores quienes adoptaron el procedimiento de rigor, ya que José Constanzo Vera falleció en el lugar de los hechos. La versión oficial de Julio Alarcón no resulta verosímil ya que es poco plausible que un detenido desarmado ataque en un recinto militar custodiado a un guardia; y de haber sido así, no parece posible que personal adiestrado no tenga otras formas de reprimir el acto que disparando a matar.

De lo acontecido fue citado a declarar en agosto de 1976 a la fiscalía Naval de Talcahuano.

Según Declaración Judicial 21/7/03 Fs.151 de Julio Alarcon Saavedra:  “En el fuerte Borgoño hubo detenidos a contar del mismo 11septiembre se habilitó la cancha de entrenamiento de combate en localidades que estaba ubicada en la parte alta del Fuerte Borgoño ( donde actualmente se encuentra el casino de Oficiales) que era llamada La Ciudadela, y en ese lugar se mantenía a los detenidos. No se si los trasladaban a la Quiriquina pues eso era labor de Ancla 2, departamento al que nunca pertenecí.”

“Los primeros días, entre el 11 y el 20 de septiembre no habría más de 10 detenidos en La Ciudadela, me consta porque me correspondía hacer servicios de guardia en el fuerte Borgoño por lo que tenía que recibirme de los detenidos.”

“De José Constanzo entiendo que fue detenido por personal naval el mismo 11septiembre en CAP portando una subametralladora y fue llevado al Fuerte Borgoño.”
“El 11 septiembre en la mañana se le comisionó para hacer una allanamiento en la CAP por la Ley de control de Armas, mientras lo hacían empezaron a escucharse en la radio los bandos que decían que los militares se habían tomado el poder por lo que el allanamiento tomó otros ribetes. Reunieron a todos los empleados en una explanada, luego registraron las instalaciones, les pidieron a los empleados que se fueran a sus casa y los registraron a la salida, sin resultados. A mediodía fue relevado y volvió al Borgoño.

“En alguna fecha de septiembre 73, hubo problemas en el sector Las Canchas, que es una población colindante con el Fuerte Borgoño , desde donde éramos constantemente hostigados con disparos, esa noche hubo un apagón y como oficial de servicios decidí hacer una ronda  las instalaciones del fuerte. Me hice acompañar de dos soldados de guardia, equipados al igual que yo, con casco y fusiles reglamentarios para la IM (HK-33) con munición de guerra.
En una casa de la Ciudadela había un sujeto en un camastro y cuando le dí la orden que se incorporara reaccionó atacando al conscripto que me acompañaba dentro, tratando de arrebatarle su fusil, en la confusión le grité ¡cuidado! Al soldado , levanté mi arma e hice fuego, cayendo el sujeto al suelo.”

Salí de la casucha y procedí según lo ordenaba la reglamentación vigente. Posteriormente seguí con mis labores habituales en el fuerte hasta que el año 1975 ascendí a Cap. de Corbeta, trasladado como 2|° cdte del Centro de Apoyo logístico del Cuerpo IM sin saber qué sucedió con José Constanzo hasta que el año 1976 fui citado a la Fiscalía Naval de Thno.

“En la IM por doctrina, siempre que se recibe un puesto de guardia se portan las armas preparadas, es decir con bala pasada pero asegurada, en mi caso personal yo acostumbraba portar mi arma sin seguro y en ráfaga en determinadas ocasiones, por ej en las noches o en patrullas, en las que había alguna situación de riesgo. Mi reacción instintiva al presenciar el ataque al conscripto fue la de disparar pues cuando ingresé a la casucha donde estaba el prisionero obviamente entré preparado y con mi fusil con bala pasada y en ráfaga.


La Nacion

12 de Septiembre 2007

“Funan” por represor a ex comandante de la Armada

Un grupo de manifestantes funó a Julio Alarcón Saavedra, ex comandante de la Armada, a quien sindican como represor durante la dictadura militar.

“Este es un homenaje a los luchadores sociales que hoy no están con nosotros. El mejor homenaje es estar en las calles, y funar a los asesinos y torturadores como Julio Alarcón Saavedra que hoy tiene una empresa de seguridad”, comentó a Radio Bío Bío Alvaro Muñoz Marín, hijo de la líder comunista Gladys Marín. 

La Comisión Funa llegó hasta Diagonal Paraguay con Alameda, donde la actividad transcurrió en tranquilidad hasta que un joven que no es parte del grupo, según aclararon los organizadores-  quebró los ventanales de un edificio. 

Una vez finalizada la “funa”, los manifestantes intentaron caminar por la Alameda hacia el estadio Víctor Jara, donde se organiza una tradicional velatón de 11 de septiembre, pero fueron impedidos de avanzar por Carabineros que se encuentran fuertemente apostados en la principal arteria capitalina.


EFE

16 de mayo 2008

La Corte absuelve a un marino chileno por el homicidio de un universitario en 1973

En un fallo de tres votos contra dos, la Sala Penal del máximo tribunal chileno confirmó los fallos de primera instancia que consideraron el caso prescrito para absolver al imputado, identificado como Julio Alarcón Saavedra, precisaron las fuentes.

La víctima, José Constanzo Vera, de 26 años, era un estudiante de Ingeniería Mecánica en la Universidad Técnica del Estado (UTE) y trabajaba además en la Compañía de Aceros del Pacífico (CAP).

Según el informe Rettig, que en 1991 certificó las violaciones a los derechos humanos cometidas durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990), Constanzo Vera fue detenido días después del golpe militar y conducido a un cuartel naval de Talcahuano, a 531 kilómetros al sur de Santiago.

Después de permanecer preso algunos días, fue asesinado en el mismo cuartel, el 21 de septiembre de 1973.

Aunque la investigación judicial comprobó la responsabilidad de Julio Alarcón en el homicidio, el juez de primera instancia, Joaquín Billard, resolvió aplicar la prescripción por haber transcurrido más de 15 años desde la comisión del delito y lo absolvió el 20 de noviembre de 2006.

Dicho fallo fue ratificado el 28 de junio de 2007 por la VI Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago y hoy por la Corte Suprema.

La parte querellante en el caso había solicitado al máximo tribunal que se aplicaran las normas del Derecho Internacional que declara imprescriptibles los crímenes de lesa humanidad.

El abogado de derechos humanos Eduardo Contreras consideró el fallo de hoy 'una peligrosa regresión en la aplicación del Derecho Internacional, que (anteriormente) ha sido establecido por la propia Corte Suprema en otros casos de violaciones a los derechos humanos', según dijo a los periodistas.


Recibido por memoriaviva el 12-06-2006


Julio Humberto Salvador ALARCÖN Saavedra. (asesino)

martes, 30 mayo 2006

Nacido 9 septiembre 1944 en Tocopilla . Rut: 4.420.996-9

Expediente: José Constanzo

Según Declaración Policial: 28/4/03 Fs.130

Dirección: Pasaje Las Alpacas N°411.Pob.Club de Campo Sur. Peñalolén

Comandante en Retiro de la Armada

Ingresó a la Armada en febrero de 1962, desempeñándose en diferentes reparticiones.

En febrero de 1973, luego de regresar de Suiza, donde estuvo efectuando perfeccionamiento, fue destinado al Fuerte Borgoño, con el grado de Teniente Primero, entre sus actividades se desempeñaba como Cdte. de una unidad de artillería anti-aérea.

El 11/9/73 estaba en el fuerte Borgoño y se comenzaron a efectuar otras actividades, en lo particular a las 7.00 hrs. Se le ordenó reunir a su compañía (integrada por unos 120) hombres, para realizar una revisión de las instalaciones de la CAP, por antecedentes que allí habría armas. El Administrador, de apellido Valenzuela facilitó el proceder. La revisión de la planta se prolongó por unas 4 horas, encontrando solamente elementos cortantes, sin hallar armas de fuego.

Junto al personal bajo su mando había un grupo de uniformados de Carabineros y personas de civil, que detuvieron a trabajadores de la planta, pero con antecedentes que solo ellos manejaban y encargándose de los detenidos..

Después de esto volvió al Borgoño y salió a las calles porque había disturbios.

En días posteriores al 11septiembre cumplía funciones de guardia, en la cual, entre otras cosas, habpía que preocuparse del estado de los detenidos. Siendo aprox. las 23 hrs. Se produjo un corte de luz en el interior del fuerte por lo que, junto a dos guardias se dirigió a verificar el estado de los detenidos. Al llegar al sector donde se ubicaba la cancha de entrenamiento y donde se habían habilitado unas “cabañas” para mantener resguardados a los detenidos, constató que acostado sobre una colchoneta se encontraba una persona cuyo nombre, José Vera, supo con posterioridad. “ Le ordené que se levantara y al hacerlo se abalanzó sobre uno de de mis acompañantes con la clara intención de arrebatarle su fusil, por lo que en un instante en que se formó un espacio entre el detenido y el funcionario disparé mi fusil que se encontraba en ráfaga de tres tiros, hiriendo a bala al detenido José Vera”. Posteriormente se llamó la ambulancia y dió cuenta a las instancias superiores quienes adoptaron el procedimiento de rigor, ya que don José Vera falleció en el lugar de los hechos.

De lo acontecido fue citado a declarar en agosto de 1976 a la fiscalía Naval de Thno.

Según Declaración Judicial 21/7/03 Fs.151

Dirección: Las AlpacasN°411. peñalolén

Capitán de Fragata en retiro 58 años

Pasó a retiro el año 1982 con el grado de Cap. de Fragata, mientras cumplía funciones en el centro de Apoyo Logístico del Cuerpo de Infantería de Marina de Viña del Mar.

A contar del 11/9/73 pasó a desempeñar tareas de seguridad interior tales como apoyo con su unidad de patrullaje en el área de THNO., en allanamientos u otros procedimientos policiales, lo que no duró más de dos meses, pues a contar de 1974 volvió a sus tareas profesionales. Su trabajo de apoyo a Inteligencia se limitaba a prestar seguridad perimetral (controlar un perímetro). Los organismos de inteligencia se trataban de gente de civil entre los que obviamente se contaba con personal de Ancla 2, pero entiende que también habían funcionarios de Investigaciones.. Nunca le correspondió hacer detenciones de índole política, peor haciendo seguridad perimetral veía salir gente detenida.

“ En el fuerte Borgoño hubo detenidos a contar del mismo 11septiembre se habilitó la cancha de entrenamiento de combate en localidades que estaba ubicada en la parte alta del Fuerte Borgoño ( donde actualmente se encuentra el casino de Oficiales) que era llamada La Ciudadela, y en ese lugar se mantenía a los detenidos. No se si los trasladaban a la Quiriquina pues eso era labor de Ancla 2, departamento al que nunca pertenecí.”

“Los primeros días, entre el 11 y el 20 de septiembre no habría más de 10 detenidos en La Ciudadela, me consta porque me correspondía hacer servicios de guardia en el fuerte Borgoño por lo que tenía que recibirme de los detenidos.”

“De José Constanzo entiendo que fue detenido por personal naval el mismo 11septiembre en CAP portando una subametralladora y fue llevado al Fuerte Borgoño.”

“El 11 septiembre en la mañana se le comisionó para hacer una allanamiento en la CAP por la Ley de control de Armas, mientras lo hacían empezaron a escucharse en la radio los bandos que decían que los militares se habían tomado el poder por lo que el allanamiento tomó otros ribetes. Reunieron a todos los empleados en una explanada, luego registraron las instalaciones, les pidieron a los empleados que se fueran a sus casa y los registraron a la salida, sin resultados. A mediodía fue relevado y volvió al Borgoño.

“En alguna fecha de septiembre 73, hubo problemas en el sector Las Canchas, que es una población colindante con el Fuerte Borgoño , desde donde éramos constantemente hostigados con disparos, esa noche hubo un apagón y como oficial de servicios decidí hacer una ronda las instalaciones del fuerte. Me hice acompañar de dos soldados de guardia, equipados al igual que yo, con casco y fusiles reglamentarios para la IM (HK-33) con munición de guerra.

En una casa de la Ciudadela había un sujeto en un camastro y cuando le dí la orden que se incorporara reaccionó atacando al conscripto que me acompañaba dentro, tratando de arrebatarle su fusil, en la confusión le grité ¡cuidado! Al soldado , levanté mi arma e hice fuego, cayendo el sujeto al suelo.”

Salí de la casucha y procedí según lo ordenaba la reglamentación vigente.

Posteriormente seguí con mis labores habituales en el fuerte hasta que el año 1975 ascendí a Cap. de Corbeta, trasladado como 2|° cdte del Centro de Apoyo logístico del Cuerpo IM sin saber qué sucedió con José Constanzo hasta que el año 1976 fui citado a la Fiscalía Naval de Thno.

“En la IM por doctrina, siempre que se recibe un puesto de guardia se portan las armas preparadas, es decir con bala pasada pero asegurada, en mi caso personal yo acostumbraba portar mi arma sin seguro y en ráfaga en determinadas ocasiones, por ej en las noches o en patrullas, en las que había alguna situación de riesgo. Mi reacción instintiva al presenciar el ataque al conscripto fue la de disparar pues cuando ingresé a la casucha donde estaba el prisionero obviamente entré preparado y con mi fusil con bala pasada y en ráfaga.


Recibido por memoriaviva el 4-4-2011

junto  con saludarlso  quisiera  señalar  que este  criminal   es  director  comercial  de  Instituto  Ipaswww.institutoipas.com. y  se  encuentra  en  buen  estado  de  salud.

 


 

Esta pagina fue modificada el 010/07/2013

Si posee cualquier información sobre este criminal,  nuevas o mejores imágenes,  etc., escribanos a info@memoriaviva.com 

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015