Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

 


Rafael Mauricio VERGARA TOLEDO

 

 

Foto 1 y 2: Rafael Mauricio Vergara Toledo

Foto 3: Hermanos Vergara Toledo, de izq a derecha: Rafael, Eduardo, Pablo, Luisa y Anita

 

El 29 de marzo de 1985 fallecieron los hermanos Eduardo Antonio y Rafael Mauricio VERGARA TOLEDO, ambos militantes del MIR.

                                      Según informaciones de prensa, "El 29 de marzo de l985 a las 19:45 horas en el sector Las Rejas con 5 de abril, un trío de delincuentes armados intentaron asaltar un negocio, siendo sorprendidos por Carabineros que patrullaban en un furgón. Los frustrados asaltantes reaccionaron produciéndose un breve baleo en el que resultaron heridos el Cabo de Carabineros Marcelo Muñoz Cifuentes, Eduardo y Rafael Vergara Toledo, muriendo los dos últimos en ese lugar.  El tercero de los delincuentes alcanzó a darse a la fuga."

                                      Los antecedentes reunidos por esta Comisión, entre los que se cuentan los informes de autopsia, permiten afirmar que ambos hermanos murieron a causa de politraumatismo por balas y que el cuerpo de Rafael Vergara registra un disparo en la nuca a corta distancia, que fue el que en definitiva le causó la muerte.

                                    La Comisión ha llegado a la convicción de que Rafael Vergara fue ejecutado por agentes estatales, estando ya herido y en poder de quienes lo mataron, en violación de sus derechos humanos. Respecto de su hermano, Eduardo Vergara, no pudiendo la Comisión determinar las circunstancias precisas en que se produjo el enfrentamiento ni la participación que él hubiera tenido, considera que pereció víctima de la situación de violencia política.

(Informe Rettig)  

 


Hermanos Vergara Toledo: La verdad de los hechos

La prensa oficialista, uniformada, en actitud servil a la dictadura ha mentido durante estos doce años para justificar el exterminio de los opositores al régimen que apoya --y que los mantiene--. Faltando a toda ética y moral entrega versiones que denigran a las personas muertas, sin preocuparse jamás de conocer quiénes eran estos hombres, mujeres, jóvenes e incluso niños asesinados; nunca han tratado de acercarse a sus familiares para llegar a la verdad ni para saber de su dolor por la pérdida del ser amado. En forma cruel le quitan la calidad de persona al opositor, deshumanizándolo y presentándolo ante la opinión pública como un ser antisocial que debe ser eliminado.

En él caso de nuestros hijos, Eduardo y Rafael fueron calificados de "antisociales", "delincuentes", "drogadictos", afirmando, además, que "habían participado en robos a mano armada" y que "habían sido procesados por infracción a la ley de seguridad interior" y "por ley de control de armas", que "eran delincuentes políticos subversivos", que "eran dos extremistas muy conocidos que estaban detectados".

Para evidenciar con más fuerza la mentira y las contradicciones en que incurrieron los medios de comunicación gobiernistas hacemos a continuación un somero análisis de lo que a nosotros --sin ser especialistas ni eruditos en la materia--nos ha llamado la atención.:

1. Respecto de como ocurrieron los hechos:

La Nación:
"...Los dos delincuentes asaltaron un negocio, huyendo. Al ser interceptados por la policía, se produjo el enfrentamiento a balazos".

La Tercera:
"...el trío, armado de revólveres, intentó asaltar un negocio siendo sorprendido por carabineros..., Los frustrados asaltantes reaccionaron, produciéndose un breve baleo en el que fue herido el cabo M. Muñoz. Perseguidos, fueron acorralados en el interior de la Villa, produciéndose un nuevo tiroteo, en el que resultaron muertos dos delincuentes y herido el tercero".

La Cuarta:
"...Los dos delincuentes asaltaron un negocio en la Villa Kennedy, huyendo: Al ser interceptados por la policía, se produjo el enfrentamiento, a balazos".

El Mercurio:
"...El cabo Muñoz Cifuentes conminó a detenerse a la pareja de hermanos, quienes mostraban una actitud sospechosa. Como única respuesta a la orden, uno de los sujetos extrajo un revólver de cañón corto y disparó, hiriendo al suboficial en el tórax. Otros integrantes de la patrulla iniciaron la persecución de los individuos, la que culminó diez minutos después, produciéndose un nutrido intercambio de disparos entre los representantes del orden y los delincuentes subversivos, que culminó con la muerte de los dos sujetos".

Las Ultimas Noticias:
"... Carabineros informó que (os hermanos abatidos, juntó a un tercer sujeto, intentaban asaltar un establecimiento comercial. En el intercambio de disparos resultó herido un carabinero recibiendo dos disparos: uno en una pierna y otro en el hombro derecho".

Nuestro juicio sobre esta parte de la información:
-- Ligereza y deshonestidad al presentar a la opinión pública grandes titulares sobre hechos "no confirmados", aceptando sin cuestionamiento las versiones oficiales;

-- Contradicción notoria a simple vista en la presentación del móvil: de "asalto a un negocio", como un hecho consumado, de "intento de asalto a un negocio", como simple presunción; y de "mostrar una actitud sospechosa", lisa y llanamente.

Nunca hubo denuncia sobre asalto a negocio alguno del sector en esa fecha; por lo tanto, la justificación del crimen de dos personas sería por "intento de robo" o por "mostrar una actitud sospechosa", lo que nos parece inconcebible y aberrante. ..

--Al parecer, nadie tenía claro cuántos eran los "delincuentes": por las informaciones parece que eran dos, pero también parece que eran tres; parece que "un tercero fue herido" y, que a pesar del "estrecho cerco policial" que "vigilaba rigurosamente el lugar", logró huir chorreando sangre, lo que contrasta con la acuciosidad policial mostrada al principio.

-- Respecto del "enfrentamiento", para algunos medios fue un breve en cambio para otros fue "un nutrido intercambio de disparos", y para otros, incluso, fue "un espectacular tiroteo". Nos parece vergonzoso, por decir lo menos, que se pueda hablar tan fácilmente de enfrentamiento entre fuerzas tan desiguales como son dos jóvenes supuestamente armados con "armas de fuego cortas" y decenas de "policías armados hasta los dientes con metralletas, revólveres, bombas lacrimógenas, laques, escudos, cascos, vehículos. ¿Qué clase de enfrentamiento es éste? ¿No sería más honesto hablar de ajusticiamiento?


--------------------------------------------------------------------------------

2. Respecto del lugar y de la hora en que ocurrieron los hechos:

La Nación:
"El hecho se registró en Villa Ferroviarios", alrededor de las 19;15".

La Tercera:
"Espectacular tiroteo ocurrido en la población Villa Kennedy a las 19;45".

La Cuarta:
"Baleo en Las Rejas alrededor de las 19;15"

El Mercurio :' "Hecho registrado en la Villa Robert Kennedy a las 19;40, en la calle Penquehue y Avda. Las Rejas y culminando a las 19;50 en el cruce de Avda. Las Rejas y 5 de Abril". ,

Las Ultimas Noticias:
"Confuso enfrentamiento ocurrió a las 19;40 en la Villa Robert Kennedy",

Nuestro juicio al respecto:
Es escandaloso constatar como hasta en estos detalles más concretos y en los que se supone podría haber alguna uniformidad para darle credibilidad al cuento, hay contradicciones y una falta de respeto absoluta hacia quienes va dirigida la información. Se muestran cuatro horarios distintos en los que habría ocurrido el hecho y se muestran cinco puntos distintos del lugar donde ocurrieron los incidentes.
Es interesante tener en cuenta la información del Mercurio que dice que los hechos empezaron a las 19;40 en un punto donde habría sido herido el carabinero y terminaron 10 minutos después en otro punto distante más o menos ocho cuadras del primero, donde habrían sido muertos nuestros hijos. Esta persecución, según el Mercurio, la hicieron otros integrantes de la patrulla que se desplazaban en un furgón. Esta información contrasta con la versión de los otros medios de comunicación que muestran una sola hora y un solo lugar donde se habría desarrollado "el enfrentamiento" y contrasta también con la versión que a nosotros nos ha dado el General Donoso y el General Stange, quienes afirman que fue el mismo carabinero "gravemente herido" quien logró repeler el ataque en legítima defensa de su vida, abatiendo con su arma de servicio a los agresores. Es obvio que algo se oculta tras esta maraña de mentiras.

--------------------------------------------------------------------------------

3. Respecto al carabinero herido:

El Mercurio:
"El suboficial herido en el tórax se encuentra internado en estado grave en el Hospital de la Institución".

La Nación:
"El cabo herido se encuentra internado fuera de peligro en el hospital institucional".

La Tercera:
"El carabinero herido en el hemitórax fue trasladado al hospital de carabineros".

La Cuarta:
"Un funcionario de carabineros resultó herido y se encuentra fuera de peligro en el hospital institucional".

Las Ultimas Noticias:
"Un carabinero de dotación de la 21a. Comisaría resultó herido recibiendo dos disparos: uno en su hombro derecho y otro en una pierna".

Nuestro juicio al respecto:
Contradicciones respecto de la gravedad de las heridas, recibidas por el carabinero.
Contradicciones respecto al número de heridas que recibió.
Contradicciones respecto de dónde recibió las heridas.
Es interesante también en este punto tener presente la versión de los Generales Donoso y Stange, quienes presentan al carabinero "herido gravemente en el hemitórax" como una suerte de super hombre que logró, solo, repeler el ataque con su arma de servicio. Habría que considerar también las versiones que hablan de que habría sido herido, además, en su hombro derecho y en una pierna. Esto contrasta con la negligencia de todo un cerco policial que dejó escapar también herido, "al tercer hombre" que habría participado! en "el asalto" o "intento de asalto" o "sospechoso de intento de asalto" a un negocio también imaginario.

--------------------------------------------------------------------------------

4. Respecto de las acciones realizadas por la policía inmediatamente después del asesinato:

La Nación:
"En el lugar se hicieron presentes efectivos de seguridad. Investigaciones y Carabineros, quienes efectuaron un operativo para verificar la posible existencia de más antisociales"

La Tercera:
"Luego del tiroteo habría sido detenido el padre de los delincuentes muertos, no se dio el nombre del detenido".

La Cuarta:
"Efectivos de seguridad. Investigaciones y Carabineros efectuaron un operativo para verificar la posible existencia de antisociales en el lugar". '

El Mercurio:
- "Se supo que efectivos de seguridad allanaron las viviendas de los dos sujetos abatidos, encontrando gran cantidad de literatura subversiva y que ambos pertenecían al proscrito P.C.

Las Ultimas Noticias:
"El lugar fue rigurosamente vigilado por decenas de uniformados..." "Parte de la columna policial enfiló al oriente por 5 de Abril y se efectuaron varios procedimientos en la población José Cardins y en la Villa Francia."

Nuestro juicio al respecto:
Toda esta información es de falsedad absoluta, salvo lo que se refiere a la presencia del numeroso contingente policial que cercó el sector.
La única casa allanada fue la nuestra en la población José Cardins, en la que irrumpieron más de 30 civiles con brazaletes verdes y que "vestían ropas deportivas". No hubo más casas allanadas".
El padre, Manuel Vergara, no fue detenido, permaneciendo en su casa durante el allanamiento.
Nuestros hijos no pertenecían al Partido Comunista,
En nuestra casa sólo encontraron y sustrajeron algunos posters del Padre André Jarlan, del Padre Juan Alsina, de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos; llevándose, además agendas y el carnet de identidad y del Colegio de Asistentes Sociales de Manuel. Además, sustrajeron un reloj pulsera de Luisa.
Muy violentos, destrozaron dos máquinas de escribir y el libro de Oriana Fallaci, "Un hombre" y otros bienes muebles.
La 2a. Fiscalía Militar que investiga el caso del asesinato de nuestros hijos, sin embargo, asegura que "no existe orden de allanamiento a su domicilio", en certificado del 8 de abril de 1985.
La misma Fiscalía Militar al ser consultada por nosotros sobre si había alguna orden de citación o detención pendiente en contra de nuestros hijos Pablo y Ana, nos respondió en la misma fecha que "en los autos Rol No 351-85 seguidos ante esta 2a. Fiscalía Militar no existe orden de citación o detención pendiente a la persona de Pablo O. Vergara Toledo, ni de Ana L.Vergara Toledo".
Sin embargo, nuestros hijos debieron salir al exilio pues eran buscados y sé temía seriamente por sus vidas.

--------------------------------------------------------------------------------

5. Respecto de las calificaciones denigrantes y gratuitas de la prensa:

Quisiéramos detenernos solamente en aquellas que, nos parece, deben ser desmentidas; el resto, como dijimos al principio de este capítulo, jamás logrará empañar la transparencia de sus vidas comprometidas con la suerte del hombre.

El Mercurio:

"Los dos sujetos habrían participado en robos a mano armada en sectores de Las Rejas".
"Habían sido procesado por infracción a Interior",
"Eran delincuentes políticos subversivos".
"Tenían un nutrido prontuario".

Las Ultimas Noticias:
"Dos extremistas muy conocidos que estaban detectados".
"Los hermanos Vergara habían sido procesados por Ley de Control de Armas";

Nuestro juicio al respecto:
-- En el año 1984, el día 18 de marzo, fue allanado nuestro domicilio y ya en ese entonces fuimos sindicados por la prensa como delincuentes y se dijo que nuestra casa era una casa de seguridad de las Brigadas Lautaro (La Nación 20 de marzo 1984).

Interpuesto recurso de amparo Rol Nº 273-84 ante la Corte de Apelaciones de Santiago con fecha 19 del mismo mes se comprobó que, a pesar de las graves imputaciones, no existía orden de aprehensión en contra de todos o alguno de los componentes de nuestra familia y que no había requerimiento del Ministerio del Interior por presunta infracción a la Ley de Seguridad del Estado.

Se comprobó, además, que nuestra casa había sido allanada en virtud de una "orden amplia de investigar", expedida por el Séptimo Juzgado del Crimen de Santiago de fecha 12 de marzo, orden que facultaba a Carabineros para allanar cualquier casa del sector.

-- Respecto de la acusación de que habían sido procesados por Ley de Control de armas, nos parece una falacia que llena de oprobio a quienes la hicieron, ya que la pena por dicho delito son cinco años de prisión y nuestros hijos jamás estuvieron en prisión por proceso alguno. Ellos sí fueron detenidos en manifestaciones de protesta pacífica contra este régimen y estuvieron en sus mazmorras por algunas horas sin que se les pudiera acusar de nada.

-- Nuestros hijos, por su condición de dirigentes en los Colegios donde estudiaban y en las organizaciones poblacionales juveniles del sector, habían entrado en la mira de los organismos de seguridad de la dictadura; su compromiso político claro, decidido y valiente en pro de una sociedad justa los hacía aparecer como "peligrosos" para la estabilidad del régimen.

Es así como estaban siendo perseguidos, teniendo que alejarse de nuestro hogar.

De hecho, el día jueves 28 de marzo de 1985, día antes de su asesinato, civiles preguntaban por ellos, en el sector incluso interceptando y amenazando a algunos amigos para que los entregaran.

Respecto del "nutrido prontuario", consultado investigaciones de Chile al respecto, con ocasión de la investigación que sigue la 2a. Fiscalía Militar, esta Institución contestó que los hermanos Rafael y Eduardo Vergara Toledo no tenían antecedentes delictuales.

Lo que no menciona la prensa oficialista y mentirosa es que en los días 29 y 30 de marzo de 1985 fueron asesinados seis opositores al régimen en forma cruel, en una secuencia de terror y muerte que pretendía paralizar o bajar el nivel de lucha del pueblo por su liberación.

Todo lo que hemos dicho, el engaño, la mentira la frialdad con que se cometieron estos crímenes quedan aún más descubiertos a través de las respuestas que personeros oficiales de la dictadura han dado a nuestras peticiones.

Con fecha 28 de junio de 1985, los familiares de las víctimas de la represión de ese año enviamos una carta al General Donoso en la que se deja de manifiesto la responsabilidad de Carabineros en el secuestro y asesinato de Manuel Guerrero, José Manuel Parada y Santiago Nattino, así como también en los asesinatos de Carlos Godoy, Oscar Fuentes, Patricio Manzano y Eduardo y Rafael Vergara.

Emplazábamos, además, a la Institución de Carabineros a asumir su responsabilidad, exigiendo la entrega de los culpables a la justicia.

El General Donoso nos respondió una larga carta de cuatro carillas, de la que sólo transcribimos aquí algunos párrafos pertinentes al caso de nuestros hijos:

Dice el General Donoso:

"Sobre el particular me permito expresarles lo siguiente:
"La misma convicción que ustedes demuestran para creer que Carabineros de Chile es responsable de los hechos por ustedes imputados, la tiene la Institución en el sentido que su personal no es responsable de los delitos que

Agrega, más adelante:
"En relación con los hermanos Eduardo y Rafael Vergara Toledo, casi no habría comentario que formular, si se considera que al ser controlados en una acción de rutina por parte de Carabineros, al intimárseles detención preventiva, ambos haciendo uso de armas de fuego contra el personal aprehensor, hirieron gravemente a un carabinero en el hemitórax, quien logró repeler el ataque en legítima defensa de su vida, abatiendo con su arma de servicio a los agresores".

Termina, diciendo:
"En lo personal repudio el crimen venga de dónde venga".

Con fecha 26 de Agosto nos dirigimos nuevamente a la Institución de Carabineros a través de una carta enviada al General Rodolfo Stange Oelkers, Director General de Carabineros de Chile.


--------------------------------------------------------------------------------

Santiago, 26 de Agosto de 1985

Señor
Rodolfo Stange Oelkers
Director General Carabineros de Chile
Presente

Señor Stange:

Se dirigen a usted tos padres dé Rafael y Eduardo Vergara Toledo, muertos por Carabineros el 29 de Marzo de 1985 en el sector de Av. 5 de Abril con calle Las Rejas, donde nuestra familia vive desde hace más de 23 años.

Con fecha 28 de Junio nos dirigimos al General Carlos Donoso P., en ese entonces General Inspector de Carabineros en una carta conjunta los familiares de nueve personas muertas en diferentes hechos acaecidos entre los meses de Enero a Marzo de este año, pidiéndole que se investigara sobre las causas y circunstancias en que ocurrieron estas muertes.

La respuesta del General Donoso (cuya copia adjuntamos) se ha visto desmentida por las investigaciones judiciales que están demostrando la culpabilidad del Cuerpo de Carabineros por lo a menos en cuatro de los nueve casos presentados: el caso de los tres profesionales degollados y el del joven Carlos Godoy E., asesinado en Quintero.

Respecto de los hechos en que perdieron la vida nuestros hijos, Rafael (18 años) y Eduardo (20 años), nosotros creemos que fue una ejecución y una venganza de parte de Carabineros, pues como familia fuimos allanados en Marzo del año 1984 y prácticamente nos saquearon la casa de nuestras pertenencias; ante lo cual nos querellamos por robo. contra Carabineros del sector, debiendo devolvérsenos parte de lo sustraído. Desde entonces fuimos hostigados, allanados, nuestros hijos detenidos arbitrariamente varias veces durante el año.

Nuestra petición es la siguiente:

a) Que se nos explique por qué un contingente numeroso de Carabineros, como el que rodeó a nuestros hijos, según decenas de testigos del sector, no fue capaz de detenerlos o de reducirlos. Sin embargo fueron acribillados por la espalda;

b) Que sé nos muestre o que se nos informe sobre el sumario interno que se hizo en Carabineros por los hechos ocurridos, donde perdieron la vida dos personas;

c) Que se nos comunique quiénes y bajo qué ordenes allanaron nuestra casa, dos horas después de la ejecución de nuestros hijos, con una violencia innecesaria --dadas las circunstancias-- destruyendo totalmente algunos bienes, como sucedió con una máquina de escribir y libros, entre otras cosas.

Nuestros dos hijos que nos quedaron con vida. Pablo de 22 años y Ana Luisa de 16 años, fueron a tal punto amenazados que debieron salir del país, después de los hechos del 29 de Marzo.

Nosotros como familia somos creyentes. Señor Stange, de toda la vida y así lo demuestra nuestra participación en la Comunidad Cristiana del sector, y además nosotros somos dirigentes de organizaciones sociales del sector; sabemos que nuestro Dios y la historia nos exigen que estos crímenes sean aclarados, la verdad debe salir a luz, aunque esto nos signifique a nosotros como padres más sufrimientos, ya que ya hemos sido detenidos, la madre por 3 días y el padre por 7 días por exigir justicia.

Nos gustaría poder conversar con Ud. más ampliamente, si fuera posible.

A pesar del dolor y del quebranto de nuestro núcleo familiar, seguimos teniendo confianza en el hombre y en que seremos capaces de construir una sociedad más justa para todos.

Lo saludan.

LUISA TOLEDO SEPÚLVEDA
Madre
CI:4.667.381-6 Nac MANUEL VERGARA MEZA
Padre
CI: 3.191.099-4 Stgo.

Dirección: Av. 7de Octubre Nº 599 - Pobl. José Cardins, Santiago.

Un mes y medio más tarde el General Stange nos responde a través de un secretario de la Institución.


--------------------------------------------------------------------------------

CARABINEROS
DIRECCIÓN ORDEN Y SEGURIDAD
JEFATURA

Santiago, octubre 7 de 1985

Señor
MANUEL VERGARA MEZA
PRESENTE

De mí consideración:

Por especial encargo del señor General Director de Carabineros, me permito acusar recibo de su carta de fecha 26 de agosto de año en curso, a través de la cual conjuntamente con su cónyuge Sra. Luisa Toledo de Vergara, expresa críticas injustas a Carabineros de Chile y formula determinadas peticiones relacionadas con los hechos en que fallecieron sus hijos Rafael y Eduardo Vergara Toledo. Al efecto, se le manifiesta lo siguiente:

1. La respuesta del General don Carlos Donoso Pérez permanece vigente, pues nada de lo manifestado por él ha variado. No se conoce que en las investigaciones judiciales se haya logrado configurar responsabilidad institucional o individual de algunos de sus miembros; sólo se sabe de presunciones que constituirían y el objeto de las indagaciones del Tribunal. Sin embargo, la Institución mantiene la convicción más absoluta que su personal no es responsable de los delitos que se le imputan, y por eso, sólo resta esperar que sea la justicia la que resuelva acerca de las responsabilidades que pudieren derivarse de los hechos, cuando emita su fallo definitivo.

2. En cuanto a las consultas planteadas, éstas tienen relación directa con el proceso criminal. Causa Rol no 251-85, radicado en el Segundo Juzgado Militar de Santiago, actualmente en estado de sumario, por lo cual la Institución carece de los elementos de convicción pertinentes para responderlas. Igual predicamento procede respecto de las peticiones enunciadas.

Saluda a Uds.

Oscar L. Torres Rodríguez
General Inspector de Carabineros
DIRECTOR DE ORDEN Y SEGURIDAD


--------------------------------------------------------------------------------

Y esta es la versión contada por los testigos oculares de los hechos ocurridos aquel 29 de Marzo.

Eran aproximadamente las19:30 horas del día viernes 29 de marzo de 1985...
Eduardo y Rafael corrían desesperadamente...
carabineros los perseguían muy de cerca...
La emboscada ya estaba hecha...
La orden era matarlos...
Cuando estuvieron en la mira de sus ejecutores les dispararon sin misericordia.
Las balas rompieron el corazón de Eduardo
quien cayó muerto de inmediato.
Rafael corría adelante... al ver que su
hermano caía abatido se devolvió para ayudarlo
pero una ráfaga detuvo sus pasos;
había sido herido a la altura de los glúteos...
su cuerpo se derrumbó, pero estaba conciente...
trataba de llegar hasta su hermano, siendo
brutalmente golpeado por sus captores con
sus botas y las culatas de sus armas...
Entre cuatro los arrastraron hasta un vehículo
policial y allí fue rematado cobardemente...
luego tirado, ya muerto, junto a su hermano...

(Extracto del libro: Los Muertos en Falsos Enfrentamientos: Hermanos Vergara Toledo; CODEPU)
 

2 de Agosto 2006  La Nación

Los hermanos Vergara Toledo

El ministro Carlos Gajardo encausó a cuatro carabineros en retiro por los asesinatos de los hermanos Eduardo y Rafael Vergada Toledo, registrados el 29 de marzo de 1985. Según estableció la resolución del juez, ambos fueron sujetos de disparos en la espalda de parte de policías pertenecientes a una tenencia de Estación Central. El transcurso del tiempo no ha podido eliminar la brutalidad de estos crímenes, cuya sanción recién hoy empieza a verse tras una larga travesía, que incluyó su sobreseimiento en los tribunales militares.

La superación del pasado hace imprescindible el esclarecimiento de aquellos hechos que aún permanecen en una nebulosa. En efecto, en este caso cada año se conmemora en Villa Francia -y en poblaciones y universidades de Chile- el Día del Joven Combatiente en recuerdo de los dos hermanos asesinados. Qué se podía ofrecer a sus deudos y amigos si estas muertes seguían sin enjuiciarse. Ahora, empieza a abrirse una posibilidad de que este sufrimiento pueda contemplar cómo el país sí tiene interés en hallar a los culpables.

Es indudable que hasta el momento el recorrido no ha sido fácil. Recién en 2000, 15 años después de ocurridos los asesinatos, la Corte Suprema dio instrucciones para iniciar una nueva investigación. Pese a los obstáculos para impedir su progreso, las diligencias ya empiezan a exhibir sus primeros resultados. Esto tiene una relevancia incuestionable dado el tiempo transcurrido. Ahora resta aguardar el trabajo del juez en busca de pruebas que delimiten con claridad qué ocurrió durante esa noche de la dictadura de Pinochet.

Difícilmente esto pueda conformar por completo a quienes lamentan estos homicidios. Pero es el inicio de la ruta para ver que las instituciones no olvidan las demandas ciudadanas, incluida la de justicia.

Viernes 16 de Mayo de 2008 - La Segunda Internet

Ministro Gajardo dicta condena en homicidios de hermanos Vergara Toledo

El ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago Carlos Gajardo Galdames dictó condena en la investigación por los homicidios calificados de los hermanos Rafael y Eduardo Vergara Toledo, ocurridos el 29 de marzo de 1985 en la Villa Francia de la comuna de Estación Central.

El magistrado determinó las siguientes sentencias para los integrantes de Carabineros  involucrados en el proceso:

- Jorge Segundo Marín Jiménez. 15 años y un día  por el  homicidio simple de Eduardo Antonio Vergara Toledo y el homicidio calificado de Rafael Mauricio Vergara Toledo.

 - Alex Vicent Ambler Hinojosa. 10 años y un día por el homicidio calificado de Rafael Mauricio Vergara Toledo.

- Francisco Nelson Toledo Puente. 10 años y un día por el homicidio calificado de Rafael Mauricio Vergara Toledo.

- Marcelo Segundo Muñoz Cifuentes, absuelto de los cargos.

Las penas deberán cumplirse de manera efectiva, debido a la extensión de las condenas.

Sábado 4 de julio de 2009    La Nacion

Corte de Apelaciones dicta sentencia por homicidios de hermanos Vergara Toledo

La Sexta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago ratificó la sentencia de segunda instancia en la investigación por los secuestros calificados de los hermanos Eduardo y Rafael Vergara Toledo, en hechos ocurrido el 29 de marzo de 1985 en Villa Francia, ubicada en Estación Central.

La resolución fue adoptada los ministros Jorge Dahm, Juan Eduardo Fuentes y el abogado integrante Nelson Pozo, quienes confirmaron el fallo del ministro Carlos Gajardo quien estableció sentencias en contra de los Carabineros Jorge Marín Jiménez, quien fue condenado a la pena de 15 años y un día de presidio por su autoría en el homicidio calificado de Rafael Vergara Toledo y el homicidio simple de Eduardo Vergara Toledo.

Además, Alex Ambler Hinojosa fue condenado a la pena de 10 años y un día de presidio como autor del homicidio simple de Rafael Vergara Toledo, al igual que Francisco Toledo Puentes a quien se le condenó como autor del homicidio simple de Rafael Vergara Toledo.

En cuanto a la situación penal de Marcelo Muñoz Cifuentes, los magistrados decidieron absolverlo de los cargos por falta de participación en los hechos.

Con una notoria tristeza y resignación reaccionó la madre de los hermanos Vergara Toledo, Luisa Toledo Sepúlveda, al conocer el dictamen dado a conocer este viernes por la Corte de Apelaciones de Santiago, que condenó a penas de cárcel a los Carabineros implicados en la muerte de sus hijos, ocurrida el 29 de marzo de 1985 en Villa Francia, Estación Central.

Entrevistada por Agencia UPI, la mujer reconoció estar muy escéptica sobre lo que pasa en estas cortes que llaman de justicia, "porque nosotros llevamos más de 20 años en este tema, peleando tantos años para que se tome en cuenta el caso, que es un asesinato".

Añadió que "esto más que traerme una alegría, me causa dolor porque de vuelta a pensar en esto (la muerte de sus hijos), la justicia si no es a tiempo, no tiene sentido, entonces que sentido puede tener casi 30 años después".

La razón por la cual Luisa Toledo mantiene su incredulidad en el sistema judicial del país radica en que, según explicó, "ahora ellos tienen derecho a apelar ( ) los acusan y apelan. Compara eso con lo que pasa con los jóvenes nuestros que los toman presos inmediatamente. Nadie tiene derecho a apelación".

Consultada sobre si esta resolución podría considerarse como el cierre de una herida tras 24 años de espera, la madre de los fallecidos jóvenes aseguró que "ojalá pudiera tener esa esperanza, pero no la tengo ( ) le dan a uno un poco de energía para que no salga a la calle a reclamar y después va a venir otra apelación".

"Para mí es una amargura muy grande esto, es una tortura, es una sensación de que me están tomando el pelo, aseguró, agregando que ¿qué esperanza puedo tener?, después (los policías) pueden ir a la Corte Suprema, el problema queda para uno o dos años más. Mientras tanto los tipos se van a morir de viejos, y nosotros también nos vamos a morir de viejos

 

 4 de Agosto 2010
La Nacion
Suprema sentencia a la cárcel a tres ex carabineros por asesinato de los hermanos Vergara Toledo

La Segunda Sala de la Corte Suprema dictó la sentencia definitiva en la investigación contra tres ex carabineros por el homicidio de los hermanos Rafael y Eduardo Vergara Toledo, hecho ocurrido el 29 de marzo de 1985 en la Villa Francia.
En un fallo divido, los ministros Nibaldo Segura, Jaime Rodríguez, Rubén Ballesteros, Hugo Dolmestch y Carlos Künsemüller decretaron una pena de diez años y un día de prisión para Jorge Marín Jiménez, por el homicidio calificado de Rafael Vergara y el homicidio simple de Eduardo Vergara.
En tanto, Alex Ambler Hinojosa y Nelson Toledo Puente fueron condenados a siete años de cárcel por el homicidio calificado de Rafael Vergara.
Esto significó que se rebajaran las condenas de primera instancia del ministro en visita Carlos Gajardo Galdames, quien en mayo de 2008 había sentenciado a 15 años y un día de presidio para Marín Jiménez y de 10 años y un día para Ambler Hinojosa y Toledo Puente, fallo que fue ratificado por la Corte de Apelaciones de Santiago, el 3 de julio de 2009.

                   


Fallo primera instancia - Vergara Toledo - 2008

Fallo Corte de Apelaciones - Vergara Toledo -2009

                    

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2014