Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Manuel Segundo TAQUIAS VERGARA


 

 

 

 

 

 

 

El 15 de octubre de 1973 muere Manuel Segundo TAQUIAS VERGARA, 38 años, obrero, sin militancia política. A las 10 de la mañana de ese día, se encontraba junto a otras personas en la esquina de las calles San Diego con Copiapó. En ese momento llegó una Patrulla de Carabineros. Los funcionarios policiales, en presencia de testigos, ordenaron que se disolvieran y efectuaron disparos, hiriendo a Taquías y a otras dos personas. El afectado fue trasladado al Hospital Barros Luco, muriendo horas más tarde.

Esta Comisión se ha formado convicción que Manuel Taquías Vergara, es víctima de la acción de los agentes del Estado, quienes hicieron un uso excesivo e indiscriminado de la fuerza, constituyendo una grave violación a los derechos humanos.
(Informe Rettig)
 

 


Relato de su hermana:

Permítame, presentarles a mi hermano y compañero Manuel Segundo Taquias Vergara; a quien nosotros, sus hermanos llamábamos desde pequeño Jancy.
El fue el mayor de 18 hijos, de los cuales solo sobrevivieron hasta llegar a adultos 10 hermanos y sobreviven 6 actualmente.
A muy temprana edad tuvo que dejar de estudiar para salir a trabajar y así ayudar a sostener el Hogar Paterno; ya que a nuestro Padre por sus actividades Sindicalistas, los patrones, lo perseguían poniéndolo en lo que ellos llamaban las “Listas Negras” y así le negaban el trabajo. Pero no lograban doblegarlo, eran esos días duros y de mucha miseria; sin embargo a pesar de eso, Jancy fue siempre una persona muy alegre, yo recuerdo su risa, su amor a la lectura y su pasión por la música.
El amaba la vida y la naturaleza; desde muy joven le gustaba salir los fines de semana a cazar conejos y a pescar con sus amigos.
Avido lector, al igual que sus compañeros y amigos estaban constantemente analizando y discutiendo lo que leían, nuestro hogar paterno, estaba siempre lleno de sus amigos, así sus hermanos menores éramos testigos de esas interminables discusiones, en las cuales analizaban desde el ultimo libro, a la política local y nacional.
Digo interminables, porque se amanecían conversando.
Jancy, no tenia militancia política, pero no la necesitaba, sus ideas libertarias y su compromiso de clase, eran incuestionables; el se forjo, como todos nosotros en el ejemplo que tuvo en nuestros padres, Manuel y Ana, consecuentes luchadores Sociales y Sindicales que combatieron con las armas en las manos al movimiento neo – fascista, de los Camisas Pardas de González Von Mares, que surgió en Chile, durante la época negra del fascismo aquí en Europa.
Jancy, como tantos miles de hombres y mujeres de los llamados países del 3er Mundo, se vio forzado por la miseria y cesantía a tener que emigrar para poder trabajar.
Como tantos emigrados hoy aquí en Europa; el también fue emigrante ilegal, que solo buscaba poder ganarse honradamente un sueldo que le permitiera ayudarnos a nosotros su familia a poder sobrevivir.
Cuando regreso a Chile, contrajo matrimonio con mi cuñada, la Sra. Teresa del Carmen Martínez y tuvieron 4 hijos, de los cuales sobreviven 3 hijas. El trabajaba como obrero del cuero y calzado y durante el día trabajaba en alguna fabrica y en las noches, lo hacia en casa de mis padres, haciendo zapatos por su cuenta para mantener su hogar.
Jancy, no fue nunca un hombre violento, muy por el contrario, siempre hacia uso de su gran poder de persuasión y de razonar para calmar los amigos alterados; sus amigos en broma le solían llamar “El Juez de Paz” nuestro hermano, se caracterizaba por su espíritu alegre; su amor a la vida, su generosidad, no solo con su familia, sino también con sus amigos y compañeros de trabajo y por ser una persona que evitaba la violencia.
Sin embargo, su vida termino en un acto de violencia indiscriminada y prepotente de uno de los esbirros de Pinochet. Jancy, estaba muy preocupado por la suerte de dos de sus hermanos, que estaban prisioneros del régimen, no sabia que cosa podía haberles sucedido, si eran vivos o muertos; estaba desesperado, sobre todo sabiendo las atrocidades que sucedían cotidianamente en el País y en los centros de tortura y detención.
Cuando un día esperaba locomoción, vio pasar un convoy militar de la FACH (Fuerza Aérea Chilena) y preso de la rabia les grito “ASESINOS”!!!!, su grito fue suficiente para el oficial a cargo, el cual detuvo el convoy y le descargo una ráfaga de metralleta que lo impacto del cuello hacia abajo, haciéndole saltar parte del cerebro y casi lo partió en dos.
Con ese acto brutal, se puso fin a una vida Hermosa y Maravillosa como aquellas vidas de los miles de Victimas, que murieron o desaparecieron durante el terrorismo de estado de la dictadura pinochetista.
 


Esta pagina fue modificada el 06 Junio, 2007

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com


 

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015