Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Jean Eduardo ROJAS ARCE

(Fotos enviada por su hermano Carlos -2012)

El día, 10 de octubre de 1973 murió a manos de personal del Ejército en el sector de Pachacamita, La Calera, Jean Eduardo ROJAS ARCE, 23 años, empleado de la fábrica Cemento Melón, quien había estado detenido con anterioridad en la Comisaría de La Calera y trasladado a la Comisaría de Nogales, desde donde fue liberado con signos evidentes de maltrato físico. Su casa fue allanada en su búsqueda.

Según la versión oficial, Jean Rojas Arce fue ejecutado al ser sorprendido colocando una carga explosiva en la línea férrea, en uso de las facultades concedidas por el Bando Nº24, que autorizaba el fusilamiento inmediato y en el mismo lugar.

La Comisión se formó convicción que Jean Rojas fue ejecutado por agentes del Estado que violaron sus derechos humanos teniendo en cuenta las siguientes circunstancias:

- Que se acreditó su detención previa por agentes del Estado;
- El referido Bando 24 carece de legalidad al permitir una ejecución inmediata librada a la discrecionalidad del uniformado que sorprendía a una persona en hechos que pudieren ser calificados como delictivos, en tanto que la ley señala que en estos casos, la persona debe ser puesta a disposición de la autoridad judicial competente, aún durante la vigencia de los estados de excepción constitucional;
- Consultada la autoridad militar sobre este hecho, no aportó ningún antecedente, señalando que la documentación de la época se encuentra legalmente incinerada;
- El militar a cargo del levantamiento del cadáver expresó que no entregaría antecedentes a esta Comisión;
- Que la víctima murió a causa de heridas a bala en la cabeza y tórax.

Informe Rettig
 


Jean Rojas Arce (Simón, Nombre Político)

Militante del MIR y FTR (Frente de Trabajadores Revolucionarios)

Asesinado cobardemente en Nogales, estando preso por la dictadura Militar en Octubre de 1973.

Testimonio Presentado a la Comisión Nacional Verdad y Reconciliación.

Octubre de 1973

 

02- 10    Jean es detenido por agentes de seguridad en casa de su compañera, en la ciudad de Quillota, a 12 km. de La Calera (lugar donde vivía Jean).

03-10     Es trasladado al juzgado de La Calera, quedando detenido en la comisaría de carabineros a cargo del entonces Teniente de Carabineros “Augusto Sobarzo”. Es acusado de participar en actividades políticas.

05-10     Mi padre al enterarse de su detención quiso verle, pero en la comisaría le dijeron que a Jean le habían dejado en libertad la noche anterior alrededor de la 21:45 hrs. En ese entonces existía toque de queda a partir de las 21:00 hrs.

Mis padres desesperadamente fueron de un lugar a otro preguntando por Jean, pero nadie sabía nada de su paradero.

07-10     A través de una llamada telefónica se les comunica a mis padres que Jean se encontraba detenido en la comisaría de Nogales, pequeña comuna distante a 7 kms. De La Calera. La llamada fue hecha por un familiar de un compañero detenido en ese momento, el cual aprovechó la visita de sus familiares para enviar la información a mis padres.

Por la tarde, mi madre y la compañera de Jean fueron a verle y estuvieron con él. Jean les contó que el teniente Augusto Sobarzo lo había trasladado hasta Nogales en donde reiteradas veces le había interrogado aplicándole las más crueles e increíbles torturas.

Según mi madre al regresar a casa, nos comenta que Jean se encontraba totalmente golpeado y que él le había confiado que días antes encontrándose aún detenido en La Calera, el Teniente Sobarzo le sacó de la celda exigiéndole que firmara un documento en el cual se dejaba constancia de su “libertad”, Jean se negó a esto considerando que era muy tarde y de noche, temió que fuera fusilado por la espalda. Le gritó su temor al Teniente, éste lo golpeó y posteriormente lo traslado a Nogales.

Mi madre pudo verle y conversar con él gracias a la voluntad de algunos funcionarios de carabineros, que aprovechando la ausencia de Augusto Sobarzo, le permitieron la entrada.

08-10     Mi padre quiso verle y viajó hasta Nogales, al llegar allá le  dijeron que Jean se había fugado…era otra farsa, pues Jean no se encontraba en estado físico, ni siquiera para mantenerse en pie.

Ese mismo día por la tarde, una patrulla compuesta por doce militares  excesivamente armados, irrumpieron en nuestra casa, según ellos buscando a Jean… otra farsa. Desordenaron todo, gritaron  y  maltrataron, ni siquiera buscaron bajo las camas.

Mis padres querían saber la verdad, que pasaba con Jean, donde lo tenían. Desesperados fueron de un lugar a otro, pero nada; su llanto no tuvo respuesta, ni el gobernador, ni el fiscal les escucharon.

La familia se entera de su muerte (de la manera que en el correo anterior les mencioné). Los medios de información ocultan la verdad al pueblo. La información dice: “fue sorprendido instalando cartuchos de dinamita en la vía ferria, en la localidad de Pachacamita, al interior de La Calera… ¡falso!.

Mis padres hicieron lo posible por recuperar el cadáver, lo que fue imposible. Hicieron entrega del cuerpo, sólo con la condición de sacarlo de la morgue de Quillota y llevarlo inmediatamente al cementerio de esta misma ciudad, esto ocurre el día 11 de Octubre de 1973.

Relato de Carlos Rojas Arce

 Hermano del Ejecutado Político Jean Rojas Arce


Esta pagina fue modificada el 25/06/2014

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com
 

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015