Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Enriqueta del Carmen REYES VALERIO

 

El 16 de octubre de 1975 la DINA logró ubicar a la directiva clandestina del MIR en una parcela de Malloco, produciéndose un enfrentamiento en el que murió Dagoberto PEREZ VARGAS, sociólogo y dirigente del MIR.  La Comisión considera que Dagoberto Pérez cayó a consecuencias de la violencia política.

Nelson Gutiérrez, segundo jefe del MIR, logró huir herido del enfrentamiento de Malloco.  Días después, la médico de nacionalidad británica Sheila Cassidy atendió al dirigente prófugo y como producto de ello los agentes de seguridad comenzaron a buscarla para detenerla.

  El primero de noviembre de 1975 la detuvieron mientras visitaba a una enferma en la Casa de los Padres Columbanos.

En el proceso de la detención los agentes de la DINA realizaron múltiples disparos y como producto de ello murió la empleada de la casa Enriqueta del Carmen REYES VALERIO, persona sin ningún tipo de antecedentes políticos y desvinculada de los demás hechos.

  La versión entregada por las autoridades indicaba que la doctora Cassidy se refugiaba en el lugar con un individuo no identificado y que al llegar al lugar, los agentes habrían sido recibidos con disparos, resultando un agente herido. Durante el enfrentamiento, Enriqueta Reyes habría sido baleada al interponerse en la línea de fuego del acompañante de la doctora Cassidy.

La versión anterior nunca fue respaldada con testimonios de agentes u otros antecedentes. Tampoco se identifico jamás al agente herido ni al supuesto acompañante de la doctora Cassidy.

Los testimonios y demás antecedentes reunidos por esta Comisión indican que no existió enfrentamiento puesto que en la casa no había personas armadas y que todos los disparos provinieron de los agentes de la DINA.

Por las razones resumidas la Comisión ha llegado a la convicción de que Enriqueta Reyes fue muerta por agentes del Estado en violación de sus derechos humanos.

Informe Rettig


La Nacion

22 de Enero de 2015

PROCESAN A MANUEL CONTRERAS POR ASESINATO DE UNA ASESORA DEL HOGAR EN 1975

Se trata del caso de Enriqueta del Carmen Reyes Valeria quien en ese entonces resultó fatalmente herida a raíz de un tiroteo protagonizado por agentes de la DINA al interior de la Congregación de San Columbano, donde la mujer trabajaba.

El ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago para causas por violaciones a los derechos humanos, Mario Carroza, sometió a proceso al ex director de la DINA, Manuel Contreras Sepúlveda, en calidad de autor del delito de homicidio calificado de Enriqueta del Carmen Reyes Valeria, ilícito perpetrado, en 1975, en Santiago.
Los antecedentes recopilados en la investigación de esta causa permiten tener por acreditada la siguiente secuencia de hechos:

El 16 de octubre de 1975, la DINA logró ubicar a la directiva del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, que se ocultaba en una parcela en el sector de Malloco y al intentar proceder a la detención, resulta muerto uno de los integrantes del MIR, logrando huir herido Nelson Gutiérrez, segundo jefe del MIR.
Posteriormente, Gutiérrez recibió atenciones médicas de la doctora Sheila Cassidy Drew, motivando que los agentes de seguridad iniciaran su búsqueda con el fin de detenerla.

De esta manera, el 1 de noviembre de 1975, los agentes de la Brigada Lautaro de la DINA, por orden de su director Manuel Contreras, llegaron al domicilio de calle Larraín Gandarillas 350 de Santiago, residencia de la Congregación de San Columbano y en la cual prestaba servicios como asesora del hogar la víctima Enriqueta del Carmen Reyes Valerio.
Con el fin de lograr la detención de la doctora Cassidy Drew, quien se encontraba en el lugar, los agentes iniciaron un ataque a residencia de la congregación y dispararon hacia el interior.

Enriqueta Reyes resultó herida y posteriormente fue trasladada a la Asistencia Pública, donde falleció por herida de bala abdominotorácico, con salida de proyectil, según certificado de defunción.
Estos antecedentes, sumados a las declaraciones del propio imputado, permitieron al ministro Carroza llegar a presunciones fundadas para responsabilizarlo en calidad de autor del delito de homicidio calificado de Enriqueta Reyes.


Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com


  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015