Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Enrique LÓPEZ OLMEDO

 

 

El 11 de noviembre de 1977 falleció el ciudadano español Enrique LÓPEZ OLMEDO, miembro suplente de la Comisión Política del MIR, quien había sido detenido a fines del mes de octubre de 1977 en Valparaíso.

Oficialmente se señaló que ese día, a las 22:00 horas, en circunstancias que efectivos de seguridad de la Armada lo intentaban detener en la intersección de las calles Pacífico y Coronel Silva Vergara de Valparaíso, por ser sospechoso de actividades clandestinas, opuso resistencia, ante lo cual los funcionarios se vieron obligados a usar sus armas de fuego, resultando herido y falleciendo en el traslado a un centro asistencial.

La Comisión, considerando la militancia de la víctima, su detención previa y la imprecisión del comunicado oficial, así como el hecho de que aunque su resistencia a ser detenido hubiese sido efectiva, no habría motivo, por ella, para darle muerte, ha llegado a la convicción de que Enrique LOPEZ fue ejecutado por agentes estatales, en violación de sus derechos humanos.

(Informe Rettig)


Una luz sobre la sombra - Detenidos desaparecidos y asesinados de la Universidad Catolica

Enrique López Olmedo había nacido en España, tenía 35 años de edad, estaba casado con Lucía Bennett Urrutia
y tenía dos hijos cuando fue asesinado. Había estudiado Sociología en la Universidad Católica, donde se integró a
la militancia política llegando a ser miembro suplente de la Comisión Política del MIR.

De acuerdo al testimonio de su esposa, Enrique López fue detenido en Valparaíso a fines del mes de octubre de 1977 y mantenido en algún recinto de torturas hasta el 11 de noviembre, cuando la prensa informó que a las 22:00 horas, personal de seguridad de la Armada que intentaban detenerlo en la intersección de las calles Pacífico y Coronel
Silva Vergara de Valparaíso, respondió a su resistencia usando sus armas de fuego, resultando herido y falleciendo en el traslado a un centro asistencial.

El año 1977 hay un viraje en los métodos represivos de la dictadura. La DINA es disuelta por las presiones del Departamento de Estado norteamericano, tras el atentado contra Orlando Letelier en Washington, y se crea la Central Nacional de Informaciones (CNI), a cargo del general Odlanier Mena. Con este cambio, se inician los asesinatos por
falsos enfrentamientos y por explosivos puestos por los propios servicios de inteligencia a personas previamente detenidas.

El asesinato de Enrique López Olmedo calza con el método de los “falsos enfrentamientos” usados por la CNI.


La Nacion

 

6 Junio 2014

DDHH: PROCESAMIENTOS POR ESPAÑOL TORTURADO Y ACRIBILLADO EN PLAYA ANCHA

Versión oficial señalaba que Enrique López Olmedo iba ser detenido “por ser sospechoso de actividades clandestinas pero opuso resistencia”. Investigación judicial constató que fue torturado por 3 horas y luego asesinado a sangre fría.

El ministro de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, Jaime Arancibia Pinto, sometió a proceso al ex funcionario de la Armada Alberto Badilla Grillo, y al ex funcionario de Carabineros Pedro Alcayaga Zúñiga, como autores de los delitos de tortura y homicidio del ciudadano español Enrique López Olmedo, ilícitos perpetrados noviembre de 1977, en Valparaíso, en plena dictadura de Augusto Pinochet.

De acuerdo a los antecedentes consignados en la causa, se logró establecer que el 11 de noviembre de 1977, López Olmedo fue "detenido por agentes del "CIRE" de la Armada de Chile, en un operativo realizado en el domicilio de un familiar de la víctima, ubicado en el sector de Playa Ancha.

El ministro estableció que "en dicho lugar, Enrique López Olmedo es amarrado a una silla y con la vista vendada es interrogado y torturado por sus captores durante tres horas aproximadamente. Después de ello es sacado de la casa (...) ya con evidentes signos de maltrato y a continuación es acribillado por los agentes que participaron en la operación, siendo a continuación trasladado al Hospital Naval de Valparaíso, llegando fallecido a dicho centro hospitalario por anemia aguda".

La investigación judicial contrasta con la versión oficial señalaba que ese día, a las 22:00 horas, en circunstancias que efectivos de seguridad de la Armada lo intentaban detener en la intersección de las calles Pacífico y Coronel Silva Vergara de Valparaíso, por ser sospechoso de actividades clandestinas, "opuso resistencia, ante lo cual los funcionarios se vieron obligados a usar sus armas de fuego, resultando herido y falleciendo en el traslado a un centro asistencial".

López Olmedo era miembro suplente de la Comisión Política del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR). Tenía 35 años de edad al momento de su muerte, estaba casado con Lucía Bennett Urrutia y tenía dos hijos. Había estudiado Sociología en la Universidad Católica

Tanto en los casos de los presuntos autores, Alberto Badilla Grillo y Pedro Alcayaga Zúñiga, la resolución del ministro Arancibia selatro "aparecen presunciones fundadas de que a estos les ha correspondido participación de autores en los delitos de tortura y homicidio calificado en la persona de Enrique López Olmedo", estableció la resolución judicial.


Le Monde Diplomatique

Una Historia Que Debo Contar

Hace muchos años y mientras visitaba el campo de concentración de Bergen Belsen - donde está enterrada la pequeña Anna Frank-, cerca de los restos de los hornos crematorios alguien –no me importa quien fue ni cuando lo hizo- escribió: “Yo estuve aquí y nadie contara mi historia”.
Esa visita la relate en un libro titulado “Historias Marginales”, y lo que destaco, es que ese texto anónimo, apenas unas pocas palabras, me dijeron para que servía ser un escritor. A ese ser sin nombre le jure: Yo voy a contar tu historia.

Durante algunos días, en los foros sociales publique varios posts dirigidos a los militantes del MIR chileno, solicitando información sobre un compañero llamado Enrique López Olmedo, español, ex sacerdote jesuita. Militante y dirigente del MIR en la clandestinidad, asesinado en 1977 en un falso enfrentamiento con los esbirros de la dictadura.

Extrañamente, por casualidad, desidia, o clandestinidad rigurosamente mantenida, no hay fotos de Enrique López Olmedo. Ni los familiares de los desaparecidos y asesinados por la dictadura tenían una sola foto de él. Incluso en los escritos que el juez Baltasar Garzón dirigió a la justicia española para que se juzgara en España a los responsables de asesinatos de ciudadanos españoles en Chile, tampoco hay una sola foto de Enrique López Olmedo.

Con mi compañera, Carmen Yánez, nos propusimos saber más del compañero español caído en Chile, uno de los nuestros, uno de los que nos faltan, y lentamente dimos con la historia de una atroz soledad.
La soledad era el precio de la militancia clandestina. Y la soledad respetada a ultranza, mantenida para proteger tu vida y las de tus compañeros, a veces y aunque duela, puede cubrirse de olvido, de injusto olvido.

Dimos con una foto de Enrique López Olmedo, tal vez la única que existe, la foto porfiada de un hombre joven que sobrevivió a la muerte, a la clandestinidad, y al olvido. Y yo sé que debo contar su historia.


Esta pagina fue modificada el 14/07/2014

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015