Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

José Armando FIERRO FIERRO

El día 11 de octubre de 1973 fueron ejecutados por personal del Ejército en el sector de Las Coimas en San Felipe, seis militantes comunistas.  Ellos eran:

Mario ALVARADO ARAYA, 34 años, Alcalde de Cabildo, quien había sido detenido por primera vez el 17 de septiembre, recuperando prontamente su libertad, sin que se le formulara ningún cargo.  A principios de octubre, fue obligado por la autoridad militar a retractarse públicamente de su militancia, en la Municipalidad de Cabildo, ante múltiples testigos.  Su segunda detención se produjo el 8 de octubre, en su domicilio, y fue practicada por Carabineros de Cabildo.

Faruc Jimmi AGUAD PEREZ, 26 años, empleado de la Sociedad Abastecedora de la Minería (SADEMI), encargado electoral y de propaganda del Partido Comunista local, detenido en su lugar de trabajo, en presencia de otros trabajadores, el día 8 de octubre de l973 por Carabineros de Cabildo.

Wilfredo Ramón SANCHEZ SILVA, 28 años, empleado de la Sociedad Abastecedora de la Minería (SADEMI) de Cabildo.  Fue detenido en su lugar de trabajo el mismo día y en las mismas circunstancias que Faruc Aguad.

  Artemio PIZARRO ARANDA, 37 años, también empleado de SADEMI.  Fue detenido en el mismo lugar y por los mismos agentes aprehensores el día 9 de octubre.

  Pedro Abel ARAYA ARAYA, 27 años, Interventor de la mina La Patagua, fue detenido por primera vez el 11 de septiembre, siendo liberado sin cargos una semana después.  Su segunda detención se produjo también el 9 de octubre, al presentarse voluntariamente a la Comisaría de Cabildo, a raíz de una citación dejada en su domicilio por funcionarios de dicha unidad policial. 

José Armando FIERRO FIERRO, 24 años, también empleado de SADEMI, fue detenido el 9 ó 10 de octubre en Cabildo, por Carabineros de esa localidad.

Según la versión oficial del Jefe de Zona en Estado de Sitio de la Provincia de Aconcagua y Comandante del Regimiento de Infantería Nº3, "Yungay", estas seis personas fueron ejecutadas cuando intentaron huir y agredieron a un suboficial que viajaba en la camioneta del Ejército que los trasladaba desde la Cárcel de San Felipe a la Cárcel de Putaendo.  Se indicó en dicha versión que a todos se les había comprobado participación directa en la organización terrorista del sector minero de Cabildo, habiendo sido detenidos en un operativo donde se les encontró gran cantidad de armas y explosivos.

Los antecedentes reunidos por esta Comisión sobre las circunstancias de la detención de las víctimas desmienten la versión oficial, ya que ninguno de sus hogares fue allanado en busca de armas, ni tampoco existió un operativo militar en su lugar de trabajo, donde algunas de ellas fueron detenidas, en forma pacífica y a la vista de los otros trabajadores. 

  Presentadas estas muertes como producto de un intento de fuga, la Comisión no pudo aceptar esta explicación atendidas, principalmente, las circunstancias que siguen:

Resulta inverosímil que el único modo de evitar la fuga haya sido dar muerte inmediata a todos los afectados, que iban desarmados y bajo fuerte vigilancia militar.

El entonces Jefe del Servicio de Salud de San Felipe, que fue quien ordenó practicar las autopsias y devolver los cuerpos a los familiares, fue informado por el médico legista de que los cuerpos registraban múltiples impactos de bala, muchos de los cuales no eran mortales, y también heridas corto‑punzantes, cuya existencia no ha tenido ninguna explicación razonable.  Esta información está corroborada por lo señalado en los mismos certificados de defunción.

Por tanto, a esta Comisión le asiste la convicción que Mario Alvarado, Faruc Aguad, Wilfredo Sánchez, Artemio Pizarro, Pedro Araya y José Fierro fueron víctimas de violación a sus derechos humanos de responsabilidad de agentes del Estado quienes los ejecutaron al margen de todo proceso.

Informe Rettig

 


23 De Octubre 2003 Zonaimapcto.cl

Dieron sepultura a tres  ejecutados políticos en Cabildo

Con un acto cultural realizado en la Plaza de Armas; una "velatón" en el Teatro Municipal, una Misa y una romería al Cementerio local, fueron despedidos los restos de tres de los seis ejecutados políticos cuyas familias tardaron treinta años en recuperar.

La comunidad de Cabildo sigue todavía -después de tres décadas- conmovida por lo acontecido en octubre de 1973, cuando los dirigentes políticos Artemio Pizarro, José Fierro, Wilfredo Sánchez, Pedro Araya, Mario Alvarado y Faruc Aguad fueron detenidos semanas después del golpe militar y supuestamente llevados a San Felipe.

Pero tal como se hizo en prácticamente todo el país, fueron ejecutados en el trayecto, luego de lo cual se les enterró en una fosa común del Cementerio local, sin dar posibilidades a sus familias de recuperar los restos.

Recién hace algunos años se logró que los tribunales de justicia emitan una orden para exhumar los restos sepultados ilegalmente, siendo trasladados al Instituto Médico Legal de Santiago, donde permanecieron más de dos años sin ser identificados.

Recién hace algunas semanas se anunció que habían sido plenamente identificados los restos de Artemio Pizarro, José Fierro y Wilfredo Sánchez, los que finalmente la semana pasada fueron regresados a Cabildo, donde se les tributó un sentido último adiós.

Los actos en memoria de los tres ejecutados políticos contaron con la presencia del gobernador provincial, Mauricio Quiroz; el alcalde de Cabildo, Eduardo Cerda; el presidente comunal del partido Comunista, Cristián Miranda, familiares y amigos de las víctimas.

 

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015