Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

Joan ALSINA HURTOS

Los días 15, 17 y 19 de septiembre de l973 se llevaron a cabo tres operativos militares al interior del Hospital San Juan de Dios.  Efectivos militares pertenecientes a un Batallón del Regimiento Yungay de San Felipe que se encontraba apostado en la Quinta Normal y en el Instituto Diego Barros Arana, detuvieron a numerosas personas, cinco fueron ejecutadas y dos permanecen hasta la fecha desaparecidas.  Se trata de las siguientes personas:

  Joan ALSINA HURTOS, español, 31 años, sacerdote católico, quien ejercía su ministerio en la Parroquia San Ignacio de San Bernardo y se desempeñaba como Jefe de Personal del Hospital San Juan de Dios, fue ejecutado el 19 de septiembre.

                          Fue detenido en los subterráneos del Hospital por efectivos del Regimiento Yungay de San Felipe.  Luego fue llevado al patio del Hospital donde permanece largo rato.  Conducido al Instituto Diego Barros Arana y luego al Río Mapocho donde es ejecutado el mismo día.El día 27 es encontrado su cuerpo en el Instituto Médico Legal; es sepultado al día siguiente en el Cementerio Parroquial de San Bernardo.  El certificado de defunción consigna como lugar de la muerte el puente Bulnes sobre el río Mapocho, e indica como causa de la misma :" múltiples heridas de bala" y " lesiones apergaminadas en la cara". 

                          La Comisión adquirió, conforme al mérito de los testimonios y antecedentes recibidos, la convicción de que la ejecución del sacerdote Juan Alsina Hurtos constituye una violación de sus derechos, siendo responsables de ello agentes del Estado.

 (Informe Rettig)

Lea: Relato sobre Alsina


La Nacion

18 de Agosto 2004

Un procesado en caso Alsina

El primer procesamiento por el crimen del sacerdote español Joan Alsina fue dictado por el ministro de fuero Jorge Zepeda Arancibia, quien encausó como autor de homicidio al mayor (R) de Ejército Donato López Almarza y ordenó su arresto. El cura fue detenido el 19 de septiembre de 1973 y ejecutado en el Puente Bulnes, sobre el Mapocho, y su cuerpo arrojado a las aguas. Ocho días después su cadáver apareció río abajo.

El mayor (R) López comandaba un destacamento del Regimiento Yungay de San Felipe que viajó a Santiago para reforzar las acciones militares del golpe militar. Alsina fue detenido por efectivos de ese regimiento en el Hospital San Juan de Dios, donde trabajaba, quienes lo trasladaron hasta el Internado Nacional Barros Arana (INBA) en Quinta Normal. En ese liceo el personal del Yungay tenía su campamento y allí se mantuvo por esos días a un número indeterminado de detenidos.

De acuerdo al auto de procesamiento, el sacerdote, nacido en Gerona, en Cataluña, y que a la fecha de su muerte tenía 31 años, fue golpeado y luego sacado desde el internado la misma noche de su detención para ser ejecutado.

En los expedientes se consigna la declaración del soldado que le disparó: “Al llegar al Puente Bulnes mi capitán frenó (López). Yo me bajé como lo hacía con cada uno de los que fusilaba y saqué a Juan del furgón y fui a vendarle los ojos. Pero Juan me dijo ‘por favor, no me pongas la venda, mátame de frente, porque quiero verte para darte el perdón’. Fue muy rápido. Recuerdo que levantó su mirada al cielo, hizo un gesto con las manos, las puso sobre su corazón, movió los labios como si estuviera rezando y dijo ‘Padre, perdónalos’. Yo le disparé la ráfaga y cayó al tiro. Quería dispararle con la pistola, pero lo hice con la metralleta para que fuera más rápido. El impacto fue tan fuerte que volteó su cuerpo y prácticamente cayó solo al Mapocho, yo tuve que darle un empujoncito no más. Otros a veces caían al piso del puente y había que levantarlos y echarlos al río. Eran las diez de la noche y de este fusilamiento no me voy a olvidar nunca más”.

A pesar de que en el caso de Alsina se trata de un ejecutado y no de un detenido desaparecido secuestrado, donde opera la tesis del delito permanente hasta que no aparezca la víctima o su cuerpo, y por tanto los jueces no están aplicando la amnistía porque el delito se sigue cometiendo, el ministro Zepeda tampoco aplicó la amnistía ni consideró el delito prescrito por el paso del tiempo.


 El Mercurio

19 de Agosto 2004

Corte otorga libertad a militar (r) procesado

La Séptima Sala de la Corte de Apelaciones resolvió, por dos votos contra uno, otorgar la libertad provisional al mayor (r) Donato López Almarza procesado por el por el homicidio calificado del sacerdote español Joan Alsina Hurtos.

El tribunal confirmó así lo dispuesto por el ministro Jorge Zepeda, quien en su resolución le concedió la libertad al militar en retiro previa consulta al tribunal de alzada.

La Sala estuvo conformada por los ministros Cornelio Villarroel, Eduardo Fuentes y el abogado integrante Óscar Herrera. Éste último estuvo por negar el beneficio a López por considerar que la forma en que se cometió el delito, el militar (r) constituye un peligro para la sociedad.

El religioso, de 31 años y que pertenecía a la Congregación Salesiana fue detenido el 11 de septiembre de 1973 en el hospital San Juan de Dios y trasladado hasta el Internado Nacional Barros Aranas en donde permaneció detenido hasta el 19 de septiembre.

Ese día fue llevado por militares hasta el puente Bulnes en donde fue acribillado. Sus restos fueron encontrados días después en el Instituto Médico Legal.

No obstante, López Almarza no podrá salir inmediatamente en libertad, debido a que permanece en prisión preventiva por otra causa de derechos humanos que instruye también el ministro Zepeda.

Se trata del homicidio del menor Carlos Patricio Fariña Oyarce ocurrido en la Pincoya en septiembre de 1973. Zepeda tiene plazo hasta mañana para resolver la situación procesal de López Almarza en este caso.

 


LaNacion

Miércoles 19 de octubre de 2005

Condenado el autor del crimen del sacerdote Joan Alsina

A cinco años de presidio fue condenado por el juez Jorge Zepeda el mayor (R) de Ejército, Donato López Almarza, como el único autor del homicidio del sacerdote español Joan Alsina Hurtos. Otros integrantes de la patrulla que lo detuvo y ejecutó sobre el puente Bulnes del río Mapocho, incluido el conscripto Nelson Bañados, que le disparó, están fallecidos.

El sacerdote fue detenido el 19 de septiembre de 1973 en el Hospital San Juan de Dios donde trabajaba,por militares del Regimiento Yungay de San Felipe, V Región.

El soldado que lo mató por orden superior declaró antes de suicidarse que “al llegar al puente Bulnes mi capitán (López) frenó. Yo me bajé como lo hacía con cada uno de los que fusilaba y saqué a Joan del furgón y fui a vendarle los ojos. Pero él me dijo ‘por favor, no me pongas la venda, mátame de frente porque quiero verte para darte el perdón’. Fue muy rápido. Recuerdo que levantó su mirada al cielo, hizo un gesto con las manos, las puso sobre su corazón y movió los labios como si estuviera rezando y dijo ‘padre, perdónalos’. Yo le disparé la ráfaga y cayó altiro. Quería dispararle con la pistola, pero lo hice con la metralleta para que fuera más rápido. El impacto fue tan fuerte que volteó su cuerpo y prácticamente cayó solo al Mapocho, yo tuve que darle un empujoncito nomás. Otros a veces caían al piso del puente y había que levantarlos y echarlos al río. Eran las diez de la noche y de este fusilamiento no me voy a olvidar nunca más”.


 

TVN

 

30 de Marzo 2007
 

Confiman condena por crimen de cura español
 

La Corte de Apelaciones de Santiago confirmó hoy la condena a cinco años y un día de prisión a un ex coronel del Ejército por el asesinato del sacerdote católico español Joan Alsina Hurtos, perpetrado días después del golpe militar de 1973, informaron fuentes judiciales.
La sentencia del tribunal de alzada confirmó el fallo de primera instancia en el caso dictado por el juez Jorge Zepeda, a cargo de la causa contra el jubilado coronel Donato López Almarza, a quien imputó el cargo de homicidio calificado.
 

En la fecha del golpe de Estado que Augusto Pinochet encabezó el 11 de septiembre de 1973, Alsina era empleado del hospital San Juan de Dios, de Santiago de Chile, donde fue detenido días después por una patrulla militar.
 

El 19 de septiembre, tras haber sido torturado, fue llevado al Puente Bulnes, sobre el río Mapocho, donde, por orden de López Almarza, un recluta de 18 años, Nelson Bañados, le disparó siete balazos desde corta distancia.
Días después el cadáver de Alsina fue encontrado aguas abajo y las autoridades militares afirmaron que se trataba de un "terrorista" que había muerto en un enfrentamiento con una patrulla.
 

Al momento de su muerte, el sacerdote pidió al recluta Bañados que no le vendara los ojos, para poder bendecirlo y darle el perdón, según confesó el propio recluta al sacerdote Miguel Llodrá, que investigó personalmente la historia del cura Alsina.
Bañados ratificó después la versión en el juicio por el asesinato y tiempo después, agobiado por los remordimientos, se suicidó.
También murió el coronel Mario Caravés, que como capitán comandó la patrulla que detuvo al sacerdote, lo torturó y después lo condujo al puente.
La Corte de Apelaciones, en su dictamen de hoy, consideró el caso como "un delito de lesa humanidad", al que corresponde aplicar normas del derecho internacional.


La Nacion

29 de Noviembre 2007

tribunales rebajan penas en casos Jaime Aldoney y sacerdote Alsina

El abogado y diputado (PS), Juan Bustos, anunció que apelara al fallo de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, por el caso de Jaime Aldoney, cuyo cuerpo fue lanzado al mar en 1973, luego que el ministro en visita Julio Miranda condenara a cuatro oficiales (R) de la Armada a cuatro años de libertad vigilada, a penas remitidas a otros dos involucrados y absolviera a otros dos individuos.

Bustos calificó las penas como insuficientes "deben ser de presidio mayor, pues se trata de un crimen muy grave".

Entre los sentenciados se encuentran Sergio Iván Mendoza Rojas, Patricio Maximiliano Villalobos Lobos, Pedro Pablo Arancibia Solar y Jaime Urdangarín Romero, además del contraalmirante (R) Ernesto Hubert von Appen y el suboficial Manuel Bush López, quienes obtuvieron penas que van desde los 72 días hasta los cuatro años de presidio que podrán cumplir de manera remitida.

Jaime Aldoney era estudiante de Periodismo, constructor civil, regidor de Limache e interventor de la Compañía de Cervecerías Unidas (CCU) cuando fue detenido por Carabineros en 1973.

Según los testimonios de la época, desde la comisaría de Limache fue llevado por efectivos de la Armada a la base aeronaval de El Belloto -de la que estaba al mando Huber- allí fue torturado y se perdió su rastro.

Media prescripción en caso Alsina

La Segunda Sala de la Corte Suprema confirmó la condena contra Donato López Almarza por el homicidio del sacerdote español Joan Alsina Hurtos, ocurrido el 16 de septiembre de 1973 en el Puente Bulnes de Santiago.

En fallo dividido los magistrados Alberto Chaigneau, Rubén Ballesteros, Hugo Dolmestch y los abogados integrantes Fernando Castro y Domingo Hernández sentenciaron a tres años y un día a López Almarza concediendo el beneficio de la libertad vigilada al condenado.

La sentencia aplica la media prescripción, previsto en el artículo 103 del Código Penal para rebajar la condena de segunda instancia que había sentenciado a López Almarza a 5 años y un día de presidio, sin ningún tipo de beneficios.

El ministro Ballesteros era partidario de aplicar la prescripción a favor del condenado.


Fallo de la Corte Suprema - Joan Alsina - 2007
 


La Nacion

28 de Abril 2014

EL REGALO PARA EL CURA ALSINA QUE SURGIÓ EN EL PUENTE EN QUE LO MATARON

Habría cumplido 72 años este lunes 28 si esa patrulla no lo hubiera asesinado en el cruce Bulnes del Mapocho. La restauración del mural que lo recuerda, liderada por el dibujante Mico de Nación.cl, abrió las puertas a un documental que se presenta justo en el cumpleaños.
Lunes 28 de abril de 2014 | por Rodrigo Pizarro - Foto: Esteban Garay (memorial), Memoriaviva (rostro) + Sigue a Nación.cl en Facebook y Twitter

El fulgor el año 2013 por el aniversario número 40 del Golpe de Estado en Chile tuvo uno de los muchos humildes ejemplos de memoria en el mural que recuerda el asesinato del sacerdote Joan Alsina sobre el puente Bulnes, que cruza el río Mapocho, en el poniente de Santiago.
“Mátame de frente porque quiero verte para darte el perdón”, es la frase que corona ese gran Imagen foto_00000001dibujo y que habría dicho a su verdugo militar el joven cura español detenido junto a trabajadores del Hospital Félix Bulnes y acribillado y lanzado con estos al río desde ese viaducto el 19 de septiembre de 1973.

Los 40 años del Golpe elevaron las pasiones y el mural de 1999 fue víctima de rayados que obligaron una restauración a pulso y que, sin tenerlo planificado, dio pie para un documental que, cruzado por esos brochazos, recuerda a Alsina y se presenta como el mejor regalo con motivo del que sería su cumpleaños número 72 este lunes 28. Se titula “La historia de una fe viva”.

LOS RECUERDOS DEL MICO
Luis Henríquez, Mico, muralista y dibujante, autor de la sección de viñetas de Nación.cl, fue uno de los gestores de ese mural y de su renovación el año pasado en la que se unieron sus cercanos del Movimiento Obrero de Acción Católica (MOAC) y los jóvenes del Centro Universitario Ignaciano de la Universidad Alberto Hurtado.

Mico resalta que cuando se acercó el aniversario del 2013 “apareció muy rayado,con spray, con pintura roja, negra. Fue un daño irreversible. Algunos decían libertad a los presos políticos, pero también había un ´Viva Pinochet´ y después encima un ´muera Pinochet’ , ´viva el 11´, ´muera el 11' , pero cada nuevo rayado emporaba más. Estaba indigno”.

Así las cosas acudió a una conversatorio en esa universidad sobre el Padre Alsina y otros curas asesinados al que llegó con fotos para mostrar el mal estado del mural. De inmediato consiguió el apoyo de la casa de estudios y de sus estudiantes para la restauración.

Es ese trabajo multisectorial, con más de 40 voluntarios, incluidos pobladores y hasta el padre Pepe Yurasczek, el que refleja el documental realizado por Mario Bustamante quien llegó a tomar fotos, pero, sorprendido, optó por activar el rec del video y hacer el registro audiovisual.
“El video no sólo se limita a registrar el mural, hay entrevistas, hay un pequeño momento con la historia de Joan Alsina para que los jóvenes que no lo conocen sepan quien fue, lo que pasó, el momento de su detención, porque esa historia hay que repetirla y contarla” destaca Mico.
“Nos pareció súper potente hacer el esfuerzo, tener el video listo y hacer el lanzamiento para el día de su cumpleaños y nuevamente convocamos a los voluntarios, los pobladores, los del MOAC, los de la universidad, para celebrar el cumpleaños”, resalta.

EL MURALISMO HOY VISTO DESDE EL PUENTE BULNES
Sobre el estado del muralismo entrado el siglo XXI, Henríquez opina que “durante mucho tiempo el mural fue utilizado como instrumento de propaganda en el contexto de la dictadura, pero afortunadamente con el tiempo se proyectó porque se transformó en un instrumento válido para intervenir los espacios públicos incluso en lo institucional”.

Resalta que saltó a los colegios y a las poblaciones incluso en manos de las barras: “Yo creo que ya entrado el siglo institucionalmente empieza a ser aceptado, los municipios prestan sus muros propios, los privados entran a financiar, afortunadamente con distintos tipos y calidades”.
La presentación se fijó para este lunes 28 a las 19:00 horas en Erasmo Escala 1822. Luego de la restauración el mural quedó ahora si cubierto con una capa impermeable que le asegura mayor vida “vamos para el año ya, y 6 meses, y está impecable”


Esta pagina fue modificada el 29/04/2014

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015