Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

CARLOS HUGO ZELAYA SUAZO


Rut : 3.344.153 de Santiago
F.Nacim. : 20 02 33, 41 años a la fecha de su detención
Domicilio : Población Pablo De Rokha, manzana 41, Sitio 17. La Granja, Santiago
E.Civil : Casado, 10 hijos
Actividad : Obrero Bodega de Viña Carafí
C.Repres. : Delegado de su Sindicato ante el Sindicato General de Operarios de Bodegas de Vino, sin militancia política conocida
F.Detenc. : 7 de febrero de 1974



 

 



Carlos Hugo Zelaya Suazo, casado, diez hijos, obrero Viñas Carafí, dirigente sindical, fue detenido en su lugar de trabajo el 7 de febrero de 1974, por cuatro sujetos que vestían uniforme militar y se movilizaban en un Jeep color amarillo, sin patente y sin distintivo del Ejército.
A las 15:30 horas del día señalado se presentaron en la Bodega de la Viña Carafí los cuatro militares, quienes le manifestaron a la secretaria y a uno de los dueños, Alfredo Carafí Mercader, que necesitaban conversar con Carlos Zelaya Suazo. Luego que les fuera presentado el afectado, los uniformados le solicitaron su identificación, y como éste no la portaba dos de los aprehensores lo acompañaron hasta los vestuarios a buscarla. Pasados unos cinco minutos, los militares volvieron con el afectado desde el interior de la bodega y salieron directamente a la calle. Mientras tanto, uno de los agentes se acercó al mesón de recepción y dijo: "el señor Zelaya nos va a acompañar". El señor Carafí requirió mayor información, sin embargo el sujeto insistió con la misma respuesta. Acto seguido se marcharon del lugar en el vehículo mencionado.
Cabe indicar, como lo señalaran ante el Juez, que llamó la atención, tanto del dueño de la empresa como de los compañeros de trabajo del afectado, entre los cuales estaban José San Martín y Francisco Orellana, que los aprehensores en ningún momento mostraron identificación alguna que acreditara que fueran miembros del Ejército. Además no exhibieron orden de detención y el vehículo que usaban no tenía ninguna identificación reglamentaria.
La cónyuge del afectado, Beatriz López, realizó numerosas gestiones a fin de establecer fehacientemente el paradero y situación del afectado; entre las diligencias concurrió el 15 de febrero de 1974 hasta el Regimiento Tacna, informada por conocidos que allí estaba su marido. En dicho lugar le confirmaron la información aunque le dijeron que no podría verlo porque estaba incomunicado. Lo cierto es que jamás se pudo comprobar si estuvo o no en el Regimiento Tacna. Carlos Zelaya permanece en calidad de detenido desaparecido.

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS
Ante el 1er. Juzgado del Crimen de San Miguel se presentó una denuncia por presunta desgracia de Carlos Zelaya Suazo, el sumario fue rolado con el Nº 44.076 e ingresado el 8 de julio de 1976. El temor existente en la época impidió realizar gestiones judiciales con anterioridad.
Consultado el Ministerio del Interior, el 15 de julio de 1976 el General de Ejército Raúl Benavides respondió que su Secretaría de Estado no ha ordenado la detención del afectado.
El 23 de julio de 1976 el Instituto Médico Legal informó que en sus registros no figura el ingreso de Carlos Zelaya Suazo.
El Director de Inteligencia Nacional, Coronel Manuel Contreras Sepúlveda, representó al Juez que el Ministerio del Interior a través del Ministro de Justicia hizo saber al Poder Judicial que los Tribunales se abstuvieran de requerir información directamente a la DINA. En el Oficio el Coronel no se tomó la molestia de informar sobre el afectado, que era la consulta del 1er. Juzgado del Crimen de San Miguel.
Por medio del parte Nº2634 del 13 de agosto de 1976, la Policía de Investigaciones respondió a una orden de investigar del Juez, señalando que realizadas diversas averiguaciones no fue posible conocer la situación de Carlos Zelaya; por ejemplo en la Secretaría Ejecutiva Nacional de Detenidos (SENDET) no se registra al afectado, como tampoco figura su salida del país.
Comparecieron ante el Juez Instructor los testigos de la detención, quienes confirmaron los hechos denunciados.
El 14 de septiembre de 1976 se declaró cerrado el sumario, además, debido a que no "resulta completamente justificada la perpetración del delito denunciado" se sobreseyó temporalmente la causa. Apelada la resolución, la Corte de Apelaciones de Santiago consideró que la investigación se encontraba incompleta, por lo que ordenó reponer la causa al estado de sumario.
En enero de 1977 informaron al Tribunal los cementerios de la capital que no registraban el ingreso del cadáver del afectado.
Consultados los organismos de Carabineros del sector Sur de la capital respondieron que no se ha detenido a Carlos Zelaya.
Nuevamente, el 1o. de agosto de 1977, se declara cerrado el sumario y se sobreseyó temporalmente la causa. La Corte de Apelaciones confirmó la resolución el 27 de septiembre de 1977.

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com


  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015