Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

CARLOS MARIO VIZCARRA COFRE


Rut : 4.665.693, Santiago
F.Nacim. : 13-12-44, 31 años a la fecha de detención
Domicilio : Gaspar de Orense 356, Quinta Normal, Santiago
E.Civil : Casado, dos hijos
Actividad : Obrero desabollador
C.Repres. : Dirigente de la Juventud Comunista, ex dirigente juvenil de la CUT, ex dirigente sindical de la empresa FIAT.
F.Detenc. : 11 de agosto de 1976

Carlos Vizcarra Cofré, casado, dos hijos, obrero, ex candidato a regidor por la comuna de Barrancas en representación del Partido Comunista, fue detenido el día 11 de agosto de 1976, presumiblemente en la vía pública, después de las 18:15 horas, luego que saliera de su hogar ubicado en Quinta Normal. Los aprehensores fueron efectivos de la DINA, quienes lo llevaron al recinto secreto de ese organismo conocido como Villa Grimaldi, donde fue visto por otros prisioneros hasta el 25 de agosto del mismo año, fecha en que los testigos fueron dejados en libertad.
Casi un mes después, el 7 de septiembre de ese año, el domicilio del afectado fue allanado por civiles armados que rompieron el piso con un chuzo. En la vivienda, de propiedad de su madre María Cofré, con quien vivía, se encontraban también presentes unos arrendatarios de dependencias posteriores: el matrimonio formado por Luis Caballero Alvarez e Isabel Rozas Osorio. Los agentes encerraron a Caballero en su dormitorio y lo golpearon. Los agentes, que al ingresar preguntaron por la víctima, se retiraron más tarde y pidieron disculpas a la madre señalando que ellos eran "mandados".
Por esos días fueron detenidos numerosos militantes y dirigentes del Partido Comunista, todos los cuales fueron conducidos a Villa Grimaldi. Esta operación había comenzado meses antes y había sido ampliamente difundida por la prensa, básicamente en una edición del semanario "Que Pasa", donde se informaba de la incautación de documentación de ese partido que había permitido dar con "casas buzón" y asestar "un duro golpe" al Partido Comunista.
En el contexto de estas detenciones fue aprehendido Vizcarra Cofré quien, pese a no conocerse testigos del arresto mismo, fue visto y pudo conversar con otros detenidos, compañeros de su partido. Entre estos se encuentra Pedro Jara Alegría, con quien fue obligado a desabollar una camioneta al interior de Villa Grimaldi, oportunidad en que les permitieron quitarse las vendas con que los mantenían permanentemente. Esto ocurrió aproximadamente el día 23 de agosto, es decir, doce días después que fuera detenido. En esta misma tarea también estuvo junto al detenido Isaac Godoy. Carlos Vizcarra era conocido como el "Lolo".
En este centro de reclusión y torturas compartió celda junto a otros detenidos, que se encuentran desaparecidos al igual que él, entre otros: Julio Vega, Pedro Silva Bustos, Jorge Solovera, Darío Miranda, Guillermo Martínez, Lenín Díaz, Vicente Atencio y Eduardo Canteros. Respecto de estos dos últimos, Canteros y Atencio, sus cuerpos fueron encontrados en el año 1990 en un terreno que había pertenecido al Ejército en Colina.
También se encontraban en el recinto de Villa Grimaldi en esos días, pero en otras celdas, un grupo de mujeres, entre ellas, Marta Ugarte Román, miembro del Comité Central del Partido Comunista, cuyo cuerpo sin vida fue encontrado en septiembre de ese mismo año 1976 en una playa del balneario Los Molles, ubicada a unos 250 kilómetros al norte de Santiago. Su cuerpo había sido arrojado al mar, amarrada con alambre de púas.
De Carlos Vizcarra no se volvió a tener noticias y su detención fue siempre negada por las autoridades militares.
En noviembre de ese año, luego que el hallazgo del cuerpo de Marta Ugarte causara conmoción, el Obispo de Talca don Carlos González Cruchaga envió al Jefe de Estado copia de una Declaración Jurada de Pedro Jara Alegría, en la que daba cuenta de su paso por Villa Grimaldi, la detención ilegal de que había sido objeto, las torturas que le aplicaron a él y otros detenidos y en la que señalaba haber visto a Marta Ugarte y haber conversado con ella y además menciona a otros detenidos. El General Pinochet respondió al Obispo descalificando las acusaciones de Jara, basándose en que el testigo había abandonado el país el mismo día que había firmado la declaración, demostrándose así su condición de "comunista".
Agrega que cinco de las personas que se mencionaban en dicho testimonio habían sido "ubicadas" después de varias diligencias", las cuales desmentían lo aseverado por Jara (adjunta declaraciones juradas de estas personas) y finaliza en este punto indicando que el resto de las personas mencionadas por Jara no existían. Estas otras personas mencionadas son todas las que se encuentran actualmente desaparecidas. Cabe señalar, a este respecto, que las otras cinco personas Juana Vicencio, Horacio Silva, Manuel Mieres, Rosa Leiva e Isaac Godoy fueron todas "visitadas" en sus respectivos domicilios por efectivos de la DINA y obligados a firmar tales declaraciones.
Finalmente, cabe agregar que la cónyuge de Vizcarra, Gladys González, se encontraba embarazada al momento de la detención de la víctima y su segundo hijo nació un mes después, sin que su padre pudiera conocerlo.

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS
El 16 de agosto de 1976, a los pocos días de su desaparecimiento, su cónyuge interpuso un recurso de amparo ante la Corte de Apelaciones de Santiago, rol 758-76.
Diez días después respondió el Ministro del Interior respecto de consulta enviada por la Corte, el que niega el arresto, pero de Vicente Atencio y nada se menciona de Vizcarra. Con este antecedente, el 28 del mismo mes la segunda sala de la Corte resuelve rechazar el amparo y remitir los antecedentes al Juzgado del Crimen correspondiente para que se investiguen los hechos denunciados.
Esta resolución fue apelada, pero el 1° de septiembre del mismo año la primera sala de la Corte Suprema confirmó el fallo, indicando al Juez que le correspondiera la investigación que agregara "de inmediato" el extracto de filiación del afectado.
Por otro lado, el 10 de septiembre del mismo año, la cónyuge también presentó una denuncia por secuestro ante el 9° Juzgado del Crimen, que dio inicio a la causa rol 17.035-10E, a la cual se le acumuló, un mes después, el recurso de amparo remitido por la Corte de Apelaciones.
La Jefatura del Campamento de Prisioneros Tres Alamos y la Secretaría Nacional de Detenidos, SENDET, y el Ministerio del Interior informaron negativamente respecto de la detención de Carlos Vizcarra.
Los familiares y testigos del allanamiento a su domicilio también prestaron declaraciones ante el Tribunal, entregando todos los antecedentes que había sobre su secuestro y la probabilidad cierta de que estuviera detenido en un centro de reclusión de los Servicios de Seguridad.
Investigaciones por su parte informó que no registraba antecedentes penales ni tampoco salida del país. El Ministerio del Trabajo, a través de su Subsecretario, informó por su parte que tampoco registraba antecedentes de su participación sindical anterior.
Con estos antecedentes, y sin cumplir la orden de la Corte Suprema de acompañar al proceso el extracto de filiación del afectado, el Tribunal cerró el sumario el 6 de julio de 1977 y con igual fecha decretó el sobreseimiento temporal de la causa por no encontrarse acreditado el delito.
El Fiscal de la Corte de Apelaciones de Santiago, informando el fallo dictado por el titular del Noveno Juzgado, señala que han sido "no pocos" los procesos de las características de éste que no se ha logrado esclarecer lo ocurrido, ya que no siempre la Justicia Ordinaria "ha contado con la eficaz, exacta, real y verídica cooperación que ha solicitado". También considera el señor Fiscal que en estos procesos los inculpados corresponden a efectivos de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), organismo de dependencia militar. Por esta consideración el Fiscal es de opinión de que el sobreseimiento dictado por el Juez debe quedar sin efecto, ya que ésta es materia que debe resolver la Justicia Militar, por lo tanto, lo que corresponde es la declaración de incompetencia.
La parte afectada refutó las consideraciones del Fiscal para declarar la incompetencia y solicitó además se ordenara reabrir el sumario por encontrarse incompleta la investigación. El 14 de octubre de 1977, la Corte Suprema, considerando que efectivamente la investigación no estaba agotada, revocó la resolución de sobreseimiento y ordenó se reabriera el sumario.
El 12 de noviembre de 1977, la cónyuge se hizo parte querellante en el proceso, lo que fue denegado por el Tribunal por no haber identificación de los culpables. Esta resolución fue apelada, recurso que fue acogido dándosele finalmente curso a la querella por secuestro.
En agosto de 1978, dos años después de ocurrido el secuestro, hay una primera comunicación de la ahora Central Nacional de Informaciones, CNI, sucesora legal de la DINA, pero nada informa y sólo se remite a expresar que toda información debe ser solicitada al Ministerio del Interior.
Igualmente en esta fecha recién se da cumplimiento a la orden de la Corte Suprema y se solicita el extracto de filiación de la víctima, el que no registraba antecedentes penales y no se archivaba fotografía.
También en esta época, nuevamente se informó que la víctima no registraba salidas del país. Este detalle es importante porque, un año después, cuando este proceso había pasado a manos del Ministro en Visita Servando Jordán, nominado por la Corte de Apelaciones de Santiago para investigar las causas por desaparición de personas detenidas por los servicios de seguridad del gobierno militar, el Director de Investigaciones le remitió la ficha política que esa repartición archivaba de Carlos Vizcarra, en la que figuran anotadas tres salidas al extranjero del afectado entre los años 1965 y 1972, con sus respectivos reingresos. Cabe destacar que la última salida había sido a Cuba. Esta ficha política lo sindicaba además como militante del Partido Comunista "su vida completa" y su calidad de dirigente sindical y de esa colectividad política. Se indica también en la referida ficha que en el año 1977 tanto la DINA como el DINE (Dirección de Inteligencia del Ejército) habían consultado sus antecedentes.
La investigación que heredó el Ministro Jordán en junio de 1979, incorporaba la información entregada por el Ministro del Interior Sergio Fernández, que señalaba que los Libros de Registros de detenciones del Campamento Tres Alamos estaban en poder de la Prefectura de Carabineros y los correspondientes a Cuatro Alamos, dependencias de incomunicados de Tres Alamos que estaba a cargo de la DINA, habían sido incinerados cuando se había "disuelto" este organismo, por "razones de seguridad". No obstante la Subdirección de Carabineros informó de la existencia de estos libros, la diligencia para averiguar si en ellos se registraba la detención del afectado sólo se realizó ocho meses después, la que fue solicitada por el Ministro en Visita. La Prefectura Presidente Aguirre Cerda del organismo policial informó que, revisados los libros, no se encontraba anotado dicho arresto.
La Subsecretaría de Guerra también informó negativamente su detención por la CNI o algún organismo de seguridad de las Fuerzas Armadas.
El Ministro del Interior, Sergio Fernández, informó en igual sentido en agosto de 1979, negando que la CNI registrara antecedentes de su detención.
La parte afectada solicitó al Ministro en Visita que oficiara al Ministro de Defensa -o autoridad pertinente- para que informara nombre, grado y destinación actual del Jefe de Villa Grimaldi en agosto de 1976, fecha en que había sido secuestrado Vizcarra, para que procediera a interrogarlo sobre la permanencia del afectado en ese recinto. Esta solicitud fue denegada por el Tribunal, por encontrarse acreditado que el citado recinto no era centro de detención y que fue recibido por la CNI de la DINA desocupado, ignorándose quiénes eran sus anteriores ocupantes. Esta resolución, fue apelada, lo que no fue concedido por el Ministro Jordán, por una razón formal: no se había solicitado reposición previa, y además por considerar que no causaba gravamen irreparable.
La resolución del Ministro Jordán de negar la diligencia era de fecha 27 de septiembre de 1979 y, a los pocos días, el 1° de octubre, decretó el cierre del sumario, dando por finalizada la investigación.
El 20 de diciembre de 1979, el Ministro decretó el sobreseimiento temporal de la causa por no encontrarse completamente justificado el delito, resolución que fue apelada por la parte querellante. El 9 de junio de 1980, la Corte de Apelaciones de Santiago, luego de tener a la vista el Cuaderno de Visita del Ministro Jordán, confirmó el sobreseimiento temporal de la causa por secuestro de Carlos Vizcarra Cofré.

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015