Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

NICOLAS HUGO VIVANCO HERRERA

 

Rut       : 66.597 de San Felipe

F.Nacim. : 20-01-46, 30 años al momento de su detención

Domicilio : Maipú Nº357, San Felipe

E.Civil  : Casado, tres hijos

Actividad : Obrero de la empresa Peugeot-Renault de Los Andes

C.Repres. : Militante del Partido Comunista

F.Detenc. : 10 de agosto de 1976


ALICIA DE LAS MERCEDES HERRERA BENITEZ

Rut       : 25.007 de San Felipe

F.Nacim. : 18-06-24, 52 años al momento de su detención

Domicilio : Cóndor Nº745, casa 6, Santiago

E.Civil  : Casada, un hijo

Actividad            :            Labores de Casa

C.Repres. : Militante del Partido Comunista

F.Detenc. : 4 de agosto de 1976


HUGO ERNESTO VIVANCO VEGA

Rut       : 121.507 de Antofagasta

F.Nacim. : 08-01-18, 58 años al momento de su detención

Domicilio : Cóndor Nº 745, casa 6, Santiago

E.Civil  : Casado, un hijo

Actividad : Empleado

C.Repres. : Militante del Partido Comunista

F.Detenc. : 4 de agosto de 1976


SITUACION REPRESIVA

            Hugo Ernesto Vivanco Vega, casado, un hijo, empleado, militante comunista, fue detenido el día 4 de agosto de 1976, alrededor de las 12:30 horas, en la vía pública, cuando se dirigía a comprar pan, en la intersección de las calles Cóndor con San Francisco, en Santiago. En ese punto fue interceptado por dos individuos de civil, agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional -DINA- los que procedieron a su aprehensión y lo introdujeron por la fuerza en un vehículo. Posteriormente se estableció que fue trasladado al recinto secreto de la DINA de Villa Grimaldi.

            Testigos presenciales de la detención, informaron de inmediato lo ocurrido a su cónyuge, la señora Alicia de las Mercedes Herrera Benítez, quien procedió en el acto a comunicar telefónicamente lo acontecido al hijo de ambos, Nicolás Hugo Vivanco Herrera, a la ciudad de San Felipe donde éste residía. Paralelo a ello, la señora Alicia, alrededor de las 14:00 hrs., se dirigió al domicilio de su cuñada Carmen Rosa Vivanco Vega (hermana de Hugo Ernesto) con el objeto de relatarle los acontecimientos, retornándose posteriormente hasta su hogar.

            Alicia de las Mercedes Herrera Benítez, casada, un hijo, dueña de casa, también militante del Partido Comunista, fue detenida el día 4 de agosto de 1976, alrededor de las 16:00 horas, en su domicilio -pocas horas después de la detención en la vía pública de su cónyuge, don Hugo Vivanco Vega- por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional -DINA- los que, además, procedieron a allanar la vivienda.

            El allanamiento de la morada y la detención de Alicia de las Mercedes, tuvieron lugar después que ella concurriera hasta el domicilio de su cuñada Carmen Rosa Vivanco Vega y se comunicara telefónicamente con su hijo Nicolás -a la ciudad de San Felipe, lugar donde residía- con el objeto de relatarles la detención de que fuera objeto su esposo, ese mismo día alrededor de las 12:30 horas.

            Alrededor de las 17:00 horas de ese mismo día, Nicolás Hugo Vivanco Herrera, el único hijo de ambos detenidos desaparecidos, llegó hasta la casa paterna, percatándose que todo en la vivienda estaba revuelto y su madre no se encontraba en la misma. Rápidamente pudo comprobar también la ausencia de algunos enseres de valor, los que habían sido sustraídos por los captores de su madre. Momentos más tarde llegó hasta el domicilio Genoveva Aurora Ramos Vivanco, sobrina de doña Alicia de Las Mercedes Herrera Benítez, quien le había pedido a Genoveva que la acompañara en su casa hasta que llegara su hijo Nicolás.

            Según se pudo establecer posteriormente, a través de testigos que lograron sobrevivir a las condiciones a que eran sometidos los detenidos en los recintos de reclusión, los aprehensores de doña Alicia de las Mercedes Herrera Benítez, trasladaron a ésta hasta el recinto de detención clandestino de la DINA, denominado Villa Grimaldi o Cuartel Terranova. Desde ese lugar se le perdió el rastro y no se ha vuelto a saber de su paradero.

            Al día siguiente, el 5 de agosto de 1976, fueron detenidos Oscar Orlando Ramos Garrido, miembro del Comité Central de Partido Comunista, y su hijo Oscar Arturo Ramos Vivanco -cuñado y sobrino del matrimonio Vivanco Herrera- por agentes de la DINA que los trasladaron a Villa Grimaldi.

            Posterior a estos hechos, el día 10 de agosto de 1976, fue detenido en la vía pública, Nicolás Hugo Vivanco Herrera, casado, tres hijos, obrero automotriz, militante comunista. Su detención ocurrió alrededor de las 21:00 hrs., en la vía pública, cuando regresaba de ir a dejar a una tía al terminal de buses norte, en la intersección de las calles Cóndor con San Francisco, en Santiago, sector en el que tenían su domicilio sus padres. En ese punto fue aprehendido por individuos de civil, hecho que fue presenciado por vecinos del sector, quienes conocían a Nicolás desde pequeño el que -al igual que su padre y su tío Oscar Orlando Ramos Garrido, también había trabajado en la Imprenta Horizonte. Era hijo único del matrimonio Vivanco Herrera, y en esos momentos hacía gestiones para averiguar el paradero de sus padres.

            Según se pudo establecer posteriormente, a través de testigos de reclusión, los aprehensores de Nicolás Hugo, trasladaron a éste hasta el recinto de detención clandestino de la DINA, denominado Villa Grimaldi o Cuartel Terranova. Desde ese lugar se le perdió el rastro y no se ha vuelto a saber de su paradero.

            Aparte de los lazos de parentesco, unía también a las víctimas nombradas una común militancia en el Partido Comunista, cuyas detenciones tuvieron lugar en medio de una batida iniciada en el mes de julio de 1976, contra diversos militantes de ese partido vinculados a la actividad tipográfica, entre los que se encuentran José Tolosa Vásquez (15 de julio), Guillermo Martínez Quijón (21 de julio), Juan Luis Quiñones Ibaceta (23 de julio), Guillermo Gálvez Rivadeneira (28 de julio) y Juan Aurelio Villarroel Zárate (13 de agosto). Todos, al igual que las víctimas, detenidos desaparecidos.

      

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            El día 5 de agosto de 1976, es decir cinco días antes de su detención y desaparecimiento, Nicolás Hugo Vivanco Herrera, interpuso ante la Corte de Apelaciones de Santiago el Recurso de Amparo rol Nº699-76 en favor de sus padres Hugo Ernesto Vivanco Vega y Alicia de las Mercedes Herrera Benítez. El que fue rechazado el 28 de septiembre de 1976, con el sólo informe del Ministerio del Interior, el que negaba la detención por orden de esa Secretaría de Estado. El 5 de octubre del mismo año, la resolución fue confirmada por la Corte Suprema. Sin embargo, el día 18 del mismo mes, se inició en el Cuarto Juzgado del Crimen de Santiago, por orden de la Corte de Apelaciones de la misma ciudad, la causa rol Nº109.788, la que fue acumulada a la Nº109.565 del mismo Juzgado, por tratarse de los mismos hechos.

            La causa rol Nº109.565, corresponde a una denuncia presentada el 7 de septiembre de 1976 por el delito de secuestro de Alicia Herrera Benítez y Hugo Ernesto Vivanco Vega, ante el 4º Juzgado del Crimen de Santiago, la que fue sobreseída temporalmente el 13 de julio de 1977, resolución confirmada por la Corte de Apelaciones el 4 de agosto de 1977.

            Es importante señalar que, a pesar de que el Gobierno militar negara la detención de Alicia de las Mercedes Herrera Benítez, de su esposo Hugo Ernesto Vivanco Vega y de su hijo Nicolás, en declaraciones correspondientes a los días 14 y 17 de julio de 1976, a través de su División Nacional del Comunicación Social, DINACOS, informó a la opinión pública que, tras operativos realizados por los servicios de seguridad, se había logrado desbaratar 32 casas-buzón del Partido Comunista, las que servían de enlace entre la Dirección Nacional de dicho partido y sus Comités Regionales. El comunicado informaba además de la detención de militantes de dicha colectividad, agregando que no se podía entregar más antecedentes a fin de no entorpecer las investigaciones que se realizaban.

            Otro antecedente que permite vincular la responsabilidad de organismos de seguridad del Estado en la desaparición de los afectados, lo registra la edición correspondiente al 12 de agosto de 1976 del semanario "Qué Pasa", en el artículo titulado "Del MIR al PC", donde se señala que, tras operativos realizados en los últimos días por los organismos de seguridad, habían sido detenidos numerosos militantes y dirigentes del Partido Comunista.

            Al quedar los trámites judiciales abruptamente interrumpidos con motivo de la detención de Nicolás Hugo, la señora Carmen Rosa Vivanco Vega, hermana de Hugo Vivanco, cuñada de Alicia Herrera y tía de Nicolás Vivanco, continuó con dicha tramitación -junto con realizar innumerables gestiones ante organismos y autoridades nacionales e internacionales- sin lograr que la Junta Militar reconociera las detenciones y posterior desaparecimiento de sus familiares, incluidos su cónyuge Oscar Orlando Ramos Garrido y su hijo Oscar Arturo Ramos Vivanco.

            A raíz de una carta enviada por la señora Carmen Vivanco al Ministro del Interior, en la cual solicitaba información acerca de sus cinco familiares detenidos desaparecidos, el 16 de agosto de 1977 fue citada al Cuartel General de Investigaciones, en donde fue interrogada por un funcionario al tenor de la carta. Sin embargo, ya el día 14 de ese mismo mes y año, aproximadamente a las 21:00 horas, llegaron hasta el domicilio de la señora Carmen tres individuos jóvenes los que se movilizaban en un auto marca Peugeot, de color blanco, patente NN-663 de Providencia. Dos de ellos se identificaron como miembros de la DINA, provenientes del edificio Diego Portales. En la identificación de uno de ellos sólo alcanzó a ver el apellido "Gómez" y la sigla DINA. El otro que lo acompañaba, manifestó llamarse "Faúndez". Gómez le manifestó que por orden del General Pinochet investigaban lo que se rumoreaba sobre la detención de sus familiares. Junto con ello, le pidió que hiciera una declaración voluntaria, dando cuenta de los hechos. Petición a la que accedió, escribiendo en un papel que los agentes le proporcionaron una breve relación de los hechos, añadiendo que estaba segura que los autores pertenecían a un organismo de seguridad del Gobierno y que hacía esa declaración por exigencia de los señores Gómez y Faúndez y a petición del General Pinochet. Al leer esto Gómez rompió el papel. Finalmente, escribió otra declaración en la que relataba los hechos, omitiendo que la hacía a petición de los sujetos antes mencionados. Gómez le pidió que dejara un espacio en blanco a lo que ella se negó.

            Finalmente, el proceso judicial concluyó sin establecer el paradero ni la suerte corrida por Alicia de las Mercedes Herrera Benítez y Hugo Vivanco Vega Herrera.

            El día 16 de agosto de 1976 se interpuso ante la Corte de Apelaciones de Santiago el Recurso de Amparo rol N° 760-76 en favor de Nicolás Hugo Vivanco Herrera, el que fue rechazado el 28 de septiembre de 1976, resolución confirmada por la Corte Suprema el 5 de octubre del mismo año.

            Ese mismo mes se interpuso una denuncia por secuestro ante el Tercer Juzgado del Crimen de Santiago, el que se declaró incompetente y remitió los antecedentes al Cuarto Juzgado, donde se le asignó el rol N° 109.719. Esta causa fue sobreseída temporalmente por el Tribunal el 24 de junio de 1977, resolución que fue confirmada por la Corte de Apelaciones el 5 de agosto de 1977.

            El 20 de junio de 1980, se presentó ante el Segundo Juzgado del Crimen de Santiago, una querella criminal por el delito de secuestro de Nicolás Vivanco Herrera, en contra de un grupo de la Dirección de Inteligencia Nacional -DINA- especializado en la represión al Partido Comunista, integrado entre otros por Bernardo del Carmen Acevedo Acevedo.

            Este proceso lo instruyó el Ministro en Visita don Servando Jordán, quien se constituyó en el Segundo Juzgado del Crimen de Santiago, para tales efectos. En el mes de febrero de 1982, el magistrado sobreseyó temporalmente la causa, sin que se lograra establecer el paradero ni la suerte corrida por Nicolás Hugo Vivanco Herrera.

            Por otra parte, el 1° de agosto de 1978, familiares de 70 desaparecidos, entre los que se contaban los de Alicia Herrera Benítez y Hugo Vivanco Vega, interpusieron una querella ante el 10° Juzgado del Crimen de Santiago por el delito de secuestro agravado en contra del General (R) Manuel Contreras Sepúlveda, del Coronel de Ejército Marcelo Luis Moren Brito y del Teniente Coronel de Ejército Rolf Gonzalo Wenderoth Pozo. Al Tribunal se entregaron además las identidades de otros agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), los antecedentes de recintos secretos de detención del mencionado organismo y otros datos relativos a su estructura y medios con que contaba la DINA.

            Sin realizar ninguna diligencia, el 10 de mayo de ese año la Jueza del 10° Juzgado se declaró incompetente y remitió los antecedentes a la Justicia Militar; después de varias apelaciones, en mayo de 1979 la causa se radicó en la 2a. Fiscalía Militar de Santiago, bajo el rol N° 553-78.

            En 1983 el Tribunal tuvo a la vista los cuatro cuadernos de instalación de la Visita Extraordinaria por casos de detenidos desaparecidos de la Región Metropolitana, que sustanció el Ministro Servando Jordán, en ellos se contenía importante información respecto al actuar de la DINA y a la responsabilidad de ese organismo de seguridad en cientos de detenidos desaparecidos.

            Sin que se realizaran diligencias durante cuatro años, el 20 de noviembre de 1989, el Teniente Coronel de Ejército Enrique Ibarra Chamorro, Fiscal General Militar, solicitó para esta causa la aplicación del Decreto Ley de Amnistía (D.L. 2.191), porque el proceso había tenido como finalidad exclusiva la investigación de presuntos delitos ocurridos durante el período comprendido entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1978 y porque, durante los 10 años de tramitación, no se había logrado "determinar responsabilidad de persona alguna". El 30 de noviembre de 1989, la solicitud fue acogida por el 2do. Juzgado Militar, el que sobreseyó total y definitivamente la causa -la que aún se encontraba en etapa de sumario- por "encontrarse extinguida la responsabilidad penal de las personas presuntamente inculpadas en los hechos denunciados". Las partes querellantes apelaron de dicha resolución a la Corte Marcial, la que confirmó el fallo en enero de 1992. Se interpuso entonces un Recurso de Queja ante la Corte Suprema de Justicia, la que al mes de diciembre de 1992 aún no evacuaba su resolución.

            (Antecedentes completos de la querella en contra de Manuel Contreras se encuentran en el caso de Eduardo Alarcón Jara, 30 de julio de 1974).

            Junto a las acciones judiciales se realizaron múltiples acciones administrativas y de denuncia a organismos del Estado de Chile y ante organismos internacionales ocupados de las violaciones a los derechos humanos.


El Llanquihue Martes 12 de diciembre de 2006
"Perdí esposo e hijo en la dictadura"

En el régimen militar desaparecieron cinco de sus parientes. Paradójicamente, Carmen está pronta a cumplir los 91 años.


Un día antes de la detención de su esposo e hijo, fueron capturados su hermano y cuñada.

Familiares

Los cinco familiares desaparecidos de Carmen Vivanco:

- Su esposo: Oscar Ramos Garrido.

- Su hijo: Oscar Ramos Vivanco.

- Su hermano: Hugo Vivanco Vega.

- Su cuñada: Alicia de las Mercedes Herrera Benítez.

- Su sobrino: Nicolás Vivanco Herrera

Complejos son los sentimientos que confluyen en el interior de Carmen Vivanco por la muerte de Augusto Pinochet.  Ella sufrió de forma extrema el Régimen Militar. Cinco de sus parientes cercanos son detenidos desaparecidos. Entre estos se cuentan su esposo y su hijo.

Su marido, Oscar Ramos, se había desempeñado como intendente en la Provincia de Llanquihue en el último año de la UP y era miembro del Partido Comunista. Su cuerpo, al igual que el de su hijo, nunca más fue hallado y ni siquiera se sabe las circunstancias de su muerte.

Paradójicamente, Carmen está pronta a cumplir los 91 años, la misma edad en la que murió el general en retiro que dirigió el país durante el período en que sus familiares desaparecieron. "Es una pena que haya perecido sin haberse responsabilizado por la muerte de nuestros familiares. Mi esposo, mi hijo, mi cuñada, mi hermano y mi sobrino se cuentan en la lista de desaparecidos. Ellos fueron detenidos los días 4, 5 y 10 de agosto de 1976", relató Carmen Vivanco.

Oscar Orlando Ramos Garrido, esposo de Carmen, tenía 58 años al momento de ser detenidos.

Oscar y su hijo estaban trabajando en la reparación de radios cuando fueron detenidos por las fuerzas de seguridad del régimen.

Cinco agentes de la DINA capturaron a padre e hijo, y los introdujeron a un vehículo de color rojo. Los dos fueron trasladados hacia la Villa Grimaldi.

Un día antes había sido detenido el hermano de Carmen Vivanco, luego desapareció su cuñada y finalmente un sobrino. En total cinco miembros de su familia secuestrados y nunca más encontrados.

"El golpe de Estado tomó a Oscar en Santiago, ya que estaba enfermo de una úlcera y el médico lo mandó hacia la capital nacional. Pero la detención fue tres años después", explicó Carmen.

Durante el mes en que desapareció su esposo y su hijo (agosto de 1976) se realizó una serie de detenciones por parte de la DINA a miembros del Partido Comunista y personas relacionadas con la actividad tipográfica. De hecho, Oscar Ramos Garrido era linotipista y radiotécnico.

"Después de que fue detenido, recurrí a un cuartel para saber donde estaban, pero a Investigaciones y el Instituto Médico Legal no llegaron. Después fui a la Vicaría de la Solidaridad y me ayudaron a poner el recurso de amparo. Lo más probable es que me los mataron, pero yo no puedo vivir un duelo pues aún no veo sus cuerpos. Si viera sus restos podría hacer un duelo, pero la incertidumbre nuestra es eterna. Por esto que la muerte de Pinochet, sin haber sido condenado, es muy grave para nosotros", manifestó Carmen.

El hijo de Carmen, Oscar Arturo Ramos Vivanco, tenía 24 años al ser detenido junto a su padre. Lo último que se supo de él es que le contó a un preso que los agentes militares le robaron su montgomery y le cambiaron sus zapatos por unos más viejos.

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015