Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

JULIO ROBERTO VEGA  

Rut       : 1.252.460-9

F.Nacim. : 20-06-15, 61 años a la fecha de la detención

Domicilio : Las Cañas 1691, Conchalí

E.Civil  : Casado, 8 hijos

Actividad : Obrero

C.Repres. : Presidente del Sindicato de los Obreros Municipales de Renca hasta 1973, Militante del Partido Comunista

F.Detenc. : 16 de agosto de 1976

 

                                                                   

 

SITUACION REPRESIVA

            Don Julio Roberto Vega, casado, ocho hijos, obrero, militante comunista, fue detenido con fecha 16 de agosto de 1976 en la vía pública, en el sector norte de Santiago, Avenida Pdte. Balmaceda entre Cueto y Libertad, aproximadamente a las 11:30 horas. Sus aprehensores fueron civiles que lo introdujeron en un vehículo de color rojo. Las circunstancias del arresto le fueron informadas a su cónyuge por vecinos del sector que no se identificaron y que nunca se logró individualizar judicialmente, no obstante reiteradas peticiones en ese sentido en la causa por secuestro que se tramitó ante el Juzgado del Crimen de Santiago.

            La aprehensión del Sr. Vega ocurre dentro de acciones de los Servicios de Seguridad en contra del Partido Comunista, del cual era antiguo militante. Según su cónyuge, doña Adriana Alvarado Herrera, militaba en ese partido desde antes de su matrimonio celebrado el año 1944. El señor Vega desarrolló durante su vida una activa labor sindical, como dirigente en Chuquicamata, en la Municipalidad de Calama y en las oficinas salitreras de Tocopilla.

            En septiembre de 1973, al producirse el Golpe Militar, ocupaba el cargo de Presidente del Sindicato de Obreros Municipales de Renca, razón por la cual fue despedido. En octubre de 1973 fue buscado por servicios de seguridad en su lugar de trabajo, lo que lo motivó a dejar Santiago por algún tiempo, residiendo en Ovalle, desde donde regresó en marzo de 1976.

            El día de su detención, don Julio Vega salió de su hogar sin documentación, a comprar remedios para su cónyuge que estaba enferma, a una farmacia de Avenida Panamericana con Santa María, no regresando a su hogar.

            La situación de su arresto por agentes de la DINA se confirmó por la circunstancia de que varios testigos lo vieron recluido en Villa Grimaldi, donde fue brutalmente torturado. A este respecto, el testigo don Pedro Rolando Jara Alegría señaló, en declaración jurada de fecha 9 de noviembre de 1976, que habiendo sido objeto de una detención por agentes de la DINA el día 18 de agosto de 1976, fue conducido a Villa Grimaldi donde le mostraron a Julio Vega para ver si lo reconocía. Señala también este testigo que él mismo fue mantenido en ese recinto en el sector conocido como "La Torre", desde donde era sacado por lo menos una vez al día para ser sometido a interrogatorios y careado con otras personas, entre las cuales estaban Manuel Mieres, Julio Vega, Juana Vicencio, Horacio Silva y otra persona de apellido Albarrán, todos los cuales eran militantes del Partido Comunista y se encontraban detenidos en esa época.

            Otra de las personas mencionadas por don Pedro Jara Alegría entre los detenidos en Villa Grimaldi, doña Juana del Carmen Vicencio Hidalgo, confirma la circunstancia de encontrarse también detenido en ese recinto el Sr. Julio Vega. En declaración jurada de 4 de diciembre de 1979, relata que fue a su vez detenida el día 13 de agosto de 1976 en la mañana por cinco sujetos -entre los cuales iba una mujer- y conducida a una casona grande, cuya descripción coincide con el recinto de Villa Grimaldi. En ese lugar se le conminó para que se pusiera de acuerdo con Manuel Mieres Alegría, sastre, también vecino del sector norte cuyo arresto habría ocurrido con anterioridad. La detenida estuvo con Mieres y luego conducida a otra pieza "...donde había muchos agentes de civil y se estaba torturando a una persona. Me sacaron la venda para presenciar, precisamente esa tortura. Reconocí a la víctima como el Sr. Vega, después supe que se trataba de Julio Roberto Vega, actualmente desaparecido. Lo vi desnudo, atado a un catre metálico donde se le aplicaba corriente y luego lo colgaron de las muñecas."

            Esta misma testigo declaró en el proceso Rol 17.358 ante el señor Ministro en Visita Extraordinaria don Servando Jordán, exponiendo el mismo relato y reconociendo la fotografía de Julio Roberto Vega que se le exhibiera.

            También compareció judicialmente en la causa por secuestro don Manuel Ciriaco Mieres Alegría, sastre, detenido por agentes de la DINA el 29 de julio de 1976, puesto en libertad y nuevamente arrestado a mediados de agosto de ese mismo año. Según su relato, en esta segunda detención (11 de agosto) fue llevado a Villa Grimaldi y se le mantuvo en un lugar conocido como La Torre. Las preguntas que se le hicieron eran todas destinadas a conocer antecedentes sobre el Partido Comunista, su organización y dirigentes. En relación a la situación de don Julio Vega, señala que fue interrogado acerca de él "...fui preguntado si conocía a un tal José, nombre político, era un hombre de edad. Tengo entendido que buscaban a esa persona llamada José."

            En la declaración judicial se le exhibió la fotografía de don Julio Vega, reconociéndolo como la persona que conoció como José, militante del Partido Comunista.

            Una cuarta persona, don Isaac Godoy Castillo, detenido entre los días 20 a 26 de agosto de 1976, en carta enviada a la Agrupación de Detenidos Desaparecidos, también relata haber encontrado durante su permanencia en Villa Grimaldi a don Julio Roberto Vega. Al igual que los otros testigos, fue detenido en la calle, en las cercanías de su hogar, por civiles que no se identificaron y que le hacían preguntas relacionadas con la organización y militantes del Partido Comunista, particularmente sobre la Dirección del Comité Local Costa. En el auto al que lo introdujeron al ser aprehendido llevaban a otro militante comunista de apellido Bobadilla. Cuenta que luego de ser interrogado por agentes: "Me encerraron en una pieza de madera con Vega y Bobadilla para que entregáramos los nombres de los militantes de las células que aparecían en un papel, que le fue encontrado a un hombre de Quilicura de chapa Jorge. Nosotros anotamos a todos los que estaban presos como Julio Mieres, Pedro Jara, Juana Vicencio, nosotros y otros que sabíamos que no estaban en Chile, después nos dejaron en un patio hasta la hora de colación."

            Con posterioridad a la detención de don Julio Roberto Vega, la casa de la familia fue vigilada por diversas personas que, incluso, seguían a los hijos de éste.

            En tres oportunidades llegaron a la casa agentes de Investigaciones u otros no identificados: el 16 de febrero de 1977, el 30 de julio de 1977 y el 3 de noviembre de 1977.

            La primera de estas visitas, ocurrida el día 16 de febrero, fue realizada por dos personas jóvenes, una era mujer. Un tercer individuo esperaba en un auto celeste alargado patente IVE-39 de Santiago. Ninguno de ellos se identificó y las preguntas las hicieron en relación a la desaparición de dueño de casa.

            Se pudo comprobar posteriormente, durante la tramitación del proceso por secuestro de José Hinojosa Araos, Rol 122.215 del Tercer Juzgado del Crimen, que las patentes IVE del número 1 al 59, son "de gracia reservada otorgadas de la Municipalidad de La Cisterna".

            La segunda de las visitas fue por parte de funcionarios de Investigaciones que concretamente preguntaron a la Sra. Adriana Alvarado sobre la carta que enviara ella y otros familiares de detenidos desaparecidos al Presidente Augusto Pinochet. Asimismo, la interrogaron sobre las actividades y personas que participaban en la Agrupación de estos familiares.

            La tercera de estas visitas, se realizó también por funcionarios de Investigaciones el día 3 de noviembre de 1977 y obedecía a obtener datos sobre el testigo don Pedro Jara Alegría, que ya había abandonado el país.

            Hasta la fecha se desconoce el paradero de Julio Roberto Vega.

           

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            El día 23 de agosto de 1976 se interpuso un Recurso de Amparo en favor del afectado, que llevó el Rol 802-76. En dicho recurso se ofició a Investigaciones, Carabineros y Ministerio del Interior, organismos que respondieron no tener antecedentes de la detención del amparado. Constando estas certificaciones se rechazó el recurso por la Corte de Apelaciones de Santiago, con fecha 6 de octubre de l976.

            Se apeló de la resolución a la Excma. Corte Suprema que confirmó la sentencia de la Corte de Apelaciones, ordenando la remisión de los antecedentes al Noveno Juzgado del Crimen para la investigación de los posibles delitos en la persona de don Julio Vega.

            Paralelamente, también la cónyuge presentó una denuncia por secuestro ante el Décimo Juzgado del Crimen que llevó rol 3110-4 de 10 de septiembre de 1976.

            En este proceso se solicitó también informe al Ministro del Interior, sr. Raúl Benavides, que respondió no tener antecedente alguno del secuestro. La causa se sobreseyó temporalmente el 10 de octubre de 1976 por el Tribunal de Primera Instancia por la causal indicada en el artículo 409 N°1 del Código de Procedimiento Penal, esto es por no encontrarse completamente justificada la existencia del delito. La Corte de Apelaciones, confirmó la resolución con fecha 10 de noviembre de 1976.

            En enero de 1977 se pidió la reapertura del sumario, solicitando diligencias y nuevamente fue sobreseída el 18 de marzo de 1977 por la misma causal anteriormente argumentada "no encontrarse justificada en autos la perpetración del delito".

            En el trámite de consulta ante la Corte de Apelaciones de este nuevo sobreseimiento, la denunciante solicitó varias diligencias, entre otras la constitución del Tribunal en Villa Grimaldi, una nueva orden amplia de investigar e informaciones sobre la Patente IVE-39 de "Gracia reservada" de la Municipalidad de La Cisterna. Ninguna de estas peticiones fue acogida. La Corte aprobó este sobreseimiento el 24 de mayo de 1977.

            En el Noveno Juzgado del Crimen se inició otro proceso por presunta desgracia el 27 de septiembre de 1976 con el Rol 17.358, a instancias de la Corte de Apelaciones que envió los antecedentes del recurso de amparo en favor de don Julio Vega, que no había sido acogido. En este juicio se decretaron algunas diligencias, tales como oficiar a la Secretaría Nacional de Detenidos y al recinto de detenidos de Tres Alamos, a la época a cargo de un denominado "Grupo Transitorio de Custodia de Detenidos" de Carabineros (Teniente Coronel Manuel Becerra Ibarra), que en el caso del Sr. Vega contestó no estar detenido. También se solicitó información al Instituto Médico Legal, al Departamento de Policía Internacional de Investigaciones, al Registro Civil, diligencias que no tuvieron ningún resultado.

            Las órdenes de investigar solicitadas a Investigaciones fueron devueltas al Tribunal sin aportar ninguna información y sin que se hicieran esfuerzos por ubicar testigos o por concurrir a Villa Grimaldi, ya a esa fecha muy conocida como recinto de detención.

            En relación a la existencia de Villa Grimaldi como centro clandestino de detención, ya en marzo de 1976 había sido visitada como tal por el Presidente de la Corte Suprema don José María Eyzaguirre y por el Ministro de Justicia don Miguel Schweitzer Speisky. Ambos personeros señalaron en un comunicado reproducido por el diario El Mercurio, con fecha 20 de marzo de 1976, refiriéndose a este recinto que: "De las visitas allí efectuadas pudimos comprobar que el mencionado con el nombre de Villa Grimaldi es un lugar donde se interroga al detenido, tan pronto es privado de libertad. No existían elementos destinados a producir malos tratos. Al momento de la visita del Ministro de Justicia sólo había un detenido que estaba siendo interrogado e incluso el Ministro asistió a su interrogatorio, pudiendo apreciar que se practicaba en condición normal y sin apremios físicos de ninguna especie. Se trata de un lugar de tránsito, pues el detenido una vez interrogado es enviado a Tres o Cuatro Alamos, según corresponda. Por razones de seguridad, el detenido en este lugar no tiene comunicación con el exterior en este breve lapso que allí permanece".

            En esta denuncia por presunta desgracia, en la cual también concurrió la cónyuge haciéndose parte, no se obtuvo ningún resultado, motivo por el cual con fecha 10 de octubre de 1978, ésta presentó una nueva querella por secuestro ante este mismo Tribunal.

            La causa por el secuestro de don Julio Vega, conjuntamente con varias otras, fue posteriormente tramitada ante el Ministro en Visita Extraordinaria don Servando Jordán López designado para conocer de varios procesos por secuestro (4 de junio de 1979). En este juicio comparecieron los testigos doña Juana Vicencio Hidalgo y don Manuel Mieres Alegría, pero jamás se dio lugar al exhorto para interrogar al testigo don Pedro Jara Alegría -residente en Suecia- y que había sido la primera persona en informar a organismos de derechos humanos sobre la existencia de gran número de detenidos en Villa Grimaldi, durante agosto de 1976. En el curso de la investigación, el Departamento de Asesoría Técnica de Investigaciones corroboró los antecedentes políticos del secuestrado, de los cuales se desprende su activa militancia comunista y los cargos de representación que ocupara.

            En este proceso también se ofició al Ministro del Interior para que informara sobre Villa Grimaldi, obteniendo como respuesta que: "La Central Nacional de Informaciones recibió el mencionado lugar de DINA, el cual a la fecha de su entrega se encontraba desocupado, sin personal a su cargo, desconociéndose, por tanto, la identidad de quienes ocuparon dicho inmueble. No existe un lugar de detención llamado Villa Grimaldi, la propiedad de Lo Arrieta 8.400 es recinto militar". Esta respuesta es de fecha 20 de diciembre de 1979.

            A los pocos meses de estar conociendo de estos hechos y con fecha 28 de diciembre de l979, el Sr. Ministro en Visita se declaró incompetente para seguir en la investigación por considerar que ésta correspondía a la Justicia Militar (1, 5 #3, 6 y 421). Esta resolución fue revocada por la Corte de Apelaciones el 24 de abril de 1980.

            Apenas llegado nuevamente a sus manos el expediente respectivo, y con fecha 28 de abril, el Sr. Ministro Jordán volvió a declararse incompetente, atendido a que la querella se dirigía en contra de la DINA, integrada por personas de fuero militar. Esta resolución fue apelada, decretando la Corte de Apelaciones con fecha 19 de agosto de 1980, que el Sr. Ministro debía proseguir con la tramitación de este juicio.

            En la Visita el Sr. Ministro Jordán inspeccionó otra causa Rol 242-77 de Fiscalía Militar Ad Hoc, en la cual se entregaron antecedentes sobre la existencia de una unidad operativa de la DINA que funcionó entre los años 1976-1977. Este grupo estaba conformado por los agentes Manuel Jesús Leyton Robles, Heriberto del Carmen Acevedo Acevedo y Emilio Hernán Troncoso Vivallos, los que a su vez se encontraban vinculados con Oficiales como Vianel Valdivieso Cervantes y Germán Jorge Barriga Muñoz. Estas personas habían robado vehículos de propiedad de dos detenidos, uno de ellos a la fecha desaparecido: Daniel Palma Robledo (Partido Comunista) y el otro de propiedad de Manuel Duhalde Garat (Partido Comunista) que había recuperado su libertad. Precisamente a través de la búsqueda de los vehículos se logró identificar a los agentes.

            En la causa tramitada por el Sr. Jordán, se pidió interrogar a estos agentes de la DINA para que entregaran antecedentes sobre recintos de detención o personas detenidas, pero la petición no fue acogida. Tampoco se accedió a ello en la Corte de Apelaciones a la cual se recurrió en recurso de apelación.

            Acerca de estos agentes, solamente se certificó en el proceso una declaración que el Oficial Vianel Valdivieso prestó en la causa 85.150 del 2° Juzgado del Crimen que expresaba lo siguiente: "Fui destinado a la ex DINA en 1974, en ese tiempo era Mayor y pertenecí hasta su disolución. Mi labor específica era relacionada con mi especialidad de ingeniero electrónico. Nunca participé en investigaciones o detenciones de personas" (fojas 183).

            Finalmente, la causa que tramitara el Ministro Sr. Jordán fue sobreseída por éste el 4 de diciembre de 1981, por la causal indicada en el artículo 409 N°2 del Código de Procedimiento Penal, esto es por no existir antecedentes para acusar a determinada persona por su responsabilidad en el delito. Esta resolución fue confirmada por la Corte de Apelaciones el 5 de abril de 1982.

            En este juicio quedaron diligencias pendientes:

            - Cartas rogatorias a Suecia para interrogar a Pedro Jara Alegría.

            - Oficios a DINACOS sobre declaraciones oficiales de ese organismo aparecidas en la prensa los días 14 y 17 de julio de 1976, en las cuales se refería a la detención de miembros y dirigentes del P.C., sin dar a conocer sus nombres.

            - Citación a los agentes de la Dina Marcelo Moren Brito y Rolph Wenderoth Pozo, cuya relación con Villa Grimaldi está comprobada en otros procesos.

            En el plano de las gestiones administrativas, la Sra. Alvarado realizó innumerables intentos para obtener en forma directa alguna respuesta sobre la situación de su cónyuge. En noviembre de 1976 envió carta al Ministro del Interior y a doña Lucía Hiriart de Pinochet. La primera de estas consultas al Ministro del Interior, fue respondida en el sentido de no tener antecedentes sobre el arresto.

            También el Obispo don Carlos González escribió al Presidente Augusto Pinochet en noviembre de 1976, para consultarle -entre otros detenidos desaparecidos- por la situación de don Julio Vega, basándose en la declaración jurada de don Pedro Jara Alegría en la cual mencionaba a varias otras personas. Recibió como respuesta a esta carta que "el Partido Comunista efectuó una purga entre su gente por delatora" y acompañó en esta respuesta las declaraciones juradas de Juana Vicencio Hidalgo, Horacio Silva Balbontín, Manuel Mieres Alegría, Rosa Leiva Muñoz e Isaac Godoy Castillo, todas de diciembre de 1976, en las cuales estas personas señalaron que nunca han pertenecido a ningún partido u organización y que nunca han estado detenidos.

            Todos estos testigos han afirmado posteriormente, en forma coincidente, que agentes los visitaron en su domicilio y los conminaron a firmar esta declaración. Las firmas de todos ellos se autorizaron el día 12 de diciembre de 1976 ante el Notario Jaime Morandé Orrego y, presuntamente con ello, se pretendió inhabilitar al testigo Pedro Jara Alegría.

            También el caso fue denunciado ante la Comisión Internacional de Juristas y ante la Comisión de Derechos Humanos de Naciones Unidas.

            Estas y otras gestiones realizadas por su familia no han permitido establecer el destino de Julio Roberto Vega.

           

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015