Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

JOSE MIGUEL VALLE PEREZ

 

Rut : Sin información
F.Nacim. : 12-12-57, 15 años de edad a la fecha de detención
Domicilio : Callejón Lo Ovalle 2813, Población Santa Adriana, La Cisterna, Santiago
E.Civil : Soltero
Actividad : Estudiante de tercer año medio
C.Repres. : Sin militancia política
F.Detenc. : 17 de octubre de 1973
 

                                                                   

SITUACION REPRESIVA

            José Miguel Valle Pérez, 15 años de edad, estudiante de enseñanza media, sin militancia política, fue detenido en su domicilio de la Población Santa Adriana el 17 de octubre de 1973, a las 10:30 horas, por una patrulla de Carabineros y fue conducido, junto con otros niños y detenidos de la misma población, a la Cuarta Comisaría de Santiago, desde donde, horas más tarde fueron llevados en dos vehículos conducidos por carabineros, en dirección a Lo Hermida, desde donde desaparecieron los menores José Valle Pérez, José Luis Astudillo Celedón y probablemente otras personas.

            El 17 de octubre, a las 10:00 horas un jeep de Carabineros pasó por el Callejón Lo Ovalle en la Población Santa Adriana, al aproximarse al Pasaje 16 encontraron a tres jóvenes que se dirigían hacia la Gran Avenida (Avenida General Carrera), uno de estos jóvenes huyó y los carabineros, percatándose de esto, procedieron a detener a los otros dos jóvenes, Juan Carlos Sandoval Rojas y José Luis Astudillo Celedón y empezaron a seguir al muchacho que corría, el cual se refugió en una casa y los carabineros no pudieron detenerlo. Inmediatamente empezaron a golpear con las culatas de sus armas a uno de los detenidos y a exigirle que identificara al fugitivo. Finalmente este muchacho señaló a otro joven que estaba en las cercanías y cuyo nombre era José Miguel. Los carabineros procedieron a perseguir a este niño, José Miguel Valle Pérez, que corrió a refugiarse en su casa ubicada en Callejón Lo Ovalle 2813, de la mencionada población. Desde allí lo sacaron, derribando la puerta y lo llevaron al jeep en calidad de detenido y empezaron a golpearlo y a exigirle que diera los nombres de otros jóvenes de la población. Finalmente detuvieron a otros tres niños de nombres José Nano, Pancho y el tercero apodado "El Laucha".

            Poco antes de estos hechos se habían escuchado algunos disparos en el sector, probablemente porque los carabineros habían sido atacados por un perro al cual balearon.

            Con los seis detenidos, los carabineros se dirigieron al Consultorio de la Población, pues uno de los carabineros había sido mordido poco antes por el perro, al cual mataron y cuyo cadáver llevaban en el jeep. Desde el Consultorio siguieron a otro edificio sanitario, posiblemente el Instituto Médico Legal, donde bajaron el cadáver del perro, para hacerle exámenes.

            Terminados estos trámites condujeron a los detenidos a la Cuarta Comisaría de Santiago, ubicada en Chiloé 1472.

            Allí permanecieron encerrados en un calabozo durante todo el día, al anochecer los sacaron al patio, juntando a unos 20 detenidos, los que fueron golpeados y obligados gritar consignas políticas y a hacer ejercicios dolorosos. Aproximadamente a las 22:30 horas se ordenó a todos los detenidos subir al jeep. Como los detenidos eran demasiados, trajeron un camión pequeño, cerrado, como frigorífico.

            En este último vehículo fueron obligados a subir los niños detenidos en la población Santa Adriana. Los vehículos se dirigieron hacia Lo Hermida y en una parada, subieron a otros 5 detenidos.

            La puerta trasera de esta camioneta no estaba bien cerrada o su mecanismo no funcionaba adecuadamente, lo que aprovecharon algunos de los detenidos para lanzarse a la calle. Los carabineros empezaron a perseguirlos, pero varios de los fugitivos lograron ocultarse en viñedos que existían en ese lugar, permaneciendo escondidos hasta el día siguiente.

            El resto de los detenidos, que estaban en el jeep o que no alcanzaron a huir, fueron conducidos a algún lugar y desde allí desaparecieron. Entre éstos se ha identificado a José Miguel Valle Pérez y a José Luis Astudillo Celedón.

            Un sobreviviente de estos hechos, Juan Carlos Sandoval Rojas, en declaración notarial ha descrito los hechos relatados, los que han sido corroborados por otras personas de la población Santa Adriana en algunos de sus detalles.

            José Valle continúa desaparecido desde su detención y no se ha vuelto a saber más de él, desde que Carabineros lo conducían por Lo Hermida, Peñalolén, con otros detenidos.

 

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            El 1 de julio de 1974 se presentó una denuncia de presunta desgracia en el Tercer Juzgado del Crimen de San Miguel, por la desaparición de José Valle Pérez que se registró con el rol causa 22.489-5.

            Este Juzgado llamó a José Joel Valle Campos, padre del niño detenido desaparecido a declarar, quien entregó la versión de lo que los vecinos habían visto de la detención por parte de Carabineros, de jóvenes y niños de la población, de los cuales, cuatro continuaban desaparecidos. También solicita que se oficie al Instituto Médico Legal y a otras instituciones.

            Se enviaron los Oficios pertinentes, pero el 20 de junio de 1974 el Juez se declaró incompetente por razones jurisdiccionales, porque consideró que el lugar de los hechos no está en su territorio.

            El padre de José Valle presentó, además, un recurso de amparo en favor de su hijo, ante la Corte de Apelaciones de Santiago el 17 de mayo de 1974 según No. 495-74.

            La Corte resolvió solicitar informes a la Comisaría del sector, desde donde telefónicamente informaron que no figuraba como detenido José Miguel Valle.

            El 18 de mayo de 1974 la Corte decidió que "el recurso interpuesto no encuadra en las exigencias del Art.306 del Código de Procedimiento Penal, se declara sin lugar el recurso deducido en fojas 4 en favor del nombrado menor".

            Los antecedentes fueron enviados al Primer Juzgado del Crimen de Mayor Cuantía de San Miguel el 25 de mayo de 1974 y allí, el 7 de junio de 1974 se abrió la causa rol 41.132-1 y el mismo día la Jueza se declaró incompetente porque el hecho correspondía a otra jurisdicción y se enviaron los antecedentes al Tercer juzgado del Crimen de Mayor Cuantía de San Miguel, por presunta desgracia de José Miguel Valle Pérez.

            En este Juzgado se abrió la causa rol 41.165-2 el 19 de julio de 1974.

            El 17 de octubre de 1974 la Jueza Instructora ordenó reiterar Oficio a Identificación, consultar a Carabineros del sector y citar a los testigos.

            La Policía de Investigaciones de La Cisterna, en Parte 1911 del 7 de agosto de 1974 informó al Juzgado que había interrogado al padre de José Miguel Valle y que había revisado los libros de detenciones de la Tenencia Dávila de Carabineros y que no había encontrado registrada la detención del menor. También se hicieron consultas en hospitales de niños, hogares de menores y Registro Civil de Independencia.

            La Tenencia mencionada confirmó por escrito esta información. La Cuarta Comisaría de Carabineros, requerida para que informase, no contestó a la demanda del Juez.

            El primero de abril de 1975, la Jueza declaró cerrado el sumario y sobreseyó temporalmente la causa porque "no se encuentra acreditada la existencia de algún hecho delictual en este proceso".

            Con fecha 24 de julio de 1991 se interpuso una nueva querella por el delito de secuestro de Miguel Valle, esta causa se radicó en el 3er. Juzgado de la Corte Presidente Aguirre Cerda y roló con el N°22489-5. A diciembre de 1992 la causa se encontraba en estado de sumario.

            Los antecedentes antropomórficos de José Miguel Valle Pérez fueron anexados a la causa 4449-AF del 22 Juzgado del Crimen de Santiago, por el delito de inhumación ilegal en el Patio 29 del Cementerio General, de personas no identificadas muertas entre septiembre y diciembre de 1973. El Juez Instructor de la causa ordenó la excavación de 108 tumbas en septiembre de 1991. De allí se exhumaron 125 cuerpos, los que fueron remitidos al Instituto Médico Legal. En la actualidad (fines de 1992) se está a la espera de los informes periciales de identificación.


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015