Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

LUIS ARMANDO ULLOA VALENZUELA

Rut       : 19.894 San Rosendo

F.Nacim. : 01-04-22, 51 años a la fecha de la detención

Domicilio : Población Teniente Merino s/n, Laja

E.Civil  : Casado, cinco hijos

Actividad : Obrero maderero

C.Repres. : Delegado del personal de la Barraca Laja. Dirigente sindical de la Construcción. Militante del Partido Comunista

F.Detenc. : 13 de septiembre de 1973

 

                                                                   

 

SITUACION REPRESIVA

            Luis Armando Ulloa Valenzuela, obrero maderero, casado, 5 hijos, militante comunista, fue detenido el 13 de septiembre de 1973, alrededor de las 08:30 horas en su lugar de trabajo, en la Barraca Burgos de Laja. La detención la practicó una patrulla de Carabineros de la Tenencia de esa localidad al mando del Sargento Pedro Rodríguez Ceballos e integrada por los funcionarios Carlos Fritz y Gercio Saavedra. Testigos de su detención fueron todos sus compañeros de trabajo.

            El hijo de Ulloa Valenzuela trabajaba en el mismo lugar que su padre; sin embargo, al momento de la detención éste no se encontraba en la Barraca. A su regreso fue informado por sus compañeros de labores respecto a la detención de su padre. De inmediato concurrió hasta el domicilio de su madre, informándole de la situación además de hacerle entrega de la ropa de trabajo de su padre.

            La esposa de Luis Armando en esos momentos se encontraba convaleciente del parto de su última hija; razón por la cual Carmen, la hija mayor del matrimonio, concurrió hasta la Tenencia ese mismo día llevándole ropa a su padre. En esa oportunidad le permitieron a ésta incluso que ingresara a la celda y ayudara a cambiarse de ropa a su padre.

            Carmen pudo apreciar que a su padre le habían cortado el pelo a tijeretazos; a la vez pudo reconocer entre los detenidos en la Tenencia a Alfonso Macaya y a Jorge Lamana. Estas visitas a su padre, Carmen las repitió regularmente hasta el día 18 de septiembre, día en que le comunicaron que Luis Ulloa Valenzuela había sido trasladado junto a los demás detenidos al Regimiento de Los Angeles.

            Otros testigos de la reclusión de Ulloa Valenzuela fueron: su vecino, Guillermo Fernández Cid, quien fue apresado por infracción al toque de queda, siendo liberado posteriormente. Su hijo Jaime Ulloa Sandoval, quien lo visitó en la Tenencia. Su hermana Olga, que asistió a diario a visitarle en compañía de Carmen. Todos ellos declararon en el proceso atestiguando la reclusión de la víctima en el recinto.

            Vecinos del sector donde en ese entonces se ubicaba la Tenencia de Carabineros, comentaron que en la madrugada del día 18 de septiembre, alrededor de las 04:00 horas, una micro trasladó a los detenidos rumbo a algún lugar desconocido, también algunas camionetas acompañaron esta pequeña caravana.

            Posteriormente, en el año 1979 se pudo establecer que el afectado y otros 19 prisioneros políticos, fueron ejecutados el mismo día 18 de septiembre por sus aprehensores en el Fundo San Juan, ubicado en el camino entre Laja y Yumbel. En ese mismo lugar fueron enterrados clandestinamente, pero a raíz de que lugareños descubrieron dicha matanza, Carabineros de Yumbel procedieron a exhumarlos y enterrarlos de nuevo clandestinamente en el Cementerio local de Yumbel.

            Las otras víctimas que permanecieron más de 6 años para sus familias como detenidos desaparecidos son: Juan Acuña Concha, Luis Araneda Reyes, Manuel Becerra Avello, Rubén Campos López, Dagoberto Garfias Gatica, Fernando Grandón Gálvez, Jack Gutiérrez Rodríguez, José Jara Herrera, Mario Jara Jara, Jorge Lamana Abarzúa, Alfonso Macaya Barrales, Heraldo Muñoz Muñoz, Wuilzon Muñoz Rodríguez, Federico Riquelme Concha, Luis Sáez Espinoza, Oscar Sanhueza Contreras, Raúl Urra Parada, Juan Villarroel Espinoza y Jorge Zorrilla Rubio.

            Todos ellos pudieron ser enterrados por sus familias sólo en noviembre de 1979, cuando a consecuencia de las diligencias que ordenó el Ministro en Visita que llevaba la causa por este crimen, se exhumaron los cuerpos y se pudieron identificar. (Para mayores antecedentes ver ficha de Jack Eduardo Gutiérrez Rodríguez).

 

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            El día 12 de abril de 1977 se presentó ante la Corte de Apelaciones de Concepción un recurso de amparo en favor de Luis Armando Ulloa Valenzuela, rolado con el N°3.965. Este recurso fue rechazado el 2 de junio de 1977, atendiendo a que "no se encuentra detenido ni se ha librado orden de aprehensión en su contra". Esta resolución fue apelada y, con fecha 30 de junio de 1977, fue confirmada por la Corte Suprema.

            En el mes de julio del año 1977, por orden de la Corte de Apelaciones de Concepción, se abre la causa N°2.302 por presunta desgracia de Luis Armando Ulloa Valenzuela, en el Juzgado de Letras de Laja. Esta causa se sobreseyó el 28 de febrero de 1978 "por no encontrarse suficientemente acreditada la presunta desgracia", resolución que fue aprobada el 29 de marzo de 1978 por la Corte de Apelaciones de Concepción.

            A pesar del fallo anterior, el 24 de julio de 1979, se presentó ante el Juzgado de Laja una querella criminal, rolada con el N°2770, por los delitos de "secuestro y homicidio de Fernando Grandón y otros" -entre los que figura Luis Armando Ulloa Valenzuela- en contra del Teniente Juan Alberto Fernández Mitchel y del Sargento Pedro Rodríguez Ceballos -quien posteriormente pasara a formar parte de la CNI de Los Angeles- y demás funcionarios que a septiembre de 1973 se desempeñaran en la Tenencia de Carabineros de Laja.

            A raíz de esta querella, se nombró Ministro en Visita al señor José Martínez Gaensly quien a través de la investigación pudo establecer que, Luis Armando Ulloa Valenzuela fue ejecutado junto a otros 19 detenidos, en el Fundo San Juan, ubicado a unos 200 mts. de la carretera que une Laja con Los Angeles. Los cuerpos fueron inhumados ilegalmente, por los propios victimarios (Carabineros de la Tenencia de Laja). Posteriormente, fueron trasladados en forma clandestina hasta el Cementerio de Yumbel, por funcionarios de Carabineros de esta última ciudad. Esto, a pesar de haber sido comunicado oportunamente el hallazgo de los cuerpos por Carabineros de Yumbel a la juez del Juzgado de Letras de Mayor Cuantía de esa misma ciudad, quien ordenó a la secretaria del Juzgado, guardar en la caja de fondos el parte de Carabineros, sin iniciar el debido proceso.

            El 2 de octubre de 1979, fueron exhumados en el Cementerio de Yumbel los restos de las 19 personas por las cuales se había denunciado su detención y posterior desaparecimiento. Luego de algunas diligencias fue encontrado el cadáver N°20 en el mismo lugar del homicidio, en el fundo San Juan.

            El 27 de noviembre de 1979, los restos fueron entregados a sus familiares y ese mismo día se realizaron los funerales. El 18 de marzo de 1980 el Ministro en Visita declaró su incompetencia y ordenó remitir los antecedentes a la Justicia Militar, los que fueron rolados con el N°323-80 en la Fiscalía Militar Ad Hoc de Concepción. La causa fue sobreseída definitivamente el 9 de junio de 1980 por el Juez del 3er. Juzgado Militar y aprobado por la Corte Suprema el 3 de diciembre de 1981. Los responsables de los delitos de secuestro y homicidio fueron amnistiados basándose en el Decreto Ley 2191 de 1978.

 



Información detallada del caso en la pagina de la Papelera de Laja - CMP

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015