Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

 ENRIQUE ALFONSO TOLEDO GARAY

Rut                   :            4.607.186 Santiago

F.Nacim.            :            04-05-45, 28 años a la fecha de la detención

Domicilio            :            Colina de Esmeralda, Internacional 31, Villa O'Higgins, Santiago

E.Civil              :            Casado, 3 hijos

Actividad            :            Funcionario de Distribuidora Nacional de Alimentos, DINAC; ex integrante de la Escuela de Paracaidistas y Fuerzas Especiales de Peldehue del Ejército

C.Repres.            :            Militante del Partido Socialista

F.Detenc.            :            15 de septiembre de 1973

 

                                                                    

 

SITUACION REPRESIVA

            Enrique Alfonso Toledo Garay, casado, 3 hijos, ex integrante de la Escuela de Paracaidistas y Fuerzas Especiales de Peldehue, militante socialista, fue detenido el 15 de septiembre de 1973 en su domicilio de la localidad de Colina, por efectivos del Ejército pertenecientes a la Unidad Militar individualizada y a la cual fue trasladado, perdiéndose desde entonces todo rastro acerca de su persona.

            Su cónyuge, doña Elba del Carmen Figueroa, expone en su testimonio judicial que su marido perteneció a la Escuela de Paracaidistas hasta mediados de 1970, fecha en que fue dado de baja, inculpado junto a otros compañeros de armas de tener vinculaciones con el MIR. El 11 de septiembre de 1973, Enrique Alfonso, al enterarse de la situación que estaba viviendo el país, se dirigió a casa de unos amigos, lugar en que permaneció hasta el 15 de septiembre, fecha en que resolvió volver a su casa. Ese mismo día 15, alrededor de las 13.30 horas, se presentó en el domicilio un conscripto de la Escuela de Paracaidistas, quien procedió de inmediato a su detención. Fue amarrado a un poste de teléfonos frente a su casa, mientras los aprehensores allanaban el domicilio de otro ex paracaidista, de nombre Juan Pérez. Una hora después, fue subido a un jeep militar y trasladado al recinto militar de Peldehue. Doña Elba Figueroa, agrega en su testimonio que 3 días después de ocurrido el arresto, concurrió a las dependencias de la Escuela de Paracaidistas a fin de obtener alguna información acerca de la situación de su marido. No la dejaron entrar, y en la puerta le dijeron que se dirigiera al Estadio Nacional o a la morgue, lugares a los cuales concurrió durante tres meses en una infructuosa búsqueda. Alrededor de una semana después de los hechos, en una oportunidad que concurrió a la morgue del Instituto Médico Legal, fue informada por un funcionario que en horas de la mañana habían llegado 5 cadáveres en un camión de la Escuela de Paracaidistas y que serían llevados al Cementerio General. Sin embargo, no se le permitió ver los cuerpos, por cuanto, se le dijo, eran demasiados los cadáveres y resultaría imposible tratar de localizarlo. En esos momentos se encontraba con 6 meses de embarazo y 2 pequeños hijos.

            En los meses de septiembre y octubre de 1973, fueron detenidos otros 6 ex paracaidistas de Peldehue. Tres de ellos se encuentran desaparecidos y los otros tres fueron ejecutados y sus cuerpos encontrados en el Instituto Médico Legal. Los desaparecidos son: Javier Enrique Sobarzo Sepúlveda, detenido el 11 de septiembre de 1973, trasladado a la Escuela de Paracaidistas de Peldehue donde fue acribillado junto a otros detenidos y enviado al Instituto Médico Legal. En este último lugar, al constatarse que aún vivía, fue enviado al Hospital José Joaquín Aguirre, desde donde fue secuestrado por efectivos Militares encontrándose desde entonces desaparecido; Mario Ramiro Melo Pradenas, detenido el 29 de septiembre de 1973 por una patrulla de la FACH, trasladado al Ministerio de Defensa desde donde desapareció; Luis Alberto Barraza Ruhl, detenido el 29 de septiembre de 1973, trasladado a la Escuela de Paracaidistas de Peldehue desde donde desapareció. Los ejecutados son: Julio Antonio Martínez Lara, detenido el 11 de septiembre de 1973 por efectivos de la Escuela de Paracaidistas, su cuerpo fue encontrado el 12 de septiembre de 1973 en el Instituto Médico Legal con múltiples heridas de bala; Alberto Ampuero Angel y David González Venegas, detenidos el 13 de septiembre de 1973 por efectivos de la Escuela de Paracaidistas de Peldehue, entre los que se encontraba un paracaidista de nombre Alejandro Ortiz; sus cuerpos fueron encontrados el 18 de septiembre de 1973 en el Instituto Médico Legal y los respectivos certificados de defunción señalan que sus defunciones se registraron el 15 de septiembre por "herida a bala".

            Pese a las innumerables diligencias que realizó doña Elba Figueroa, no logró saber la suerte que corrió su cónyuge en manos de los efectivos de la Escuela de Paracaidistas y Fuerzas Especiales de Peldehue. Luego de quedar sola, sin recursos económicos y a las puertas de dar luz a su tercer hijo, en compañía de la cónyuge de otro de los ex paracaidistas desaparecidos, tuvo que recurrir en más de una ocasión a pedir limosna como única forma de alimentar a sus hijos.

 

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            Con fecha 15 de abril de 1991, se presentó una denuncia por presunta desgracia ante el Décimonoveno Juzgado del Crimen de Santiago, rol 38483-1, en la cual se exponen las circunstancias del arresto y posterior desaparecimiento de Enrique Toledo Garay. El proceso se encuentra actualmente (fines de 1992) en tramitación, en estado de sumario.

            Los antecedentes antropomórficos de Enrique Alfonso Toledo Garay fueron anexados a la causa 4449-AF del 22do. Juzgado del Crimen de Santiago por el delito de inhumación ilegal, en el Patio 29 del Cementerio General, de personas no identificadas muertas entre septiembre y diciembre de 1973. El Juez Instructor de la causa ordenó la excavación de 108 tumbas en septiembre de 1991. De allí se exhumaron 125 cuerpos, los que fueron remitidos al Instituto Médico Legal. En la actualidad (fines de 1992) se está a la espera de los informes periciales de identificación.

 

 


26 de Noviembre 2004 El Mostrador

Juez Sergio Muñoz ordenaría la detención de ex boinas negras

El ministro Sergio Muñoz habría ordenado a última hora de ayer la detención de varios ex miembros del Ejército, en el marco de la investigación que busca dar con los responsables de la desaparición y muerte de comandos de la Escuela de Paracaidistas y Fuerzas Especiales de Peldehue en septiembre de 1973.

Respecto del caso, el ministro debe investigar las desapariciones de: Enrique Toledo Garay, Javier Enrique Sobarzo Sepúlveda, Mario Ramiro Melo Pradenas y Luis Alberto Barraza Ruhl. Además de las ejecuciones de Julio Antonio Martínez Lara, Alberto Ampuero Angel y David González Venegas. Todos paracaidistas hasta 1970, año en que fueron dados de baja por sus simpatías con el partido Socialista y el Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

General Parera en la lista

De acuerdo a los antecedentes obtenidos por este medio, entre las detenciones se habría dictado la del ex general, Carlos Parera Silva, aunque esta información no pudo ser confirmada en fuentes oficiales.

El alto ex oficial se hizo conocido en democracia cuando rompió con el protocolo y la tradición al no solicitarle autorización al Presidente Patricio Aylwin para iniciar la Parada Militar.

El Presidente no olvidó el hecho y vetó el ascenso de Parera a fines de ese mismo año. Sin embargo, un viejo conocido suyo el general Augusto Pinochet lo designó agregado militar en Sudáfrica.

El Juez Militar

Carlos Parera el 11 de Septiembre de 1973 tenía el grado de mayor y al igual que Raúl Eduardo Iturriaga, era Segundo Comandante de boinas negras en Peldehue. Ambos ingresaron al Estado Mayor de la Dina en 1973.

Este oficial, en 1976 se desempeñó como jefe del Departamento Exterior de la Dina. En 1977, cuando se disolvió el organismo de inteligencia, no continuó en la CNI, pero se reincorporó al Ejército, y fue destinado como comandante del regimiento Dolores; director de la Escuela de Paracaidistas y Fuerzas Especiales; y en 1985, agregado militar en Francia, según consta en los archivos de la Vicaría de la Solidaridad.

 

Posteriormente, Parera fue comandante en Jefe de la Segunda División y por tanto, juez militar de Santiago. Es en esta condición que ordenó el archivar los procesos que conocía por detenidos desaparecidos.

El 19 de Diciembre de 1988, cuando aún se celebraba el triunfo de la Concertación, este ex agente firmó en forma precipitada la aplicación de la “Ley de Amnistía” a 70 casos de detenidos desaparecidos por la DINA. De esta forma él amnistió varias causas contra Contreras y los que resultaran responsables de las desapariciones y a su vez se auto amnistió .

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 

 

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015