Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

FERNANDO GUILLERMO SILVA CAMUS

Rut : 565.411, Santiago
F.Nacim. : 08 05 14, 60 años a la fecha de la detención
Domicilio : Av. Italia 1794
E.Civil : Casado, 2 hijos
Actividad : Decorador de Interiores
C.Repres. : Vinculado al Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR)
F.Detenc. : 27 de noviembre de 1974

Fernando Guillermo Silva Camus, 60 años, casado, dos hijos, decorador de interiores, vinculado al MIR, fue detenido en su domicilio el 27 de noviembre de 1974, aproximadamente a las 23:30 horas por agentes de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA). El día anterior había sido detenido en la vía pública su hijo Claudio Guillermo Silva Peralta, militante del MIR.
Los aprehensores fueron cuatro civiles armados, tres hombres y una mujer, los que ingresaron al domicilio del afectado, en Av. Italia 1794, Santiago, procediendo a interrogarlo sobre sus actividades laborales y a revisar la documentación relativa a pedidos y datos de clientes.
El Sr. Fernando Silva trabajaba como decorador de interiores y parte de su trabajo lo realizaba en su casa.
El interrogatorio, dirigido tanto al afectado como a su cónyuge, Sra. María Peralta, se refería a los clientes que había tenido después del 11 de septiembre de 1973, pidiendo descripciones físicas de ellos, ya que al parecer, buscaban a una persona específica. Dado que las respuestas parecieron no ser satisfactorias para sus demandas, procedieron a llevar detenido al afectado, permitiéndole que se vistiera y asegurando a la Sra. Peralta que el afectado quedaría en libertad en media hora. Se llevaron al detenido en un station wagon, de color amarillo claro.
Desde ese momento y hasta la fecha la Sra. María Peralta no ha vuelto a ver a su marido.
El 28 de noviembre, los agentes volvieron al domicilio del afectado y le señalaron a la Sra. Peralta que debería cooperar con ellos porque su marido se negaba a entregarle la información que necesitaban y que si no lo hacía, los únicos que sufrirían eran su marido y la familia.
Conforme a las declaraciones de testigos, el afectado fue conducido al centro de torturas denominado Villa Grimaldi, ubicado en Peñalolén, calle José Arrieta 8.200, comuna de La Reina, donde permaneció hasta el 28 o 29 de noviembre, fecha en que fue sacado de ese lugar por agentes de la DINA y se perdió todo contacto con él.
Luis Alfredo Muñoz González, quien permaneció detenido en Villla Grimaldi desde el 10 de diciembre hasta el 1° de febrero de 1975, en declaración jurada del 6 de diciembre de 1976, señala que al día siguiente de haber sido torturado y estando en una celda con otros detenidos "pude reconocer a Claudio Silva Peralta, Guillermo Silva Camus y Luis Palominos Rojas, quienes aparecían físicamente bien, aún cuando podía apreciarse que habían sido sometidos a apremios."
"El día 24 de diciembre, Guillermo Silva Camus, Washington Cid y Luis Palominos Rojas fueron sacados del lugar y no los volví a ver."
Por su parte, otra detenida de este período que estuvo recluida en el mismo lugar, Sonia Elena Bascuñán Saavedra, declaró: "Estimo que el 27 de noviembre llegó un grupo de detenidos, entre ellos un varón de unos 60 años, aproximadamente, de estatura mediana, cabellos negros, algo canoso en las sienes, el cual fue introducido por Romo en el cuarto de las mujeres con el fin, dijo, 'que no pudiera comunicarse en ningún momento con su hijo'. Se veía bastante nervioso, pero trató de infundirnos ánimo a las detenidas".
"Al cabo de varias horas, llegaron tres hombres que dijeron ser médicos, los cuales venían escoltados por un numeroso grupo de agentes de la DINA. Examinaron a las detenidas, en especial a Cecilia Castro, que tenía su seno derecho totalmente destrozado a consecuencias de las torturas. Varios hombres detenidos que estaban en malas condiciones fueron también introducidos a la celda de las mujeres para ser examinados. A pesar de que teníamos la vista vendada, podíamos ver bastante de lo que ocurría. El hombre de edad que estaba antes con nosotras, reconoció a otro de los detenidos como a su hijo. Este era rubio, alto, de pelo crespo, estaba muy pálido. Su padre urgió a los agentes que no maltrataran a su hijo, pues había sufrido tiempo atrás un accidente y tenía desde entonces una bala alojada en su cabeza. El examen médico fue muy somero y superficial, haciéndose en no más de 15 minutos. Luego, los demás hombres fueron devueltos a su celda".
"Al rato después, Romo y otro agente de voz grave, que llamaban 'El Capitán', interrogaron al hombre de edad, solicitando información de él. Hubo un fuerte cambio de palabras entre ellos a consecuencia de lo cual fue empujado, se le llamó 'viejo choro', y se le dijo que necesitaba 'tratamiento'. Fue sacado entonces de la celda de las mujeres, y ya no volvió allí."
"Pude escuchar varias veces a los agentes que se referían al hombre de edad, como 'el papá del Condoro' y a su hijo como el 'Condoro'."
"El 28 ó 29 de noviembre fui trasladada de 'Villa Grimaldi'. Se me colocó en la parte trasera de una camioneta, junto con María Antonieta Castro, y varios hombres. Al final, más cerca de la salida, venía el 'papá del Condoro'. Uno de los agentes que nos conducía, dijo que había que parar en el camino, 'para botar al viejo'."
"Efectivamente, la camioneta se detuvo una vez en el camino, e hicieron bajar una sola persona, a quien no alcancé a distinguir. Los demás detenidos llegamos a otro lugar, que después supe era el Campamento 'Cuatro Alamos'. Allí me di cuenta que el detenido de edad no había llegado con el resto."
Finalmente la testigo establece: "...declaro que las personas que aparecen en las fotografías a continuación, son las mismas que estuvieron detenidas conmigo en las fechas indicadas..." y "declaro sin ningún riesgo de equivocarme que corresponden... a Fernando Silva Camus y... a Claudio Silva Peralta."
Esta información corresponde a declaración jurada el 29 de octubre de 1976 ante el notario Demetrio Gutiérrez. También existe la declaración de esta testigo en el proceso criminal correspondiente.
Cristián Mallol Comandari, en declaración jurada ante notario del 14 de septiembre de 1990 declara que: "Por otra parte también recuerdo que estaba el padre de la persona que menciono como 'El Condoro', de nombre Fernando Silva Camus, a quien he reconocido por fotos, como una persona que está desaparecida al igual que su hijo". Mallol estuvo detenido entre el 7 de diciembre de 1974 hasta noviembre de 1976 y permaneció en varios campos de prisioneros y en el centro de torturas de Villa Grimaldi.
El nombre de Fernando Silva Camus igual que el de su hijo Claudio Silva Peralta aparece en la lista de 119 personas presuntamente fallecidas en Salta, Argentina, en enfrentamientos con las fuerzas armadas argentinas. Esta información fue divulgada en el periódico "O'Dia" de Curitiba, Brasil y LEA de Argentina, que no tienen editor ni dirección responsable y que apareció en este número exclusivamente. Esta información no ha sido confirmada por ninguno de los gobiernos mencionados y el Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile, en comunicado enviado a los Juzgados del Crimen, no pudo confirmar oficialmente estos hechos e implícitamente no le otorgó credibilidad. Los 119 nombres correspondían a personas detenidas por los servicios de seguridad chilenos y se encontraban todos desaparecidos.

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS
El 28 de noviembre de 1974 se presentó un recurso de amparo en favor del afectado y de su hijo, Claudio Guillermo Silva Peralta, que fue registrado con el número 1.484 74 de la Corte de Apelaciones de Santiago.
El 24 de mayo de 1975 fue desechado el recurso de amparo, después de hacer consultas a los organismos implicados y de recibir su negativa a reconocer la detención, se remitieron los antecedentes al Sexto Juzgado del Crimen de Mayor Cuantía de Santiago, que instruyó un sumario por el desaparecimiento de los afectados que roló el número 91.412 y, posteriormente, se interpuso querella por secuestro de padre e hijo, que se acumula con la causa pendiente.
El 18 de marzo de 1976 se sobreseyó temporalmente la causa y se envía en consulta. El 28 de septiembre de ese mismo año se solicitó desarchivar la causa y citar a nuevos testigos. El 4 de octubre de 1976, se reabrió la causa y se citó a comparecer a la testigo Angeles Alvarez, así como al detenido Luis Alfredo Muñoz González. Los testimonios de estas personas y los de Sonia Elena Bascuñán y Guillermo Segundo Cornejo Díaz, confirman la detención en Villa Grimaldi de los dos afectados.
El 29 de abril de 1977 se presenta escrito solicitando la búsqueda del expediente, que se encuentra perdido.
El 19 de mayo de 1977 se reiteran Oficios a autoridades para que contesten sobre la suerte del afectado y se declara que no ha lugar la solicitud de fotocopia autorizada del expediente, la que finalmente se autoriza. En mayo de 1981 se reabre la causa que había sido sobreseída y se decreta una serie de diligencias sobre identificación de los desaparecidos, patente de vehículo, Oficio al Ministerio de Interior, entrevista a las querellantes, etc.
El 18 de enero de 1977 se presenta este caso ante la Comisión Andina de Juristas.
La Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la OEA consultó al gobierno de Chile sobre la desaparición de Fernando Guillermo Silva Camus y de su hijo, Claudio Silva Peralta. La respuesta negó cualquier responsabilidad del gobierno militar chileno en los siguientes términos: "Fernando Guillermo Silva Camus y Claudio Guillermo Silva Peralta, no registran antecedentes se estar o haber sido detenidos en Chile. A mayor abundamiento, todas ellas aparecen en la lista de 119 extremistas muertos en Argentina en enfrentamientos con Fuerzas de Seguridad de ese país o en luchas internas entre ellos mismos. Dichas listas fueron publicadas en julio de 1975 por el Semanario Lea y el Diario 'O Dia', argentino y brasilero repectivamente"
Esta respuesta fue transcrita por Emilio Castañón Pasquel, Secretario Ejecutivo de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos de la Organización de Estados Americanos, el 10 de noviembre de 1976, en carta dirigida a la Sra. María Peralta Zamorano.
En consecuencia, la respuesta se remitió a las publicaciones mencionadas de la revista LEA y O'DIA, a pesar de que estas publicaciones habían sido calificadas como "otra forma artera de atacarnos, buscando siempre causar daños y una mala imagen de Chile", según declaró el General Pinochet a El Mercurio y que publica este diario el 21 de agosto de 1975.
Además se presentó el caso a la Cruz Roja y se hicieron gestiones y averiguaciones ante la Secretaría Nacional de Detenidos (SENDET), Ministerio de Defensa, Campamento de Prisionero de Tres Alamos, Cárcel Pública, Fiscalía de la FACH, etc. sin haber obtenido ningún resultado.
Ante la consulta dirigida por la señora María Peralta Zamorano, esposa y madre de los afectados, al Jefe de la Zona en Estado de Sitio de la Provincia de Santiago, Coronel Hernán Ramírez Ramírez, éste respondió el 22 de enero de 1975 que "Se realizó una investigación en todos los organismos dependientes de esta Jefatura y se pudo determinar que en ninguno de ellos hay antecedentes de su esposo e hijo".
Hasta la fecha no se sabe el destino de los detenidos desaparecidos Sr. Fernando Guillermo Silva Camus y de su hijo Claudio Silva Peralta.
Osvaldo Romo Mena, agente de la DINA que llevó detenido a Fernando Silva al recinto de Villa Grimaldi, fue detenido el 16 de noviembre de 1992. Desde 1975, época en que había sido citado por varios Tribunales que tramitaban causas por violaciones a los derechos humanos, se mantenía oculto en Brasil. La DINA le había proporcionado, entre otros medios, documentos de identidad falsos. El mencionado agente, vinculado a decenas de detenciones con desaparecimiento de militantes del MIR, pudo ser ubicado tras varias diligencias decretadas en la causa por el desaparecimiento de Alfonso Chanfreau Oyarce. Desde que fuera detenido, ha declarado en varios procesos por detenidos desaparecidos y, a diciembre de 1992, en seis de ellos había sido encargado reo. Por otra parte, se estudiaban los antecedentes para interponer una querella por la víctima y su hijo.


 

12 de Junio 2003 El Mostrador

Procesan a cúpula de la DINA por secuestro de decorador

El juez especial Alejandro Solís, con dedicación exclusiva para causas de derechos humanos, sometió hoy a proceso a la cúpula de la ex Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) por la desaparición de un decorador en 1974.

El magistrado encausó al ex jefe de la DINA, Manuel Contreras, al brigadier (r) Miguel Krasnoff, al coronel (r) Marcelo Moren Brito y al suboficial (r) Basclay Zapata.

La resolución del magistrado también incluye al civil Osvaldo Romo Mena.

Se trata del caso del secuestro del decorador Fernando Silva Camus, arrestado por cuatro agentes de la DINA el 27 noviembre de 1974, un día después de que desapareciera su hijo, Claudio Silva Peralta, quien era militante del MIR.

Los aprehensores ingresaron al domicilio del afectado, procediendo a interrogarlo sobre sus actividades laborales y a revisar la documentación relativa a pedidos y datos de clientes, según consigna el sitio Memoriaviva.

Al día siguiente fue enviado a Villa Grimaldi, lugar donde fue visto con vida por última vez.

 

8 de Agosto 2005 – La Nacion
Juez dicta 14 procesamientos por secuestros calificados en Villa Grimaldi
Un total de catorce de ex agentes del régimen militar fueron procesados por el delito de secuestro calificado, en el marco de las violaciones a los derechos humanos cometidas en el centro de detención de Villa Grimaldi, en la Región
Metropolitana.
La resolución fue adoptada este lunes por el ministro en visita Alejandro Solís, en el marco de la investigación que sustancia por la desaparición de ocho personas al interior de Villa Grimaldi entre julio y diciembre de 1974.
La lista de procesados está encabezada por los generales (R) Manuel Contreras, quien fuera el jefe de la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) , Hernán Ramírez Hald y César Manríquez, éste último ex subsecretario de Guerra del régimen militar.
También fueron encausados los brigadieres (R) Pedro Espinoza, Miguel Krassnoff y Fernando Laureani; los coroneles (R) Marcelo Morén Brito, Haroldo Latorre, Rolf Wenderoth y Gerardo Urrich, capitán (R) Manuel Carevic, el cabo (R) Basclay Zapata, todos del Ejército.
Asimismo, el magistrado levantó cargos contra el civil Osvaldo Romo Mena y el subteniente retirado de Gendarmería Osvaldo Manzo.
Todos fueron procesados por las desapariciones de Rodolfo Valentín González Pérez, ex conscripto FACH, Fernando Silva Camus, Anselmo Radrigán Plaza, Marcela Salinas Eithel (debe decir Marcelo Salinas Eytel), José Flores Araya, María Teresa Bustillos Cereceda, Rafael Araneda Yévenes y Jaime Robotham Bravo.
El magistrado Solís dispuso que Carevic, Ramírez Hald y Urrich quedaran en detención preventiva en el Penal Cordillera, mientras que contra el resto no decretó medidas cautelarles, en virtud de que ya gozaban de la libertad condicional o se encuentran cumpliendo condenas por otros delitos.
De acuerdo a los informes Rettig y Valech, que han documentado las violaciones a los derechos humanos cometidas en Chile, el de Villa Grimaldi –también conocido como Cuartel Terranova- fue el recinto secreto de detención y tortura más importante de la DINA.
La de este lunes es la segunda resolución de importancia en torno a la investigación por los abusos cometidos en Villa Grimaldi. Antes, el ministro Solís procesó a ocho ex militares por apremios ilegítimos contra 22 personas que estuvieron recluidas en el dicho recinto.
El mencionado dictamen también había afectado a Contreras, Morén Brito, Espinoza Bravo, Krassnoff Martchenko, Romo Mena, Zapata Reyes, Laurani Maturana, a los que también se agregaron Maximiliano Ferrer Lima y Gerardo Godoy García.
El ex jefe de la DINA, junto a Krasnoff, Moren Brito y Laureani, cumplen condenas por el secuestro calificado del militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) Miguel Ángel Sandoval.
 

12 de Agosto 2005 La Nacion

Caso Villa Grimaldi: Conceden libertad bajo fianza a cuatro ex militares

La Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago en votación unánime concedió la libertad, previo pago de 500 mil pesos, a cuatro oficiales en retiro del Ejército a quienes el ministro Alejandro Solís los procesó por el secuestro calificado de ocho disidentes al régimen militar, en el marco de la investigación del caso "Villa Grimaldi".

Se trata de los ex miembros de la disuelta DINA, generales en retiro Hernán Ramírez Hald y Cesar Manríquez; y los brigadieres en retiro Gerardo Urrich y Manuel Carevic, que desde el lunes pasado se encuentran recluidos en el Batallón de Policía Militar de Peñalolén.

El tribunal de alzada estuvo integrado por los magistrados Alfredo Pfeiffer, Humberto Provoste y la abogada integrante Ángela Radovic.

El magistrado Solís adoptó las resoluciones en bases a las desapariciones de Rodolfo González Pérez (24 julio de 1974); Fernando Silva Camus (27 noviembre de 1974); Anselmo Radrigán Plaza (12 diciembre de 1974); Marcelo Salinas Eitel (21 octubre de 1974); José Orlando Flores Araya (23 agosto de 1974); Maria Teresa Bustillos Cereceda (9 diciembre 1974); Jaime Robotham (31 diciembre de 1974); y Rafael Araneda Yévenes (12 diciembre de 1974).

Martes 24 de Marzo de 2009    El Mostrador

Manuel Contreras suma nueva condena por caso Villa Grimaldi

El ministro en visita Alejandro Solís impuso la condena de primera instancia en la investigación por los secuestros calificados de Fernando Silva Camus y Claudio Silva Peralta, padre e hijo respectivamente, ocurridos a partir del 26 y 27 de septiembre de 1974 en la Región Metropolitana.

Asimismo el magistrado determinó las siguientes sanciones:

-Pedro Espinoza Bravo: 10 años y un día de presidio por su responsabilidad como autor.

-Marcelo Moren Brito: 10 años y un día de presidio por su responsabilidad como autor.

-Basclay Zapata Reyes: 10 años y un día de presidio por su responsabilidad como autor.

-Palmira Almuna Guzmán: 3 años y un día de presidio por su responsabilidad como cómplice. Se le concedió el beneficio de la libertad vigilada.

Igualmente en el aspecto civil, se estableció que los condenados como autores deberán  pagar solidariamente $ 100.000.000 (cien millones de pesos) a María Inés Peralta Zamorano y $ 50.000.000 (cincuenta millones de pesos) a Regina Lazo Dinamarca.

En tanto, la condenada Almuna Guzmán deberá cancelar $ 5.000.000 (cinco millones de pesos) a Regina Lazo Dinamarca.

Además se desestimó la demanda en contra del Fisco de Chile acogiendo la excepción de incompetencia del tribunal.

Fernando Guillermo Silva Camus, 60 años, casado, dos hijos, decorador de interiores, vinculado al MIR, fue detenido en su domicilio el 27 de noviembre de 1974, aproximadamente a las 23:30 horas por agentes de la Dirección Nacional de Inteligencia (DINA). El día anterior había sido detenido en la vía pública su hijo Claudio Guillermo Silva Peralta, militante del MIR.

 


Fallo primera instancia - Silva Camus - 2008

Fallo Corte Suprema - Silva Camus - 2010

 

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com


 

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015