Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

RAUL BURIDAN SAN MARTIN BARRERA 

Rut                   :            7.696.226-K

F.Nacim.            :            13-05-53, 20 años a la fecha de su detención

Domicilio : Alvarez de Toledo 327 Población La Legua, San Miguel, Santiago

E.Civil              :            Casado

Actividad            :            Obrero del calzado

C.Repres. : Juventudes Comunistas; dirigente de la Junta de Vecinos de su sector

F.Detenc.            :            6 de octubre de 1973

 

                                                                   

 

SITUACION REPRESIVA

            Raúl Buridán San Martín Barrera, 20 años de edad, casado, obrero militante de las Juventudes Comunistas, fue detenido el 6 de octubre de 1973, alrededor de las 09:00 horas de la mañana, por funcionarios del Servicio de Investigaciones que vestían uniformes de enfermeros, cuando, junto a otras cuatro personas, intentaba asilarse en la Embajada de la República Argentina, saltando un muro colindante a un patio interior del Hospital San Borja.

            Raúl San Martín -por su militancia política y actividades poblacionales- se encontraba con problemas de seguridad desde el 11 de septiembre de 1973. A raíz de ello resolvió asilarse. Juan Castro Fuentes -cuñado de la víctima- le informó que era posible hacerlo por un muro de la Embajada que daba a un patio del Hospital San Borja. Raúl Buridán aceptó y le dijo a su cuñado que se asilaría junto con unos amigos, los que resultaron ser los hermanos Eduardo y Abelardo Jesús Quinteros Miranda, Celedonio Sepúlveda Labra -todos ellos militantes comunistas- y Samuel Riquelme Cruz, quien hasta el 11 de septiembre de 1973 se desempeñaba como Subdirector de Investigaciones, y quien fuera el único sobreviviente del grupo.

            Efectivamente, el 6 de octubre de 1973, el afectado y sus amigos, además del testigo Juan Castro Fuentes, ingresaron al Hospital San Borja alrededor de las 8:30 horas. El declarante, que entró solo al recinto hospitalario, se ubicó lejos del grupo, observando que había más gente que lo habitual. Los restantes entraron por la puerta principal y se dirigieron al patio del Hospital.

            No habían pasado más que unos momentos, cuando Juan Castro escuchó disparos y alcanzó a ver a Raúl Buridán en el suelo -no sabe si herido o no- y a otros dos jóvenes a quienes no les distinguió el rostro. Desde las ambulancias salían personas vestidas de enfermeros que disparaban directamente sobre el grupo que pretendía asilarse. No vio más porque, dadas las condiciones, se retiró del lugar.

            Estos hechos tuvieron como resultado la muerte de Eduardo Quinteros Miranda, cuyo cuerpo fue encontrado en el Canal San Carlos con heridas de bala tóraco-abdominales, habiendo ingresado al Instituto Médico Legal enviado por la Fiscalía Militar, el 11 de octubre de 1973, y la desaparición de Raúl Buridán San Martín, Abelardo Quinteros Miranda y Celedonio Sepúlveda Labra. Por su parte, Samuel Riquelme Cruz fue detenido y sometido a proceso. Mientras este testigo aún se encontraba arrestado, el proceso por la muerte de Eduardo Quinteros fue sobreseído sin que el Tribunal citara a declarar al único sobreviviente de los hechos. (Mayores antecedentes de esta causa verlos en el caso de Abelardo Quinteros Miranda).

            Samuel Segundo Riquelme Cruz, por su parte, en declaración jurada hecha en 1990, señaló que el 6 de octubre de 1973 se encontraba en el interior del Hospital San Borja, a un costado de la Parroquia que allí había, con dos jóvenes a quienes no conocía. Uno de ellos se le acercó -después de reconocerlo- y le preguntó cómo lo iba a hacer para asilarse. Comentaron la situación y luego se dirigieron hacia una muralla alta, la que debían franquear para ingresar a la Embajada de Argentina. En esos momentos -agrega el testigo- aparecieron civiles armados que comenzaron a disparar. Samuel Riquelme logró escapar del lugar e ingresó a una de las oficinas del Hospital, solicitando ayuda. Hasta esa sala llegaron dos civiles a quienes el declarante ubicaba. Uno de ellos trabajaba en el aparato de seguridad de Carabineros, y el otro era un fotógrafo de Investigaciones. Riquelme Cruz no recuerda sus nombres. Los agentes procedieron a detener al declarante y lo condujeron hasta donde se encontraban los dos jóvenes con los cuales había intentado asilarse. Estos permanecían en el suelo. Al poco rato se hizo presente un furgón de Carabineros, en el que trasladaron al testigo y a los dos jóvenes hasta la Comisaría de Carabineros situada en la calle San Isidro. Hasta este recinto policial llegó Ramón Esquivel, Oficial de Carabineros que trabajaba en el aparato de inteligencia institucional, ordenando que el testigo fuera llevado a interrogatorios, en ellos fue torturado.

            Recién ingresados a la Comisaría, los detenidos fueron dejados en un patio. Un carabinero observó que había sangre y dijo "hay un herido". Otro policía contestó "de qué te preocupas si a estos los vamos a matar de inmediato". En esos momentos, el declarante se percató que uno de los jóvenes estaba herido. Samuel Riquelme fue sometido a aplicación de corriente eléctrica en distintas partes del cuerpo. Al tercer día de estar en la Comisaría, fue sacado del recinto policial y conducido a distintos lugares de reclusión: Academia de Guerra Aérea, Estadio Nacional, Estadio Chile, Penitenciaría. Procesado y sobreseído, salió expulsado del país el 3 de septiembre de 1975.

            Raúl Buridan San Martín Barrera permanece en calidad de detenido desaparecido hasta hoy.

           

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            El 24 de marzo de 1974, el nombre del afectado fue incluido en la presentación de un amparo masivo por 131 personas ante la Corte de Apelaciones de Santiago, el que fue rolado con el N°289-74. Sin que se lograra establecer la situación particular de ninguno de los amparados, el recurso fue rechazado el 28 de noviembre de 1974. Se apeló de la resolución y el 31 de enero de 1975, el Pleno de la Corte Suprema confirmó el fallo y, en el mismo acto, acordó nombrar un Ministro en Visita Extraordinaria que se abocara a la investigación correspondiente. La designación recayó en el Ministro Enrique Zurita Camps, quien, el 24 de febrero de 1975, se constituyó en el 1er Juzgado del Crimen de Santiago e instruyó la causa rol N°106.657.

            El proceso se inició con la citación a declarar de los familiares denunciantes, los que fueron compareciendo en el transcurso de los meses. Se enviaron Oficios a las autoridades -todos ellos con respuestas negativas- y se acumularon procesos por presuntas desgracias, incluyendo los expedientes de 11 personas de Isla de Maipo, algunos de cuyos cuerpos aparecieron en los Hornos de Lonquén.

            El 25 de septiembre de 1975 -sin que se hubiese profundizado en ninguno de los casos denunciados- se cerró el sumario por "no poderse avanzar más en la investigación". El 29 de septiembre del mismo año, el Ministro Zurita dictó fallo.

            En un número alto de las situaciones -entre ellas, la del afectado- se sobreseyó temporalmente por no estar suficientemente acreditada la existencia de un hecho delictual. En otros casos se remitieron los antecedentes a la Justicia Militar.

            El 10 de mayo de 1976, la Corte de Apelaciones de Santiago aprobó la resolución del Ministro Enrique Zurita Camps.

            Además del proceso ya mencionado, la familia interpuso una denuncia por presunta desgracia del afectado, en 1974. En junio de 1980 -y cuando la causa ya se encontraba sobreseída temporalmente- se presentó una querella criminal por el delito e secuestro en contra de los funcionarios del Servicio de Investigaciones que "participaron en la detención ilegal de Raúl Buridán San Martín Barrera", ante el Ministro en Visita Servando Jordán López. Este no dio lugar a la querella ni a la reapertura del sumario. Se apeló de dicha resolución y la causa fue remitida al 16° Juzgado del Crimen de Santiago, Tribunal que continuó con la investigación judicial bajo el rol N°8455-C. Durante su tramitación se solicitó tener a la vista el proceso seguido contra Samuel Riquelme Cruz en el Juzgado de Aviación y el proceso por la muerte de Eduardo Quinteros Miranda. Este proceso a diciembre de 1992 continuaba en tramitación y su estado era el de sumario.

            Los antecedentes antropomórficos de Raúl Buridán San Martín Barrera fueron anexados a la causa 4449-AF del 22 Juzgado del Crimen de Santiago, por el delito de inhumación ilegal, en el Patio 29 del Cementerio General, de personas no identificadas muertas entre septiembre y diciembre de 1973. El Juez Instructor de la causa ordenó la excavación de 108 tumbas en septiembre de 1991. De allí se exhumaron 125 cuerpos, los que fueron remitidos al Instituto Médico Legal. En la actualidad (fines de 1992) se está a la espera de los informes periciales de identificación.

           

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015