Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

LUIS OROCIMBO SEGOVIA VILLALOBOS

Rut       : 4.842.108-3

F.Nacim. : 11-01-45, 28 años a la fecha de su detención

Domicilio : Población Chile, Departamento 313, Tocopilla

E.Civil  : Soltero

Actividad : Ingeniero en Ejecución

C.Repres. : Partido Socialista, Supervisor de la Corporación Nacional del Cobre, División Chuquicamata (COBRECHUQUI), Planta Termoeléctrica de Tocopilla

F.Detenc. : 11 de septiembre de 1973

 

                                                                  

 

SITUACION REPRESIVA

            Luis Orocimbo Segovia Villalobos, soltero, Ingeniero en Ejecución, funcionario de CODELCO, militante del Partido Socialista, fue detenido el 12 de septiembre de 1973, en su lugar de trabajo de la Termoeléctrica de Tocopilla, por Carabineros de la Comisaría de Tocopilla. Después de producida su aprehensión, se allanó el domicilio que compartía con Carlos Garay Benavides, desaparecido en las mismas circunstancias que el afectado.

            Permaneció recluido en la Cárcel de Tocopilla y fue sometido a proceso en la Fiscalía de Carabineros de esa ciudad, junto a Carlos Miguel Garay, Claudio Tognola Ríos, Freddy Alex Araya Figueroa y Reinaldo Armando Aguirre Pruneda. Todos ellos fueron sacados del recinto carcelario en los primeros días del mes de octubre de 1973 y llevados a la mina "La Veleidosa", 15 kilómetros al norte de Tocopilla, lugar donde se les ejecutó. El cuerpo de Luis Orocimbo Segovia fue rescatado e identificado sólo 17 años más tarde, en septiembre de 1990.

            Durante su permanencia en la Cárcel, la víctima fue vista por Pedro Rojas Jorquera, a la sazón recluido en dicho plantel. El declarante señaló que el afectado había sido sacado de allí junto a Carlos Miguel Garay y al doctor Claudio Tognola.

            Por su parte, María Luisa Villalobos Salcedo -prima del afectado- viajó a Tocopilla días después del 11 de septiembre de 1973, a causa de la falta de noticias relativas al afectado. Llegó al domicilio de la Población Chile, encontrando el departamento vacío y revuelto. Inició entonces su búsqueda, informándose, en una oficina, que su primo había sido detenido cuando llevaba una carga de explosivos en una camioneta de la Compañía. En la Cárcel de esa ciudad, un gendarme, a través de una ventanilla, y después de mirar en una lista de 6 personas que se encontraban a un costado de ella, dijo que ahí no había nadie detenido con el nombre del afectado. El 20 de septiembre de 1973 -dijo la testigo- Luis Orocimbo fue visto a las 08:00 de la mañana, arriba de un camión. Iba muy maltratado y sentado arrinconado. Posteriormente, el 6 de octubre de 1973, por la prensa, la testigo se informó de que su familiar se encontraba "prófugo".

            Efectivamente, ese día se publicó en la prensa de la zona un comunicado oficial firmado por el Delegado Jefe de Zona en Estado de Sitio de Tocopilla, Teniente Coronel y Prefecto de Carabineros Luciano Astete Almendras, en el que se daba cuenta de una falsa fuga de un grupo de detenidos; dicho comunicado señalaba lo siguiente: "Se pone en conocimiento de la ciudadanía que hoy, a las 08:30 horas, en circunstancias que personal de las Fuerzas Armadas y Carabineros cumplían una diligencia de la Fiscalía Militar en una mina ubicada a 15 kilómetros al norte de Tocopilla, aprovechándose que este personal desenterraba una gran cantidad dinamita, amón gelatina, los prisioneros Carlos Garay Benavides, Luis Segovia Villalobos, Claudio Tognola Ríos, Freddy Araya Figueroa y Reinaldo Aguirre Pruneda, se dieron a la fuga hacia el interior de la mina y a pesar de gritarles alto en reiteradas oportunidades, no obedecieron la orden de detención, motivo por el cual se disparó sobre ellos". Se finalizaba diciendo que Araya y Aguirre habían sido dados de baja en el mismo lugar, mientras el afectado, Tognola y Garay, huían lesionados.

            Esta versión de los hechos también fue informada oficialmente a los padres de Carlos Miguel Garay Benavides.

            Los restos de Reinaldo Aguirre Pruneda y de Freddy Araya Figueroa, fueron llevados a la morgue local. Ambos certificados médicos de defunción, daban como fecha de muerte el 4 de octubre de 1973, en la vía pública, Tocopilla, a las 07:00 de la mañana. La causa: estallido cerebral por herida a bala. La inscripción de las defunciones se practicó por orden judicial, sin que se indicara el número de rol de la causa ni el Tribunal que emitió dicha orden. Por su parte, Luis Orocimbo Segovia, Carlos Miguel Garay y Claudio Tognola -los supuestos fugitivos- debieron esperar hasta 1990, fecha en que organismos de Derechos Humanos de la zona, hicieron la denuncia judicial relativa a antecedentes de que en la mina "La Veleidosa" se encontrarían los cuerpos de algunos detenidos-desaparecidos. Efectivamente, cuando, por orden del Tribunal, se excavó en dicha mina, a 380 metros de profundidad, fueron encontradas las osamentas de las víctimas, con evidentes signos de haber sido dinamitadas. Los trabajos de exhumación duraron más de 30 días, el lugar era de muy difícil acceso e importaba un alto riesgo para los trabajadores y peritos designados por el tribunal. En 1973 los cuerpos de las víctimas fueron llevados al interior de la mina, al parecer quedaron a la vista y entre los lugareños se corrió la noticia del entierro clandestino. Años más tarde para dificultar el rescate de los restos se dinamitó la mina. Esos hechos también son parte de la investigación de la denuncia por inhumación ilegal que tramita el Juzgado de Tocopilla. Los restos de Luis Orocimbo Segovia fueron positivamente identificados y trasladados a su ciudad de origen Copiapó, para su sepultura definitiva, en octubre de 1990. Entretanto, el cerro Tres Puntas se iluminó con una cruz hecha por antorchas encendidas que allí colocaron los pobladores y lugareños en memoria de los detenidos-desaparecidos.

           

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            Por el afectado no se realizaron gestiones judiciales, hasta 1990. En junio de ese año, la Comisión de Derechos Humanos de Tocopilla interpuso ante el Primer Juzgado del Crimen de esa ciudad una querella por inhumación ilegal, la que fue rolada con el N°3232. A raíz de esta presentación se produjeron las excavaciones en la mina "La Veleidosa", las que tuvieron como resultado el hallazgo de los restos de la víctima y su identificación.

           

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com


 

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2014