Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

GERARDO ERNESTO SILVA SALDIVAR

Rut       : 6.222.736 Santiago

F.Nacim. : 12-5-51, 23 años a la fecha de la detención

Domicilio   5 Poniente 5857 Sector A Población José María Caro

E.Civil  : Soltero

Actividad : Estudiante de Estadística (Universidad de Chile)

C.Repres. : Militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR)

F.Detenc. : 10 de diciembre de l974

 

                                                                   

 

SITUACION REPRESIVA

            Gerardo Ernesto Silva Saldívar, soltero, estudiante universitario, militante del MIR, fue detenido en las siguientes circunstancias: el día 10 de diciembre de 1974, en horas de la tarde, agentes de civil pertenecientes a la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) que se movilizaban en una camioneta color verde, detuvieron a la víctima en la biblioteca de la Escuela de Estadística de la Universidad de Chile, donde estudiaba, ubicada en la esquina de calle Agustinas con San Martín. Cabe agregar que horas antes (cerca de las 02:00 de la madrugada), el mismo grupo había allanado el domicilio de los padres de Silva Saldívar, ubicado en calle Cinco Poniente 5857, Población José María Caro, no hallándolo e identificándose como miembros del Servicio de Inteligencia Militar (SIM), retirándose del sitio pero dejando a dos hombres de guardia, los que recién se marcharon a las 16:00 horas. El detenido había abandonado el domicilio de sus padres cerca de dos meses atrás, para ir a vivir con su novia, Bernardita Nuñez Rivera, en calle Verona l476, Las Barrancas. Esta última también fue aprehendida por la DINA el mismo día que su conviviente, en éste último domicilio, según se reseñará más adelante.

            Cinco días después, un amigo del desaparecido, Alfredo Alejandro Provoste Cáceres fue visitado por dos sujetos que también manifestaron ser del SIM -aunque eran de la DINA- en relación a una deuda en dinero que tenía éste último con la víctima. Cabe agregar que Provoste figuraba con sus datos personales en la agenda que Gerardo Silva Saldívar portaba al momento de su arresto, admitiendo además los agentes la efectividad de la detención de aquel.

            Provoste declararía, posteriormente, que los sujetos llegaron a su lugar de trabajo inquiriendo sobre su vinculación con Silva, desde cuándo lo conocía y otras informaciones acerca de ambos. Añadieron que el dinero que el prisionero le había prestado era del MIR y que tenía que devolverlo. Los hombres retornaron días después, entregándoles Provoste la suma de dinero requerida, que se había conseguido con su empleador (Provoste no precisa la cantidad), haciéndole escribir de su puño y letra para luego obligarlo a firmar, una declaración por la cual indicaba desde cuándo y por qué conocía a Silva y otras circunstancias de la relación entre los dos, marchándose luego.

            La víctima fue vista por otros detenidos desde el día 10 de diciembre de 1974 en el cuartel secreto de la DINA en calle Los Plátanos con Irán, conocido como "Venda Sexy" o "Discotheque Peñalolén". El 24 de diciembre de l974, fue sacado de allí con destino a Villa Grimaldi, donde estuvo hasta comienzos de 1975 siendo luego sacado con destino desconocido, ignorándose su paradero hasta hoy.

            Como se refirió, la conviviente de la víctima, Bernardita Núñez Rivera, fue detenida en su domicilio el mismo día por la DINA, siendo llevada al cuartel de calle Los Plátanos o "Venda Sexy", y cuando era conducida al baño, pudo ver a Gerardo en una oportunidad, oír que lo llamaban por su nombre durante algunos días y, en una ocasión, hasta hablar con él por unos momentos en un pasillo del recinto. Allí le relató el prisionero que lo habían detenido en la biblioteca de la Escuela donde estudiaba. La recluida estuvo en "Venda Sexy" hasta el l7 de diciembre, siendo entonces trasladada a 4 Alamos, otro centro de detención controlado por la DINA, donde estuvo hasta el 30 de diciembre, pudiendo conversar con otra cautiva, Fátima Mohor, la cual manifestó haber estado en el cuartel de Los Plátanos donde conversó con la víctima.

            Supo también por la prisionera Laura Ramsay Acosta, que el 24 de diciembre un grupo de detenidos en "Venda Sexy" (entre los que se hallaba Gerardo) fue sacado de ahí con destino que ella desconoce.

            El testimonio de otros detenidos confirma lo anterior. Es así como Héctor González Osorio expondría que estuvo detenido por la DINA desde el 6 de diciembre de 1974 al 4 de septiembre de l975, siendo sometido a toda clase de torturas, y cuando estuvo en Villa Grimaldi, en diciembre de 1974, recinto dirigido por el Coronel de la DINA Pedro Espinoza Bravo, compartió pieza con varios detenidos, entre los cuales se hallaba Gerardo Silva Saldívar, además de Humberto Menanteaux, William Beausire Alonso, Anselmo Radrigán Plaza, Hugo Martínez, Patricio Negrón y José Carrasco Tapia. Añade que fue obligado junto a otros militantes del MIR a dar una conferencia de prensa en el edificio Diego Portales, reconociendo la derrota del movimiento y haciendo un llamado a los miembros a deponer las armas. El acto fue transmitido a todo el país por cadena de radio y televisión. Señala que fue Pedro Espinoza el que lo presionó para que participara en dicha conferencia de prensa. No relata más antecedentes respecto de Silva Saldívar, añadiendo que las torturas recibidas (golpes en oídos y diferentes partes del cuerpo, "parrilla" eléctrica con descargas de corriente en genitales y otras partes del organismo, golpes, insultos, encadenamiento de brazos y pies, además de vendaje de ojos por semanas y a veces hasta meses) pudieron confundirlo algo en sus recuerdos.

            Beatriz Constanza Batasew Contreras declararía posteriormente que fue aprehendida por agentes de la DINA el l2 de diciembre de l974 mientras buscaba a su contacto en el MIR, Mario Fernando Peña Solari -también detenido desaparecido- y que cuando estuvo en "Venda Sexy", desde el 13 al 17 de diciembre de 1974 vio a la víctima allí también detenido.

            Gerardo Silva Saldívar apareció en un listado de 119 personas, en publicaciones efectuadas por la revista Lea de Buenos Aires y el semanario O'Dia de Paraná, Brasil. En la primera, precisamente donde figuraba el nombre de Gerardo Silva, aparecía un listado de 59 nombres, indicándose que habrían sido muertos por sus compañeros del MIR en disputas internas, pero se constató que esta publicación -que tuvo un primer y único número- carecía de una identificación real de su director responsable y la dirección de ésta no correspondía a la verdad. En cuanto al periódico O'Dia, reapareció luego de largos años de silencio sólo para publicar la "noticia" de que 60 miristas habían sido abatidos en Salta por fuerzas de seguridad argentinas. Tampoco este medio de comunicación contaba con director responsable o domicilio conocidos y luego de la mencionada publicación, jamás volvió a circular.

            Los 119 nombres que figuran en ambas nóminas corresponden a personas detenidas desaparecidas en nuestro país por las cuales se habían incoado acciones judiciales y administrativas sin obtenerse resultados.      

 

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            Con fecha 18 de diciembre de 1974 se interpuso recurso de amparo en favor del detenido, Número 1617-74, siendo rechazado por la Corte de Apelaciones de Santiago después de los informes negativos del Ministerio del Interior y Jefatura de Zona en Estado de Sitio en cuanto a reconocer su detención, pero se ordenó por el Tribunal la investigación por el Juzgado competente.

            Posteriormente se interpuso una querella por secuestro ante el 2° Juzgado del Crimen de Santiago, rol 84.227-5, con fecha 7 de noviembre de 1975, a la cual se acumuló el proceso rol 23.607 del 3er. Juzgado de San Miguel por arresto ilegal y la investigación ordenada en el recurso de amparo precedentemente aludido.

            En esta causa declaró Bernardita Núñez Rivera, novia del desaparecido, quien estuviera también recluida en el recinto de "Venda Sexy", y Alfredo Alejandro Provoste Cáceres, manifestando sus versiones de los sucesos antes mencionadas en el presente informe. Citada en el proceso la testigo Fátima Mohor, que como se dijo, estuvo cautiva en la época de detención de la víctima, se informó por Carabineros que había sido expulsada por decreto del Ministerio del Interior el día 2 de febrero de 1976.

            El proceso fue sobreseído de conformidad al artículo 409 N°1 del Código de Procedimiento Penal el 10 de julio de 1976, lo que aprobó la Corte de Apelaciones el día 11 de agosto del mismo año. El caso de Gerardo Ernesto Silva Saldívar fue incluido en la querella contra el director de la DINA Manuel Contreras Sepúlveda y otros agentes de la DINA, interpuesta ante el 10° Juzgado del Crimen de Santiago en 1978. En dicha querella, además de Contreras, se identifican a otros agentes de la DINA: Osvaldo Romo Mena, Miguel Krassnoff Martchenko, Marcelo Moren Brito, Rolf Wenderoth Pozo y a Marcia Merino Vega. El Tribunal se declaró incompetente y remitió los antecedentes a la Justicia Militar. Después de varias quejas ante los Tribunales superiores, en mayo de 1979 la causa se radicó en la 2a. Fiscalía Militar, bajo el rol 553-78. En enero de 1983 el fiscal tuvo a la vista los antecedentes del proceso por detenidos desaparecidos que tramitó el Ministro en Visita Servando Jordán. El 17 de marzo del año 1983, el fiscal sobreseyó la causa, resolución que fue revocada en el mes de octubre por la Corte Marcial. Entre los años 1984 y 1985 se realizaron algunas diligencias, una de ellas la declaración por exhorto del General (R) Contreras, quien negó la existencia de las Brigadas de Inteligencia y dijo que los agentes Krassnoff, Laureani, Moren, Valdivieso y Wenderoth sólo cumplían funciones como analistas; que Romo sólo era informante de un agente; que los recintos de Villa Grimaldi, Londres 38, calle Irán con Los Plátanos y José Domingo Cañas, no eran recintos de detención y que la Clínica Santa Lucía sólo prestaba atención médica a los funcionarios de la DINA. Agregaba no recordar los nombres de los responsables de los archivos de la DINA. (Antecedentes completos de la querella en contra de Manuel Contreras, verlos en el caso de Eduardo Alarcón Jara).

            Sin que se realizaran diligencias durante cuatro años, el 20 de noviembre de 1989 el Teniente Coronel de Ejército, Enrique Ibarra Chamorro, Fiscal General Militar, solicitó para esta causa la aplicación del Decreto Ley de Amnistía (D.L. 2.191) porque el proceso había tenido como finalidad exclusiva la investigación de presuntos delitos ocurridos durante el período comprendido entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1978 y porque durante los 10 años de tramitación, no se había logrado "determinar responsabilidad de persona alguna". El 30 de noviembre de 1989, la solicitud fue acogida por el 2° Juzgado Militar, el que sobreseyó total y definitivamente la causa -la que aún se encontraba en etapa de sumario- por "encontrarse extinguida la responsabilidad penal de las personas presuntamente inculpadas en los hechos denunciados". Las partes querellantes apelaron de dicha resolución a la Corte Marcial, la que confirmó el fallo en enero de 1992. Se interpuso entonces un Recurso de Queja ante la Corte Suprema de Justicia, la que al mes de diciembre de 1992, aún no evacuaba su resolución.

            Uno de los agentes contra la que estaba dirigida esta querella, Osvaldo Romo Mena, fue detenido en noviembre de 1992 como resultado de diligencias decretadas en la causa por el desaparecimiento de Alfonso Chanfreau Oyarce. El agente Romo se había mantenido oculto en Brasil por 17 años. A ese país se había dirigido por instrucciones de la DINA, evadiendo citaciones de Tribunales que tramitaban causas por violaciones a los derechos humanos. La DINA le proporcionó documentos de identidad falsos para él y su grupo familiar; su nuevo nombre era Osvaldo Andrés Henríquez Mena.

            A diciembre de 1992, Romo había declarado en varias causas de detenidos desaparecidos y en seis de ellas había sido encargado reo.

            Se enviaron cartas al Ministerio del Interior, quien niega la detención de Gerardo Silva, a la Comisión Internacional de Juristas y al Presidente de Estados Unidos, sin resultados.

           

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015