Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

ENRIQUE ANTONIO SAAVEDRA GONZALEZ

Rut                   :            7.777.409-2 / Pasaporte 55148 Boliviano

F.Nacim.            :            13-06-55, 18 años a la fecha de la detención

Domicilio            :            San Antonio 357, Hotel Sao Paulo, Santiago

E.Civil             :            Soltero

Actividad            :            Estudiante Economía U. Católica de Santiago

C.Repres.            :            Sin militancia política conocida

F.Detenc.            :            15 de septiembre de 1973

 

****************************************************************

Nombre            :            RAMIRO CARLOS GONZALES GONZALES

Rut                   :            7.423.354-6 / 139.284 Arica

F.Nacim.            :            20-03-55, 18 años a la fecha de la detención

Domicilio            :            San Antonio 357, Hotel Sao Paulo, Santiago

E.Civil              :            Soltero

Actividad            :            Estudiante de Medicina U. de Chile Santiago

C.Repres.            :            Sin militancia política conocida

F.Detenc.            :            15 de septiembre de 1973

 

                                                                   

 

SITUACION REPRESIVA

            Enrique Antonio Saavedra González, 18 años, nacionalidad boliviana, estudiante de la Escuela de Economía de la Universidad de Chile y su primo Ramiro Carlos Gonzáles Gonzáles de 18 años, chileno, estudiante de Medicina de la U. de Chile, desaparecieron el día 15 de septiembre de 1973.

            Ese día, los jóvenes salieron del Hotel Sao Paulo, lugar en el cual residían, con el objeto de comprar alimentos, luego de 4 días en que rigió el toque de queda. Desde esa fecha se ignora su paradero y las circunstancias que rodearon su desaparecimiento.

            Esta versión es confirmada por el Administrador del Hotel Sao Paulo, también de nacionalidad boliviana, Dorbeo Hanssen Torrico, quien declaró ante Investigaciones: "Efectivamente el año 1973, por el lapso de un mes aproximadamente estuvieron hospedados los jóvenes Ramiro Gonzáles y Antonio Saavedra, quienes me fueron recomendados por sus madres. Debo agregar que la última vez que vi a estos muchachos fue el día 15 de septiembre de 1973, fecha en que aproximadamente a las 16 hrs. salieron a dar una vuelta a las cercanías del Hotel, no regresando más a éste. Ignoro qué pueda haberles ocurrido, ya que nunca más supe de ellos, informando de esta situación a sus madres".

            Otro testigo, José Morales Pereira, quien también trabajaba en el hotel, desempeñando funciones de mensajero agrega: "El 11 de septiembre de 1973 estos jóvenes estaban en el Hotel. Todos en el Hotel estuvieron 4 días sin salir. El día 15 de septiembre de 1973, entre las 14:30 y las 15:00 horas vi que estos jóvenes salieron a la calle, conversaron conmigo antes de salir. Cuando salieron dejaron todo en el Hotel, yo les aconsejé que no salieran todavía porque era peligroso, pero no hicieron caso. Nunca más los volví a ver. Tiempo después llegaron al Hotel los matrimonios, padres de estos niños, para averiguar dónde podrían encontrarse, pero no tuvieron ningún resultado positivo. Estos jóvenes andaban siempre juntos, no se metían con nadie".

            Efectivamente, sus familiares no se enteraron inmediatamente del desaparecimiento. Luego de los hechos ocurridos el 11 de septiembre de 1973 intentaron comunicarse telefónicamente con sus hijos, pero las comunicaciones estaban interrumpidas. Recién una semana después de ocurrido el desaparecimiento se contactaron con personas del Hotel. Viajaron a Santiago y comenzaron a efectuar indagaciones para ubicar el paradero de sus hijos. Es así como tomaron contacto con su Embajada, Cancillería, Cruz Roja Internacional y recorrieron diferentes recintos de detención. Además efectuaron publicaciones en la Prensa Nacional en octubre y diciembre de 1973.

            Asimismo concurrieron al Estadio Nacional, donde una funcionaria, que dijo pertenecer a la Cruz Roja Internacional, les manifestó que los afectados estaban allí detenidos y que debían enviarles ropa. Les agregó, que los nombres los había visto en anotaciones manuscritas.

            Posteriormente, en la investigación judicial se consignó que la persona mencionada como funcionaria de Cruz Roja Internacional no había trabajado allí y no se encontraba registrada en el Gabinete de Identificaciones, ni en el Colegio de Enfermeros y de Auxiliares de Enfermerías. Contradice esta información la respuesta recibida por los padres, de parte del Ministro del Interior, General Oscar Bonilla B., que con fecha 9 de julio de 1974 responde "que ha efectuado una exhaustiva investigación e interrogación de personas, con el propósito de dar respuesta completa".

            En esta respuesta se afirma "que fue entrevistada doña Edith Bravo Tudezca, enfermera, la cual mientras prestaba colaboración en el Estadio Nacional había manifestado a los padres que éstos se encontrarían detenidos. Agrega la nota que la mencionada enfermera se basó en una anotación manuscrita, no oficial".

            Finalmente termina agregando "que ha sido imposible determinar su actual ubicación y sólo queda que ellos hayan abandonado el país bajo otros nombres. Caso contrario, y de no estar en Chile bajo nombres supuestos, no quedaría otra posibilidad que estos jóvenes hayan sido víctimas de algún tipo de atentado por parte de terroristas que han causado considerables bajas entre civiles inocentes y militares".

            En el transcurso de la investigación no fue posible determinar en poder de qué autoridad se encontraban los listados de detenidos que pasaron por dicho recinto deportivo, que fue usado como lugar de detención. Es así como el Ministro de Defensa, a través del Ministro del Interior de la época, responde a instancias del Ministro instructor del proceso, que en los primeros meses del gobierno militar no existieron nóminas oficiales de detenidos. Agregan que se elaboraron listados transitorios con fines logísticos y meramente administrativos. Asevera además que la Central Nacional de Informaciones dispuso de algunas de estas listas. Posteriormente, la Central Nacional de Informaciones niega tener en su poder estos listados.

            Asimismo, se acreditó por parte de la U. Católica y U. de Chile que ambos jóvenes asistieron el primer semestre a clases regularmente, no terminando así su año académico.

            Ramiro Gonzáles había nacido en Arica el año 1955. Por ser sus padres de nacionalidad boliviana vivió siempre en ese país. En el año 1973 quiso obtener la ciudadanía chilena y se vino a estudiar a Santiago, junto con su primo Enrique Saavedra.

            A pesar de las múltiples gestiones efectuadas por sus familiares, hasta la fecha se ignora el paradero de las víctimas.

 

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            El día 7 de abril de 1975 se interpuso un Recurso de Amparo en favor de ambas víctimas ante la Corte de Apelaciones de Santiago.

            Se ignora la tramitación de dicho recurso por no poseerse copia del expediente respectivo.

            Con fecha 14 de diciembre de 1978, las respectivas madres de los jóvenes detenidos, Norma González de González y Enriqueta González de Saavedra, ambas de nacionalidad boliviana, interpusieron una denuncia por secuestro ante el Primer Juzgado del Crimen de Santiago, la cual roló con el N°113.160-V.

            Interpuesta la denuncia, ésta fue acogida a tramitación y se ordenó oficiar al Gabinete de Identificaciones, Ministerio del Interior, Ministro en Visita Adolfo Bañados que investigó el hallazgo de cadáveres en Lonquén, hospitales, Policía Internacional y U. Católica.

            El día 28 de diciembre del mismo año el Ministro del Interior de la fecha, Sergio Fernández Fernández respondió que ambos jóvenes no figuraban en la lista de detenidos. Informes igualmente negativos se recibieron de los Servicios de Salud consultados, Depto. de Extranjería y Policía Internacional, Instituto Médico Legal, entre otros.

            En el mes de abril de 1979, a raíz de una presentación de los Obispos al Pdte. de la Corte Suprema y Ministro del Interior donde se da cuenta de la situación de un grupo de detenidos desaparecidos, el pleno de la Corte Suprema designó al Ministro Servando Jordán para llevar a cabo la investigación de detenidos desaparecidos correspondientes al Depto. de Santiago.

            La Visita Extraordinaria se inició en el mes de abril. Efectivamente, con fecha 4 del mismo mes se remitió el proceso al Ministro Servando Jordán, quien continuó con la investigación y ordenó nuevos Oficios al Ministerio del Interior, hospitales, U. de Chile y U. Católica. En el transcurso de su tramitación declararon testigos que vieron por última vez a los jóvenes antes de desaparecer y llegan respuestas de diferentes servicios, que nuevamente no aportan antecedentes sobre el paradero de las víctimas.

            El día 3 de abril de 1980, sus madres interpusieron una querella criminal por el delito de secuestro, la cual fue acumulada al proceso. De dicha querella el Ministro no acogió la solicitud de la parte denunciante en relación a solicitar al Ministerio de Defensa nómina de detenidos en el Estadio Nacional, a partir del 11 de septiembre. La argumentación del rechazo fue que ya el Ministro del Interior había respondido que no se registraba la detención y "es el Ministro del Interior el que centraliza toda la información relativa a detenidos".

            A los 11 días de interpuesta la querella el juez declaró cerrado el sumario, apelando la parte denunciante por existir diligencias pendientes para dar con el paradero de las víctimas.

            La Corte de Apelaciones revocó la resolución del Ministro y ordenó efectuar diligencias. La causa se repuso a estado de sumario.

            Se solicitó información de detenidos en el Estadio Nacional a diferentes reparticiones. Es así como a fines de junio de 1980 el Ministro del Interior, Sergio Fernández F., responde que no existe en poder del Estado Mayor de la Defensa Nacional listado nacional de detenidos. Agrega en su respuesta "se ha podido determinar que durante los primeros meses del presente gobierno, se elaboraron extraoficialmente algunos listados transitorios que contenían nómina de detenidos con fines logísticos y meramente administrativos. La Central Nacional de Informaciones dispuso de algunas de estas nóminas, las que a su vez se traspasaron al sistema de computación que utiliza, para efectos internos de información, sin que tenga carácter de oficial". Esta respuesta es reafirmada por el Ministro de Defensa Nacional de la época, Teniente General Raúl Benavides Escobar.

            Posteriores y nuevos Oficios de respuesta del mismo Ministro del Interior, recabándose información con la Central Nacional de Informaciones respecto a indicar en poder de quien se encontraba la nómina de detenidos en el Estadio Nacional durante 1973 afirma, "la Dirección de dicha Central ha manifestado no tener en su poder el listado de que se trata e ignora quien pudiera poseerlo en la actualidad".

            El 14 de julio del mismo año, el Juez Instructor declaró cerrado el sumario y el 10 de septiembre sobreseyó temporalmente la causa, resolución que fue confirmada por la Corte Suprema.

            En el mes de enero de 1991, la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación remitió los antecedentes al Juzgado de Turno en San Felipe. Revisados los libros de ingreso de los dos juzgados de letras de esta ciudad no aparece ingresado dicho Oficio. Asimismo se revisó el libro de ingreso en el 1er.Juzgado del Crimen lo cual arrojó resultados negativos.

            Cabe señalar que aunque ambas familias residen en Bolivia, sus madres regularmente han viajado a Chile en busca de una respuesta sobre la suerte de sus hijos.

            Los antecedentes antropomórficos de Enrique Saavedra González y Ramiro Gonzáles Gonzáles fueron anexados a la causa 4449-AF del 22 Juzgado del Crimen de Santiago por el delito de inhumación ilegal, en el Patio 29 del Cementerio General, de personas no identificadas muertas entre septiembre y diciembre de 1973. El Juez Instructor de la causa ordenó la excavación de 108 tumbas en septiembre de 1991. De allí se exhumaron 125 cuerpos los que fueron remitidos al Instituto Médico Legal. En la actualidad (fines de 1992) se está a la espera de los informes periciales de identificación.

 


Señores:
Hoy encontré por casualidad su página y revisando la lista de Desaparecidos encontré el caso de ENRIQUE ANTONIO SAAVEDRA GONZALEZ y RAMIRO CARLOS GONZALES GONZALES, dos estudiantes bolivianos desaparecidos durante el golpe de Pinochet. Yo fui estudiante boliviano en Chile y compañero de colegio de ambos, por lo que conozco el caso de cerca. Quiero decirles que aproximadamente el año 96 lograron encontrar los cadáveres de ambos y repatriados a Bolivia donde ahora descansan en paz.

Procuraré comunicarme con la familia (radica en La Paz y yo en Cochabamba) para que puedan completar y publicar la tragedia que fue la busqueda y como lograron encontrar a sus hijos.

Felicidades por mantener un espacio donde el mundo y las nuevas generaciones puedan conocer las atrocidades que se vivió bajo ese régimen de terror.

Atentamente.

Roberto Goytia

12.10.110

 


Esta pagina fue modificada el 29-06-2013

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015