Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

 DOMINGO ANTONIO SEPULVEDA CASTILLO

Rut       : (sin datos).

F.Nacim. : 10-10-43, 29 años al momento de su detención.

Domicilio : Hacienda "El Morro", Mulchén.

E.Civil  : Casado.

Actividad : Mozo de la Casa Patronal del Fundo "El Morro".

C.Repres. : Sin militancia ni cargo de representación social.

F.Detenc. : 5 de octubre de 1973

 

                                                                   

 

SITUACION REPRESIVA

            Domingo Antonio Sépulveda Castillo, casado, mozo de la casa patronal del Fundo "El Morro", fue detenido el día viernes 5 de octubre, alrededor de las 17:00 horas, cuando se presentó en el Retén de Carabineros "El Morro", hasta donde había sido citado previamente por los carabineros y Osvaldo Díaz (Alias "El Alicate") y el carabinero de apellido Guzmán, ambos ex-funcionarios de esa dotación e integrantes de una patrulla compuesta por Militares, Carabineros y civiles, fuertemente armados, que momentos antes llegó hasta la Hacienda "El Morro". En ese lugar procedieron a allanar diversas viviendas, a interrogar a sus moradores y citar a algunos trabajadores hasta el Retén "El Morro".

            Entre los miembros del operativo, los habitantes de la Hacienda, pudieron destinguir, aparte de los dos carabineros antes identificados, al -en ese entonces- Teniente de Carabineros de la Comisaría de Mulchén Jorge Maturana Concha. A los civiles, Romualdo ("Mayo") Guzmán Saavedra, agricultor; Francisco Urrizola Elías, industrial dueño de barraca maderera; Ramón Elías Abella, industrial maderero; Aquiles Guzmán Fritz, agricultor, todos domiciliados en Mulchén; Rolf Düring Pohler, hijo de los propietarios del Fundo Verdún; Samuel Arriagada Domínguez, un hermano de éste y Raúl Tirapeguy.

            El Teniente Jorge Maturana Concha portaba una libreta en donde figuraban los nombres de diversas personas del predio, lo que intentó completar con datos relativos a militancia política y/o actividades de tipo sindical, con el profesor Benjamín Elías Sandoval Pozas, quien era Director de la Escuela "El Morro". A éste le decomisaron un vehículo de su propiedad, el que utilizaron algunos miembros de la patrulla para ubicar a los trabajadores previamente identificados.

            En esa ocasión fueron detenidos y recluidos, junto a Domingo Sepúlveda, los trabajadores José Florencio Yáñez, Celsio Vivanco Carrasco, Edmundo Vidal Aedo y Juan Laubra Brevis los que, después de ser torturados, fueron trasladados por sus captores hasta un sitio del río Renaico, denominado "La Playita", donde fueron ultimados con la vista vendada y sus manos atadas con alambres de púas a la espalda. En ese lugar, los cadáveres fueron abandonados por los victimarios y, días después, debido a crecidas que experimentó el río, los cuerpos fueron apareciendo sucesivamente, durante unos veintiocho días, en distintos puntos de las riberas del Renaico, los que al ser encontrados por familiares y personas del sector, eran inhumados en fosas que cavaron para esos propósitos, dando así improvisada sepultura a los cuerpos. Lugares que cercaron y señalizaron debidamente.

            Posterior a la ejecución, la patrulla hizo otras detenciones, pero todos los restantes detenidos fueron liberados al momento de su detención o en horas de la mañana, cuando la patrulla se aprontaba a partir en dirección al Fundo "El Carmen Maitenes", sin que hayan coincidido en el recinto de reclusión con los ejecutados. El operativo que detuvo a los campesinos de la Hacienda El Morro se dirigió al Fundo Carmen Maitenes y detuvo a Miguel Albornoz Acuña, Daniel Alfonso, Alejandro y Guillermo José Albornoz González, Luis Alberto Godoy Sandoval, Manuel, José Liborio y José Lorenzo Rubilar Gutiérrez. Una vez realizadas estas detenciones se trasladaron al Fundo Pemehue y detuvieron a Alberto y a Felidor Albornoz González, José Gutiérrez Ascencio y a Jerónimo Sandoval Medina. Todos ellos también permanecieron en calidad de detenidos desaparecidos. En el año 1978, tres carabineros que vestían de uniforme, interrogaron al campero de la Hacienda, de apellido Sandoval, acerca de los lugares exactos de sepultación de las víctimas, mencionándole cada uno de los cinco nombres. Este les precisó el lugar donde se encontraban los restos de Domingo Sepúlveda y de Edmundo Vidal Aedo. Indicándoles, en forma vaga, donde se decía estaban las restantes fosas, toda vez que desconocía su ubicación.

            A los días después, los mismos funcionarios, llegaron en vehículo hasta el sector donde se encontraban las fosas de las víctimas, allí permanecieron un tiempo y después se marcharon, sin que nadie sospechara que habían sacado los restos clandestinamente.

            En 1980 por orden judicial del Ministro en Visita se logró dar por acreditado los hechos de la detención, de la ejecución y de su posterior inhumación ilegal. En el lugar del primer entierro se logró encontrar restos de uno de los cuerpos y restos óseos y de ropas de los otros cuatro de los detenidos de la Hacienda El Morro. Respecto a los otros trece detenidos por el mismo operativo que detuvo a Domingo Sepúlveda también se acreditó que habían sido ejecutados por sus captores, y enterrados ilegalmente. Años más tarde también en el Fundo Carmen Maitenes se encontraron restos de 7 de los 8 detenidos, el octavo fue lanzado al río.

 

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            En el Juzgado de Letras de Mulchén se presentó el 21 de noviembre de 1979 una querella criminal por los delitos de "allanamiento ilegal de morada, secuestro, apremios ilegítimos, lesiones y homicidio calificado cometido en las personas de José Liborio, José Lorenzo y Florencio Rubilar Gutiérrez; de Alejandro, Daniel, José Guillermo, Alberto y Felidor Albornoz González; de Miguel Albornoz Acuña; de Gerónimo Sandoval Medina y de Luis Alberto Godoy Sandoval". Esta querella fue acumulada a la causa 20.595 incoada en el mismo tribunal.

            El día 22 de noviembre de 1979 se solicitó la designación de un Ministro en Visita para conocer de estos hechos. El día 6 de mayo de 1980 la Corte de Apelaciones de Concepción designó para tales efectos al ministro Carlos Cerda Medina.

            El 14 de julio de 1980, la Corte de Apelaciones de Concepción, acogiendo un escrito presentado por el Arzobispado de la misma ciudad, acordó facultar al ministro Cerda para que investigara los hechos ocurridos en la Hacienda "El Morro", acumulando dichos antecedentes a la causa Nº 20.595 del Juzgado de Letras de Mulchén.

            En la investigación judicial se logró establecer la responsabilidad de efectivos Militares y de Carabineros acompañados de civiles en la detención, reclusión, ejecución e inhumación ilegal de cinco campesinos de la Hacienda "El Morro".

            El día 21 de diciembre de 1980, el Ministro en Visita se declaró incompetente para seguir conociendo la causa debido a que existía personal uniformado inculpado; pasando la causa al III Juzgado Militar de Concepción, siendo rolada con el N°446-81.

            El 7 de enero de 1983, en virtud de Decreto Ley 2191 de Amnistía, los tribunales militares sobreseyeron total y definitivamente la causa. Sin embargo, el 18 de diciembre de ese mismo año, la Corte Marcial dejó sin efecto la aplicación de amnistía y cambió el carácter del sobreseimiento definitivo a temporal.

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015