Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

MARCELA SOLEDAD SEPULVEDA TRONCOSO

 

Rut.      : 56.852 de Parral

F.Nacim. : 03-10-55, 18 años a la fecha de detención

Domicilio : Camino a Santa Rosa, parcela Nº 3, Lampa

E.Civil  : Soltera

Actividad : Estudiante de Audiofoniatría, Universidad de Chile

C.Repres. : Militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR.

F.Detenc. : 26 de junio de 1974

                                                                   

SITUACION REPRESIVA

            Marcela Soledad Sepúlveda Troncoso, estudiante universitaria, militante del MIR, 18 años de edad, fue detenida en la mañana del 26 de junio de 1974 en su domicilio ubicado en Lampa, lugar al que hacía poco tiempo se había trasladado con su padre y una prima.

            Hasta la casa llegaron dos individuos de civil, pelo corto, jóvenes, vestidos con impermeables blancos, que se movilizaban en una camioneta de color rojo; le preguntaron a la dueña de casa por Marcela diciendo que eran amigos de ella; al bajar la joven del segundo piso donde se encontraba, uno de los sujetos la saludó tratando de abrazarla gesto que fue rechazado por Marcela. Luego, uno de ellos le pidió ir a su habitación, lugar donde permanecieron ambos durante aproximadamente una hora; el otro sujeto permaneció en la planta baja custodiando la puerta de la casa.

            Al bajar la joven y el desconocido, la dueña de casa preguntó a dónde iban, qué le diría al padre de Marcela cuando regresara, los individuos insistieron haciéndose pasar como amigos; como no pudieron conversar en privado, la joven sólo le señaló: "dígale a mi papá que me fui". Marcela llevaba consigo su máquina de escribir.

            Desde ese momento se ignora el paradero de Marcela quien permanece en calidad de detenida desaparecida.

            Cabe señalar que su madre, Sra. Blanca Troncoso Díaz, se encontraba detenida desde el 29 de mayo. Ese día ella había concurrido al local comercial de propiedad de su esposo ubicado en calle Almirante Acevedo Nº 5220, comuna de Vitacura, donde también funcionaba, en el segundo piso una peluquería atendida por una empleada de la familia, Iris Morales, quien además vivía en el mismo domicilio. En el local se encontraban también, el esposo de la Sra. Blanca, don Juan Sepúlveda, y un hermano de Iris que trabajaba en el almacén.

            Alrededor de las 15:00 horas entraron al negocio tres sujetos que se movilizaban en una camioneta blanca, compraron cigarrillos y luego preguntaron si había una peluquería cerca y qué había en el segundo piso; tanto la Sra. Blanca como el joven empleado respondieron negativamente. Los sujetos subieron e hicieron bajar a don Juan Sepúlveda y a Iris que se encontraban allí. Posteriormente, uno de los sujetos informó que llevarían detenida a la Sra. Blanca porque había "alguien que la conocía", este individuo fue identificado posteriormente por la detenida como Osvaldo Romo Mena, agente de la DINA.

            Con posterioridad este sujeto regresó en varias ocasiones al local comercial a solicitar cigarrillos y licor para, supuestamente, llevarle a la detenida lo que nunca ocurrió; también se le entregó dinero que, según él, aseguraría su bienestar y aceleraría su libertad.

            En una de estas oportunidades, el agente conoció a Marcela a quien preguntó sobre sus actividades y las de su madre y luego la instó a escribirle una nota. Esta situación llevó a don Juan Sepúlveda a decidir trasladarse hasta la casa en Lampa.

            Blanca Troncoso fue conducida hasta el recinto ubicado en calle Londres Nº 38 donde fue torturada e interrogada acerca de militantes del MIR; fue sometida a proceso acusada, según Oficio de la DINA, "como maquilladora de los miembros del Comité Regional del MIR. Activista marxista; participación en reuniones clandestinas".

            Su madre, el 5 de junio, fue trasladada al Estadio Chile junto con otros detenidos. A los pocos días de estar allí, fue llevada a la oficina del Comandante del recinto donde se encontraban dos de los agentes que participaron en su detención, uno de ellos era el Suboficial de Carabineros Basclay Zapata, conocido como "el Troglo"; éste le llevaba ropa y una nota de su hija que decía: "Mamá, no se preocupe nosotros estamos haciendo gestiones por usted, esté tranquila" firmaban Marcela y Tita, ésta última, sobrina de Blanca que vivía en su casa.

            Entre el 20 y 21 de junio la detenida fue trasladada nuevamente, esta vez al Campamento "Tres Alamos"; su hija debía visitarla una semana después pero no llegó.

            En marzo de 1975, Blanca Troncoso fue expulsada del país viajando a Costa Rica, acompañada de su esposo. Estando en este país tomó contacto con personas amigas de su hija y con un alto funcionario del Consejo Mundial de Iglesias, quienes le informaron que Marcela había estado en el Campamento "Tres Alamos". También le señalaron que varios de sus compañeros en el trabajo político habían sido detenidos, entre ellos Eduardo Ziede Gómez, quien fue aprehendido el 15 de junio de 1974 y permanece detenido desaparecido y Eduardo Pizarro quien posteriormente salió expulsado del país desde el Campamento "Tres Alamos".

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            El 2 de junio de 1976 se interpuso denuncia por presunta desgracia, rol 2.667-5 ante el 10º Juzgado del Crimen de Santiago.

            Le ofició al Ministerio del Interior quien respondió que la joven no se encontraba detenida por orden de ese Ministerio.

            El Director del Cementerio General informó que no aparece registrada su sepultación; tampoco se registra su defunción según informe del Registro Civil e Identificaciones. Por su parte, el Instituto Médico Legal informó que no ha ingresado a ese establecimiento el cadáver de la joven.

            Compareció ante el Tribunal la denunciante, Iris Morales, quien ratificó lo expresado en la denuncia.

            En cumplimiento de la orden de investigar, el funcionario de Investigaciones designado para tal efecto, se limitó a entrevistar a la denunciante y consultar a vecinos de Lampa.

            Con estas informaciones, el 27 de julio de 1976, el Juez declaró cerrado el sumario y sobreseyó temporalmente la causa, resolución que fue aprobada por la Corte el 22 de septiembre.

            Con fecha 8 de abril de 1980, el Ministro de la Corte de Apelaciones, Sr. Servando Jordán López, designado Ministro en Visita para el conocimiento de causas por detenidos desaparecidos presentadas ante los Tribunales, solicitó el expediente del proceso por presunta desgracia de Marcela Sepúlveda.

            Previo a esto, con fecha 14 de septiembre de 1979 se había interpuesto una denuncia por presunta desgracia, rol 23.906-7 ante el 9º Juzgado del Crimen, por parte de una amiga de la madre de la joven, Gladys Villarroel Espinoza. El 25 de noviembre esta misma persona solicitó la inclusión de la causa dentro de la Visita Extraordinaria del Ministro Jordán.

            Tal petición fue denegada por el Ministro debido a una confusión respecto de que la causa habría sido iniciada con posterioridad a la Visita; esta situación es luego aclarada al presentar la querella puesto que existía ya la causa 2667-5, iniciada en junio de 1976 ante el 10º Juzgado del Crimen, de tal manera que el 25 de junio de 1980 el Ministro dictó una resolución que reabre el sumario y deja sin efecto el sobreseimiento temporal, dando comienzo a la investigación.

            Compareció la denunciante quien aportó algunos datos acerca del motivo de la detención de la madre de la joven y señala que fue "inculpada de haberle teñido el pelo a Miguel Enríquez", también agregó que, al parecer, el mismo agente que participó en la detención de Blanca Troncoso, Osvaldo Romo, habría aprehendido a Marcela.

            Compareció Iris Morales, quien interpuso la primera denuncia por Marcela, por encargo de sus padres que no se encontraban en el país y quienes le narraron lo sucedido a su hija.

            El segundo Juzgado Militar envió informe solicitado por el Ministro Jordán, en relación a la causa 609-74 tramitada en ese Tribunal contra Blanca Flor Troncoso Díaz y en el cual señala que "la causa está caratulada contra Pedro Herrera Campos, Raúl Soriano Quijón, Luis Silva Silva, Jorge Román Carvajal, y Blanca Flor Troncoso Díaz por Activismo Político. Con fecha 3 de marzo del año 1976 el Fiscal, en su dictamen Nº54, solicitó sobreseimiento total y temporal en la causa, resolución que fue aprobada con fecha 9 de marzo del mismo año por el Comandante en Jefe Divisionario, GDB. Enrique Morel Donoso, ordenándose su archivo el 11 de marzo de 1976".

            En informe firmado por el Ministro del Interior de la época, Sergio Fernández Fernández, fechado el 29 de octubre de 1980, se indica que Marcela Sepúlveda Troncoso no registra detención en C.N.I. desde el 11 de septiembre de 1973 a la fecha; respecto de Blanca Troncoso Díaz, estuvo detenida en virtud del D.E Nº 144 del 10 de junio de 1974, recluida en el Estadio Chile y posteriormente trasladada al Campamento de "Tres Alamos"; el día 31 de marzo de 1975, en cumplimiento del Decreto Supremo Nº 149 del 5 de febrero de 1975 hizo abandono obligado del país por Pudahuel hacia Costa Rica.

            En cuanto a Miguel Krassnoff y Osvaldo Romo informa que no existen antecedentes en CNI.

            Por su parte, el Director General de Investigaciones de Chile, General Fernando Paredes Pizarro, envió los antecedentes de Marcela Sepúlveda registrados en el Departamento de Informaciones en los que figuran dos cédulas de identidad, fecha de nacimiento, domicilio del año 1972 y el último, de 1974, Camino Santa Rosa, Parcela Nº 3 de Lampa, y agrega que " en los años 1977 y 1978 se efectuaron diligencias a objeto de dar con su paradero, ya que figura en nómina de Presuntos Desaparecidos".

            Practicadas estas diligencias, el 18 de agosto de 1981 se declara cerrado el sumario, resolución que fue apelada pero confirmada por la Corte de Apelaciones el 22 de diciembre de 1981.

            En noviembre de 1992 fue detenido el ex agente de la DINA Osvaldo Romo Mena. Meses antes había sido ubicado en Brasil con identidad falsa, siendo detenido en ese país y luego expulsado a Chile. Fue ubicado en el transcurso de diligencias decretadas por el 3er. Juzgado del Crimen en la causa que se seguía por el desaparecimiento de Alfonso Chanfreau Oyarce. A diciembre de 1992, el ex agente era interrogado por distintos Tribunales que tramitan causas de detenidos desaparecidos de los años 1974-1975, aportando nuevos antecedentes en el caso de Marcela Sepúlveda Troncoso.


             Escrito acerca de Marcela

No conozco a Marcela personalmente. Pero por ella, gracias a ella, he llegado a amar a Chile como si fuera mi propia patria. En mayo del año
1983, mientras estudiaba Ciencias Politicas en Venezuela, mi país, decidi ingresar en la Sección Venezolana de Amnesty International. Al
llegar me sugirieron trabajar en el caso de Marcela, el cual habia sido adoptado por el movimiento y asignado a.nuestra Sección en 1977 y
del que se poseían datos equívocos o vagos.

A partir de allí, comenzó todo un trabajo de hormiga, de recomposición de su vida tratando de ubicar a alguien que la hubiese visto en fecha
posterior a su arresto, de los momentos vividos antes de que se la llevaran... Una labor de largo aliento en la cual hay que poner una
perseverancia a toda prueba y poseer la fuerte convicción de que es nuestro deber, de aquellos que seguimos en esta dimensión, sacar a los
"desaparecidos" de las tinieblas.

Supe que Marcela simpatizaba con un proyecto de reconstrucción social que no era grato al régimen  instaurado en 1973,  que trabajaba
arduamente por la liberación de su madre, Blanca Troncoso Diaz, quien habria sido detenida tres meses antes, el 31 de mayo de 1974, y sufrió
como tantos miles de chilenos, un viaje de horror hasta recaer en Tres Alamos, lugar del cual salió para ser expulsada del país en 1975; que
no tuvo tiempo de  amar ni de  tejer sueños de futuro  porque fueron brutalmente extirpados.

Su detencion tuvo lugar una  mañana invernal y fria en la que llegó a la casa de Lampa, en la cual estaba alojando  provisoriamente   junto
con su padre  Juan Alberto Sepúlveda, tras  la detención de su madre. La detencion la efectuaron dos hombres jovenes vestidas de civil, 
que no se identificaron ni mostraron orden  de arresto y que se movilizaban en una camioneta sin patente. 
	
La obligaron a  llevarse con máquina de escribir y una prenda de abrigo. En ese dia  gris, en 26 de junio de 1974, y en un camino
rural lleno  de barro se pierde la pista, a  el pelo negro y los ojos tristes  ... mas no los ideales de  Marcela.

Y  se  pierde porque los  recursos judiciales interpuestos  en   favor por la. Vicaría de la Solidaridad,  (recurso de amparo  del 12.7.1974,
denuncia por presunta desgracia ante el 10° Juzgado del Crimen y querella criminal contra los autores de su arresto) han  resultado
infructuosos,  al  igual  que las gestiones encaminadas  por  la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (donde se registra con el
N°- 1.860 y a la que el gobierno chileno respondió: "No registra antecedentes de estar  o  haber sido detenida en el país),  y Amnesty
International. De las gestiones   realizadas  en estos años largos, intensos, de búsqueda precaria y limitada ya que su familia no podía
vivir en su patria ni llevar a cabo una labor sistemática de denuncia,  quedó un sobreseimiento temporal ,  el 19.1.1982, dictado por el
 Ministro en Visita Servando Jordan en virtud de lo dispuesto en el  Art. 409, N° 1 del Código de  Procedimiento Penal chileno, ya que no
  lo consideraba con méritos suficientes para dirigirló a la justicia    militar. 

A doce años de su desaparición yo, que no tengo relación de parentesco alguno con  esta joven chilena, pero a la que estimo por todo lo que
me ha deparado el trabajo en su  favor, me atrevo a decir que SI TIENE SENTIDO insistir una y otra  vez, con  forma perseverante y tenaz
frente a las autoridades responsables de su destino.  Abogar por Marcela,  ha sido siempre, tomandola como bandera y símbolo,  hacerlo
para que el  problema no caiga en el  olvido. No  son sólo los familiares  los afectados.   Tampoco lo es solo la sociedad chilena,
que tendrá que tenerlos presentes- en cualquier-proyecto  de reconstruccion moral, social, economica y politica del pais, sino todo
un continente lastimado en el cual, por desgracia, se acuno el termino "desaparecido", una palabra lacerante que nunca hubiera debido
existir. 
Una amiga

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015