Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

JULIA DEL ROSARIO RETAMAL SEPULVEDA


Rut : 1.729.886-0
F.Nacim. : 23-09-21, 54 años a la fecha de la detención
Domicilio : Mujica 0275, Santiago
E.Civil : Soltera
Actividad : Profesora Primaria
C.Repres. : Militante Partido Comunista
F.Detenc. : 13 de agosto de 1976

Doña Julia del Rosario Retamal Sepúlveda, soltera, profesora, militante comunista, fue detenida en horas de la tarde del día 13 de agosto de 1976, en la vía pública, entre las calles Vivaceta y Nueva de Matte de la ciudad de Santiago. Su aprehensión la efectuó un grupo de agentes de la DINA (3) que viajaban en auto y llevaban a otra persona detenida, doña Juana del Carmen Vicencio Hidalgo, quien presenció el arresto. La testigo describe la detención en declaración jurada que prestara con fecha 19 de julio de 1979: "Al llegar a Vivaceta con Nueva de Matte me quitaron la venda y en el mismo punto, a pocos metros, se concretó el arresto de Julia, que iba sola caminando con unos bolsos. La forzaron a subir al auto, me preguntaron si era ella y regresamos al centro de detención. Mi reconocimiento, posterior al hecho mismo del arresto, era prácticamente superfluo, pues los agentes daban muestras de conocer perfectamente a su nueva víctima".
Información sobre el motivo de la detención de Julia del Rosario Retamal Sepúlveda, la entregó posteriormente doña Rosa Elsa Leiva Muñoz, quien señaló que la víctima tenía en esa época la calidad de encargada de Solidaridad del Regional Norte del Partido Comunista.
Luego la afectada fue vista en el recinto de detención conocido como Villa Grimaldi, por varios testigos. Una de estas personas, don Pedro Rolando Jara Alegría, detenido entre el 18 y el 25 de agosto, la vio el día 24 de agosto de 1976 - un día antes de ser liberado el mismo- y describe este momento en la forma siguiente: "...fui sacado de mi celda y llevado a una sala grande dividida por tabiques y que tenía el piso de una piedra roja. El agente que me trasladó a ese lugar me autorizó para sacarme la venda y así vi detenidas a 3 mujeres que yo conocía: una de ellas era Juanita Vicencio; otra mujer de chapa "Roxana", de unos 35 a 40 años a quien yo conocía de antes, por lo que sabía que era profesora. Tiempo después y estando ya en Suecia, Haroldo Pérez me comentó que el nombre verdadero de Roxana era Julia o Julieta Retamal".
También doña Rosa Elsa Leiva Muñoz, detenida por la DINA con fecha 10 de agosto de 1976, declara haber visto a Julia Retamal y lo relata en la forma siguiente: "Había otra militante del Partido Comunista a quien le decíamos Roxana, de nombre Julia Retamal...". Agrega: "Julia Retamal era una señora de unos 50 años de edad, de pelo teñido rubio, delgada, pintaba en género: tenía taller por calle Suarez Mujica o Mujica más arriba de Pedro de Valdivia".
Otro testimonio de la presencia de Julia Retamal Sepúlveda en Villa Grimaldi, la dio el testigo que compareció ante la Comisión de Verdad y Reconciliación, don Isaac Godoy Castillo, detenido el 20 de agosto de 1976: "hago presente que durante mi detención fui interrogado en conjunto con Pedro Jara Alegría, Julio Vega, Bobadilla, el tal Jorge y una mujer de aproximadamente 50 años a quien yo conocía desde antes por lo que sabía que era una profesora y cuya chapa era "Roxana. Supe que estuvo en el mismo calabozo con Pedro Jara Alegría y con Juanita Vicencio Hidalgo, y recientemente me enteré por Jara, que se trataba de una mujer de apellido Retamal".
Quien mayores antecedentes aportó sobre el tratamiento que recibiera Julia Retamal en Villa Grimaldi es doña Juana del Carmen Vicencio Hidalgo, con la cual mantenía contacto con anterioridad a ser ambas detenidas, el mismo día 13 de agosto de 1976 y que presenció este hecho: " En cuanto llegamos me dejaron en una celda en la que apenas podía estar sentada en cuclillas. Seguramente oscurecía cuando fui conducida, por segunda vez, a la pieza donde estaba "la parrilla". En ella tenían a Julia Retamal, desnuda, y en ese preciso momento le estaban aplicando corriente. Querían los torturadores que yo recordara o dijera el nombre de una persona por la cual interrogaban a Julia. Manifesté desconocer de quien podría tratarse y volví, custodiada, a la celda. Al tercer día recibí compañía: los guardias trajeron a Julia Retamal. Ella tenía la cara hinchada, negra o totalmente amoratada, moretones y huellas de golpes recibidos en los brazos y las piernas. Como apenas cabíamos en la celda, para sentarnos debíamos hacerlo una sobre la otra, turnándonos. Mi compañera sólo decía que le habían pegado mucho y deseaba morir. Estuvo conmigo dos días con sus noches al cabo de los cuales la trasladaron a la celda aledaña. El sector en que nos encontrábamos, era más conocido como La Torre y más tarde supe que todo el recinto de incomunicación y tortura era la Villa Grimaldi, en Peñalolén".
Todos los testigos de la permanencia de Julia Retamal Sepúlveda en Villa Grimaldi sostienen que a esa fecha se encontraban también allí, y en calidad de detenidos, numerosos otros militantes comunistas, miembros de la Dirección de ese partido y actualmente, muchos de ellos desaparecidos.
Hasta la fecha se desconoce el paradero de la afectada, la que continuó en calidad de desaparecida.


GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS
Con fecha 20 de agosto de 1976, un hermano de la detenida, don Ciro Retamal Sepúlveda, interpuso recurso de Amparo en su favor el que roló con el N°795-76, en el cual se hacía presente la militancia comunista de la amparada que hacía temer por su seguridad, dada la persecución desatada en contra de esa organización política a la fecha. Se solicitó en este mismo recurso informe al Ministerio del Interior, para conocer si existía alguna orden de aprehensión en su contra o se encontraba recluida en algún centro de detención. La respuesta fue que no estaba detenida por orden de ese Ministerio, la que motivó el rechazo del recurso de amparo, ordenando la Corte de Apelaciones que los antecedentes pasaran a conocimiento del Juzgado del Crimen correspondiente, el que debía investigar la posible comisión de un delito con ocasión de la desaparición de la amparada.
La causa sobre presunta desgracia de la víctima se radicó en el Octavo Juzgado del Crimen y tuvo el rol 14.165, iniciándose la investigación con fecha 6 de octubre de 1976. En dicha causa nuevamente se solicitó informe al Ministerio del Interior y se agregaron otras diligencias, tales como solicitar extracto de filiación de Julia Retamal e informe al Departamento de Extranjería de Investigaciones. En la respuesta de ese último organismo se informó sobre la situación de otra persona con los mismos nombres y apellidos, pero nacida el año 1946 y que tenía otra cédula de identidad N°5.027.354, la que sí había salido fuera del país en agosto de 1976. En la causa no comparecieron los testigos de la detención de la afectada, los que a la fecha estaban en el extranjero, como son los casos de Isaac Godoy Castillo y Pedro Rolando Jara Alegría, o fueron amenazados como son los casos de Rosa Elena Leiva Muñoz y Juana del Carmen Vicencio Hidalgo, las que, luego de ser liberadas, fueron coaccionadas para firmar una declaración jurada en la que sostenían no haber estado jamás detenidas y no haber pertenecido nunca a partido o movimiento político.
La causa se sobreseyó temporalmente con fecha 23 de septiembre de 1977 en el Octavo Juzgado del Crimen, por no encontrarse completamente justificada la existencia de un delito. Esta resolución fue aprobada con fecha 16 de noviembre de 1977 por la Corte de Apelaciones de Santiago.
Con fecha 4 de marzo de 1979 esta causa por presunta desgracia, junto a otras sobre la misma materia, fue remitida al Ministro en Visita Extraordinaria don Servando Jordán López, quien tramitó en forma conjunta varios de estos procesos.
Días previos a ser remitido el expediente al Sr.Jordán, un hermano de Julia Retamal solicitó reapertura del sumario, petición que fue resuelta por el Ministro en Visita, que no dio lugar a lo solicitado y devolvió el expediente al Tribunal del Crimen para su archivo, confirmando en esta misma resolución el sobreseimiento temporal.


Lunes 14 de noviembre de 2005 LaTercera

Condenan a Manuel Contreras a tres años de cárcel por secuestro de militante comunista

El magistrado Juan Eduardo Fuentes condenó al  general de brigada del Ejército (R), Manuel Contreras Sepúlveda, en su calidad de ex jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional (Dina) y al  coronel (R) Carlos López Tapia, como ex jefe del centro de detención ilegal Villa Grimaldi, a tres años de presidio por el secuestro de la profesora  Julia Del Rosario Retamal Sepúlveda, el 13 de agosto de 1976.

Sin embargo, Carlos López Tapia recibió el beneficio de pena remitida por su intachable conducta anterior.

El juez indicó que desde 1991, con el retorno de la democracia, ya no se aplica el delito de secuestro calificado, porque se disolvieron organismos represivos, lo que explica lo bajo de las condenas.

El caso

La sentencia establece que el 13 de agosto de 1976, Retamal Sepúlveda, militante  del Partido Comunista, fue detenida y privada de libertad, por sujetos  vestidos de civil, sin que existiera  orden  emanada de autoridad legítima y competente que la justificase, quienes la condujeron hasta el centro clandestino de detención  conocido como "Terranova" o "Villa Grimaldi", recinto donde fue sometida a interrogatorios y tortura,  ignorándose desde entonces su paradero, así como la suerte que ha corrido en su salud física, síquica e integridad personal y  sin  que registre  salidas o entradas al país, como tampoco que conste su defunción.

 

30 de Junio 2006 El El Mercurio

Corte eleva condena a Contreras por secuestro de profesora PC

A 10 años y un día fue elevada la condena que pesaba sobre el

general (r) Manuel Contreras por el secuestro de la militante comunista Julia Retamal Sepúlveda.

Originalmente, el ex jefe de la DINA había sido condenado por el ministro de fuero Juan Eduardo Fuentes a tres años y un día por dicho delito, pero la Cuarta Sala de la Corte de Apelaciones consideró que no corresponde la media prescripción deducida por el juez.

EL tribunal de alzada elevó además a 5 años y un día la condena al oficial (r) Carlos López Tapia, quien también había sido sentenciado originalmente a 3 años y un día.

Éste último se desempeñaba como jefe del centro de detención clandestino de la DINA Villa Grimaldi, hasta donde fue conducida Retamal luego de ser detenida el 13 de agosto de 1976. Desde entonces se desconoce su paradero.

Para la Cuarta Sala, que analizó las apelaciones y tasaciones de ambos condenados, no corresponde aplicar ni la amnistía ni la prescripción en este caso, puesto que se desconoce el paradero de la víctima, y en consecuencia corresponde a un delito de lesa humanidad.


 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015