Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

OSCAR ARTURO RAMOS VIVANCO

 

Rut       : 5.395.900-8 de Santiago.

F.Nacim. : 28-01-52, 24 años al momento de su detención.

Domicilio : Parque Apoquindo, calle 7 Nº 7801, Las Condes, Santiago.

E.Civil  : Soltero.

Actividad            :            Técnico en Radio y Estudiante de Computación.

C.Repres.            :            Militante del Partido Comunista.

F.Detenc. : 5 de agosto de 1976

*****************************************************************

 

Nombre : OSCAR ORLANDO RAMOS GARRIDO

Rut       : 615.705-K de Santiago

F.Nacim. : 10-08-17, 58 años a la fecha de su detención

Domicilio : Parque Apoquindo, calle 7 Nº7801, Las Condes, Santiago

E.Civil  : Casado, dos hijos

Actividad  :            Linotipista y radiotécnico

C.Repres. : Miembro del Comité Central del Partido Comunista. Intendente de Llanquihue hasta el 9 de septiembre de 1973

F.Detenc. : 5 de agosto de 1976

                                                                   

SITUACION REPRESIVA

            Oscar Orlando Ramos Garrido, casado, dos hijos, linotipista, ex Intendente de Llanquihue, miembro del Comité Central del Partido Comunista, fue detenido el día 5 de agosto de 1976, alrededor de las 13:00 hrs. en su domicilio, por un grupo de agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional -DINA- los que, en número de cinco, allanaron la vivienda y procedieron a su aprehensión, introduciéndolo por la fuerza en un vehículo Peugeot de color rojo, en el que estos se movilizaban.

            Junto a don Oscar Orlando, fue detenido su hijo Oscar Arturo Ramos Vivanco, 24 años, soltero, técnico en radio, militante comunista. Ambos se dedicaban a la reparación de radios, labor que realizaban en una habitación de la misma vivienda, habilitada para tales efectos.

            Testigos presenciales del allanamiento y de las detenciones, fueron, Genoveva Ramos Vivanco y un pequeño hijo de ésta de cuatro años de edad -hija y nieto, respectivamente, de don Oscar Orlando- quienes pudieron observar como los agentes detuvieron primero a Oscar Arturo, en los instantes mismos que éste les iba a abrir la puerta del antejardín, siendo esposado e introducido en el vehículo que utilizaban los agentes. Luego, don Oscar Orlando, fue detenido en el taller de radiotecnia, mientras se encontraba trabajando. Inmediatamente los agentes procedieron a esposarlo e introducirlo en el vehículo antes señalado.

            Posteriormente, sus captores trasladaron a don Oscar Orlando Ramos Garrido y a su hijo Oscar Arturo Ramos Vivanco hasta el recinto de detención clandestino de la DINA, denominado Villa Grimaldi. Allí pudo ser visto por varios testigos que lograron sobrevivir a las torturas y, en general, a las condiciones a que eran sometidos los detenidos de aquel recinto de reclusión. Al respecto, don Isaac Godoy Castillo, quien fuera recluido en ese mismo recinto, testimonió haber conversado con Oscar Arturo Ramos Vivanco, quien le contó que había sido detenido junto a su padre, el que también se encontraba en Villa Grimaldi. Además, relata que a Oscar Arturo, los agentes, le robaron un "montgomery" que usaba al momento de su detención, además de cambiarle los zapatos por otros más viejos. Desde ese lugar se le perdió el rastro y no se ha vuelto a saber de su paradero.

            Por otro lado, hay que señalar que, el 4 de agosto de 1976, el día anterior a la detención de Oscar Orlando Ramos Garrido y del hijo de éste, había sido detenido en la vía pública su cuñado Hugo Ernesto Vivanco Vega, en presencia de una testigo, quien informó de esta situación a la cónyuge del afectado, doña Alicia de las Mercedes Herrera Benítez, la que también fue detenida horas después en su domicilio alcanzando, previo a su aprehensión, a comunicarse telefónicamente con su hijo Nicolás Hugo Vivanco Herrera y personalmente con su cuñada Carmen Vivanco Vega (esposa de don Oscar Orlando Ramos Vivanco), a quienes informó de la detención de don Hugo Ernesto Vivanco Vega.

            Posterior a estos hechos, el día 10 de agosto de 1976, fue detenido en la vía pública Nicolás Hugo Vivanco Herrera -quien, al igual que su padre y su tío, también había trabajado en la Imprenta Horizonte- sobrino de don Oscar Orlando, en circunstancias que hacía gestiones para determinar el paradero de sus padres. Todos los aprehendidos, hasta la fecha, son detenidos desaparecidos.

            Aparte de las relaciones de parentesco, unía también a las víctimas, una común militancia en el Partido Comunista, cuyas detenciones tuvieron lugar en medio de una batida, iniciada en el mes de julio de 1976, contra diversos militantes de ese Partido vinculados a la actividad tipográfica, entre los que se encuentran José Tolosa Vásquez (15 de julio), Guillermo Martínez Quijón (21 de julio), Juan Luis Quiñones Ibaceta (23 de julio), Guillermo Gálvez Rivadeneira (28 de julio) y Juan Aurelio Villarroel Zárate (13 de agosto). Todos, al igual que la familia Vivanco Herrera y Oscar Ramos y su hijo Oscar Arturo permanecen detenidos desaparecidos.

           

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            El día 9 de agosto de 1976, se interpuso ante la Corte de Apelaciones de Santiago el Recurso de Amparo Rol Nº713-76 en favor de Oscar Orlando Ramos Garrido y Oscar Arturo Ramos Vivanco. El que fue rechazado el 21 de septiembre de 1976, en virtud del informe del Ministerio del Interior que indicaba: "no se encuentran detenidos ni hay orden de detención en su contra". El 27 del mismo mes y año, la resolución fue confirmada por la Corte Suprema.

            Paralelo a esa resolución, ese mismo día 27 de agosto de 1976, se inició en el Sexto Juzgado del Crimen de Santiago, la causa rol Nº94.579, correspondiente a una denuncia presentada por el delito de secuestro de Oscar Orlando Ramos Garrido y Oscar Arturo Ramos Vivanco.

            La causa fue sobreseída temporalmente en diversas ocasiones. Sin embargo, con fecha 1° de junio de 1978, el magistrado del Sexto Juzgado dictó sobreseimiento definitivo en virtud del D.L. Nº2.191. Sobreseimiento que, posteriormente, fue transformado en temporal por la Corte de Apelaciones. Con posterioridad a esa fecha, con motivo de la designación del señor Servando Jordán como Ministro en Visita para investigar los casos de detenidos desaparecidos en el área Metropolitana, la causa pasó a su conocimiento, hasta que el día 24 de septiembre de 1979 fue nuevamente sobreseída en forma temporal;fue confirmado dicho fallo por la Corte de Apelaciones el 19 de noviembre de 1980, sin que se haya logrado establecer el paradero de don Oscar Orlando Ramos Garrido.

            Es importante señalar que, a pesar de que el Gobierno militar negara la detención de Oscar Ramos Garrido y los demás afectados, en declaraciones correspondientes a los días 14 y 17 de julio de 1976, a través de su División Nacional de Comunicación Social -DINACOS- informó a la opinión pública que, tras operativos realizados por los servicios de seguridad, se había logrado desbaratar 32 casas-buzón del Partido Comunista, las que servían de enlace entre la Dirección Nacional de dicho partido y sus Comités Regionales. El comunicado informaba, además, de la detención de militantes de dicha colectividad, agregando que no se podía entregar más antecedentes a fin de no entorpecer las investigaciones que se realizaban.

            Otro antecedente que vincula la responsabilidad de organismos de seguridad del Estado en la desaparición de los afectados, lo registra la edición correspondiente al 12 de agosto de 1976 del semanario "Qué Pasa", en el artículo titulado "Del MIR al PC", donde se señala que, tras operativos realizados en los últimos días por los organismos de seguridad, habían sido detenidos numerosos militantes y dirigentes del Partido Comunista.

            Junto a los trámites judiciales, la señora Carmen Rosa Vivanco Vega, realizó innumerables gestiones ante organismos y autoridades nacionales e internacionales, sin lograr que la Junta Militar reconociera las detenciones y posterior desaparecimiento de su cónyuge Oscar Orlando Ramos Garrido y su hijo Oscar Arturo Ramos Vivanco.

            A raíz de una carta enviada por la señora Carmen Vivanco al Ministro del Interior, en la cual solicitaba información acerca de sus cinco familiares detenidos desaparecidos, el 16 de agosto de 1977 fue citada al Cuartel General de Investigaciones, en donde fue interrogada por un funcionario al tenor de la carta. Sin embargo, ya el día 14 de ese mismo mes y año -aproximadamente a las 21:00 horas- llegaron hasta el domicilio de la señora Carmen tres individuos jóvenes los que se movilizaban en un auto marca Peugeot, de color blanco, patente NN-663 de Providencia. Dos de ellos se identificaron como miembros de la DINA, provenientes del edificio Diego Portales. En la identificación de uno de ellos sólo alcanzó a ver el apellido "Gómez" y la sigla DINA. El otro que lo acompañaba, manifestó llamarse "Faúndez". Gómez le manifestó que por orden del General Pinochet investigaban lo que se rumoreaba sobre la detención de sus familiares. Junto con ello, le pidió que hiciera una declaración voluntaria, dando cuenta de los hechos. Petición a la que accedió, escribiendo en un papel que los agentes le proporcionaron una breve relación de los hechos, añadiendo que estaba segura que los autores pertenecían a un organismo de seguridad del Gobierno y que hacía esa declaración a la exigencia de los señores Gómez y Faúndez y a petición del General Pinochet. Al leer esto Gómez rompió el papel. Finalmente, escribió otra declaración en la que relataba los hechos, omitiendo que la hacía a petición de los sujetos antes mencionados. Gómez le pidió que dejara un espacio en blanco a lo que ella se negó.

            Por otra parte, el 1° de agosto de 1978, familiares de 70 desaparecidos, entre los que se contaban los de Oscar Ramos Garrido y su hijo Oscar Ramos Vivanco, interpusieron una querella ante el 10° Juzgado del Crimen de Santiago, por el delito de secuestro agravado en contra del General (R) Manuel Contreras Sepúlveda, del Coronel de Ejército Marcelo Luis Moren Brito y del Teniente Coronel de Ejército Rolf Gonzalo Wenderoth Pozo. Al Tribunal se entregaron además las identidades de otros agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), los antecedentes de recintos secretos de detención del mencionado organismo y otros datos relativos a su estructura y medios con que contaba la DINA.

            Sin realizar ninguna diligencia, el 10 de mayo de ese año la Jueza del 10° Juzgado se declaró incompetente y remitió los antecedentes a la Justicia Militar; después de varias apelaciones, en mayo de 1979 la causa se radicó en la 2a. Fiscalía Militar de Santiago, bajo el rol N° 553-78.

            En 1983, el Tribunal tuvo a la vista los cuatro cuadernos de instalación de la Visita Extraordinaria por casos de detenidos desaparecidos de la Región Metropolitana, que sustanció el Ministro Servando Jordán; en ellos se contenía importante información respecto al actuar de la DINA y a la responsabilidad de ese organismo de seguridad de cientos de detenidos desaparecidos.

            Sin que se realizaran diligencias durante cuatro años, el 20 de noviembre de 1989, el Teniente Coronel de Ejército Enrique Ibarra Chamorro, Fiscal General Militar, solicitó para esta causa la aplicación del Decreto Ley de Amnistía (D.L. 2.191) porque el proceso había tenido como finalidad exclusiva la investigación de presuntos delitos ocurridos durante el período comprendido entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1978 y porque, durante los 10 años de tramitación, no se había logrado "determinar responsabilidad de persona alguna". El 30 de noviembre de 1989, la solicitud fue acogida por el 2° Juzgado Militar, el que sobreseyó total y definitivamente la causa -la que aún se encontraba en etapa de sumario- por "encontrarse extinguida la responsabilidad penal de las personas presuntamente inculpadas en los hechos denunciados". Las partes querellantes apelaron de dicha resolución a la Corte Marcial, la que confirmó el fallo en enero de 1992. Se interpuso entonces un Recurso de Queja ante la Corte Suprema de Justicia, la que al mes de diciembre de 1992 aún no evacuaba su resolución.

            (Antecedentes, completos de la querella en contra de Manuel Contreras se encuentran en el caso de Eduardo Alarcón Jara, 30 de julio de 1974).

            La Sra. Carmen Vivanco Vega, cónyuge y madre de los afectados y hermana, cuñada y tía de Hugo Vivanco, Alicia Herrera y Nicolás Vivanco Herrera, ha realizado por años gestiones y actividades de denuncia para poder establecer la suerte de sus familiares. Recurrió prácticamente a todas las autoridades públicas responsables de la seguridad de los ciudadanos, y a varios organismos internacionales que velan por el respeto de los derechos humanos. A pesar de todo ello, sus familiares continúan detenidos desaparecidos.


El Llanquihue Martes 12 de diciembre de 2006
"Perdí esposo e hijo en la dictadura"

En el régimen militar desaparecieron cinco de sus parientes. Paradójicamente, Carmen está pronta a cumplir los 91 años.


Un día antes de la detención de su esposo e hijo, fueron capturados su hermano y cuñada.

Familiares

Los cinco familiares desaparecidos de Carmen Vivanco:

- Su esposo: Oscar Ramos Garrido.

- Su hijo: Oscar Ramos Vivanco.

- Su hermano: Hugo Vivanco Vega.

- Su cuñada: Alicia de las Mercedes Herrera Benítez.

- Su sobrino: Nicolás Vivanco Herrera

Complejos son los sentimientos que confluyen en el interior de Carmen Vivanco por la muerte de Augusto Pinochet.  Ella sufrió de forma extrema el Régimen Militar. Cinco de sus parientes cercanos son detenidos desaparecidos. Entre estos se cuentan su esposo y su hijo.

Su marido, Oscar Ramos, se había desempeñado como intendente en la Provincia de Llanquihue en el último año de la UP y era miembro del Partido Comunista. Su cuerpo, al igual que el de su hijo, nunca más fue hallado y ni siquiera se sabe las circunstancias de su muerte.

Paradójicamente, Carmen está pronta a cumplir los 91 años, la misma edad en la que murió el general en retiro que dirigió el país durante el período en que sus familiares desaparecieron. "Es una pena que haya perecido sin haberse responsabilizado por la muerte de nuestros familiares. Mi esposo, mi hijo, mi cuñada, mi hermano y mi sobrino se cuentan en la lista de desaparecidos. Ellos fueron detenidos los días 4, 5 y 10 de agosto de 1976", relató Carmen Vivanco.

Oscar Orlando Ramos Garrido, esposo de Carmen, tenía 58 años al momento de ser detenidos.

Oscar y su hijo estaban trabajando en la reparación de radios cuando fueron detenidos por las fuerzas de seguridad del régimen.

Cinco agentes de la DINA capturaron a padre e hijo, y los introdujeron a un vehículo de color rojo. Los dos fueron trasladados hacia la Villa Grimaldi.

Un día antes había sido detenido el hermano de Carmen Vivanco, luego desapareció su cuñada y finalmente un sobrino. En total cinco miembros de su familia secuestrados y nunca más encontrados.

"El golpe de Estado tomó a Oscar en Santiago, ya que estaba enfermo de una úlcera y el médico lo mandó hacia la capital nacional. Pero la detención fue tres años después", explicó Carmen.

Durante el mes en que desapareció su esposo y su hijo (agosto de 1976) se realizó una serie de detenciones por parte de la DINA a miembros del Partido Comunista y personas relacionadas con la actividad tipográfica. De hecho, Oscar Ramos Garrido era linotipista y radiotécnico.

"Después de que fue detenido, recurrí a un cuartel para saber donde estaban, pero a Investigaciones y el Instituto Médico Legal no llegaron. Después fui a la Vicaría de la Solidaridad y me ayudaron a poner el recurso de amparo. Lo más probable es que me los mataron, pero yo no puedo vivir un duelo pues aún no veo sus cuerpos. Si viera sus restos podría hacer un duelo, pero la incertidumbre nuestra es eterna. Por esto que la muerte de Pinochet, sin haber sido condenado, es muy grave para nosotros", manifestó Carmen.

El hijo de Carmen, Oscar Arturo Ramos Vivanco, tenía 24 años al ser detenido junto a su padre. Lo último que se supo de él es que le contó a un preso que los agentes militares le robaron su montgomery y le cambiaron sus zapatos por unos más viejos.  

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015