Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

REINALDO SALVADOR POSECK PEDREROS

Rut       : 1.857.243 (124.187, Chillán)

F.Nacim. : 08-07-24, 49 años a la fecha de su detención

Domicilio : Sargento Aldea 628, Chillán

E.Civil  : Casado, 3 hijos

Actividad : Abogado

C.Repres. : Partido Socialista, Secretario Regional; Abogado Jefe del Instituto de Desarrollo Agropecuario

F.Detenc. : 7 de octubre de 1973

 

                                                                   

 

SITUACION REPRESIVA

            Reinaldo Salvador Poseck Pedreros, casado, 3 hijos, abogado, militante del Partido Socialista, fue detenido el 7 de octubre de 1973, a las 17:00 horas, en su domicilio de la ciudad de Chillán, en presencia de testigos, por una patrulla militar que se movilizaba en una camioneta color verde. Dicha patrulla estaba integrada por 5 soldados y por un Teniente de apellido Dirch, quien sacó a la víctima a empellones. Se le condujo al Regimiento de Infantería de Montaña Nº9 de Chillán -cuyo Comandante era el Coronel Guillermo Toro Dávila- en donde fue fichado por un Teniente de apellido Puig. Desde este recinto militar fue trasladado a la 2ª Comisaría de Carabineros, donde fue interrogado bajo apremios físicos por el Teniente de Carabineros Jeldres. Producto de las torturas recibidas, Reinaldo Poseck sufrió un paro cardíaco siendo llevado al Hospital Regional. En dicho plantel recibió atención médica de parte del doctor Guillermo Parra Sepúlveda. Apenas recuperado, fue sacado con destino desconocido por una patrulla militar, sin que se volviera a saber de él. Su detención fue reconocida en publicaciones de la prensa de la época.

            Tal como lo relatara María Soledad Poseck -hija de la víctima- su padre fue detenido por la patrulla militar que lo condujo al Regimiento de Infantería de Montaña Nº9. Allí lo fichó el Teniente Puig, en cuyo poder quedaron el reloj, el anillo y otros efectos personales de la víctima. Por su parte, Raquel Valdés Villablanca, en declaración jurada, testimonió que el 7 de octubre de 1973, como a las 19:00 horas, ella se encontraba en la sala de espera del Regimiento de Chillán, inquiriendo información relativa a otro detenido. En esos momentos introdujeron a la pieza a Reinaldo Poseck -a quien ella conocía con anterioridad- dejándolo sentado en una silla y contra la pared. Momentos después ingresaron el Oficial de Ejército Adolfo Depic y el Suboficial Domingo Gatica, los que se burlaron de él por unos afiches que le habían encontrado en su casa. Al darse cuenta de la presencia de la testigo, los uniformados le exigieron el carnet de identidad y la obligaron a retirarse.

            El 9 de octubre de 1973 -agregó María Soledad Poseck- Reinaldo Poseck fue trasladado a la 2a. Comisaría de Carabineros de Chillán, siendo interrogado por el Teniente de apellido Jeldres, entre otros. Sometido a violentas torturas sufrió un paro cardíaco, debiendo ser llevado al Hospital Regional, desde donde, en la madrugada del día siguiente, fue retirado por una patrulla militar, no obstante la oposición de los médicos que lo atendían.

            José D. Ramos -Coronel de Artillería en Retiro del Ejército y familiar de la víctima- aclaró públicamente, en 1989, que la detención de Reinaldo Poseck se produjo cuando era Comandante del Regimiento de Infantería de Chillán, el entonces Coronel Guillermo Toro Dávila. En su aprehensión tuvo que ver el Capitán de Inteligencia del Ejército, Andrés Jesús Morales Pereira, habiendo participado directamente en los hechos el Teniente Dirch, quien iba a cargo de la patrulla militar. Posteriormente, fue trasladado a la 2ª Comisaría de Carabineros de Chillán, donde fue interrogado, a consecuencia de lo cual debió ser llevado al Hospital Regional para salvarle la vida.

            El Coronel (R) José Ramos, días antes de que ocurrieran estos hechos, se había presentado ante el Jefe de la III División de Ejército, General Washington Carrasco, para advertirle el peligro que se cernía sobre la vida del afectado, quien era hermano del Coronel de Veterinaria del Ejército Teodoro Poseck Pedreros y del Mayor Oscar Poseck Pedreros. En esa oportunidad, el testigo le solicitó al General Washington Carrasco que el caso de la víctima fuera puesto ante un Tribunal de Justicia competente, una vez que el Coronel Toro informara de su detención. Sin embargo, nada de ello ocurrió. Por el contrario, el General Carrasco escribió cortesmente a su ex-compañero de curso Mayor (R) Oscar Poseck -residente en Valdivia- diciendo que lamentaba e ignoraba la detención de Reinaldo Poseck.

            No obstante que todas las autoridades de la época negaron la detención del afectado, el 3 de noviembre de 1973, el diario "Crónica" de Concepción publicó la información de que había caído "la plana mayor del Plan Z de Chillán", encontrándose detenidos "el ex-diputado Rogelio de la Fuente y Reinaldo Poseck". Se agregaba que éstos estaban prófugos desde el 11 de septiembre de 1973 y que, en relación a su captura, las autoridades no habían entregado mayores antecedentes. Un mes antes de esta publicación, en octubre de 1973, la prensa local había informado que se había logrado desbaratar una escuela de guerrillas cuyo jefe era Reinaldo Poseck. Se decía que éste se encontraba prófugo junto a su lugarteniente Cecil Patricio Alarcón Valenzuela, quien actualmente se encuentra desaparecido después de haber sido detenido el 16 de septiembre de 1973.

            María Cecilia Soto San Martín -cónyuge de Cecil Patricio Alarcón- cuando realizaba gestiones para dar con el paradero de éste último, fue recibida, en la Intendencia, por un Teniente de apellido Morales, en cuya oficina había una carátula con fotos de militantes de los partidos de la Unidad Popular. Algunas de estas fotografías estaban rodeadas por un círculo rojo, entre ellas, la de Reinaldo Poseck. Al preguntar la testigo de qué se trataba aquello, el Teniente Morales señaló que eran personas a las que debían detener.

            Hasta la fecha se ignora la suerte corrida por Reinaldo Poseck en manos de sus captores.

           

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            El 23 de septiembre de 1977, ante la Corte de Apelaciones de Chillán, se interpuso un recurso de amparo por el afectado, el que fue rolado con el Nº101.712. El Tribunal ordenó sólo dos diligencias: oficiar a la 2ª Comisaría de Carabineros y al Hospital Regional, no obstante haberse entregado en la presentación todos los antecedentes disponibles relativos a la detención de la víctima.

            El Mayor de Carabineros Hernán V. Rosales Jiménez, Comisario, ofició, el 23 de septiembre de 1977, diciendo que no era posible establecer el ingreso y egreso de Reinaldo Poseck a la 2a. Comisaría debido a que los Libros de Guardia y otros antecedentes "se encuentran actualmente incinerados". Por su parte, el Director del Hospital Regional de Chillán y Jefe del Area de Salud de Ñuble, doctor Reinaldo Flores Astudillo, comunicó que, revisados los registros de la Asistencia Pública y del Hospital a su cargo, Poseck Pedreros no anotaba atención (23 de septiembre de 1977). En virtud de estos dos informes, el 27 de septiembre de ese mismo año, se rechazó el recurso y se remitieron los antecedentes al Juzgado del Crimen correspondiente.

            De esta manera, en el 2º Juzgado del Crimen de Chillán se inició la causa rol Nº46.060 por presunta desgracia de Reinaldo Poseck Pedreros, el 29 de septiembre de 1977. Durante la tramitación de este proceso, el Teniente Coronel de Ejército Hugo Sepúlveda Fuentes, Comandante del Regimiento Infantería de Montaña Nº9 de Chillán, ofició comunicando que el afectado no había sido detenido por una patrulla militar y que no aparecía procesado ni puesto a disposición de la Fiscalía Militar de Ñuble, (18 de octubre de 1977). Ante una orden judicial, Investigaciones informó, el 14 de octubre del mismo año, que el afectado no aparecía como atendido en el Hospital Regional y que en el Regimiento de Infantería de Chillán se les informó que el afectado no había sido detenido por ese personal militar dado que "no figura en ningún libro y, por lo demás, no efectúan detenciones de ninguna índole". En la 2ª Comisaría de Carabineros se les señaló que los libros de la época habían sido incinerados y que "ellos no recordaban que hubiera estado detenida la persona buscada".

            Sin mayores diligencias, el 12 de diciembre de 1977, "estimándose agotada la investigación" se cerró el sumario y se sobreseyó temporalmente la causa por no estar "completamente justificada la perpetración del delito" que había sido denunciado. El 23 de diciembre de ese año, la Corte de Apelaciones de Chillán confirmó la resolución consultada.

 


Fallo Corte suprema - Reinaldo Poseck - 2010

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com


 

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015