Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

 PEDRO ENRIQUE POBLETE CORDOVA

Rut       : 5.205.529 de Santiago.

F.Nacim. : 24-05-47, 27 años de edad a la fecha de la detención

Domicilio : Población José María Caro, 24 Sur, Nº5982, Santiago.

E.Civil  : Soltero.

Actividad : Obrero Metalúrgico.

C.Repres. : Dirigente Sindical, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR.

F.Detenc. : 19 de julio de 1974

 

                                                                   

 

SITUACION REPRESIVA

            Pedro Enrique Poblete Córdova, dirigente sindical, militante del MIR, fue detenido por agentes de la DINA el 19 de julio de 1974, a las 10:30 horas en la intersección de las calles Avda. Matta con San Ignacio, siendo trasladado al recinto clandestino de la DINA ubicado en Londres 38, y posteriormente conducido a Cuatro Alamos desde donde desaparece.

            De la estadía de la víctima en esos centros de reclusión y tortura, constan los testimonios de diversas personas que habiendo sido detenidas por la DINA, dan cuenta de los hechos. En declaración jurada suscrita por la madre del afectado, doña Javiera Córdova Jiménez, hace referencia al ex-detenido don Mario Mallol, quien le señaló haber visto a su hijo en Cuatro Alamos, que era el pabellón de incomunicados de Tres Alamos, él le relató que lo había visto en ese recinto entre los meses de septiembre y agosto de 1974. El afectado fue sacado de allí hacia la Academia de Guerra de la Fach, donde fue interrogado y duramente torturado y luego retornado a Cuatro Alamos. Otra ex detenida, doña Graciela Scarlet Mathieu Loguercio, expone en declaración jurada haber sido detenida por la DINA el 15 de julio de 1974 siendo trasladada a Londres 38 en donde permaneció por alrededor de 10 días. Allí se percato de la presencia de otros prisioneros, entre ellos "el Tito de la Caro" de nombre Pedro Poblete Córdova, quien le pidió que si salía, ubicara a su compañera, el Tito pertenecía al Frente de Pobladores del MIR; agrega la testigo sobre el afectado "que en una oportunidad, fue objeto de un intenso interrogatorio con tortura, después de lo cual volvió en calidad de bulto a la pieza, me lo dejaron caer encima de las rodillas; él me dijo que estaba mal, muy mal, se quedó dormido y se quejaba"; los agentes de la DINA se lo llevaron y ella quedó con la sensación de que Poblete Córdova había muerto. Por otra parte, en la denuncia por presunta desgracia interpuesta en su favor, se indica que el 28 de agosto, y posteriormente en dos oportunidades llegaron hasta su domicilio personas que se negaron a dar nombres y quienes manifestaron haber visto al afectado en Cuatro Alamos, desde donde habría sido sacado en el mes de septiembre de 1974.

            Su nombre figuró en una nómina de 119 chilenos presuntamente muertos en Argentina en enfrentamientos entre grupos de ultraizquierda o en combates con las Fuerzas Armadas Argentinas. Dichas nóminas fueron publicadas por las revistas LEA de Argentina y O'DIA de Brasil, que editaron un sólo número, sin editor responsable y cuyas direcciones como pie de imprenta resultaron ser falsas. Los gobiernos de Brasil como el de Argentina negaron conocer los hechos denunciados, ante lo cual el gobierno de Chile dijo que no había certificación de las muertes ni acreditación de la salida del país de estas personas. El vínculo que unía a estas 119 personas era que todos habían sido detenidos por los servicios de seguridad chilenos y desde ese momento se encontraban desaparecidos.

            Su familia realizó innumerables gestiones y diligencias a fin de dar con su paradero, sin embargo ellas no dieron resultado alguno.

           

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            Con fecha 4 de octubre de 1974, doña Javiera Córdova Jiménez, interpuso un recurso de amparo ante la Corte de Apelaciones de Santiago, rol 1186-74, en el cual expone las circunstancias del arresto de su hijo y la posterior visita a su domicilio de personas que manifestaron haberlo visto en Cuatro Alamos desde donde habría sido sacado. El 22 de octubre el Ministerio del Interior informó que el amparado no se encuentra detenido por orden de alguna autoridad administrativa y que ese Ministerio ignora su paradero. De igual tenor fue la respuesta del General Sergio Arellano Stark, Comandante en Jefe de Area Jurisdiccional de Seguridad Interior II.D.E.; y lo informado por el Comandante de Aviación de Combate. El 8 de noviembre de 1974, con el mérito de lo informado por estas autoridades, la Corte rechazó el recurso de amparo. Dicha resolución fue confirmada por la Corte Suprema al rechazar el recurso de apelación de la parte recurrente. Pese a que la fecha de fallarse el recurso de amparo la familia seguía desconociendo el paradero del afectado, los antecedentes no fueron remitidos al Juzgado del Crimen competente a fin de investigar su desaparecimiento.

            El 4 de diciembre de 1974 su madre interpuso ante el Tercer Juzgado del Crimen de San Miguel una denuncia por presunta desgracia, rol 22.920. En la respectiva orden de investigar diligenciada por Investigaciones, se entrevistó a la denunciante quien ratificó los términos de la denuncia; y las averiguaciones realizadas en la Cárcel Pública y en la Penitenciaría no dieron resultado alguno. También en el proceso consta, la respuesta del Ministerio de Relaciones Exteriores referido al caso de los "119", en la que se afirma que no hay antecedente oficial alguno de que las personas nombradas en las nóminas publicadas en "LEA" y en "O'DIA" hayan fallecido en el extranjero. Tras haber reunido estos antecedentes, la Jueza doña Berta Rodríguez Monardes, con fecha 15 de octubre de 1975, sobreseyó temporalmente la causa, con el fundamento de que no se encuentra acreditado en autos la perpetración de un hecho delictual. La causa fue archivada sin que la resolución de sobreseimiento haya sido consultada al Tribunal Superior.

            Junto a las acciones judiciales señaladas, su familia realizó innumerables gestiones de búsqueda, visitó centros de detención, se entrevistó con autoridades y recurrió a posibles organismos que pudieran darle información, sin haber logrado conocer la suerte de Pedro Poblete Córdova.

            El 26 de noviembre de 1991 se inicia querella por el delito de secuestro agravado de Pedro Poblete. Dicha causa se radicó en el 3er. Juzgado del Crimen de la Corte Presidente Aguirre Cerda bajo el rol 22920-4. A diciembre de 1992 dicha causa se encontraba en estado de sumario con diligencias pendientes.

           

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015