Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

MARIO SAMUEL OLIVARES PEREZ 

Rut       : 68.714, San Antonio

F.Nacim. : 19-11-45, 27 años a la fecha de detención

Domicilio : Villa Los Canelos, Antuco, Los Angeles

E.Civil  : Casado, un hijo

Actividad : Mecánico Empresa Nacional de Electricidad (ENDESA) Central Hidroeléctrica "El Toro".

C.Repres. : Partido Socialista; Dirigente Vecinal.

F.Detenc. : 17 de septiembre de 1973

 

                                                                   

 

SITUACION REPRESIVA

            Mario Samuel Olivares Pérez, casado, 1 hijo, empleado de ENDESA, militante socialista, fue detenido el día 17 de septiembre de 1973, a las 06:00 de la mañana, en su domicilio de la localidad de Antuco, por un grupo de funcionarios de Carabineros del Retén local, entre ellos el Sargento Manuel Osses Pereira y el Cabo Víctor Pincheira Zurita -cuya placa era la N°36 de Bío Bío- acompañados de tres militares y movilizados en una camioneta municipal color amarilla. Los agentes dijeron que tenían órdenes de detener a Mario Olivares, por lo que apenas le dieron tiempo para vestirse, señalando que se lo llevaban al Retén de Carabineros de Antuco, a 4 kilómetros de distancia.

            Al día siguiente, la cónyuge, Erika Díaz Araya, se presentó en el recinto policial, en donde el mismo Sargento Manuel Osses le dijo que ignoraba dónde podía encontrarse el afectado, puesto que ellos sólo habían participado en la detención para luego entregarlo a una patrulla militar.

            Días después de estos hechos, dos militares se presentaron en el domicilio de la víctima, y se llevaron la cédula de identidad de ésta, habiendo amenazado a Erika Díaz con detenerla también a ella.

            No obstante negarse la permanencia de Mario Samuel Olivares en el Retén policial, Naldo Hernán Sanhueza -quien se encontraba en esa fecha detenido precisamente en ese lugar- declaró que el día 23 de septiembre de 1973, lo sacaron del calabozo, y al pasar por un pasillo del recinto policial, vio tirado en el suelo a Mario Olivares Pérez, prácticamente agónico y con evidentes signos de haber sido torturado. En iguales condiciones vio a Mario Belmar Soto, hoy desaparecido.

            Según Naldo Sanhueza, en el Retén, además del Sargento Osses, estaban los carabineros Víctor Jaque, uno de apellido León y otro de apellido Fuentes. También vio muchos militares, los que estaban ubicados en el sector trasero del Retén, en las pesebreras, que era donde se torturaba a las personas. El 22 de septiembre, en la noche, escuchó que los militares le ordenaban a un grupo cantar "Venceremos" y luego ráfagas de metralleta.

            La detención y desaparición de Mario Samuel Olivares se cuenta entre los numerosos casos de personas detenidas-desaparecidas de la localidad de Villa Los Canelos, vinculadas a las actuaciones de Carabineros del Retén de Antuco y de El Abanico, así como a las de los militares del Regimiento de Los Angeles y de civiles de la zona. Estas acciones significaron el desaparecimiento de nueve personas, ocho de ellas trabajadores de ENDESA. Los afectados fueron además de Mario Olivares Pérez, Luis Leopoldo Sepúlveda Núñez, Plutarco Enrique Coussy Benavides, Víctor Jerez Meza, Manuel Antonio Aguilera, Exequiel Verdejo, Manuel Sepúlveda Cerda, José Badillo García, y Abel Carrasco Vargas.

            Al respecto, el Sargento Manuel Segundo Osses Pereira declaró ante el Tribunal que, en septiembre de 1973 era Jefe del Retén de Antuco, y que, por lo tanto, recibió órdenes de detener a los "elementos extremistas de izquierda" y a los integrantes de las Juntas de Abastecimiento Popular (JAP) y Juntas de Vecinos. "Aunque no daban nombres o una lista de personas que debíamos detener -declaró el Sargento de Carabineros- ubicábamos a las personas reconocidas como tales".

            Aunque afirmó no recordar el caso del afectado, señaló que efectivamente detuvo a personas en Villa Los Canelos -a 15 kilómetros de Antuco- haciéndose acompañar por militares y ocupando la camioneta de la Municipalidad de Quilleco, que era de color amarillo. Los detenidos eran llevados a la Tenencia, desde donde los retiraban patrullas del Ejército para trasladarlos a Los Angeles. Señaló que en una oportunidad pasaron funcionarios del Servicio de Inteligencia Militar, los que iban al mando del Suboficial de apellido Paredes.

            Estas declaraciones se vieron corroboradas por el testimonio del Cabo de Carabineros Víctor Pincheira Zurita, quien afirmó que efectivamente los carabineros del Retén de Antuco practicaron detenciones de personas cuyos nombres aparecían en listas entregadas por el Ejército. Agregó no recordar a Mario Olivares y que los detenidos eran traspasados a patrullas militares.

            Años después, en enero de 1977, la prensa local informó que el afectado había sido fusilado junto a otras dos personas. Sin embargo, hasta el día de hoy, dicha información no ha podido ser confirmada ni existe certificación oficial de la muerte de Mario Samuel Olivares ni entrega de su cuerpo.

           

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            El 30 de abril de 1975, en la Corte de Apelaciones de Concepción se presentó un recurso de amparo por Mario Samuel Olivares, rol N°3420. Durante la tramitación de éste, las autoridades consultadas negaron su detención. El General de Brigada e Intendente de la VIII Región, Nilo Floody Buxton, informó a la Corte que se "ignoran antecedentes al respecto". El 20 de junio de 1975, se rechazó el recurso y se remitieron las piezas al Juzgado de turno de los Angeles para que instruyera el sumario.

            Así, el 2 de julio de 1975, en el 1er. Juzgado del Crimen de Los Angeles se inició un proceso por presunta desgracia, el que recibió el rol N°46.922. En esta causa, además de Erika Díaz Araya, declararon los carabineros Manuel Osses Pereira y Víctor Pincheira Zurita. Investigaciones, por su parte, respondiendo a la orden de investigar, informó que Mario Samuel Olivares era buscado por los Servicios de Inteligencia por aparecer comprometido en el "Plan Endesa" (acusación de plan para volar las centrales hidroeléctricas de "El Toro" y "El Abanico").

            Sin mayores diligencias, el 22 de septiembre de 1975 se cerró el sumario y se sobreseyó temporalmente la causa. La Corte de Apelaciones de Concepción aprobó la resolución el 19 de noviembre de 1975.

 


Informacion recibida de CODEPU:

 

Informe de detención Compañero Juan Ramón Olivares Pérez.




Fecha de Nacimiento: 21 de enero de 1943

Profesión o Actividad: ELECTROMECÁNICO.

Estado Civil: CASADO

Esposa: María Gazul Jure (sobrevive en Chile)

Número de hijos, estado civil y edad de cada uno:

1- Maritza Olivares Gazul, Casada, 3 hijos.

2- Jacqueline Olivares Gazul, Casada, o hijos.

3- Juan Olivares Gazul, Soltero, 1 Hijo.

4- Marcela Olivares Gazul, casada, 2 hijas.

5- Iván Olivares Fernández, Soltero.

6- Camila Olivares Fernández , Soltera.

1º DETENCION:

CARACTERÍSTICAS:

Juan se desempeñaba como Trabajador de la Empresa Nacional de Frigoríficos ENAFRI-ECA. Era Presidente del Sindicato Unico Nacional de la empresa. Presidente del Cordón Industrial de Estación Central y Dirigente Nacional del Frente de Trabajadores Revolucionarios, FTR, Dirigente Provincial de la Central Unica de Trabajadores, CUT y Miembro del Comité Central del MIR.


FECHA: En noviembre de 1975


LUGAR: En su domicilio de Puente Alto

CIRCUNSTANCIAS: lo esperaba un fuerte contingente de civiles y de uniformados de la Fuerza Aérea de Chile. Al interior de su casa con su mujer tomada de rehen, al ingresar él a su casa es inmediatamente reducido y subido a un vehículo de la F.A.CH.


ES TRASLADADO A: Tres Alamos, y Villa Grimaldi. Durante 19 días. Posteriormente fue trasladado a la penitenciaría, luego de 1 año y tres meses, es deportado a Inglaterra, junto a toda su familia, esposa e hijos.


JURÍDICAMENTE, tuvo dos condenas a Pena de Muerte y luego fueron cambiadas a cadena perpetua y posteriormente, transformado en pena de extrañamiento de por vida.


RESPONSABLES: Civiles y Uniformados de la Fuerza Aérea de Chile.


Mientras estuvo detenido en Villa Grimaldi, fue torturado personalmente por Osvaldo Romo, quién conocía a Juan Olivares Perfectamente.


CANTIDAD DE AGENTES, IDENTIDADES: 10 civiles y 20 uniformados de la Fuerza Aérea de Chile.


MEDIOS UTILIZADOS: Armamento de tropa.


TESTIGOS DE LA DETENCIÓN: Su compañera, Silvia Fernández, con un embarazo de tres meses. Ella también estuvo detenida en Villa Grimaldi, al mismo tiempo. Le sobrevive.


TESTIGOS DEL CENTRO DE TORTURA VILLA GRIMALDI:

Personas que estuvieron con Juan en Villa Grimaldi, Clara Temblay.


2º DETENCION:


Ingresa al país SOLO, por el Aeropuerto Internacional de Pudahuel, el día 6 de Marzo de 1980, bajo la implementación de la operación retorno.


Se incorpora al trabajo de asesoría y apoyo de organización sindical de Santiago y de algunas regiones.


Trabajábamos en nuestra especialidad de electricistas en obras y fundamentalmente en la feria internacional de cerrillos FISA.

Al término de la obra, a las 13:00 horas del día 6 de noviembre nos separamos en General Velásquez con Alameda, estábamos juntos tres hermanos, Simón Alejandro y Juan. Simón regresa a su hogar al Puerto de San Antonio, Yo debo esperar hasta las 15 horas para juntarme una vez nuevamente con Juan, en la casa de repuestos eléctricos Flores y Kerting ubicada en calle Chacabuco entre Alameda y Romero, para comprar unos repuestos para un nuevo trabajo, que íbamos a iniciar el día 7 de noviembre en el Stand Chino, al interior de la FISA


Cuando yo llego a reunirme con él, e intento ingresar a Chacabuco por alameda, se encontraba el sector completamente acordonado por carabineros y entre las dos calles mencionadas un contingente indeterminado de civiles armados, que se desplazaban rapidamente de un lado a otro.

Los vendedores de flores y kersting relatan haber visto a Juan comprar en el local, y luego haber sido detenido al salir de este junto a una segunda persona, Rubén Horta Jopia, la detención la efectuaron civiles, fuertemente armados. En vehículos nuevos.

Durante la noche del día 6 de noviembre de 1980, se escucha un flash de prensa en la Televisión Nacional donde se habría producido un enfrentamiento entre la CNI encabezada por Alvaro Corvalán y presuntos extremistas. Quienes murieron al ser repelidos por las armas de la CNI. En las afueras del cuartel de Borgoño, de la CNI, por calle Santa María, (Donde actualmente se encuentra el cuartel de Investigaciones de Chile. (Juan y Rubén se enfrentaban en una Citroneta modelo ASAM del año 1959, como consta en la prensa del día siguiente, el cuerpo de Rubén Horta Jopia fue reconocido por su familia y entregado, en cambio, el cuerpo de Juan se mantuvo durante 15 días en el Instituto Médico Legal, debido a que se estaba confirmando su identidad)


Posteriormente, cuando a través de la prensa se indica la Identidad de Juan Olivares Pérez como uno de los extremistas caídos en el enfrentamiento, la familia se hace presente en el Instituto Médico legal. Un parte de defunción decía fallecimiento por herida de bala, entonces su cuerpo fue entregado a mi madre, María Pérez y mi Hermano mayor Luis Marcial Olivares Pérez, en una urna sellada el día 21 de Noviembre de 1980.


Mientras realizábamos el Velorio de Juan, y buscando respuesta a este crimen es que abrimos la urna y constatamos que su cuerpo había sufrido en corto tiempo, horribles torturas e innumerables balas lo habían cruzado a lo largo de la cabeza a la rodilla, faltando las uñas del pie izquierdo y su mano derecha. Su cuerpo estaba quemado con instrumentos candentes. Las investigaciones indican que la responsabilidad como hechos material recae en Alvaro Corvalán, agente de la CNI.


Para la familia Olivares Pérez, esta información de la Televisión y prensa escrita es Falsa, Juan Olivares Pérez y Rubén Horta Jopia, no murieron en un enfrentamiento dado que ellos como ciudadanos no portaban armas, sino fallecieron producto de las torturas aplicadas por Alvaro Corvalán y sus subalternos.

 

Informe de detención Compañero Mario Samuel Olivares Perez



Dirigente del Sindicato ENDESA, central Hidroeléctrica El Toro, Rayenco, ciudad de Los Angeles, IX Región.



Detenido en día 17 de septiembre de 1973 en su casa en presencia de su esposa Erica Díaz y su hijo Mario Olivares de 6 años.


A las 6:00 A.M. llegaron a su casa ubicada en el Pueblo llamado El Canelo, a 8 kilómetros de su trabajo, luego de bajar de los cerros que limitaban con Argentina, y bajo una actitud pacífica, como fue toda su vida, se quedó a pernoctar en ella. A esa hora llegaron militares y carabineros a cargo del Teniente de Carabineros de apellido Fuentes, irrumpiendo en su hogar el Sargento de carabineros de Apellido Pincheira, junto al cabo Pacheco, que venía como agente de civil, más dos carabineros no identificados, golpearon fuertemente la Puerta de la casa, la que abrió su esposa y estos de un empujon llegaron hasta el dormitorio donde se encontraba Mario ya incorporado en su lecho. Con palabras groseras y amenazantes lo tiraron al piso desde allí lo hicieron vestirse, amarrándolo de manos con un largo y grueso cordel, lo sacaron al patio donde su esposa Erika se percató de que la casa se encontraba completamente rodeada por carabineros y militares. Entre ellos se encontraban:


El Teniente de carabineros de Apellido Fuentes,


El oficial que estaba a cargo el Teniente Cruz, quien era un reconocido agente de la DINA en la zona , cabe destacar que el carabinero Fuentes fue dado de baja poco antes del golpe y reintegrado después, en ese intentando que era un civil era el Jefe de Patria y Libertad de Los Angeles, quien golpeó violentamente a Mario en presencia de su esposa y de su hijo, con algo contundente que posaba en sus manos, Mario cayó con un corte en la seja de donde sangraba profusamente

En ese minuto Erika percibe que había un oficial de mas alto rango también muy conocido en la zona, un Capitán de Apellido Marcha.


A Mario lo amarraron en la parte posterior de un Jeep militar y lo arrastraron violentamente desde ese lugar, El Canelo, hasta la tenencia Antuco, que son aproximadamente entre 20 y 23 kilómetros.


Por lo tanto el Teniente Fuentes, el Teniente Cruz, Cabo Pacheco, y el Capitán Marcha, son los responsables directos de la detención, tortura, desaparecimiento o y posterior muerte de Mario. Sobre los cuales la justicia debe hacer su cometido.


Existe un cuarto nombre, se trata de un civil, que fue instalado junto al dueño del único hotel que existía en el pueblo de El Canelo, encargado de vigilar la aparición de Mario. Se trata del Jefe de Personal y funcionario de ENDESA, de apellido Rojas (de esa época). Además este personaje de Apellido Rojas, fue quien denunció a todos los dirigentes de la Empresa.


Mi padre Vicente Olivares Steves, llegó a su hogar el día 18 de septiembre del mismo año, a saber de la suerte corrida por Mario y yo Alejandro Olivares, llegué el día 21, ese mismo día cerca de las 18:00 horas, llegó una patrulla de militares a la casa de Mario, en El Canelo, allanando la residencia de Mario en busca de armamentos y documentos que lo implicaran, lo que se llevaron fue un carnet de identidad de Mario que estaba vencido. Llama la atención que Mario ya estaba en calidad de desaparecido cuando se sucede este allanamiento.

Luego de una incansable búsqueda, de 29 años, recién el día 6 de Noviembre de 2002, el Poder Judicial en la persona del Juez Guzmán, nos entregó sus restos, una vez autentificado en el exterior su condición de ADN.


Originalmente, el cuerpo mutilado de Mario fue enterrado en Los Patios de la Caballeriza del Retén de Antuco, para luego en 1989 su cuerpo junto al de otros dirigentes fue exhumado y vuelto a enterrar en el Pueblo de Nacimiento, en un terreno baldío.


Como consta en el protocolo de la autopsia entregada por el Instituto Medico Legal a través del Ministerio del Interior, a Mario, le cerrajó un tiro en el cráneo con salida de bala en la mandíbula, llamado tiro de gracia.


Informe de detención Compañero Vicente Olivares Stevens.



Mi padre Vicente olivares Steves, nace en Santiago el día 14 de Febrero de 1914

Residente de la calle Ramón Rivas Nº 532, Población Alessandri, comuna Estación Central.

Profesión o Actividad: ELECTRICISTA, MUSICO PROFESIONAL DE LA SINFÓNICA NACIONAL (VIOLINISTA)

Estado Civil: CASADO

Esposa: María Ester Pérez Guajardo.

Número de hijos, estado civil y edad de cada uno:

1- VICENTE OLIVARES PEREZ, CASADO, 3 HIJOS, FALLECIDO.

2.- NELSON HUMBERTO OLIVARES PEREZ, CASADO, 66 AÑOS, 3 HIJOS,

3.- LUIS MARCIAL OLIVARES PEREZ, CASADO, 2 HIJOS, FALLECIDO.

4.- JUAN RAMON OLIVARES PEREZ, 6 HIJOS, FALLECIDO.

5.- MARIO SAMUEL OLIVARES PEREZ, 1 HIJO, FALLECIDO.

6.- SIMON GENARO OLIVARES PEREZ, CASADO, 55 AÑOS, 2 HIJOS.

7.- FRANCISCO GABRIEL OLIVARES PEREZ, 2 HIJOS, FALLECIDO.

8.- ALEJANDRO CESAR OLIVARES PEREZ, 51 AÑOS, 4 HIJOS.

En 1974, mi padre Vicente, estaba en calidad de Jubilado Portuario, casado.

Residía en santiago, la dirección antes mencionada.


El día 26 de Febrero de 1974, salió en dirección a la caja de Empleados Públicos y Periodistas a cobrar su jubilación, desde ahí no regresa, la familia inicia una intensa búsqueda y se le encuentra el día 27 de febrero en el registro de detenidos de la Comisaría Alessandri, ubicada en la actual comuna de Estación Central, ubicada en ese entonces en Av. Luis Infante Cerda altura del 600. El funcionario de turno indica que había sido trasladado a la cárcel de Capitán Yavar. Pero al llegar allá y buscarlo en las demás cárceles de santiago, no se le encuentra registrado.

Nuestro parecer es que carabineros lo tuvo detenido durante 7 días, a merced de malos tratos, torturas y vejámenes.

Finalmente es encontrado el día 4 de Marzo de 1974 a las 16: horas en calle la cañada entre Capitán Gálvez y Antártica, en un terreno que mostraba claras huellas de vehículos, y el muro donde yacía estaba ensangrentado, indicando que había sido tirado desde una determinada altura al suelo, permanecía con una bala en el corazón, con salida de proyectil hacia la espalda, provocada por un arma de grueso calibre. (fusil sik o sub ametralladora).

Estaba con su cédula de identidad y el pago de su jubilación íntegro en su bolsillo trasero del pantalón. Por lo tanto él fue detenido una vez que se retiraba del centro de pagos.

El cuerpo es encontrado y reconocido por los hijos mayores y retirado por el Instituto Médico Legal este a su vez lo devuelve a la familia en una urna sellada, con un certificado de defunción que decía fallecimiento por obstrucción al miocardio, con salida de proyectil.

Por lo tanto la responsabilidad legal de la muerte de mi padre Vicente, recae sobre las Autoridades Máximas de la Comisaría Alessandri de la época. Dado que ellos fueron legalmente los últimos en poseerlo.
 

 

 


Fallo primera instancia - Caso ENDESA - 2010

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015