Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

JOSE GUILLERMO ORELLANA MEZA

Rut                   :            4.141.446

F.Nacim.            :            19-08-38, 35 años a la fecha de su detención

Domicilio                :      Carmen Mena Pje.42, Casa 9, Las Industrias, San Miguel, Santiago

E.Civil              :            Casado, 1 hijo

Actividad           :              Empleado del Servicio Nacional de Salud. Rondín Hospital Barros Luco. Dirigente Sindical.

C.Repres.            :            Militante del Partido Socialista

F.Detenc.            :            22 de enero de 1974

 

                                                                   

 

SITUACION REPRESIVA

            José Guillermo Orellana Meza, casado, un hijo, empleado del Hospital Barros Luco, dirigente sindical, militante del Partido Socialista, fue detenido en la madrugada del 22 de enero de 1974, en su lugar de trabajo y ante testigos, por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), que se movilizaban en un automóvil particular, quienes lo condujeron al Regimiento Escuela de Ingenieros Militares de Tejas Verdes, desde donde desapareció.

            Tal como lo relató Adriana Chávez -cónyuge de la víctima- José Guillermo Orellana salió de su hogar el 21 de enero de 1974, alrededor de las 19:00 horas, para tomar su turno en el Hospital Barros Luco, el que duraba hasta las 07:00 de la mañana del día siguiente. Sin embargo, dado que el afectado no retornó, ella se dirigió al recinto hospitalario para preguntar por su esposo. Los Jefes directos de éste se negaron a proporcionarle informaciones. Fue el portero del lugar -quien no quiso identificarse- el que le comunicó que aquella madrugada habían ingresado civiles al Hospital, que procedieron a la detención de José Guillermo Orellana. Los hechos fueron confirmados por la telefonista del Barros Luco, la que le hizo entrega a Adriana Chávez de un lápiz perteneciente a la víctima y de una cantidad de dinero que éste le había dejado.

            Después de este suceso, Adriana Chávez inició una intensa búsqueda de su marido por los diferentes centros de reclusión de la época, sin obtener resultados. No obstante las continuas negativas de las autoridades, alrededor de 15 días después de ocurrida la detención del afectado, Jorge Morales -un portero del Hospital que había sido detenido poco tiempo antes que Orellana Meza y que venía saliendo en libertad- le comunicó que había estado detenido junto a su marido y le entregó un recado personal que éste le enviaba.

            Por otra parte, Manuel José Salinas Letelier fue testigo de la reclusión de José Guillermo Orellana en el Regimiento de Tejas Verdes. El declarante había sido detenido el 16 de enero de 1974 y, entre otros recintos, permaneció en Tejas Verdes, en donde fue violentamente interrogado y torturado. Estuvo recluido en ese lugar hasta el 22 de abril de 1974. Además de otros presos, recuerda haber estado con José Guillermo Orellana, quien le dijo que era trabajador del Hospital Barros Luco. Un día fue llevado a un interrogatorio y no volvió.

            César Valenzuela Osorio -vecino y amigo del afectado- también fue testigo de la presencia de Orellana Meza en el Campamento de Detenidos de Tejas Verdes. El declarante fue detenido el 24 de enero de 1974 y señala que con fecha 25 de enero de ese año fue trasladado, en un camión frigorífico, junto a otros detenidos, al Regimiento de Tejas Verdes, en donde permaneció hasta el 28 de febrero de ese mismo año.

            En ese recinto militar, César Valenzuela fue ingresado a una cabaña de madera y, al día siguiente (26 de enero), fue sacado al patio. Ahí se encontró con José Guillermo Orellana Meza, el que le contó que lo habían detenido en el Hospital Barros Luco y que lo estaban interrogando y torturando por unas supuestas armas que se encontrarían en el plantel hospitalario. Posteriormente, los dos amigos quedaron en la misma cabaña. El testigo recuerda que un día el afectado fue sacado para ser nuevamente interrogado, regresando alrededor de las 19:00 horas. Aproximadamente a las 10:00 de la noche, tuvieron que llamar al guardia porque el afectado estaba en muy mal estado, presentando convulsiones en todo su cuerpo. César Valenzuela lo estuvo atendiendo y se quedó con la impresión de que fue sacado muerto de la mediagua, pues no le sintió signos vitales ni pulso. El declarante conocía estos síntomas por sus muchos años de trabajo como practicante de control en el Hospital Barros Luco (se desempeñó allí hasta el mes de agosto de 1972).

            Antes de ser detenido, en noviembre de 1973, el afectado fue citado a prestar declaraciones a la Prefectura Sur-Oeste de Investigaciones. Al retornar a su casa, José Guillermo Orellana le contó a su cónyuge que lo habían acusado de participar en reuniones de carácter político, junto a otras personas que formaban parte de una lista que los detectives tenían en su poder. Entre los nombres figuraban funcionarios del Hospital Barros Luco.

           

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            El 8 de enero de 1975 se interpuso un recurso de amparo por el afectado ante la Corte de Apelaciones de Santiago, rol N° 33-75. Durante la tramitación, se ofició a distintas autoridades para que informaran sobre la situación de la víctima. El 4 de febrero de 1975, el General de División y Ministro del Interior, Raúl Benavides Escobar, respondió al Tribunal diciendo que Orellana Meza no se encontraba detenido por orden de esa Secretaría de Estado.

            El 13 de febrero de 1975, y en virtud de dichos informes se rechazó el recurso, remitiéndose los antecedentes al Juzgado del Crimen correspondiente.

            De esta manera se instruyó la causa rol N.41.959-11 en el Primer Juzgado del Crimen de San Miguel, el 24 de febrero de 1975. Ante una orden judicial, Investigaciones informó al Tribunal haber concurrido al Hospital Barros Luco en donde se constató que efectivamente figuraba la llegada al trabajo de Orellana Meza, pero no su retirada. "Según averiguaciones -se agregaba- personal de civil, ignórase de qué repartición, lo llevaron detenido, sin dar explicaciones de ningún tipo". Se averiguó también en las distintas Unidades de Investigaciones y en la Prefectura de Santiago, así como en la Cárcel Pública, Penitenciaría, Instituto Médico Legal y en "las Oficinas de Informaciones de Detenidos de las Fuerzas Armadas". No se obtuvieron resultados positivos, (1° de abril de 1975).

            Sin otras diligencias, el 22 de abril de 1975 -dos meses después de iniciado el proceso- se cerró el sumario y se sobreseyó temporalmente la causa por no estar acreditada la existencia del delito. La resolución no subió en consulta a la Corte de Apelaciones.

            El 30 de marzo de 1979, la Corte de Apelaciones de Santiago solicitó el proceso de la víctima, traspasándolo, el 11 de abril de ese mismo año, al Ministro en Visita Servando Jordán López, designado en calidad de tal para investigar los casos de detenidos-desaparecidos denunciados en la jurisdicción de Santiago. El Ministro Jordán devolvió los antecedentes al Juzgado de origen por no corresponderle su tramitación.

            Por su parte, Adriana Chávez realizó numerosas gestiones administrativas tendientes a dar con el paradero del afectado. Entre éstas, escribió a distintas autoridades. El 23 de abril de 1974, el Coronel de Ejército Orlando Ibáñez Alvarez, Jefe del Estado Mayor de la Zona en Estado de Sitio de la Provincia de Santiago, le respondió diciéndole que José Guillermo Orellana Meza no se encontraba detenido por dicha Jefatura.

            Hasta hoy José Guillermo Orellana Meza permanece en calidad de detenido-desaparecido.

           


Recibimos este mensaje  el 11-6-08:

Estimados Amigos:
 
 Les escribo desde Buenos Aires, aqui vivo junto a mi padre, Don Hector René Menares Mena, hace mi padre hace unos días me comento de un hecho que detono mi intensa busqueda de la verdad. Resulta que mi padre, trabajaba en el hospital Barros Luco, y fue secuestrado desde su lugar de trabajo, en el casino de medicos, en fecha similar a la del testimonio que se cuenta del Sr. José Guillermo Orellana Meza, 1974. Según el relato de mi padre, el fue sacado y trasladado en una camioneta con lo ojos con un adhesivo y sobre ellos unos anteojos, llevado a un lugar sin sacarle el vendaje y torturado y tambien preguntandole por donde estaban las armas.
 
 Muchas partes de su relato me recuerdan el testimonio de José Orellana, es más creo que era el compañero de mi papa en aquella cabaña, ya que la noche en que se lo llevan el durmio solo en aquellas camas compartidas, ya que los hacian dormir de a dos. y recuerda perfectamente como a la mañana siguiente el oficial a cargo de venir a levantar a los prisioneros llevaba las chalas que pertenecian a quien nunca más volvio.v
 
 Mi padre dice que a él le encargaron hacer el pan que los prisioneros comian en el campamento, jamas contacte a nadie sobre esto, jamas como familia supimos que hacer ni donde concurrir pero si alguien recuerda algo que corrobere la historia de mi padre les agradecer'ia me informe ya que como familia necesitamos saber que paso en ese tiempo con él.
 

 Hoy me encuentro en Buenos Aires, y este año estoy gestionando una jubilación de edad avanzada para mi padre, en 1989 el INP, me certifico los años que tenían las imposiciones de mi padre, con sorprose compruebo que efectivamente, mi papá trabajo en el S.N.S, y la fecha que figura como su finalización el Hospital Barros Luco, es 30.06.1974, fecha de su detención.
 
 Los datos de mi padre son:
 Hector René Menares Mena
 Rut 2.895.002-0
 
 Ruego entonces, si alguien sabe algo o vio a mi padre en ese campo de concentración por favor se contacte conmigo a:
 Rene Menares
 Rivera 4785 4º D
 (1431) - Ciudad Aut. de Bs.As.
 . Argentina
 (5411) 4522-8751
 rene_menares@fibertel.com.ar
 
 Saludos,
 
 Rene Menares


 

Fallo primera instancia Orellana Meza - 2008

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015