Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

NEWTON LARRIN MORALES SAAVEDRA

Rut       : 2.920.768-2, Santiago

F.Nacim. : 30-08-34, 39 años a la fecha de detención

Domicilio : Calle 5, casa Nº 4705, Villa Frei, Ñuñoa, Santiago

E.Civil  : Soltero

Actividad : Ingeniero Eléctrico; se desempeñaba como capataz en una obra de construcción. Hasta el 11 de septiembre de 1973 trabajó como electricista en la Planta Polyester de la Empresa Textil Sumar. Suboficial de la Armada en Retiro

C.Repres. : Militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR.

F.Detenc. : 13 de agosto de 1974                                                               

 

SITUACION REPRESIVA

            Newton Larrín Morales Saavedra, soltero, Ingeniero eléctrico, militante del MIR, fue detenido el 13 de agosto de 1974, aproximadamente a las 21:30 horas, en su domicilio ubicado en la comuna de Ñuñoa.

            Hasta la vivienda llegaron tres individuos de civil en su búsqueda, señalando a la madre ser amigos de Newton Morales. Como éste no se encontraba en la casa, lo esperaron y a su llegada uno de los sujetos le preguntó si lo recordaba, a lo que el interpelado respondió que no lo conocía. Luego, lo cogieron de ambos brazos, el afectado alcanzó a decir a su madre que lo llevaban detenido; ella pidió a uno de los agentes que aparecía como jefe que le exhibiera la correspondiente orden de detención, a lo cual éste respondió que eran "de inteligencia" y sólo lo llevarían para que hiciera algunas declaraciones. El mismo día 13 de agosto, alrededor del mediodía, se habían presentado en su domicilio dos de estos tres agentes, acompañados de una mujer, al parecer detenida; como él no estaba anunciaron que volverían más tarde.

            Después de su arresto, sus familiares acudieron a solicitar información a SENDET, Ministerio de Defensa, Fiscalías Militares, Campamento de Detenidos, Hospitales, Comisarías de Carabineros, Instituto Médico Legal, sin lograr encontrarlo.

            A fines del año 1974, sus familiares fueron informados que se encontraría recluido en la sección de incomunicados conocida como "Cuatro Alamos" ubicada dentro del Campamento "Tres Alamos". Concurrieron hasta allá el día 25 de diciembre y le manifestaron a un Teniente de Carabineros, de guardia en esos momentos, que buscaban a Newton Morales; el Oficial dijo conocerlo y se mostró extrañado de que fuera la primera vez que lo visitaban, les prometió que podrían entrar a verlo dentro de unos momentos. Luego ingresó al Campamento tardando más de una hora en regresar y al hacerlo ignoró la presencia de la madre y sus dos hijas que la acompañaban, por lo que una de estas se dirigió hasta él para preguntarle el resultado de su gestión, a lo que el Teniente le respondió de manera cortante que su hermano no estaba en ese recinto. En abril de 1975, la madre, Sra. Regina Saavedra, acudió nuevamente al Campamento "Tres Alamos"; esta vez llevaba una carta del Fiscal de la Caja de Previsión de la Defensa Nacional dirigida al jefe del mencionado Campamento, Conrado Pacheco, solicitándole que permitiera a Newton Morales firmar una carta poder autorizando a su madre para cobrar la pensión que él percibía en esa Caja. En entrevista con la señora Saavedra, el jefe del Campamento accedió a su petición y pasó a una oficina contigua donde comenzó a dictar el texto de un poder a una persona que lo escribía a máquina, pero fue interrumpido por otras personas que entraron a la habitación e iniciaron una fuerte discusión con el Comandante, saliendo finalmente éste a explicarle a la madre que no podía autorizar su solicitud. Ante la insistencia de ella para ver y ayudar a su hijo, sólo le señaló que le llevara útiles de aseo puesto que era lo único que necesitaba.

            En varias oportunidades más, la sra. Saavedra fue al Campamento llevando paquetes para Newton los que le eran recibidos, registrados y luego devueltos.

            Según testimonios aportados por tres detenidos en el mes de agosto de 1974, Newton Morales permaneció en el recinto secreto de la DINA ubicado en calle Londres 38. Uno de los testigos señaló que estuvo al lado de él en una pieza, que el afectado se encontraba esposado por lo que ni siquiera podía beber agua sin ayuda; le pidió que recordara su nombre, por esta razón el testigo se acuerda con claridad de su presencia allí, además señala que los guardias lo llamaban "mi sargento" por su condición de ex marino, incluso al principio de su detención tenía un trato militar con los guardias, lo que fue variando a medida que pasaban los días de detención y Newton se sentía cada vez más afectado.

            A finales de 1992, Marcia Alejandra Merino Vega -quien después de haber sido detenida por la DINA y ser víctima de brutales torturas, colaboró por años con ese organismo- dice que vio a Newton Morales Saavedra, también en esa fecha militante del MIR como ella, en el recinto de torturas de José Domingo Cañas.

            Hasta la fecha, Newton Larrín Morales Saavedra continúa en calidad de detenido desaparecido.

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            El 16 de agosto de 1974 se interpuso recurso de amparo, rol 932-74, ante la Corte de Apelaciones de Santiago y el 4 de marzo de 1975 se presentó otro amparo, rol 319-75; ambos fueron rechazados puesto que las autoridades consultadas señalaron que el afectado no se encontraba detenido.

            El 4 de septiembre de 1974 se interpuso denuncia por presunta desgracia, rol 11.225, ante el 8º Juzgado del Crimen de Santiago.

            Entre las diligencias realizadas, el 14 de octubre de 1975 compareció ante el Tribunal, Conrado Rodolfo Pacheco Cárdenas, Teniente Coronel de Carabineros, a la fecha Jefe de Campamento de Detenidos Políticos "Tres Alamos" quien, respecto a lo expresado por la madre del desaparecido en el sentido que éste había aceptado que su hijo extendiera y firmara un poder para el cobro de la pensión, señala no conocerla y no recordar que en alguna ocasión haya ocurrido esa situación. Aclara que el Campamento Tres Alamos está destinado a personas que no están incomunicadas y advierte que dentro de este recinto existe un pabellón denominado "Cuatro Alamos" cuya tuición depende de la DINA y se encuentra actualmente al mando del Teniente de Prisioneros, de apellido Manzo; finalmente, promete revisar las listas de las personas ingresadas desde el 13 de agosto de 1974 para verificar si Newton Morales estuvo en Tres Alamos e informar al Tribunal.

            En junio de 1976 el Juez dictó sobreseimiento temporal de la causa a lo que el Fiscal de la Corte de Apelaciones dictaminó que se debía ordenar la reapertura del caso para efectuar algunas diligencias como citar a Orlando Manzo Durand, encargado del Campamento "Cuatro Alamos", dictamen que fue confirmado por la Corte.

            El mes de julio de 1977 compareció el mencionado Manzo Durand, quien ratificó que fue Comandante del Campamento "Cuatro Alamos" desde 1974 hasta febrero de 1977, que allí llegaban detenidos de todas las unidades de las ramas del Ministerio de Defensa y Servicios de Inteligencia, quienes eran registrados en el Libro Indice el cual era "celosamente fiscalizado por el señor Ministro de Justicia y Presidente de la Corte Suprema de Justicia". En cuanto a lo declarado por la señora Regina Saavedra, dice no recordarla.

            Se recibió informe de Investigaciones fechado el 4 de mayo de 1977 señalando que en el proceso rol 552-A de la Fiscalía Militar Ad-Hoc por infracción a la Ley 17.798, sobre Control de Armas, se registraba una orden de aprehensión en contra del afectado.

            El 11 de abril de 1978 se interpuso querella por secuestro en contra de los agentes de seguridad que resultaran responsables, la que fue acumulada a la denuncia interpuesta anteriormente en el mismo Juzgado.

            En abril de 1979 el proceso fue asumido por el Ministro en Visita, Servando Jordán, designado por la Corte Suprema para continuar la investigación de los casos de detenidos desaparecidos.

            Comparecieron la señora Regina Saavedra, y su hija Flory Avalos, madre y hermana del afectado, quienes corroboraron algunos datos personales y circunstancias en que ocurrió la detención. Su hermana agregó que, en 1974, un conscripto que estaba asignado al Campamento de Detenidos de Puchuncaví, le informó que un detenido le comentó que había sido sacado de "Cuatro Alamos" junto a Newton Morales con destino a Puchuncaví pero fueron separados en el camino. También señaló que, en 1976, examinó el cadáver de un individuo que se parecía a su hermano y que había sido encontrado en el río Mapocho, pero en Investigaciones le dijeron que se trataba de otra persona.

            Declara nuevamente Orlando Manzo, a quien se le muestra una fotografía del afectado, pero dice no recordarlo como uno de los detenidos ingresados a "Cuatro Alamos" y que tendría que ver los libros de ingreso del Campamento para saber si estuvo o no allí, estos libros estarían en poder de la C.N.I. sucesora de la DINA. (Con respecto a esto último, y según consta en el Cuaderno de la Visita del Ministro Jordán, los libros de "Cuatro Alamos" fueron incinerados según información de la C.N.I.)

            Manzo Durán agrega en su declaración que, como "Cuatro Alamos" era un recinto para incomunicados, sólo en raras ocasiones se recibían visitas y "solamente autorizadas por la Dirección de DINA, bastaba un llamado telefónico del General Manuel Contreras".

            En cuanto a los Oficios enviados solicitando informaciones, se tuvo respuesta del Segundo Juzgado Militar indicando que no podía enviar el expediente del proceso 552-A por infracción a la Ley de Control de Armas seguido en contra del afectado, por haberse tramitado en tiempo de guerra.

            En cuanto a su extracto de filiación, aparece como Cabo de las Fuerzas Armadas, sin antecedentes penales.

            Por su parte, la Escuela de Ingeniería Naval de Las Salinas, donde Newton Morales realizó estudios, señaló no tener los antecedentes médicos ni dentales solicitados.

            El Departamento de Informaciones de la Dirección General de Investigaciones informó que diferentes CAJSI (Comandancia Area Jurisdiccional de Seguridad Interior) y en diferentes fechas ordenaron su ubicación y detención. Así, el 26 de diciembre de 1973 lo hizo el Cajsi de la 1a. Zona Naval; el 20 de enero de 1974 el Cajsi de la Segunda División de Ejército de Santiago y el 8 de mayo de 1974 dictó la orden el Cajsi de la Tercera Brigada Aérea de Puerto Montt. Agrega además que su nombre aparece en el listado de personas peligrosas para la seguridad nacional, elemento sospechoso del MIR, del Ministerio de Relaciones Exteriores.

            El 4 de diciembre de 1981, el Ministro señor Servando Jordán dictó el sobreseimiento temporal de la causa, resolución que fue confirmada por la Corte de Apelaciones con fecha 30 de marzo. Se presentó recurso de queja ante la Corte Suprema, confirmándose la resolución.

            También sus familiares enviaron cartas relatando su detención y posterior desaparecimiento y solicitando información al Ministro del Interior, de Defensa y de Justicia, al Presidente del Consejo de Estado y al Presidente de la Corte Suprema, sin obtener respuestas conducentes a esclarecer su paradero.

            Además, efectuaron la denuncia de la situación ante organismos internacionales como la Comisión de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas, Comisión Internacional de Juristas y otras organizaciones de defensa de los derechos humanos.

            Cabe señalar que la madre se entrevistó con el Ministro del Interior, General Raúl Benavides, quien negó la detención del afectado por parte de organismos de seguridad y le manifestó que "seguramente sus propios compañeros lo habían raptado".

            Hasta la fecha se desconoce la suerte corrida por la víctima en manos de sus captores.

    


 El Mercurio

9/8/00

Otra querella para Pinochet

 El abogado Sergio Concha presentó una querella contra el senador vitalicio Augusto Pinochet por los presuntos delitos de secuestro, asociación ilícita y otros, cometidos supuestamente en agosto de 1974 contra Newton Morales Saavedra. Con este libelo acusatorio el número de querellas llega a 158.


El Mostrador

21 de Noviembre 2011

Dictan procesamiento contra Krassnoff y otros ex uniformados por secuestro calificado de mirista

Newton Larrin Morales Saavedra, de 39 años de edad, técnico electrónico, fue detenido por agentes de la DINA, sin orden judicial alguna, el 13 de Agosto de 1974 en su domicilio de la Villa Frei de Ñuñoa y trasladado a Londres 38. Posteriormente habría sido visto en el centro de detención “Cuatro Alamos” desde donde se pierde todo rastro de él hasta la fecha.

El ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, Alejandro Solís, dictó procesamiento en contra de cuatro ex integrantes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) por el secuestro calificado del militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) Newton Morales Saavedra, ocurrido a partir del 13 de agosto de 1974 en Santiago.

El magistrado encausó como autores del delito al general (r) Manuel Contreras Sepúlveda; al brigadier (r) Miguel Krassnoff Martchentko; al coronel (r) Marcelo Moren Brito y al suboficial (r) Basclay Zapata Reyes.

De acuerdo a los antecedentes del proceso: “Newton Larrin Morales Saavedra, de 39 años de edad, técnico electrónico, fue detenido, sin orden judicial alguna, el 13 de Agosto de 1974, a eso de las 21:15 horas, en su domicilio ubicado en calle cinco, casa N° 4705, Villa Frei, Ñuñoa con el pretexto de averiguar asuntos de rutina, por tres agentes de la DINA, quienes lo introducen a un vehículo de color rojo con antenas”

El mirista “fue conducido hasta un cuartel de la agrupación de inteligencia que se encontraba ubicado en Londres 38 de la comuna de Santiago, lugar no autorizado como centro de reclusión o detención, dependencia donde fue visto por otras personas que también se encontraban en calidad de detenidos, posteriormente habría sido visto en el centro de detención llamado “Cuatro Alamos” desde donde se pierde todo rastro de él hasta la fecha, sin que haya tomado contacto con sus familiares, ni realizado gestiones ante organismos del Estado, sin registrar entradas o salidas del país, sin que conste, tampoco, su defunción”.

Según informó el poder judicial, los cuatro procesados fueron notificados de esta resolución en los recintos de detención preventiva donde cumplen condenas por otras causas vinculadas a violaciones derechos humanos.


enAltavoz.cl

10 febrero 2014

Condenas a violadores de DDHH: La justicia chilena en la medida de lo posible

Durante los últimos días ha salido a la luz la condena ante el secuestro de un mirista, además de la formalización de una gran cantidad de militares por su participación en la Caravana de la Muerte en Copiapó. Todo esto contrastaría con los beneficios otorgados a los asesinos del denominado Caso Degollados.

Todo parecería indicar que la justicia en los casos de DD.HH en Chile ha actuado dentro de la “medida de lo posible”. En las décadas de las dictaduras en América Latina, se institucionalizo una política de terrorismo de Estado, en el marco de la Doctrina Nacional de Seguridad, bajo el concepto del denominado enemigo interno. Así fue como se llevaron a cabo atroces crímenes, donde el secuestro, la tortura, las ejecuciones a detenidos, la desaparición forzada y las detenciones arbitrarías, se trasformaron en una verdaderas políticas de Estado.

En el marco de las condenas a todas las personas que, como agentes del Estado, participaron de estos crímenes, en las últimas semanas han existido diversas noticias sobre casos en donde la justicia comienza a actuar. Uno de ellos ocurrió la semana pasada, donde el ministro de la Corte de Apelaciones de Santiago, Leopoldo Llanos, dicto sentencia condenatoria en caso del secuestro y desaparición de Newton Larrín Morales Saavedra, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), que fue detenido, secuestrado y hecho desaparecer, por integrandes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA). Fueron condenados Manuel Contreras Sepúlveda, Marcelo Morén Brito, Miguel Krassnoff Martchentko y Basclay Zapata Reyes a 10 años y un día de presidio, sin beneficios, por su responsabilidad en el ilícito. Todos estos nombres ya se encuentran en prisión por su participación en otros casos parecidos y hoy cumplen condena en el Penal Punta Peuco, donde se encuentran los mayores violadores de Derechos Humanos de la dictadura cívico-militar que encabezó Augusto Pinochet.

Además, hace pocas semanas atrás, a cuarenta años de ocurridos los hechos y tras 15 años de investigación, la justicia comenzó a dictar las primeras condenas por crímenes de la denominada “Caravana de la Muerte”, una comitiva del Ejército de Chile que recorrió el País en 1973 y, por orden de Augusto Pinochet, “agilizaron” los procesos hacia los detenidos en el marco del Golpe de Estado, asesinando a sangre fría a varias decenas de prisioneros políticos. En torno a lo ocurrido en la ciudad de Antofagasta, el ministro Leopoldo Llanos condenó a la pena de 15 años de cárdel a varios exoficiales del ejército.

Por el “Episodio Copiapó” de la Caravana de la Muerte, durante la semana recién pasada la ministra en visita Patricia González, dictó una acusación contra nueve oficiales en retiro del Ejército, quienes deberán presentarse ante la justicia, ya que son inculpados como los autores de secuestro y homicidio calificado de 16 presos en la ciudad de Copiapó. De esta manera, Sergio Arellano Stark, Carlos Arredondo, Pedro Espinoza, Marcelo Moren Brito, Patricio Díaz, Ricardo Yáñez, Waldo Ojeda, Marcelo Marambio y Oscar Haag deberán enfrentar a los tribunales y responder por una nueva acusación, ya que todos ellos han tenido que enfrentar otros juicios por los mismos crímenes. Así mismo, la Ministra formalizó por secuestro calificado en carácter reiterado, a los ex uniformados Arellano Stark, Arredondo, Espinoza, Moren Brito y Haag, además de Ramón Zúñiga, Fernando Castillo y Oscar Pastén, teniendo en cuenta que los detenidos fueron secuestrados y llevados la “Cuesta Cordone”, para ser alevosamente asesinados por los oficiales Caravana de La Muerte.

Pero todas estas muestras de justicia contrastarían con lo informado por nuestro sitio hace algunos días atrás, respecto a los beneficios carcelarios que les fueron otorgados a los autores del asesinato de tres militantes comunistas en 1985, conocidos como el “Caso Degollados” a los cuales, desde mediados de 2013, se les habría concedido el beneficio carcelario de salida diaria, pudiendo pasar más de 15 horas diarias en las calles de Santiago. Esto despierta las críticas y los cuestionamientos respecto de cómo está actuando la justicia realmente, ya que pese a los avances que se estarían produciendo, organismos del Estado, como Gendarmería, otorgan beneficios a violadores de los Derechos Humanos, como los culpables del Caso Degollados, y son respaldados por el Poder Judicial, pese a que, como lo denunciaron los familiares de los militantes asesinados, no contarían con el requisito de “buena conducta”, indispensable para obtener cualquier beneficio.


07 de Febrero de 2014

Dictan sentencia por desaparición de Newton Morales Saavedra

A 10 años y un día por igual fueron condenados cuatro ex jefes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) por el secuestro y desaparición del militante del MIR Newton Morales Saavedra, quien fue detenido el 13 de agosto de 1974 y trasladado al cuartel "Yucatán" en Londres 38.

Newton Morales estaba a días de cumplir 40 años de edad cuando fue detenido en su casa de la Villa Frei, en la comuna de Ñuñoa. Cuando era más joven había pertenecido a la Armada de Chile, donde se especializó en electricidad y tenía grado de suboficial en el Cuerpo de Infantería de Marina. Una vez que pidió su baja se trasladó a Santiago y trabajó como electricista en la planta de poliéster de la Textil Sumar Nylon S.A., que estaba intervenida por el gobierno de la Unidad Popular y formaba parte de las empresas de propiedad social.

En la fábrica textil, que tenía un alto grado de organización de sus trabajadores, Newton Morales se transformó en uno de sus dirigentes sindicales, al tiempo que destacó como militante del Frente de Trabajadores Revolucionarios (FTR). Los trabajadores de la Textil Sumar participaron activamente en el Cordón San Joaquín desde mediados de 1972; la fábrica incluso fue allanada por militares antes del golpe de Estado, en un operativo amparado en la Ley de Control de Armas.

Newton Morales, luego del golpe y viviendo una semiclandestinidad, consigue trabajo en una obra de construcción, mientras participa activamente en la red de resistencia del MIR y su militancia se vuelca a la reorganización del llamado GPM-5 (Grupo Político Militar). Estaba en esas actividades cuando fue detenido por la DINA.

Ex detenidos sobrevivientes de Londres 38 han declarado ante la justicia que fueron testigos de la permanencia de Newton Morales en ese centro de represión y exterminio, desde donde desapareció.

Sentencia
El juez Leopoldo Llanos, a cargo de la investigación del secuestro y desaparición de Newton Morales Saavedra, dicto sentencia contra:
Manuel Contreras Sepúlveda: 10 años y 1 día de presidio. Sin beneficios.
Marcelo Moren Brito: 10 años y 1 día de presidio. Sin beneficios.
Miguel Krassnoff Martchentko: 10 años y 1 día de presidio. Sin beneficios.
Basclay Zapata Reyes: 10 años y 1 día de presidio. Sin beneficios.

Como en otras causas falladas en el último periodo, los que reciben condenas son solo cuatro ex represores y quedan exculpados decenas de otros participantes en el delito de lesa humanidad, entre los que se encuentran los que practicaron la detención, participaron en los interrogatorios y torturas y quienes hicieron las guardias del detenido.

Del mismo modo, el fallo condenatorio no aporta nuevos antecedentes sobre los procedimientos usados por los represores para asesinar y hacer desaparecer a la víctima, así como tampoco nuevos datos sobre el destino final del prisionero.


Esta pagina fue modificada el 21/02/2014

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015