Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

ENRIQUE SEGUNDO MONTERO MONTERO

Rut                   :            136.509 San Bernardo

F.Nacim.            :            22-10-43, 29 años al momento de la detención

Domicilio         :                 Juan de Saavedra 13637, Población el Olivo, San Bernardo.

E.Civil              :            Casado

Actividad            :            Comerciante ambulante

C.Repres.            :            Sin militancia política conocida

F.Detenc.            :            23 de septiembre de 1973

 

                                                                   

 

SITUACION REPRESIVA

            Enrique Montero Montero, casado, comerciante ambulante, fue detenido en el domicilio de su madre por un grupo de Carabineros, quienes irrumpieron violentamente en la morada del matrimonio conformado por Manuel González Torres y Viola Montero Escanilla; Enrique Montero era hijo sólo de ésta última. Los policías hicieron salir de la casa al matrimonio, para luego sacar de su interior al afectado, en presencia de sus familiares y a golpes de culata. Uno de los carabineros conminó a Enrique Montero a despedirse pues, según gritó a viva voz, aquella podía ser la última vez que veía a su familia.

            Enseguida el afectado fue conducido a la Comisaría de Carabineros de San Bernardo.

            El mismo día de la detención 23 de septiembre de 1973, la casa de Enrique Montero, situada en las inmediaciones de la de sus padres, fue allanada y los uniformados que participaban en el operativo cavaron varios hoyos, seguramente buscando armas u otros elementos que no encontraron, causando innumerables destrozos en la habitación y obligando también al detenido a picar la tierra. Asimismo, incautaron especies y rompieron numerosos pares de zapatos nuevos que Enrique Montero mantenía como mercadería, que vendía en su carácter de comerciante ambulante.

            Momentos antes de que se practicara esta detención, fue aprehendido un amigo de éste, de nombre Alejandro Estrada Carrasco. Ambos fueron transportados en el mismo vehículo -una camioneta- al recinto policial, pero Estrada permaneció detenido solamente un par de horas en la Comisaría de San Bernardo, recuperando después la libertad. Con posterioridad, Alejandro Estrada narró a la familia que, si bien él no estuvo con Enrique Montero en el mismo calabozo, lo vio detenido en el interior de la Comisaría durante el tiempo en que estuvo allí.

            Por otra parte, los uniformados que arrestaron al afectado en el domicilio de su madre, al llevárselo, lo interpelaron con el sobrenombre de "Guatón Alejo", el cual jamás correspondió a ningún apodo de Enrique Montero.

            Momentos después de la detención, María Audomira González Montero, una hermana del afectado, se dirigió a la Comisaría de San Bernardo, donde reconocieron que su hermano estaba arrestado y aceptaron recibirle solamente un cortavientos para el detenido.

            Al día siguiente, María Audomira González regresó a la comisaría, pero los carabineros le expresaron que su hermano había sido puesto en poder de los militares y se encontraba en la base de Cerro Chena. Al dirigirse a Cerro Chena, la hermana fue informada que Enrique Montero no se encontraba ahí, por lo que volvió a encaminar sus pasos a la Comisaría, lugar en el que los carabineros le insistieron que Enrique Montero había sido trasladado a Cerro Chena.

            Desde ese momento, comenzó un peregrinaje de la familia por distintos lugares de detención o centros en los que se mantuvo a prisioneros en virtud del estado de guerra interno -después estado de sitio- declarado por el gobierno militar. Así, los parientes acudieron al Ministerio de Defensa, la Secretaría Ejecutiva Nacional de Detenidos -SENDET-, el Estadio Nacional, el Estadio Chile, el Regimiento de San Bernardo, el Regimiento Buin, etc., sin que en ninguno de esos recintos se reconociera la detención de Enrique Montero.

            Aun cuando la situación de detención y posterior desaparecimiento de Enrique Montero parece inscribirse dentro del marco de represión indiscriminado que se produjo inmediatamente después del Golpe Militar de 1973, y que muchas veces no se dirigió exclusivamente en contra de dirigentes, la víctima no era militante político. En la Población El Olivo, días antes de la detención de Enrique Montero fue aprehendido, también el dirigente del Comité Sin Casa, Vicente Ramón Blanco Ubilla, quien en la actualidad se encuentra en calidad de detenido desaparecido. Y, pocos días después de la detención de Enrique Montero fue muerto a tiros por una patrulla militar, en la puerta de su casa, Rudy Vidal Pereira, otro dirigente de la misma población "El Olivo".

 

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            A pesar de que la familia de Enrique Montero Montero acudió en busca de ayuda a organismos de derechos humanos, el temor les impidió efectuar cualquier tipo de acción judicial durante el régimen militar.

            No obstante, a la búsqueda de información relacionada con el paradero del detenido desaparecido en los centros de detención existentes en esa época, debe añadirse una importantísima diligencia efectuada por los familiares. Lucía González Montero, otra hermana del afectado, entabló contacto con un Comandante de apellido Correa, quien, a comienzos del gobierno militar, desempeñaba funciones en la Secretaría Ejecutiva Nacional de Detenidos -SENDET-. Ese Oficial informó a Lucía González que su hermano Enrique Montero Montero había sido ejecutado entre los meses de septiembre a noviembre de 1973.

            En consecuencia, con fecha 27 de julio de 1976, Lucía González Montero dirigió una presentación escrita al Secretario Ejecutivo de SENDET, solicitándole un certificado en que constara la muerte de su hermano.

            Con fecha 10 de agosto de 1976, el Secretario Ejecutivo de SENDET respondió que "el ciudadano Enrique Segundo Montero Montero murió en acción, como consecuencia derivada del 11 de septiembre de 1973". La firma del Secretario Ejecutivo corresponde al parecer, al Coronel Pedro Espinoza. Ese documento no señala ni la fecha o causa de muerte ni tampoco las circunstancias en que el afectado habría perecido o el lugar de inhumación. O sea, nunca fue inscrita su defunción, por lo que legalmente continúa desaparecido.

            Con fecha 25 de junio de 1991, doña Viola Montero Escanilla, madre del afectado, presentó una querella por el secuestro de Enrique Montero Montero ante el Primer Juzgado de Letras de San Bernardo, la que dio origen al juicio rol N°68.191-5 de ese tribunal. Ese proceso se encuentra al término del año 1992 en la etapa de sumario con múltiples diligencias pendientes.

            Los antecedentes antropomórficos de Enrique Segundo Montero Montero fueron anexados a la causa 4449-AF del 22 Juzgado del Crimen de Santiago por el delito de inhumación ilegal, en el Patio 29 del Cementerio General, de personas no identificadas muertas entre septiembre y diciembre de 1973. El Juez Instructor de la causa ordenó la excavación de 108 tumbas en septiembre de 1991. De allí se exhumaron 125 cuerpos, los que fueron remitidos al Instituto Médico Legal. En la actualidad (fines de 1992) se está a la espera de los informes periciales de identificación.

           

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015