Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

NICOLAS ALBERTO LOPEZ SUAREZ

Rut       : 3.435.603 de Santiago

F.Nacim. : 26-09-35, 40 años a la fecha de su detención

Domicilio : Providencia 1765 Depto. 2201, comuna Providencia Santiago

E.Civil  : Soltero

Actividad : Distribuidor de libros y artículos de escritorio en la Firma "Calderón Hermanos".

C.Repres. : Militante del Partido Comunista. Ex-Presidente del Sindicato minero, oficina salitrera María Elena, en Tocopilla. Ex consejero nacional de la Central Unica de Trabajadores (CUT)

F.Detenc. : 30 de julio de 1976

 

                                                                   

 

SITUACION REPRESIVA

            Nicolás López Suárez, soltero, ex dirigente sindical minero y Consejero Nacional de la CUT, militante del Partido Comunista, concurrió el día 30 de julio de 1976 como de costumbre a almorzar al Restaurante "Carrera", ubicado en las calles Alameda con Maturana de la capital, en compañía de la Sra. Ana Altamirano, esposa de un amigo y compañero de Partido del afectado llamado Juan Gianelli, quien había sido detenido por agentes de seguridad unos días antes y que se encuentra desaparecido hasta la fecha.

            Un sobrino del afectado, Juan Montalván López, quien trabajaba en el mencionado establecimiento, observó que entraron al local dos civiles que se sentaron en un extremo del mesón y desde allí observaron tanto al afectado como a su acompañante.

            Nicolás López, al percatarse de que estaba siendo vigilado, decidió marcharse del lugar, y de inmediato salió del Restaurante, subió a su acompañante a un taxi y él se dirigió rumbo a las calles Alameda con Cummings, con el objeto de tomar un microbus.

            Minutos después y ya cerca de las 14:00 horas, Juan Montalván -que había acordado juntarse con el afectado a la salida de su lugar de trabajo, a la hora indicada- salió a la calle buscando a su tío, sin encontrarlo.

            Posteriormente, los familiares del afectado, habrían tomado conocimiento que Nicolás López fue visto cuando era bajado de un microbus, por dos civiles que lo condujeron con rumbo desconocido.

            Juan Montalván López declaró ante el 5° Juzgado del Crimen de Santiago, que sustanció un proceso por el secuestro del afectado, que "el día 30 de julio de 1976, estaba trabajando como mesonero, cuando llegó al Restaurante mi tío Nicolás López Suárez, alrededor de las 13:00 a 13:30 horas, y en el mismo mesón se encontró con una mujer de unos 35 años, más bien alta, delgada, blanca; persona con la cual estuvo conversando un rato y luego ambos se fueron a sentar alrededor de una mesa y almorzaron juntos. En esos instantes, llegaron al negocio dos individuos, uno alto y rubio, macizo, de unos 40 años de edad, y el otro moreno, más bien bajo, de unos 35 años, los cuales se sentaron en un extremo del mesón y desde allí comenzaron a vigilar y a mirar en forma disimulada tanto a mi tío como a su acompañante".

            En el mes de agosto de 1976, Juana Muñoz Tapia -conviviente de Nicolás López- fue informada extraoficialmente que el afectado, luego de su detención el 30 de julio pasado, había sido llevado al Ministerio de Defensa, siendo trasladado aproximadamente el 16 de agosto a un Regimiento de la capital, recinto en el que permanecía en muy malas condiciones físicas, pues se había negado sistemáticamente a hablar, aún siquiera para decir su nombre. Esta actitud de López Suárez, se le señaló, podría significarle el que no volvieran a verlo más.

            El afectado había sido detenido anteriormente el 11 de septiembre de 1973, por efectivos militares, los que lo condujeron hasta el Estadio Nacional, recinto en el que permaneció privado de libertad hasta el día 16 de ese mismo mes y año.

            En el informe elaborado por la Comisión Nacional de Verdad y Reconciliación (creada por el Señor Presidente de la República, Patricio Aylwin Azócar, con el objeto de investigar y dar a conocer al país las más graves violaciones a los derechos humanos cometidas entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1990) se señaló que "Nicolás Alberto López Suárez, quien había sido intensamente buscado por los organismos de seguridad, fue detenido el día 30 de julio de 1976, en la vía pública, por agentes del Comando Conjunto, sin que se haya podido determinar los recintos en que permaneció recluido y su suerte posterior, desconociéndose su paradero desde entonces".

            Asimismo, la detención de Nicolás López Suárez ocurre en una época en que los organismos de seguridad desataron una fuerte ofensiva contra el Partido Comunista, siendo detenidos muchos miembros y dirigentes de esta colectividad política.

            En publicaciones de prensa de la época se informó que en el mes de julio de 1976, la Dirección Nacional de Comunicación Social (DINACOS), hizo saber a la opinión pública que el gobierno había detectado gran actividad del Partido Comunista y que se habían detenido varios militantes y dirigentes.

            Por su parte, la Revista "Qué Pasa", en sus números 235 (de 23 de octubre de 1975) y 277 (de 12 de agosto de 1976) hizo saber a sus lectores que "en estos meses los militantes y dirigentes comunistas que han desaparecido de sus actividades y domicilios habituales alcanzan cifras significativas".

            Las detenciones y desaparecimientos de militantes y dirigentes comunistas, ocurridas en el año 1976, deben ser ligadas unas con otras, ya que indudablemente responden a una planificación metódica previa, que llevó a cabo una organización dotada de los medios materiales y con las garantías del anonimato y de la impunidad para actuar en forma delictiva y en abierta violación a derechos humanos fundamentales.

           

 

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS

            El 3 de agosto de 1976 se interpuso un recurso de amparo en favor de Nicolás López Suárez, ante la Corte de Apelaciones de Santiago, el que fue rolado con el N°688-76.

            El Ministro del Interior informó que el afectado no se encontraba detenido por orden de este Ministerio.

            Con el sólo mérito del informe precedente, y sin haberse oficiado a la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), como se solicitó expresamente por la recurrente, la Corte rechazó el amparo.

            Dicha resolución fue apelada, solicitándose nuevamente se remitiera oficio a la DINA.

            Sin embargo, la Excma. Corte Suprema, conociendo de la apelación interpuesta, negó lugar a la solicitud precedente requiriendo un nuevo informe al Ministro del Interior, el que fue negativo.

            Sólo con estos antecedentes, la Excma. Corte Suprema, confirmó la resolución que declaró sin lugar el recurso de amparo.

            El 13 de agosto de 1976, Juana Muñoz Tapia, conviviente del afectado, interpuso una denuncia por el delito de secuestro perpetrado en la persona de Nicolás López Suárez, ante el Quinto Juzgado del Crimen de Santiago, la que fue rolada bajo el N°102.706-1.

            Con fecha 16 de agosto el Tribunal tuvo por interpuesta la denuncia, ordenando instruir sumario, despachando la correspondiente orden de investigar, y dando lugar a las diligencias pedidas por la denunciante, cuales eran, la remisión de Oficios al Ministerio del Interior y al Comando de Combate de la Aviación. Esta última petición tenía por fundamento el hecho de que la Sra. Muñoz había tomado conocimiento extraoficial que los aprehensores del afectado pertenecían a la Fuerza Aérea.

            El General de Aviación y Comandante del Comando de Combate, Mario Vivero Avila, informó al Tribunal el 8 de septiembre que Nicolás López Suárez no se encuentra detenido ni procesado por orden de los Tribunales de Aviación.

            Por su parte, el Ministro del Interior, General de División Raúl Benavides Escobar, informó al Tribunal que el afectado no se encontraba detenido por orden de este Ministerio.

            La orden de investigar despachada en autos a la Policía de Investigaciones no aportó antecedentes que permitieran establecer el paradero del afectado. Luego de verificar diligencias sin resultados en Establecimientos Asistenciales, Instituto Médico Legal y Secretaría Ejecutiva Nacional de Detenidos (SENDET), fue devuelta al Tribunal, el que ordenó agregarla al proceso el 29 de octubre de 1976.

            Con fecha 29 de noviembre de 1976 concurrió a la presencia judicial doña Juana Muñoz Tapia, quien ratificó íntegramente la denuncia interpuesta, reafirmando una vez más los hechos expuestos en la situación represiva.

            Señaló, además, la declarante que "extraoficialmente y por intermedio de funcionarios de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), cuyos nombres prefirió omitir, tomó conocimiento que el afectado fue detenido cerca del Restaurante "Carrera", por los mismos individuos que allí ingresaron para vigilarlo, el 30 de julio de 1976, los que pertenecían a la Fuerza Aérea de Chile, "encontrándose en la actualidad recluido en un regimiento de esta ciudad".

            Finalmente, agregó la señora Muñoz que "el afectado tenía un hermano que perteneció al Ejército, falleciendo en 1974, en un accidente. Cuando se produjo la detención de Nicolás López telefónicamente llamaron desde el Ministerio de Defensa, a la viuda de este hermano, de nombre Eliana Bravo, comunicándole el hecho del arresto".

            Elsa Suárez solicitó al Tribunal se oficiara al Instituto Médico Legal. El Tribunal, con fecha 30 de noviembre de 1976, no dio lugar a lo pedido, por no ser parte en la denuncia, y sin perjuicio de lo resuelto, resolviendo de Oficio, decretó oficiar al Organismo mencionado, a fin de que se informara acerca del posible ingreso a ese establecimiento del afectado.

            El Instituto Médico legal de Santiago, a través del Jefe de la Sección de Tanatología, informó en forma negativa a lo pedido, el 28 de diciembre del mismo año.

            Nuevamente, el 11 de enero de 1977, Elsa Suárez solicita la práctica de diligencias a las que el Tribunal no da lugar, aduciendo que no es parte de la denuncia de autos. Sin embargo, resolviendo de oficio, el Tribunal decretó las diligencias, cuales eran; la remisión de Oficios a Policía Internacional, Servicio de Registro Civil e Identificación y al Cementerio General.

            En el curso de los meses de enero y febrero de 1977, tanto Policía Internacional como el Cementerio General informaron en términos negativos. Y, por su parte, el Servicio de Registro Civil e Identificación informó que revisados los índices y sub- oficina de Independencia, no aparece registrada la defunción de Nicolás Pérez Suárez.

            En atención a una publicación de prensa aparecida en el Diario "El Mercurio" de Santiago de fecha 22 de diciembre de 1977, que daba cuenta de una entrevista sostenida por el entonces Presidente de la República y el Director del Comité Internacional de la Cruz Roja, Sr. Alexandre Hay, en relación al problema de los desaparecidos, se solicitó al Tribunal se despachara Oficio a dicho Organismo Internacional, a fin de que informara sobre el particular. No hay constancia en autos de la respuesta a este Oficio ni de su despacho.

            El 10 de mayo comparece ante el Tribunal Juan de la Cruz Montalván López, quien reafirma los hechos expuestos ya en la situación represiva, respecto a la desaparición del afectado.

            El 9 de agosto de 1977, la Jueza del Quinto Juzgado del Crimen de Santiago, declaró cerrado el sumario y, teniendo presente que de los diversos antecedentes acumulados en el curso del proceso, no resulta completamente justificada la perpetración del delito de secuestro denunciado, sobreseyó temporalmente la causa, hasta que se presenten nuevos y mejores datos de investigación.

            Consultada la resolución procedente fue aprobada por la Corte de Apelaciones de Santiago, con fecha 25 de octubre de 1977.

           

 

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 
  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015