Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

RAUL LUIS JIMENEZ BARRERA



Rut : 5.436.550
F.Nacim. : 10-02-48, 25 años a la fecha de su desaparición
Domicilio : Calle Eleuterio Ramírez, Santiago
E.Civil : Casado, 2 hijos
actividad : Obrero de Industria CALAF
C.Repres. : Sin información
F.Detenc. : 4 de octubre de 1973


Raúl Luis Jiménez Barrera, casado, dos hijos, obrero de Industria CALAF, fue detenido el 4 de octubre de 1973, alrededor de las 20:00 horas, en su domicilio y en presencia de su cónyuge -Laura Latin Mella- por Militares Boinas Negras de los Servicios Especiales. Fue conducido a la Tenencia de Carabineros de calle Cóndor, en donde habría quedado registrado su ingreso y su egreso en la madrugada del 5 de octubre del mismo año. Según constaría en el Instituto Médico Legal -a febrero de 1992 aún no se obtenía la identificación judicial- el cuerpo de la víctima fue recepcionado en dicho organismo el mismo 5 de octubre, habiendo sido encontrado en el sector del Puente Purísima, río Mapocho. El cadáver ingresó como "NN", se le realizó la autopsia N°3096 y se le identificó por medio del peritaje de huellas dactilares, según antecedentes proporcionados por el Registro Civil. Se le sepultó en el Patio 29 del Cementerio General sin conocimiento de su familia, la que sólo se enteró del hecho el año 1991.
Según lo relató Laura Latin, al momento de ser detenido Raúl Luis Jiménez no fue interrogado por sus captores, los que se limitaron a preguntarle el nombre y proceder a su arresto. Al día siguiente, ella acudió a la Comisaría de Carabineros del sector -no recuerda cuál- en donde le informaron que a las 6 de la mañana de ese día (5 de octubre de 1973), el afectado había sido retirado por Militares para ser llevado al Estadio Nacional. Acudió entonces a este centro de reclusión, al Estadio Chile, a la Penitenciaría, a la Cárcel, a postas y hospitales, sin obtener resultados positivos. En sus gestiones, la cónyuge fue apoyada por su padre, Carlos Latin, quien a la fecha pertenecía al Cuerpo de Carabineros.
Después de ocurridos estos hechos y dado la difícil situación económica por la que atravesó el grupo familiar, Laura Latin buscó trabajo como empleada de casas particulares, debiendo viajar incluso a Osorno. Los dos hijos de su matrimonio con Raúl Luis Jiménez -a la fecha tenían un año y nueve meses y 8 meses de edad, respectivamente- fueron internados en la Casa Nacional del Niño. La familia sólo volvería a reencontrarse el año 1989, sin que durante ese lapso hubiesen tenido contacto alguno.
En marzo de 1991, se produjeron las exhumaciones del Patio 29 del Cementerio General, sin embargo al término del año 1992, estas osamentas aún no son identificadas judicialmente.



GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS
El 23 de marzo de 1974 se interpuso un recurso de amparo masivo por 131 personas ante la Corte de Apelaciones de Santiago, el que fue rolado con el N°289-74. En la presentación se incluyó el nombre de Raúl Luis Jiménez. Después de que el Tribunal consultara a las distintas autoridades de la época, sin lograr establecer la situación particular de los amparados, se rechazó el recurso el 28 de noviembre de 1974. Se apeló de la resolución y el Pleno de la Corte Suprema, el 31 de enero de 1975, confirmó el fallo, acordando, en el mismo acto, nombrar un Ministro en Visita Extraordinaria para que se abocara a la investigación correspondiente. La designación recayó en el Ministro Enrique Zurita Camps, quien, el 24 de febrero de 1975, instruyó el proceso rol N°106.657 en el 1er. Juzgado del Crimen de Santiago.
El proceso se inició con la citación a declarar a los familiares denunciantes los que fueron concurriendo en el transcurso de los meses. Se enviaron distintos Oficios -todos con respuestas negativas- y se acumularon causas de denuncias por presuntas desgracias, entre otras los expedientes de 11 personas detenidas en Isla de Maipo y algunos de cuyos cuerpos aparecieron en los Hornos de Lonquén, así como los procesos de Enrique París Roa y de Enrique Huerta Corvalán, ambos desaparecidos en La Moneda el 11 de septiembre de 1973.
El 25 de septiembre de 1975 -sin que se hubiese profundizado en ninguno de los casos denunciados- se cerró el sumario por "no poderse adelantar más en la investigación". El 29 de septiembre del mismo año, el Ministro Zurita dictó fallo. En los casos de los detenidos desaparecidos José Miguel Rivas Rachitoff, Luis Sergio Gutiérrez Silva y las víctimas de Isla de Maipo, se declaró incompetente y remitió los antecedentes a la Justicia Militar. En el caso de los ejecutados Santos Pascual Calderón Saldaño (detenido en Paine el 20 de octubre de 1973 por efectivos del Regimiento Escuela de Infantería de San Bernardo y cuyo cadáver fue encontrado tres días más tarde con heridas de bala) y de Calixto Peralta Gajardo (detenido el 29 de enero de 1974 por civiles armados, cuyos restos ingresaron al Instituto Médico Legal pocas horas después, también con heridas a bala), el Ministro Zurita sobreseyó temporalmente el proceso.
En relación a 22 casos, se determinó que éstos se encontraban en libertad, sobreseyéndose el proceso parcial y definitivamente. Sin embargo, en esta lista fue incluido el nombre de Gustavo Farías Vargas, desaparecido en octubre de 1973 desde el Regimiento Escuela de Ingenieros Militares de Tejas Verdes, y quien permanece en calidad de tal hasta el día de hoy.
Respecto a la víctima -y los restantes casos- el proceso N°106.657 fue sobreseído temporalmente por cuanto no quedó plenamente establecida la existencia de algún hecho delictual.
El 10 de mayo de 1976, la Corte de Apelaciones de Santiago aprobó la resolución del Ministro Enrique Zurita Camps.
Años más tarde, en febrero de 1991, los hijos del afectado -ya jóvenes- interpusieron ante el 20° Juzgado del Crimen de Santiago, una denuncia por presunta desgracia de su padre, la que fue rolada con el N°25796-9. En la presentación relataron las circunstancias que rodearon la desaparición de la víctima, agregando el antecedente de que los restos de Raúl Luis Jiménez Barrera habrían ingresado al Instituto Médico Legal el 5 de octubre de 1973. Se solicitaba como primera diligencia oficiar a la Dirección del Registro Civil para que remitiera al Tribunal toda la información de identificación del detenido-desaparecido y para que dijera si efectivamente éste se encontraba entre las personas que fueron ingresadas como "NN" al Instituto Médico Legal. También se solicitó oficiar a este último organismo para que remitiera el protocolo de autopsia N°3096-73, el que correspondería a la víctima.
Posteriormente, el 9 de abril de 1991, ante el mismo Tribunal, se interpuso una querella criminal por el delito de secuestro cometido en la persona de Raúl Jiménez Barrera, la que fue acumulada a la causa ya señalada.
Durante el resto del año 1991, se iniciaron las gestiones y diligencias solicitadas por la parte querellante. A febrero de 1992, la causa aún se encontraba abierta y con diligencias pendientes sin que se hubiese aún identificado plena y positivamente los restos que corresponderían al afectado.
Por otra parte los antecedentes antropomórficos de Raúl Luis Jiménez Barría, fueron anexados a la causa 4449-AF del 22 Juzgado del Crimen de Santiago por el delito de inhumación ilegal, en el Patio 29 del Cementerio General, de personas no identificadas muertas entre septiembre y diciembre de 1973. El juez instructor de la causa ordenó la excavación de 108 tumbas en septiembre de 1991. De allí se exhumaron 125 cuerpos, los que fueron remitidos al Instituto Médico Legal. Informaciones preliminares dicen que uno de los cuerpos exhumados correspondería a Jiménez Barrera. Al término del año 1992 se estaba a la espera de que se determinara judicialmente la mencionada identidad.

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com


 

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015