Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

IVAN SERGIO INSUNZA BASCUÑAN


Rut : 3.402.166-k de Santiago
F.Nacim. : 08-07-33, 43 años a la fecha de la detención
Domicilio : Carrera Pinto 2015, Santiago
E.Civil : Casado, 2 hijos
Actividad : Médico Cirujano
C.Repres. : 1971-1973 Director del Servicio Médico Nacional de Empleados, SERMENA. Militante del Partido Comunista
F.Detenc. : 4 de agosto de 1976



Iván Sergio Insunza Bascuñán, casado, dos hijos, Médico Cirujano, militante comunista, fue detenido la noche del 4 de agosto de 1976 por agentes de la DINA, mientras se dirigía en su automóvil a su hogar luego de retirarse de atender a una paciente de la comuna de Macul. Desde esa fecha permanece desaparecido. Anteriormente a su detención, el afectado había recibido un llamado anónimo, en el que una voz masculina le advertía que era buscado por los servicios de seguridad; testigo de este hecho fue su cónyuge Ana María Araya. El día 4 de agosto, el doctor Iván Insunza atendió pacientes en su consulta particular en Monjitas 485, de Santiago Centro. Cerca de las 21:15 horas su secretaria, Ruth Alarcón, al retirarse del lugar se encontró, al salir a la calle con un sujeto elegantemente vestido, el que intentó impedir su salida. En ese momento, otro hombre ubicado a unos 10 metros, parado justo bajo la ventana del afectado, le indicó que la dejara seguir. Ella se retiró sin poder avisar al doctor Iván Insunza de lo ocurrido, lo que sí logró fue ver que los agentes se colocaban en la otra acera frente a la oficina del afectado. Este se retiró de la consulta unos 15 minutos más tarde, aproximadamente a las 21:30 horas. De ahí se dirigió a hacer una consulta médica particular a la casa de una pariente que estaba enferma, domiciliada en Froilán Roa 4621 de la comuna de Macul, hasta donde llegó cerca de las 22:00 horas, en su vehículo Renault 4S del año 1969, patente OE-76 de Santiago.
Luego de atender a Maité Barrios, salió hasta la calle acompañado del padre de ella, Germán Barrios Insunza. Este dejó al afectado en su vehículo y pudo observar que en ese instante a unos 30 metros de ellos había estacionado "un auto, grande, tipo americano y en su interior se veían dos personas".
Iván Insunza salió en dirección a su casa, según manifestó a su tío, viaje en el que debía demorar una media hora. Sin embargo nunca llegó a su domicilio. Fue detenido entre las 23:00 y 23:30 horas de esa noche en la calle. Al afectado se lo llevaron con su automóvil Renault 4S.
Ese mismo día, en horas de la tarde, fue detenido el doctor Carlos Godoy Lagarrigue, mientras se dirigía en su vehículo, desde el Hospital Parroquial de San Bernardo hasta el Policlínico Escolar San Francisco ubicado en la comuna de La Granja. Ambos médicos, junto con compartir su militancia política en el Partido Comunista, mantenían una relación de amistad.
Iván Insunza Bascuñán portaba al momento de ser detenido un depósito a plazo de FINANSA (Nacional Financiera S.A.), el que fue cobrado el 3 de septiembre de 1976, fecha de su vencimiento en la sucursal de Viña del Mar, por un sujeto que utilizó cédula de identidad falsa.
El 9 de agosto de 1976 fue detenida por la DINA la dirigente del Partido Comunista, Marta Ugarte, quien ese día comunicó a sus familiares que tenía consulta con el doctor Insunza.
El día 12 de septiembre de 1976 fue encontrado su cadáver, destrozado y quemado en la playa La Ballena en el kilómetro 82 de la carretera Panamericana Norte. Marta Ugarte fue detenida por agentes de la DINA el 9 de agosto de ese año y permaneció recluida en "Villa Grimaldi", de acuerdo a testimonios de otros detenidos en el recinto.
Según declaraciones de Isaac Godoy Castillo, militante comunista, detenido por la DINA en agosto de 1976 y posteriormente liberado, Iván Insunza Bascuñán estuvo detenido en "Villa Grimaldi" al igual que el doctor Carlos Godoy Lagarrigue. Esto lo supo a través del detenido Pedro Silva (también desaparecido), quien le contó que ambos habían estado en dicho recinto y que él había presenciado una golpiza a ellos. Ambos médicos continúan desaparecidos hasta la fecha.


GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS
El 6 de agosto de 1976 se presentó un Recurso de Amparo en favor de Iván Insunza Bascuñán ante la Corte de Apelaciones de Santiago, rol Nº706-76.
El 10 de agosto su padre, Alfonso Insunza B., puso en conocimiento de la Corte que en una reunión sostenida el día 9 de agosto con el señor presidente de la Corte Suprema, éste llamó por teléfono al Director de la Dirección de Inteligencia Nacional, DINA. El entonces Coronel Manuel Contreras Sepúlveda, le indicó al Presidente de la Corte Sr. José María Eyzaguirre, que ignoraba la detención del afectado, pero que sí sabía que era correo o enlace de su primo Jorge Insunza Becker (Miembro de la Comisión Política del Partido Comunista), agregando que pareciera que el amparado se encontraría en Mendoza.
El 23 de agosto el secretario del Tribunal consignó que el Ministro del Interior informó que el amparado no se encontraba detenido por orden de su Secretaría.
El 24 de agosto, la quinta sala de la Corte determinó que para mejor resolver se oficiara al Ministro del Interior con el objeto de aclarar los antecedentes aportados por el Director de la DINA. Además se ordenó un Oficio al Ministerio de Justicia en el sentido de que se enviara el informe médico que debió practicarse al amparado si hubiere sido detenido.
El 2 de septiembre nuevamente informó el Ministro del Interior, General de Ejército Raúl Benavides, insistiendo en que el amparado no se encontraba detenido.
Con el mérito de estos antecedentes la Corte rechazó el amparo el día 7 de septiembre de 1976, además ordenó oficiar al Undécimo Juzgado del Crimen para que instruyera sumario. Apelada la resolución fue confirmada por la Corte Suprema el 13 del mismo mes.
El 27 de septiembre de 1976 se inició las causa rol 7939 en el Undécimo Juzgado del Crimen de Santiago, la que fue acumulada ese mismo día a la causa rol Nº7302 por presunta desgracia de Iván Insunza B., que se había iniciado el 9 de agosto de 1976.
El 7 de septiembre, la Nacional Financiera S.A. informó al Tribunal que el pagaré emitido a la orden del afectado había sido cobrado en la sucursal de Viña del Mar por un hombre cuya Cédula de Identidad era la Nº3.575.201-2. El juez determinó que el Registro Civil identificara a la persona de dicha cédula.
Ante una orden de investigar, la Octava Comisaría Judicial de Investigaciones realizó una serie de diligencias sin poder establecer el paradero ni lo sucedido al afectado, su informe está fechado a fines del mes de septiembre.
El 28 de septiembre el Servicio de Registro Civil informó que la cédula Nº 3.575.201 de Santiago, correspondía a Laurentina Palma Riquelme, dicho número es con el que se cobró el pagaré del afectado en la Financiera señalada anteriormente. Según las averiguaciones y diligencias realizadas por funcionarios de Investigaciones, la mujer no vivía en la dirección indicada (Sierra Bella Nº1876 de Santiago).
El 27 de enero de 1977 la Dirección de Inteligencia de la Fuerza Aérea de Chile comunicó al Juez que no contaba con antecedentes del afectado.
En enero de 1977, el Banco del Estado envió al Tribunal un informe con el movimiento de la cuenta corriente de Iván Insunza desde el 4 de agosto de 1976 hasta 1977, en él no figuran cobrados cheques con posterioridad a la desaparición del titular, salvo uno de fecha 15 de octubre de 1976 como finiquito de la cuenta, hecho por su padre.
Policía Internacional comunicó que el afectado no registraba salida del país a partir del 4 de agosto de 1976.
La Segunda Fiscalía Militar de Santiago, la Fiscalía de Aviación de Santiago, la Fiscalía Administrativa de Carabineros y la Fiscalía Naval informaron que no instruían causas contra Iván Insunza; la información fue enviada en marzo de 1977.
En abril de 1977 la Dirección de Inteligencia de Carabineros informó al Tribunal que no había detenido al afectado.
Con fecha 26 de mayo de 1977 Policía de Investigaciones envió un informe del peritaje caligráfico de la firma del pagaré cobrado en la sucursal de Viña del Mar de Nacional Financiera S.A., en el que se indica que la firma de endoso correspondería a Iván Insunza Bascuñán.
Diversas diligencias policiales y administrativas, realizadas durante el año 1977, por encontrar la Renoleta del afectado no dieron resultados positivos.
En enero de 1978 comparece ante el Juez el Presidente del Colegio Médico de Chile. En la oportunidad se le solicita aclarar lo afirmado por él en el sentido de que el doctor Iván Insunza se encontraría en Argentina, a lo que expresa que en fuentes del Ministerio del Interior se les entregó extraoficialmente dicha información. Además agregó que igual información recibió respecto del Doctor Carlos Godoy Lagarrigue, quien fue secuestrado el mismo día que el doctor Insunza. Dicha afirmación fue confirmada por el Secretario General del Colegio Médico de Chile, doctor Sergio Reyes Bustamante.
El 29 de abril de 1978 el Juez declaró cerrado el sumario, por estimar que resultaba inoficioso seguir investigando ya que el delito estaba contemplado dentro del Decreto Ley 2191 del 19 de abril de 1978, conocido como "Ley de Amnistía".
El 2 de mayo de 1978, los hermanos del afectado presentaron una querella criminal por el secuestro de Iván Insunza Bascuñán, dirigida contra los responsables, de quienes sospechan fueron agentes de la ex-DINA, dirigida entonces por el Coronel Manuel Contreras Sepúlveda. En la presentación solicitan al Tribunal que se le cite a declarar como principal sospechoso.
La querella fue acumulada al proceso rol Nº7302 que investiga los mismos hechos.
Se apeló de la aplicación de la Amnistía subiendo los antecedentes de la causa a la Corte de Apelaciones.
En el curso del trámite de la apelación se presentó a la Corte una carta, que llegó a la hermana del afectado, en la que se le informa que personas que estuvieron en la "Villa Grimaldi"- y que posteriormente salieron en libertad- vieron ahí, entre otros, a dirigentes del Partido Comunista detenidos desde mayo de 1976 en adelante, entre los que se encontraba el doctor Iván Insunza Bascuñán.
En relación a la apelación, la Corte de Apelaciones estimó que la amnistía sólo se puede decretar cuando esté agotada la investigación, lo que no es el caso en esta causa, además que el secuestro y el robo investigados no están amparados en dicha ley, por tanto se declaró la reapertura del sumario. La resolución está fechada el 21 de junio de 1978.
El Juez Militar de Santiago, General de Brigada Enrique Morel, solicitó el 20 de abril de 1978 que se le remitieran los antecedentes de la causa a fin de responder un Oficio del Juez del Undécimo Juzgado del Crimen sobre el particular. El 10 de julio se remitieron los antecedentes al Tribunal Militar.
El 27 de julio el Director de la Central Nacional de Informaciones, organismo continuador de la DINA, respondió al Juez que no podría enviar antecedentes que le solicitara debido a que los Tribunales no debían oficiar directamente a su organismo sino a través del Ministerio del Interior, por lo tanto, le pedía que lo hiciera de ese modo. El Juez así lo hizo y el Ministerio le respondió que en su Departamento de Estado no existían antecedentes del afectado y que pediría informe a la CNI sobre dicha persona. En agosto, el Ministro enviaría la respuesta del organismo de seguridad en la que se informa que no constan en su poder antecedentes de Iván Insunza Bascuñán.
Entre los meses de septiembre de 1978 y enero de 1979, se realizaron una serie de diligencias tendientes a aclarar el cobro del pagaré endosado en la sucursal Viña del Mar de Nacional Financiera S.A., y si el afectado fue atendido en algún hospital de las Fuerzas Armadas.
En abril 4 de 1979 se remitió la causa al Ministro en Visita Servando Jordán López, nombrado por la Corte de Apelaciones para investigar la desaparición de personas en Santiago por causas políticas. El 31 de mayo comenzó a llevarse la investigación en la Visita.
El 15 de junio de 1979 Erna Insunza, hermana del afectado, puso en conocimiento del Ministro que fue informada de que su hermano había fallecido debido a las flagelaciones sufridas en su cautiverio, además señaló que como a los 20 días del desaparecimiento del doctor Insunza, su padre recibió un llamado telefónico en el que le comunicaron que su hijo estaba grave en el Hospital Militar. Ella también recibió un llamado como tres meses después de la detención, de un señor llamado Mario Dupré del Canto, quien le dijo que había sido paciente del doctor y que estaba muy agradecido, por lo que quería ayudarla y contarle que su hermano estaba detenido.
El 28 de junio de 1979 comparece ante el Ministro en Visita el Publicista Mario Dupré del Canto, confirmando lo señalado anteriormente. En parte de su declaración señala que luego de no obtener noticias del afectado a través de uniformados, él optó por poner algunos avisos en el diario El Mercurio con el objeto de saber de la situación de Iván Insunza. Fue así como comenzó a recibir llamadas telefónicas, por medio de las cuales una voz que no se identificó, le comunicaba que el doctor Insunza estaba bien dentro de las restricciones de su situación. En llamadas posteriores le informó que el doctor estaba actuando profesionalmente en la atención de sus compañeros detenidos. Le preguntó, también, que si conocía "Villa Grimaldi", que él no podía decirle dónde estaba, pero que si la conocía comprendería. Posteriormente, le dijo que el doctor había sido trasladado hasta un lugar más arriba del hospital de la FACH. Respecto de la Renoleta le informó que la tenía el "Servicio" en un garage, con un neumático desinflado, pero que estaba en buen estado. Como en febrero -continúa el relato del testigo- recibió una llamada en la que el anónimo informante le dijo que no se extrañara si recibía una llamada para que "pase a retirar los documentos a una dirección que le vamos a dar, usted diríjase de inmediato ahí y allí va a encontrar al doctor". En una de las últimas llamadas, le comunicó que el hombre era del Comité Central del Partido Comunista y que las cosas se habían complicado porque el doctor estaba algo decaído. No volvió a recibir llamadas del desconocido.
En octubre de 1979 comparecen ante el Ministro en visita los médicos Alejandro Reyes Vásquez, Hugo Andrés Rodríguez Henríquez y Atilio Mendoza Durán, con el objeto de aclarar la información recibida de que uno de ellos había visto al doctor Insunza en la Colonia Dignidad (Villa Baviera) en mal estado de salud. Los doctores negaron tener conocimiento de ese hecho.
El 13 de noviembre comparecen Berta e Hilda Ugarte, hermanas de Marta Ugarte, dirigente del Partido Comunista detenida por la DINA el 9 de agosto de 1976 en los momentos en que concurría a la consulta -porque era paciente del doctor Insunza- para ser curada de una herida provocada por un perro. Ella, luego de estar detenida en "Villa Grimaldi", fue encontrada muerta con su cuerpo destrozado y quemado en la playa La Ballena en el kilómetro 82 de la carretera Panamericana Norte.
El 19 de enero de 1980 comparece ante el Ministro en Visita el ex-Director de la DINA, General (R) Manuel Contreras Sepúlveda, el que interrogado sobre la información que entregara telefónicamente al Presidente de la Corte Suprema, en el sentido de que Iván Insunza sería correo de Jorge Insunza Becker, respondió que no recordaba esa conversación, además de no conocer al afectado. Señala que, efectivamente, "en Londres Nº38 y en "Villa Grimaldi" se fichaban detenidos, se les interrogaba y de acuerdo con sus declaraciones se les dejaba en libertad, o se oficiaba al Ministerio del Interior para que dictara decreto de detención... de ahí se enviaba al detenido a donde disponía el Ministerio del Interior". Finaliza su declaración afirmando que "la gente parece olvidarse que la tranquilidad en que se desarrollan actualmente las actividades del país, se debe al sacrificio, a la acción de los funcionarios de la ex-DINA". Agrega que no es efectivo que la ex-DINA haya efectuado un operativo para detener a las personas de calle Conferencia Nº1587, como a otros dirigentes del Partido Comunista.
En abril de 1980, el Ministro en Visita tiene a la vista el proceso 553-78 del segundo Juzgado Militar de Santiago instruido contra el General (R) Manuel Contreras, el Coronel de Ejército Marcelo Moren y el Teniente Coronel de Ejército Rolf Wenderoth. Dicha causa se inició en una querella presentada el 1° de agosto de 1978 en el Décimo Juzgado del Crimen de Santiago por el secuestro de personas.
El 28 de abril el Ministro resolvió remitir los antecedentes de la presente causa a la segunda Fiscalía Militar de Santiago por corresponderle el conocimiento. En dicha Fiscalía el proceso sería acumulado a la causa 553-78, mencionada anteriormente. Por otra parte, el 1ro. de agosto de 1978, familiares de 70 desaparecidos, entre los que se contaban los de Iván Insunza Bascuñán, interpusieron una querella ante el 10° Juzgado del Crimen de Santiago por el delito de secuestro agravado en contra del General (R) Manuel Contreras Sepúlveda, del Coronel de Ejército Marcelo Luis Moren Brito y del Teniente Coronel de Ejército Rolf Gonzalo Wenderoth Pozo. Al Tribunal se entregaron además las identidades de otros agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), los antecedentes de recintos secretos de detención del mencionado organismo y otros datos relativos a su estructura y medios con que contaba la DINA.
Sin realizar ninguna diligencia, el 10 de mayo de ese año la Jueza del 10° Juzgado se declaró incompetente y remitió los antecedentes a la Justicia Militar; después de varias apelaciones, en mayo de 1979 la causa se radicó en la 2a. Fiscalía Militar de Santiago, bajo el rol N°553-78.
En 1983 el Tribunal tuvo a la vista los cuatro cuadernos de instalación de la Visita Extraordinaria por casos de detenidos desaparecidos de la Región Metropolitana, que sustanció el Ministro Servando Jordán; en ellos se contenía importante información respecto al actuar de la DINA y a la responsabilidad de ese organismo de seguridad de cientos de detenidos desaparecidos.
Sin que se realizaran diligencias durante cuatro años, el 20 de noviembre de 1989, el Teniente Coronel de Ejército Enrique Ibarra Chamorro, Fiscal General Militar, solicitó para esta causa la aplicación del Decreto Ley de Amnistía (D.L. 2.191), porque el proceso había tenido como finalidad exclusiva la investigación de presuntos delitos ocurridos durante el período comprendido entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1978 y porque, durante los 10 años de tramitación, no se había logrado "determinar responsabilidad de persona alguna". El 30 de noviembre de 1989, la solicitud fue acogida por el 2° Juzgado Militar, el que sobreseyó total y definitivamente la causa -la que aún se encontraba en etapa de sumario- por "encontrarse extinguida la responsabilidad penal de las personas presuntamente inculpadas en los hechos denunciados". Las partes querellantes apelaron de dicha resolución a la Corte Marcial, la que confirmó el fallo en enero de 1992. Se interpuso entonces un Recurso de Queja ante la Corte Suprema de Justicia, la que al mes de diciembre de 1992 aún no evacuaba su resolución.
(Antecedentes completos de la querella en contra de Manuel Contreras se encuentran en el caso de Eduardo Alarcón Jara, 30 de julio de 1974).

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com


 

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015