Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

JUAN ERNESTO IBARRA TOLEDO


Nombre : JUAN ERNESTO IBARRA TOLEDO
Rut : 5.832.312-8 de Santiago
F. Nacim : 12-02-53, 21 años a la fecha de su detención
Domicilio : Las Acacias 288, Villa O'Higgins, Maipú, Santiago
E. Civil : Soltero
Actividad : Estudiante de Servicio Social, Universidad de Chile
C.Repres. : Militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR
F.Detenc. : 25 de julio de 1974


Juan Ernesto Ibarra Toledo, estudiante universitario, 21 años de edad, militante del MIR, fue detenido el 25 de julio de 1974. A las 15:30 horas de ese día se encontró con su madre, Lutgarda Toledo, en el trabajo de ella en Alameda altura del 1.400. Posteriormente, a las 18:00 horas debía juntarse con su amigo y camarada del MIR Alejandro Sanhueza, cita a la que no llegó, por lo que se presume que los agentes de la DINA lo detuvieron entre las horas mencionadas.
Al día siguiente de su detención a las 19.30 horas el afectado fue llevado por aprehensores hasta la casa de Alejandro Sanhueza, en una camioneta color verde. Allí los 4 agentes de la DINA se distribuyeron quedando dos en el vehículo, otro parapetado tras una micro y una cuarto sujeto acompañando a Juan Ibarra, la madre de Sanhueza, la señora Etelvina Toro relató que el afectado "estaba en un estado deplorable", parecía drogado, "llevaba las manos en los bolsillos, que nunca sacó, se veía muy asustado, con los ojos muy abiertos, por su parte, el hombre que lo escoltaba era de mediana estatura, gordo, mal vestido, pelo desgreñado" y le preguntó por su hijo Alejandro, al saber que Alejandro Sanhueza no estaba en su casa los agentes tomaron al afectado de los brazos y se lo llevaron hasta el vehículo. Un vecino pudo observar que al momento de ser subido a la camioneta el afectado fue tirado a empujones y golpeado en la cara. Alejandro Sanhueza debió asilarse en la Embajada de Italia y salir del país para salvar su vida.
Juan Ibarra fue trasladado hasta el recinto de calle Londres 38 que usaba la DINA para la reclusión y tortura de detenidos.
La doctora Nelly Barceló quien fuera detenida por la DINA aproximadamente el 26 de julio de 1974 y llevada al recinto de Londres 38, desde donde, según relata en su testimonio, "fui sacada en una camioneta junto a Alfonso Chanfreau y Juan Ibarra hacia otro recinto de la DINA, (los tres iban vendados) el que se conoce como "La Venda Sexy" ubicado en Irán con Los Plátanos". Allí la carearon con Juan Ibarra, quien fue la persona por la cual la DINA llegó hasta ella, "los agentes me obligaron a ver la tortura de Juan Ibarra Toledo", señaló la doctora Barceló. Al día siguiente la llevaron nuevamente hasta Londres 38, esta vez sin el afectado ni Chanfreau. Otros detenidos sobrevivientes a la DINA también han afirmado que estuvieron a fines de julio en Londres 38 y que allí estaba el afectado junto a otros detenidos.
A la semana de estar detenido llamó por teléfono hasta la casa de su madre con el objeto de pedirle que si llamaban dos amigas suyas, ellas dejaran un número telefónico donde ubicarlas, agregó que estaba en un recinto militar y que si todo salía bien muy pronto quedaría en libertad, le dictó a su madre un número telefónico (394939) el que más adelante pudo comprobarse que correspondía a un número privado del Ministerio del Interior, según le informaran a la madre en el Servicio de Inteligencia Militar posteriormente. En el año 1977, en el mes de febrero llegaron hasta la casa de la señora Lutgarda Toledo dos sujetos vestidos de civil que dijeron pertenecer al Ministerio del Interior, por lo que querían algunos antecedentes del afectado, luego de que se les negara toda información y se les señalara que él permanecía en situación de detenido desaparecido, los sujetos se retiraron sin la firma que requerían para unos documentos.
Por otra parte, desde la conversación telefónica nunca más hubo un nuevo contacto con Juan Ibarra Toledo, quien permanece hasta la fecha en calidad de detenido desaparecido.
Cabe señalar que el 30 de abril de 1974 el Fiscal de la sede Santiago Oriente de la Universidad de Chile, señor Gustavo Reyes Román, comunicó al alumno de la escuela de trabajo social que se le acusaba de "observar una conducta sectaria y proselitista y haber ejecutado actos atentatorios a la convivencia normal de la Comunidad Universitaria", el 2 de mayo de 1974 el afectado presentó sus descargos.


GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS
Ante la Corte de Apelaciones de Santiago se presentó un Recurso de Amparo, rol Nº832-74, en favor del afectado, el que fue rechazado por el Tribunal el 27 de noviembre de 1974 en base a lo informado por la Policía de Investigaciones, Carabineros y Cárcel Pública en el sentido de que Juan Ibarra no estaba detenido.
El 1° de agosto de 1974 Lutgarda Toledo presentó una denuncia por el secuestro de su hijo Juan Ibarra Toledo ante el 7º Juzgado del Crimen de Santiago, la que ingresó con el rol Nº76.166.
Ante el magistrado declaró la señora Etelvina Toro, además se dictó una orden simple de investigar a Investigaciones, los que durante el mes de octubre de 1974 confirmaron la denuncia a través de los testigos, sin encontrar al afectado en sus consultas a instituciones hospitalarias y policiales.
El 26 de junio de 1975 La Secretaría Ejecutiva Nacional de Detenidos dependiente del Ministerio del Interior informó al Juez que no contaba con antecedentes del afectado. En sentido similar informó Policía Internacional.
El 3 de diciembre el Ministro de Interior, General Raúl Benavides, señaló al Juez que Juan Ibarra no se encontraba detenido por orden de su Secretaría.
Sin completar la investigación ni cumplir con todas las diligencias decretadas el Juez resolvió el 26 de febrero de 1976 declarar cerrado el sumario y, dado que no se encontraba "completamente justificada la perpetración del delito que dio origen al sumario" sobreseyó temporalmente la causa. El 2 de julio de 1976 la Corte de Apelaciones aprobó la resolución del 7º Juzgado del Crimen.


El Mostrador

22 de Abril 2014

Contreras, Krassnoff y otros ex miembros de la DINA otra vez condenados por secuestro y desaparición

El ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, Leopoldo Llanos, condenó a diez años y un día de cárcel sin beneficios a cuatro ex integrantes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), según informó Radio Bío Bío.

Se trata de los militares retirados Manuel “Mamo” Contreras, Marcelo Moren Brito, Basclay Zapata Reyes y Miguel Krassnoff Martchenko, acusados del secuestro calificado y posterior desaparición de un militante del MIR durante la dictadura. Los cuatro ya han recibido condenas anteriores por violaciones a los derechos humanos y se encuentran cumpliendo condenas penitenciarias en el Penal Punta Peuco.

La víctima es Juan Ernesto Ibarra Toledo, quien al momento de su detención tenía 21 años y era estudiante de Servicio Social de la Universidad de Chile. Hasta el día de hoy se desconocen qué pasó con sus restos.


La Nación, 29 de enero de 2015

Condenan a plana mayor de la DINA por caso de universitario del MIR

Corte Suprema ratificó condena de 10 años y un día por el secuestro calificado y desaparición en 1974 de Juan Ibarra Toledo.

La Corte Suprema dictó sentencia definitiva en la investigación por el secuestro calificado de Juan Ibarra Toledo, ocurrido el 25 de julio de 1974, y ratificó así la condena de 10 años y un día de presidio contra los ex agentes de la DINA Manuel Contreras Sepúlveda, Marcel Moren Brito, Miguel Krassnoff Martchenko y Basclay Zapata Reyes.

Juan Ibarra Toledo, estudiante universitario, de 21 años de edad, y militante del MIR, fue detenido el 25 de julio por agentes de la DINA y trasladado hasta el centro de detención y tortura clandestino Londres 38, donde fue visto por última vez, sin que hasta la fecha se tenga conocimiento de su paradero.

La Segunda Sala del máximo tribunal, integrada por los ministros Milton Juica, Hugo Dolmestch, Carlos Künsemüller, Lamberto Cisternas y Carlos Cerda.

La resolución se adoptó con los votos en contra de los ministros Dolmestch y Cisternas, quienes estuvieron por aplicar el principio de la media prescripción.

 


 

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015