Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

CARLOS JULIO FERNANDEZ ZAPATA


 Rut : 286.623
F.Nacim. : 15 11 47, 26 años a la fecha de detención
Domicilio : Población Barea, Quinta Normal, Santiago
E.Civil : Casado, dos hijos
Actividad : Ex Estudiante Economía y Sociología U. de Concepción, Operario Fábrica de Confites
C.Repres. : Militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR
F.Detenc. : 10 de septiembre de 1974



Carlos Julio Fernández Zapata, casado, dos hijos, ex estudiante de la Universidad de Concepción, militante del MIR, conocido entre sus ex compañeros del MIR en la Universidad de Concepción como Carlos Zapata o Raúl, fue detenido el 10 de septiembre de 1974 alrededor de las 10:00 horas en su lugar de trabajo, una Fábrica de Confites ubicada en calle Frontera 2857, Santiago, por efectivos de la DINA, que dijeron ser "policías". Uno de estos llamaba la atención pues era canoso y tenía soriasis en sus manos.
Los agentes llegaron al lugar preguntando por Carlos Fernández y uno de ellos lo divisó desde lejos y señaló de inmediato que era él, ya que lo ubicaba. En seguida le pidieron su cédula de identidad y luego se lo llevaron sin que el afectado opusiera resistencia alguna. Fue introducido en un auto Ford color negro modelo antiguo y trasladado hasta la casa en que arrendaba una pieza, donde le permitieron recoger ropa y finalmente partieron con rumbo desconocido.
Testigos de su detención fueron el representante legal de la empresa, Nicolás Condori Salazar, quien atendió a los agentes y otros operarios de la misma, entre ellos, Antonio Mateluna. Días antes, el 6 de septiembre, había sido detenido su primo Héctor Jenaro González Fernández junto a Roberto Chaer Vásquez, también por efectivos de la DINA, en la vía pública en el centro de Santiago.
Por último, el 13 de septiembre del mismo año, fue detenida la novia de Héctor González, Patricia Fernández Argandoña, por agentes de la DINA y conducida a un recinto que, por la descripción que hizo, correspondería a Villa Grimaldi. En este lugar estuvo con su novio y, el día 14 de septiembre, fue trasladada junto a éste, a Carlos Fernández y a otra mujer que no conocía a Cuatro Alamos, donde fueron instalados en piezas distintas. Ella también conocía a Carlos Fernández, pues habían estudiado en la misma época la carrera de Economía en la Universidad de Concepción. El 17 de septiembre la testigo fue dejada en libertad desde Cuatro Alamos, después de lo cual no volvió a saber más de su novio ni de Fernández Zapata.
Con posterioridad, el 4 de diciembre de 1974, fue detenido en Concepción René Vergara Poch, por personal de Investigaciones y conducido al Cuartel de ese servicio donde fue interrogado acerca de Carlos Fernández Zapata y Héctor González Fernández, de quienes le exhibieron unas fotografías. Vergara fue trasladado después a la Base Naval de Talcahuano y posteriormente a Santiago, donde estuvo en varios recintos de la DINA y en el Campamento de Ritoque para finalmente ser expulsado del país el 14 de julio de 1975.
Años después, el 20 de abril de 1977, fue detenido Raúl Hidalgo Canessa, ex compañero de trabajo de Carlos Fernández en la Fábrica de Confites, por agentes de la DINA, quienes lo trasladaron a un recinto secreto, presumiblemente Villa Grimaldi, donde fue interrogado sobre varias personas, entre ellas Nicolás Condori Salazar, testigo de la detención de Fernández, y los padres de éste, quienes eran acusados de "extremistas marxistas". Con anterioridad, el 20 de septiembre de 1973, luego de ocurrido el Golpe Militar, Carlos Fernández había sido detenido en Concepción, recuperando su libertad el 20 de octubre del mismo año. Después de esta detención, decidió trasladarse a Santiago donde comenzó a trabajar en la Fábrica de Confites.
Tanto Carlos Fernández Zapata, su primo Héctor González Fernández y el amigo de éste último Roberto Chaer Vásquez, se encuentran desaparecidos desde que fueran detenidos por agentes de la DINA el 10 de septiembre de 1974 el primero y cuatro días antes los dos últimos.
Roberto Chaer apareció en la nómina de 119 chilenos supuestamente muertos en el extranjero según publicaron el diario brasileño O'DIA y la revista argentina LEA, ambas desconocidas en sus países y editadas por única vez en esa oportunidad, julio de 1975. Esta noticia fue desmentida oficialmente por autoridades brasileras y argentinas. Quienes integraban esta nómina habían sido detenidos por efectivos de seguridad chilenos, todos los cuales se encuentran desaparecidos desde entonces.

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS
El 14 de octubre de 1974 se interpuso un recurso de amparo en favor de Carlos Fernández y de su primo Héctor González, ante la Corte de Apelaciones de Santiago, rol 1239 74. Este recurso fue declarado sin lugar, atendido los informes negativos de las autoridades. Al parecer los antecedentes se remitieron al 4° Juzgado del Crimen para ser investigado, puesto que en dicho Juzgado se instruyó la causa rol 107.410, por la desaparición de ambos.
El 5 de junio de 1975 se interpuso un nuevo recurso de amparo en favor de Carlos Fernández, ante la Corte de Apelaciones de Santiago, rol 726 75, el que también fue rechazado luego de recibirse informes negativos de las autoridades respecto de su detención. La Corte resolvió a su vez remitir los antecedentes al Juzgado del Crimen correspondiente, para que se investigara la comisión de un delito.
De esta manera se inició en el 9° Juzgado del Crimen la causa rol 14.566, por presunta desgracia de Carlos Fernández. Ante el Tribunal declaró Nicolás Condori, testigo de la detención de Fernández y ante quien se identificaron verbalmente los aprehensores como policías, a la vez que exhibieron una placa o tifa que él no pudo apreciar bien. Condori además entregó una descripción física de los agentes, por lo que se solicitó al Juez se realizaran retratos hablados de los mismos, sin embargo, esto no fue acogido.
El Ministerio del Interior y SENDET volvieron a negar la detención de la víctima y la existencia de alguna orden en su contra.
Con estos antecedentes el Juez resolvió cerrar el sumario en agosto de 1977, y dictó sobreseimiento temporal de la causa por no encontrarse acreditado el delito.
Se solicitó la revocación del sobreseimiento, lo que al parecer fue acogido por la Corte de Apelaciones de Santiago, ya que en septiembre del mismo año se interpuso una querella por secuestro o arresto ilegal, la que fue acumulada a la causa por presunta desgracia.
No hay muchos antecedentes de lo ocurrido en el proceso, sólo que en el año 1979 la investigación continuó en manos del Ministro en Visita Servando Jordán, nominado por la Corte de Apelaciones de Santiago para llevar las causas por desaparición de personas detenidas por los servicios de seguridad.
El Ministro Jordán acumuló este proceso a la causa rol 107.410 que se instruía en el 4° Juzgado por la desaparición de Fernández y su primo Héctor González.
Tampoco se conoce mucho de la tramitación de esta causa, pero se sabe que el 7 de diciembre de 1981 el Ministro cerró el sumario y dictó sobreseimiento temporal, resolución que fue apelada por la parte querellante por considerar que existían diligencias pendientes que eran determinantes para la investigación.
El 14 de abril de 1982 los integrantes de la 4a. Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago rechazaron esta apelación, por lo que se recurrió de queja ante la Corte Suprema, que también rechazó el recurso, quedando confirmado el sobreseimiento en junio de ese año.
Cabe señalar que, según informó el Juzgado Naval de Talcahuano, en ese Tribunal se investigó una denuncia formulada por el Comandante en Jefe de la 2a. Zona Naval, según parte reservado de fecha 3 de julio de 1974, en el sentido de haberse detectado la existencia de un grupo político militar dependiente del Movimiento Campesino Revolucionario de Hualqui y del MIR, en el que aparecía implicado, entre otros, Carlos Fernández Zapata (apodado "Raúl" o Carlos Zapata). Por este hecho se realizó el Consejo de Guerra A 45 de ese Juzgado, que sobreseyó a Carlos Fernández, por no haberse acreditado el delito por el que era acusado, sin embargo, quedó pendiente una orden de detención de fecha 14 de noviembre de 1974 en contra del afectado, dos meses después que fuera detenido por efectivos de la DINA en Santiago.

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com


  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015