Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

JAIME DEL CARMEN ESPINOZA DURAN


 

 

 

 

 

 

 

Rut     : 174.996 Chillán
F.Nacim.    : 22 años de edad a la fecha de la detención
Domicilio : Simón Bolívar 1830 Pob.Cruz Martínez
E.Civil : Soltero
Actividad : Obrero agrícola
C.Repres. : Sin militancia política
F.Detenc. : 11 de octubre de 1973

Jaime del Carmen Espinoza Durán, 22 años de edad, obrero agrícola, sin militancia política conocida, fue detenido en las siguientes circunstancias: El 10 de octubre de 1973 el afectado sostuvo una discusión, en compañía de otras personas, con la cónyuge del Cabo de Ejército Jaime Acuña perteneciente al Regimiento N°9 "Chillán", la polémica tuvo lugar en un bar clandestino. Al día siguiente, 11 de octubre de 1973, una patrulla militar al mando del Cabo Acuña realizó un operativo en la población Luis Cruz Martínez y detuvo a los acompañantes de Espinoza Durán el día anterior en el bar. Los militares buscaron insistentemente a éste en el lugar y al no encontrarlo se llevaron a los otros detenidos al Regimiento, donde se les sometió a torturas.
Jaime Espinoza, alertado de lo sucedido, se dirigió al trabajo de su madre Juana Durán en el Círculo de Marinos en Retiro "El Chinchorrero" donde se desempeñaba como maestra de cocina. Madre e hijo se encontraban tomando onces cuando llegó una patrulla militar buscando al afectado, los uniformados no se percataron de que éste se encontraba allí ya que no ingresaron a la cocina.
El afectado y su madre salieron inmediatamente en dirección a su domicilio. En el camino la madre pasó por el Retén "Zañartu" donde preguntó si había alguna orden de detención contra Jaime Espinoza Durán, a lo que los policías respondieron no tener orden alguna en contra de él. Esta información tranquilizó a ambos, ya que todo el procedimiento les parecía muy extraño debido a que el afectado no tenía participación política alguna, cuestión que por esos días era motivo de temor para la seguridad personal.
Luego de consultar en el Retén se dirigieron hasta su hogar, donde aproximadamente a las 23 hrs., cuando Jaime Espinoza ya se encontraba acostado, llegó una patrulla militar al mando del Cabo Jaime Acuña y compuesta, entre otros, por el Cabo de Ejército Carlos Ramírez y el conscripto Samuel San Martín. Los uniformados preguntaron por el afectado, éste les contestó desde su pieza y entraron a ella e intentaron sacarlo desnudo, en ese momento ingresó su madre interponiéndose entre él y un militar que lo apuntaba con su arma. Mientras se vestía, el Cabo Acuña lo golpeó brutalmente con su metralleta en la espalda.
Al sacarlo de su casa, la madre preguntó qué harían con él, a lo que uno de los soldados respondió que "mañana en el Regimiento va usted a saber qué le pasará". Entonces procedieron a subirlo a una camioneta color amarillo estacionada a una cuadra del domicilio, en la que salieron en dirección al cementerio. Según la madre la camioneta no pertenecía al Ejército.
Esa noche la madre no pudo hacer nada ya que estaba en horas del toque de queda. Al día siguiente se dirigió al Regimiento, entrevistándose con el Capitán Piedra, quien buscó al afectado en el listado de detenidos sin encontrarlo. Recorrió distintos lugares de detención como también la Fiscalía Militar y la Comisaría de Carabineros sin obtener información de Jaime Espinoza Durán.
Según la información entregada por la Comisión de Verdad y Reconciliación los militares habrían ejecutado al afectado la misma noche de la detención en el Puente El Ala del Río Ñuble.
A finales de diciembre de 1973, en las riberas del río señalado se encontraron 9 cuerpos amarrados con alambres. Solamente dos o tres de ellos fueron identificados y resultaron ser personas que habían sido detenidas por Carabineros y/o Militares en los meses de septiembre y octubre de 1973.

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS
El 17 de abril de 1975 se presentó un recurso de amparo rol N°94.928 en favor de Jaime Espinoza D. ante la Corte de Apelaciones de Chillán.
En respuesta a la Corte el 18 abril 1975 el Coronel Comandante del Regimiento "Chillán" Christián Guedelhoffer García envió un oficio en el que señala que el afectado "no ha sido detenido por personal de esta unidad". Otros organismos como el Presidio de Chillán y la Fiscalía Militar informaron no tener antecedentes sobre la víctima.
El 21 de abril de 1975 la Corte rechazó el Recurso de Amparo basándose principalmente en la respuesta del Regimiento de Chillán. Además ordenó abrir un sumario por presunta desgracia.
El 24 de abril de 1975 se habría iniciado la causa rol N°41.670 por la presunta desgracia del afectado, que al parecer fue archivado el 23 de Octubre de 1975.


Jaime Espinoza, nacio en 1952, estaba domiciliado en Ia Población Luis Cruz Martinez, calle Simón Bolivar 1830 de Chillán. Jaime fue un hijo tranquilo, obediente y muy humilde. Siendo ya un hombre pudo trabajar, dedicándose a agricultura. Teniendo un padre mañoso y sufriendo maltrato junto a sus hermanos y a mi, nunca bajó la cabeza, sigui trabajando y sacrificándose para ayudarnos.

Para el año 1974, teniendo 22 de edad se vio involucrado en un incidente que le costaría su "desaparicion" .
Segün declaración de su hermana Juana Espinoza Duran quien  presenció los hechos manifiesta que Jaime tuvo una discusion con la cónyuge del Cabo Jaime Acuña, del Regimiento N°- 9 de Chillan en presencia de otras personas. Al  dia siquiente  15 de febrero, a tempranas horas de la mañana, una patrulla militar al mando del cabo Acuña detuvo a las personas que acompañaban a Jaime en la discusion, los cuales fueron llevados al cuartel del regimiento y flagelados.

A las 11.30 horas de ese mismo dia,  la patrulla militar se presentó en el domicilio de Jaime Espinoza Durán y lo detuvo. Al ser detenido por el cabo Acuña, éste sacó su metralleta y lo golpeó brutalmente en la espalda.

El 16 de febrero de ese año, acudí al regimiento de la ciudad, para saber del estado de mi hijo. Hablé con varios oficiales los que me informaron que mi hijo no había llegado al
regimiento. Uno de los oficiales habló con el cabo Acuña para que rne concediera una entrevista, pero éste, se negó a dármela.

Los amigos de Jaime que fueron detenidos quedaron en libertad. Después, acercándose a nuestros familiares manifestaron que por el castigo recibido en el cuartel se vieron obligados a echarle toda la culpa a Jaime del incidente con la posible cónyuge del cabo Acuña. Por esta circunstancia fue detenido y desaparecido mi hijo en 1974.

Juana Durán Saavedra

(Extraido del libro Memoria Historica de los Detenidos  Desaparecidos de Nuble)

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

 


  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015