Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

MARTIN ELGUETA PINTO

 

Rut. : 6.505.202 4, (99.025, Ñuñoa)
F.Nacim. : 01 07 53, 21 años al momento de su detención
Domicilio : Portugal 28, Torre Nº 4, Dpto. 103 Santiago
E.Civil : Soltero
Actividad : Estudiante de Ingeniería Comercial, Universidad de Chile
C.Repres. : Militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR)
F.Detenc. : 15 de julio de 1974


Martín Elgueta Pinto, soltero, estudiante de Ingeniería Comercial de la Universidad de Chile, militante del MIR, fue detenido el 15 de julio de 1974, alrededor de las 19:30 hrs., en el departamento del matrimonio formado por Juan Rosendo Chacón Olivares (detenido el mismo día que el afectado y actualmente desaparecido) y Verónica Martínez Ahumada, ubicado en Antonio Varas Nº 240, Depto. 202, Providencia. En su aprehensión participaron agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), encabezados por Osvaldo Romo Mena y movilizados en varios vehículos, entre éstos, camionetas chevrolet C 10.
Horas antes, alrededor de las 15:00 hrs., había sido detenida, en la vía pública, también por agentes de la DINA, María Inés Alvarado Börgel (actualmente desaparecida), novia del afectado, en presencia de Verónica Martínez, quien llevaba consigo a su pequeña hija Camila, la que logró escabullirse y dirigirse hacia su domicilio, en donde informó de los hechos a un primo de su marido, Antonio Osorio. Según declaraciones de este último, a partir de entonces se notó un intenso despliegue de personas que evidenciaban ser agentes de seguridad, en torno al edificio.
Alrededor de las 17:30 hrs., unos 10 individuos fuertemente armados, entre ellos Osvaldo Romo, se presentaron en el departamento de la Avenida Antonio Varas, identificándose como funcionarios de la DINA. Estos iban armados y llevaban a María Inés Alvarado, la que se veía muy asustada y sangraba del labio superior. Después de confirmar la dirección, procedieron a llevársela, mientras otros agentes allanaban el departamento. A las 19 hrs. llegó Raúl Chacón Zenteno (padre de Juan Rosendo), y media hora más tarde lo hizo Martín Elgueta, a quien le quitaron un paquete de ropa que llevaba. A las 8 de la noche, concurrió hasta el domicilio Juan Rosendo Chacón (actualmente desaparecido). Todos ellos fueron detenidos, incluyendo a Verónica Martínez Ahumada y Antonio Osorio, y conducidos, vendados, a Londres 38, recinto secreto de reclusión y tortura de la DINA. Aquí, Martín Elgueta fue visto por varios testigos. Antonio Osorio Olivares señaló que al afectado lo llevaban a interrogatorio tres veces al día. En más de una oportunidad escuchó sus gritos de dolor y quejidos. Por su parte, Ramón Osvaldo Barceló, quien conocía a la víctima desde niño, también lo vio en Londres 38 y en malas condiciones físicas, en la noche del 14 al 15 de agosto de 1974. Incluso, el mismo Martín Elgueta le había dicho con anterioridad a Antonio Osorio, "he sufrido muchas torturas, pero estoy bien de salud. Por más que me torturen, no hablaré, pues nada tengo que decir".
Cinco días más tarde fueron sacados de Londres 38 para ser conducidos al campamento de incomunicados de Cuatro Alamos: Verónica Martínez, Raúl Chacón Zenteno, Antonio Osorio Olivares (todos puestos en libertad posteriormente) y Juan Rosendo Chacón Olivares (quien desapareció desde ese recinto), quedando detenidos en Londres 38 Martín Elgueta y María Inés Alvarado Börgel, los que desaparecieron desde allí.
También fue visto en este recinto por Cristián Van Yurick, Graciela Scarlett Mathieu y por Nelly Barceló. Durante su reclusión, Martín Elgueta fue sacado del recinto de la DINA en dos oportunidades. El 17 de julio de 1974, alrededor del mediodía, fue llevado hasta el domicilio de María Matilde Cheuquemán Cheuquemán, en la población Buzeta, la que guardaba enseres de la familia Elgueta. El objetivo de la visita fue retirar un par de frazadas. Según María Matilde, el afectado, quien se veía muy sucio y con mal aspecto, se presentó acompañado de un civil de más o menos su misma edad, "amable y rubio", quien, en ningún momento se separó de su lado. La descripción de este agente corresponde a uno de los que allanó el departamento de Antonio Varas y participó en la detención de Martín.
Días después, el 25 de julio de 1974, Martín Elgueta y María Inés Alvarado Börgel fueron llevados, esta vez por Osvaldo Romo y otros 2 civiles, hasta el domicilio de la madre de ella, Inés Börgel González, ubicado en la calle Dublé Almeyda en Ñuñoa. Las víctimas mostraban en sus frentes una mancha negra, al parecer de quemadura. En esa ocasión, María Inés dijo a su madre que ambos estaban detenidos y que permanecían en las mismas condiciones. Al cabo de unos 10 minutos, los agentes se llevaron a los jóvenes, subiendo con ellos a una camioneta Chevrolet C 10 nueva.
Posteriormente, en febrero de 1975, en una "conferencia de prensa", realizada por cadena nacional de radio y televisión desde el Edificio Diego Portales, 4 dirigentes del MIR que se encontraban detenidos en poder de la DINA, entregaron públicamente el nombre de Martín Elgueta como uno de los militantes del partido que estaba "exiliado".
Un año después de su detención y desaparecimiento, en julio de 1975 el nombre del afectado apareció en la lista de los 119 chilenos que presuntivamente habían muerto en enfrentamientos en Argentina. Estaba incluido en la nómina de la revista "Lea" que apareció por única vez. La veracidad de este hecho jamás ha podido ser comprobada, más aún, ningún Gobierno, ni siquiera el chileno, lo ratificó oficialmente. El Coronel Jorge Espinoza Ulloa, Secretario Ejecutivo del Servicio Nacional de Detenidos (SENDET), informó al Tribunal, el 23 de septiembre de 1975, que en la Secretaría que él dirigía no se registraban antecedentes de las detenciones o muertes en el extranjero de María Inés Alvarado Börgel y de Martín Elgueta Pinto.
Poco más de un mes antes de la detención de Martín, agentes de la DINA, encabezados también por Osvaldo Romo, habían detenido a su hermano Raimundo Belarmino Elgueta (mayo de 1974), el que fue violentamente torturado y amenazado de muerte, pasando por distintos centros de reclusión y permaneciendo desaparecido por más de 10 días. Por otra parte, también el domicilio de su familia había sido allanado por Romo, mientras que su padre, Belarmino Elgueta Becker, alto dirigente del partido socialista, se encontraba en el exilio en México. También su madre, Yolanda Pinto ( ya fallecida) y su hermana, fueron víctimas de graves amedrentamientos por Osvaldo Romo en distintas ocasiones.

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS
Por Martín Elgueta se presentaron distintos recursos de amparo. El 24 de julio de 1974, se interpuso, en la Corte de Apelaciones de Santiago, un recurso el que fue rolado con el Nº791?74. Durante la tramitación de éste, el General de división y Ministro del Interior, Raúl Benavides Escobar, informó a la Corte, el 27 de septiembre de 1974, que el afectado no se encontraba "detenido por orden de alguna autoridad administrativa y que este Ministerio ignora su actual paradero". Sin mayores diligencias, el recurso fue rechazado, cuatro meses después, el 27 de noviembre del mismo año. Los antecedentes fueron remitidos al 4º Juzgado del Crimen de Santiago para que instruyera sumario. Así se abrió la causa rol Nº106.476, el 5 de diciembre de 1974.
El 21 de febrero de 1975 se interpuso un nuevo recurso por el afectado, también en la Corte de Apelaciones de Santiago. A la presentación se adjuntaron declaraciones juradas de testigos tanto de la detención como de la reclusión de Martín Elgueta, además de una nota firmada por el Comandante de Escuadrilla y Jefe del Departamento Confidencial del Ministerio del Interior, Enzo Di Nocera García, en la que informa a la señora Yolanda Pinto que los casos de "Raimundo y Martín Elgueta Pinto serán revisados por los organismos pertinentes" (septiembre de 1974).
Por su parte el Ministro del Interior y General de División, Raúl Benavides Escobar, recién respondió al tribunal el 10 de junio del mismo año, señalando que el afectado "no se encuentra detenido por orden de este Ministerio". Dos días después, el 12 de junio del mismo año, el amparo fue rechazado. Se apeló de la resolución. Y nuevamente el Ministro del Interior Benavides respondió esta vez a la Corte Suprema, carecer de antecedentes relativos al afectado, agregando que la nota de Enzo Di Nocera dirigida a la señora Yolanda Pinto no implicaba un reconocimiento de la detención de éste (julio de 1975). En los mismos términos declaró Di Nocera en el Tribunal. El fallo fue confirmado el 21 de julio de 1975.
Posteriormente, el 17 de junio de 1976, en la Corte de Apelaciones de Santiago, se recurrió de amparo por Martín Elgueta y María Inés Alvarado Börgel (rol Nº536 76). Frente a las reiteradas respuestas negativas de las autoridades, el recurso fue rechazado el 1° de julio del mismo año. Los antecedentes fueron remitidos al 6º Juzgado del Crimen de Santiago en donde ya se tramitaba el proceso rol Nº91.673 por presunta desgracia de María Inés Alvarado y Martín Elgueta.
Tal como se había señalado, en el 4º Juzgado del Crimen se instruyó la causa rol Nº106.476 por el desaparecimiento de la víctima. El 26 de mayo de 1975 se interpuso en este Tribunal una querella por el delito de secuestro de Martín Elgueta, en contra de los individuos que procedieron a detenerlo y al superior jerárquico de éstos. Entre las diligencias se solicitaba la citación a declarar a Manuel Contreras Sepúlveda, Director de la DINA, y a Osvaldo Romo Mena. Sin que se realizaran diligencias, el Juez declaró incompetente y envío los antecedentes al 6º Juzgado del Crimen de Santiago, en donde fue acumulada a la causa rol Nº91.675 por presunta desgracia de María Inés Alvarado, el 28 de julio de 1975.
Durante la tramitación de ésta se adjuntaron fotografía de Romo y se solicitó continuamente su citación a declarar ante el Tribunal. El 10 de junio de 1977 se pidió al Tribunal la encargatoria de reo del mencionado agente de la DINA por el delito de secuestro cometido en las personas de Martín Elgueta y María Inés Alvarado. Aunque no se dio lugar a la solicitud, el Juez dio orden al Servicio de Investigaciones para que lo citara a primera audiencia. Comenzó así una infructuosa búsqueda de Osvaldo Romo Mena, la que se mantuvo durante el transcurso de los años sin que fuera posible lograr su ubicación, y menos su concurrencia a los distintos Tribunales en los que ha estado citado por su implicancia en casos de desaparición de numerosas personas. Los Servicios de Seguridad y las autoridades correspondientes negaron permanentemente a la Justicia antecedentes al respecto.
Incluso, cuando Manuel Contreras Sepúlveda compareció ante el Ministro en Visita, Servando Jordán, en agosto de 1979, declaró que Osvaldo Romo fue informante de algunos agentes de la DINA, pero que posteriormente nada se supo de él. También negó la existencia de Londres 38 como centro de reclusión del organismo que él presidía (DINA).
El 11 de mayo de 1979, la causa fue remitida al Ministro en Visita Servando Jordán López, quien investigaba los casos de detenciones seguidas de desaparecimientos que se habían denunciado en Santiago. Posteriormente, el 17 de septiembre del mismo año, el Ministro en Visita Servando Jordán acumuló a esta causa (91.675), el proceso por presunta desgracia de Juan Rosendo Chacón Olivares (rol Nº 77.237). Después de la realización de distintas diligencias tendientes a dar con el paradero de los afectados y con Osvaldo Romo Mena, el Ministro Jordán declinó su competencia, el 28 de abril de 1980, para continuar conociendo del proceso, remitiendo los antecedentes a la Justicia Militar, la que acumuló el rol Nº 91.675, a la causa rol Nº553 78, instruida en la 2º Fiscalía Militar de Santiago, el 6 de agosto de 1982. Esta causa se había iniciado en agosto de 1978, en el 10º Juzgado del Crimen por una querella que presentaron numerosos familiares de detenidos?desaparecidos en contra del General Manuel Contreras Sepúlveda, de Marcelo Luis Manuel Moren Brito y Rolf Gonzalo Wenderoth Pozo, Coronel y Teniente Coronel de Ejército respectivamente. (Antecedentes completos de la querella en contra de Manuel Contreras, verlos en el caso de Eduardo Alarcón Jara.)
Frente a la declinación de la competencia del Ministro Jordán, los querellantes apelaron a la resolución ante la Corte de Apelaciones de Santiago, la que confirmó la incompetencia del Ministro en Visita en mayo de 1981. Sin que se realizaran diligencias durante cuatro años, el 20 de noviembre de 1989, el Teniente Coronel de Ejército Enrique Ibarra Chamorro, Fiscal General Militar, solicitó para esta causa la aplicación del Decreto Ley de Amnistía (D.L. 2.191) porque el proceso había tenido como finalidad exclusiva la investigación de presuntos delitos ocurridos durante el período comprendido entre el 11 de septiembre de 1973 y el 10 de marzo de 1978 y porque durante los 10 años de tramitación no se había logrado "determinar responsabilidad de persona alguna". El 30 de noviembre de 1989, la solicitud fue acogida por el 2do. Juzgado Militar, el que sobreseyó total y definitivamente la causa, la que aún se encontraba en etapa de sumario, por "encontrarse extinguida la responsabilidad penal de las personas presuntamente inculpadas en los hechos denunciados". Las partes querellantes apelaron de dicha resolución a la Corte Marcial, la que confirmó el fallo en enero de 1992. Se interpuso entonces un Recurso de Queja ante la Corte Suprema de Justicia la que, al mes de diciembre de 1992, aún no evacuaba su resolución.
Además, la familia realizó múltiples gestiones administrativas tanto ante autoridades nacionales como internacionales, incluyendo organismos de derechos humanos. Así, el 5 de julio de 1976, José María Eyzaguirre, Presidente de la Corte Suprema, escribió a la madre del afectado, señora Yolanda Pinto, informándole que "en conversación sostenida con el Coronel Manuel Contreras Jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional, me expresó que Osvaldo Romo trabajó para el Organismo que él dirigió hasta noviembre de 1975 y que, posteriormente, se ausentó del país". También ella señaló, en una carta al Presidente de la Corte de Apelaciones Rubén Galecio, que el Coronel Jorge Espinoza, de la Secretaría Nacional de Detenidos (SENDET), le manifestó que su hijo se encontraba detenido pero que no podía decirle dónde. Agregó que en el plazo de una semana sería trasladado a un lugar de detención dependiente del SENDET. Ello jamás ocurrió.
En noviembre de 1992 fue detenido el ex agente de la DINA Osvaldo Romo Mena. En el curso de la tramitación de una querella por el desaparecimiento de Alfonso Chanfreau Oyarce, la jueza del 3er. Juzgado del Crimen Gloria Olivares ofició a Investigaciones la diligencia de ubicar al agente. Romo Mena fue ubicado en Brasil, donde vivía desde fines de 1975 con identidad falsa, su traslado a dicho país se realizó por instrucciones y apoyo de la DINA, durante años siguió recibiendo apoyo de ese organismo. Al ser ubicado, el gobierno brasilero lo detuvo y posteriormente lo expulsó y al llegar a territorio chileno fue detenido. En varios procesos por detenidos desaparecidos estaba siendo citado, y a diciembre de 1992 llevaba siete encargatorias de reo.
El 12 de agosto de 1992 se interpuso en el caso de Martín Elgueta una nueva querella por los delitos de secuestro, asociación ilícita y otros, contra Osvaldo Romo ante el 6to. Juzgado del Crimen, la que ingresó con el rol Nro. 5048 6. A diciembre de 1992 la mencionada causa se encontraba en estado de sumario con importantes diligencias pendientes.


Actualidad:

La Tercera 22 de Julio 2002
Ministro Guzmán procesó a siete militares (r)
El ministro de fuero, Juan Guzmán Tapia, sometió a proceso a siete militares (r) por el delito de secuestro calificado, por la desaparición de 23 personas en el recinto de torturas de Villa Grimaldi, durante el gobierno militar.
Los ex uniformados son el ex director de la Dina, Manuel Contreras Sepúlveda; el coronel Marcelo Moren Brito; brigadier Miguel Krasnoff; el suboficial Basclay Zapata; el agente Osvaldo Romo; el oficial en retiro de Carabineros, Conrado Pacheco y al agente Pedro Alfaro.
-----------------------------------------------------------------------
Nota de memoriaviva.com: abogado de DDHH otorgó los siguientes detalles:
Manuel Contreras Sepúlveda por : Jacqueline Drouilly, César Negrete Peña, Marta Neira, Alfredo Rojas Castañeda, Jaime Vásquez Sáenz, Juan Molina Mogollones, Alej. Avalos Davidson, Sonia Rios Pacheco, Elías Villar Quijón, María Isabel Gutiérrez Martínez, Horacio Carabantes, Fabián Ibarra Córdova, Carlos Rioseco Espinoza, Alfredo García Vega, Abel Vilches Figueroa, René Acuña Reyes, Carrasco Matus, Hugo Rios Videla, Martín Elgueta Pinto, Agustín Martínez Meza, Juan MacLeod, Julieta Ramírez Castro y Luis Palominos Rojas.
Marcelo Moren Brito por todos los anteriores menos Elgueta, Negrete y Neira.
Miguel Krassnoff por Negrete, Neira, Drouilly,Rojas, Vásquez, Molina,Avalos, Acuña, Carrasco, Ríos, Elgueta, Martínez y Palominos.
Pedro René Alfaro Fernández por: Ríos, Villar, Gutiérrez, Carabantes,
Ibarra, Rioseco, García y Vilches.
Basclay Zapata por: Rojas, Vásquez, Molina, Acuña, Carrasco, Ríos, Elgueta y Palominos.
Conrado Pacheco Cárdenas por: MacLeod y Ramírez.)

 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015