Quienes somos ] Boletin ] Busqueda ] Pinochet en Londres ] Centros Detencion ] Complices ] Empresas ] Fallos ] Criminales ] Tortura ] Exilio ] ecomemoria ] Desaparecidos ] Ejecutados ] Testimonios ] English ]

LUIS EDUARDO DURAN RIVAS


 

 

 

 

 

 

 

Rut : 5.177.340 6
F.Nacim. : 16 02 45, 29 años a la fecha de su detención
Domicilio : Pasaje Matte N°956 Dpto.903, Santiago
E.Civil : Soltero
Actividad : Estudiante de Cuarto Año de Periodismo de la Universidad de Chile. Ex estudiante de Medicina de la Universidad de Concepción. Agente vendedor de la Empresa "Millaray Libros".
C.Repres. : Militante del Movimiento de Acción Unitaria (MAPU) Ex dirigente del Centro de Alumnos de la Carrera de Periodismo de la Universidad de Chile
F.Detenc. : 14 de septiembre de 1974

Luis Eduardo Durán Rivas, estudiante de Periodismo de la Universidad de Chile, militante del MAPU, fue detenido en las siguientes circunstancias: Durante la mañana del día 14 de septiembre de 1974, probablemente en los momentos en que la víctima se aprestaba a salir de su domicilio en dirección a su trabajo (su maletín con libros no fue encontrado en su departamento, cuando a raíz de una investigación judicial se ingresó a él, tiempo después), fue detenido por agentes de civil pertenecientes a la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), los que no portaban orden de detención alguna, y conducido a un lugar desconocido.
Aunque no existen testigos presenciales de la detención del afectado, su certeza y la responsabilidad que le cabe al organismo mencionado (DINA), se afirma en acontecimientos posteriores.
En efecto, el 16 de septiembre de 1974, siendo aproximadamente las 21:00 hrs., en la intersección de las calles Puente con Santo Domingo, fue detenido Miguel Pedro Anglés Chateau, por un grupo de agentes vestidos de civil, que se movilizaban en una camioneta Marca Chevrolet, dentro de la cual se encontraba, en calidad de detenido, Luis Durán Rivas. El vehículo señalado fue estacionado en la calle Puente con Rosas, donde se ubicaba la zapatería "Murillo", lugar de trabajo de Anglés Chateau, y en su interior fue introducido este último luego de su aprehensión, constatando que el afectado había corrido igual suerte.
Tiempo después Miguel Anglés Chateau, encontrándose en el Campo de Prisioneros de Tres Alamos, en libre plática, relataría que fue conducido, junto a Luis Durán, hasta el centro secreto de detención y tortura a cargo de la DINA, ubicado en la Comuna de Ñuñoa, en la calle José Domingo Cañas con República de Israel, lugar en el que fueron interrogados, siendo sometidos a un careo, y observando cómo el afectado era torturado en su presencia. Agregó que compartió la misma celda entre los días 16 y 19 de septiembre de 1974 con Luis Durán y otro detenido llamado Patricio Vergara, quien había sido también violentamente torturado y del que se pierde todo rastro hasta hoy. El 19 de septiembre del año indicado, los tres fueron trasladados hasta el pabellón de incomunicados del recinto, denominado Cuatro Alamos, siendo entonces separados. La última vez que el testigo vio al afectado ocurrió entre el 2 y 4 de octubre de 1974, mientras Luis Durán era llevado por personal de Cuatro Alamos, en un estado físico tan deplorable que no podía sostenerse en pie por sus propios medios.
Asimismo, con preocupación señalaría el testigo, que desde su primer encuentro con el afectado, constató que se encontraba en muy mal estado, presentando muestras de haber sido sometido a salvajes torturas físicas y sicológicas. Esta situación era aún más grave ya que Luis Durán se encontraba, el momento de su detención, sometido a tratamiento médico, pues padecía de úlcera gástrica, gastritis y colón irritable.
Otro testigo, Miguel Baeza Chaud, mientras permanecía recluido en Tres Alamos, en libre plática, relató que había compartido la misma celda de incomunicados en Cuatro Alamos con Luis Durán, entre los días 19 y 24 de septiembre de 1974, fecha esta última en que ingresaron al calabozo un grupo de hombres, quienes dirigiéndose al afectado le señalaron que se preparara, pues saldría en libertad. Ingenuamente, el testigo creyó que así sería, sólo al recuperar su libertad se enteró del desaparecimiento del afectado y de la angustia de sus familiares.
El 18 de diciembre de 1974, la madre del afectado, Irene Rivas Castro, y su hermana Ruth Durán Rivas, ingresaron a su departamento del Pasaje Matte, en compañía del detective Raúl Riveros Rioseco, quien estaba encargado de gestionar una orden de investigar emanada del Primer Juzgado del Crimen de Santiago, que sustanció un proceso por secuestro o presunta desgracia. En esta visita, constataron personalmente que el lugar evidenciaba la realización de un violento allanamiento. Los muebles se encontraban en completo desorden, las camas desarmadas y rotas, algunos objetos de valor habían desaparecido, libros y documentos estaban esparcidos y formando una verdadera montaña. Asimismo, se notaba que hacía meses que nadie ingresaba a la morada, y que la puerta trasera que daba al tejado del edificio había sido forzada.
Finalmente, cabe señalar que el nombre del afectado figura en una lista de 119 personas presuntamente muertas en el desarrollo de acciones guerrilleras en la República Argentina, y publicada en la Revista LEA de Buenos Aires y en el diario O'DIA de la ciudad de Curitiba, Brasil. Tres periódicos chilenos reprodujeron estas informaciones, El Mercurio, La Segunda y Las Ultimas Noticias, de fechas 23, 24 y 25 de julio de 1975, respectivamente.
Las publicaciones de LEA y O'DIA aparecieron por única vez, sin editor responsable ni pie de imprenta. Consultado sobre el particular el Ministerio de Relaciones de Chile, informó al Magistrado del Primer Juzgado del Crimen de Santiago, que no existía antecedente oficial alguno que permitiera establecer que efectivamente las personas mencionadas hayan fallecido en el extranjero o hayan hecho abandono del país.
Los 119 nombres correspondían a personas detenidas por los servicios de seguridad y que habían desaparecido a partir de la detención.

GESTIONES JUDICIALES Y/O ADMINISTRATIVAS
El 7 de noviembre de 1974 se presentó recurso de amparo en favor del afectado, ante la Corte de Apelaciones de Santiago, el que fue rolado con el N°1374.
Durante casi los dos meses de su tramitación, se remitieron Oficios a diversas autoridades del país: Ministro del Interior de la época, Raúl Benavides Escobar, Ministro de Defensa, Jefe de Zona de Estado de Sitio de Santiago, Sergio Arellano Stark y al Comandante del Comando de Combate para Tribunales de Aviación en Tiempo de Guerra, todos los cuales informaron no registrar antecedente alguno respecto de Luis Durán Rivas, negando en forma expresa que hubiere sido o se encontrare detenido.
Sin haberse oficiado al Jefe del Campamento de Prisioneros de "Tres Alamos", como se solicitaba expresamente en el escrito respectivo mediante el cual se interpuso el amparo, la Corte rechazó el recurso el 26 de diciembre de 1974, resolución que fue confirmada por la Corte Suprema el día 31 del mes y año indicado.
Ante las precarias posibilidades de defender la vida, libertad y seguridad individual del afectado, y anticipándose al rechazo del recurso de amparo interpuesto, su hermana Ruth Durán Rivas presentó una denuncia por secuestro o presunta desgracia, ante el Primer Juzgado del Crimen de Santiago, con fecha 25 de noviembre de 1974.
El Juez instructor de la causa, que fue rolada con el N°106.479, decretó de inmediato una orden amplia de investigar, la que en definitiva no aportó antecedentes que permitieran establecer la suerte o paradero de Luis Durán. Luego de verificarse gestiones, sin resultado positivo, en la Secretaría Ejecutiva Nacional de Detenidos (SENDET), Instituto Médico Legal, Gabinete de Identificación, Posta Central y diversos Hospitales de la Capital; y de practicarse una visita al que fuera el domicilio del afectado en la que pudo constatarse que el lugar se encontraba sin moradores, que desde hacía varios meses nadie había llegado ni permanecido allí, y que se evidenciaba que había sido registrado minuciosamente, encontrándose la puerta de acceso principal cerrada, pero sin llave, y la ventana del baño sin su pestillo fue devuelta al Tribunal, el que ordenó agregarla a los autos.
Asimismo, remitiéndose Oficios al Secretario Ejecutivo Nacional de Detenidos, Jorge Espinoza Ulloa, al Secretario Ejecutivo Nacional Subrogante del Ministerio de Defensa, Sergio Guarategua Piña, y al Ministro del Interior, Raúl Benavides E., se respondió enfáticamente no haberse dictado orden o resolución alguna que decretara la detención del afectado, y no registrarse antecedente alguno sobre su persona.
Con el mérito de estos informes, el Tribunal sobreseyó temporalmente la causa el 11 de marzo de 1975, mientras no se acompañaran antecedentes suficientes que permitieran dar por acreditada la comisión de algún delito en la persona de Luis Durán Rivas. Apelada esta resolución, fue confirmada por la Corte de Apelaciones de Santiago, el 28 del mes y año indicado.
Posteriormente, habiéndose conocido públicamente las informaciones publicadas en el Diario O'Día de Brasil, en las que figuraba el nombre del afectado, la denunciante Ruth Durán, solicitó el desarchivo de la causa y acompañó fotocopias de los periódicos chilenos que reprodujeron la noticia. Asimismo, con fecha 1° de agosto de 1975, se hizo presente al Tribunal que, a través de contactos personales con dos detenidos que habían permanecido en el Campo de Prisioneros de "Tres Alamos", en libre plática, individualizados como Miguel Anglés Chateau y Miguel Baeza Chaud, estos habrían señalado que compartieron con Luis Durán la privación de su libertad en el pabellón de incomunicados del Campamento señalado, denominado en ese sector "Cuatro Alamos", y que les constaba a ambos el pésimo estado físico y sicológico en el que se encontraba, producto de los apremios ilegítimos a que fue sometido.
Con estos nuevos antecedentes aportados al proceso, se solicitó la reapertura del sumario y la realización de las siguientes diligencias: que se oficiara al Ministerio de Relaciones Exteriores, para que, a través del Consulado Chileno en Argentina, se entregara una confirmación y ampliación de las informaciones publicadas, como asimismo, un informe de la supuesta identificación del afectado, ya que su nombre figuraba en aquéllas; y que se citara a la presencia judicial a don Mario Thomas Garfias, a quien le constaba personalmente lo expuesto sobre Luis Durán, por el testigo de su reclusión Miguel Anglés, ya que también lo había visitado durante su cautiverio en "Tres Alamos".
Ambas diligencias fueron practicadas. Compareciendo ante el Tribunal, el Sr. Thomas ratificó enteramente lo ya señalado por la denunciante, y agregó que: "a principios de 1975 concurrió a visitar a su amigo Vicente Aguayo Avalos, al Campamento de Ritoque y éste le habría señalado que en este recinto había conocido a dos detenidos que habían permanecido junto a Luis Durán, en la casa de José Domingo Cañas con República de Israel". Por su parte, el Mayor de Ejército Enrique Cid Coubles, de la Secretaría de Derechos Humanos del Ministerio de Relaciones Exteriores, informó al Tribunal, con fecha 9 de septiembre de 1975, que: "1) la noticia publicada por la Revista LEA de Buenos Aires, habría provenido de México, vía Fonel (Fondo Editorial Latinoamericano), agencia periodística especializada en actividades marxistas. Respecto a O'Día, se nos ha informado que no existiría esa publicación en Curitiba, Brasil, pero sí que existe, en esa ciudad, un tabloide denominado Novo Día, de escasa circulación, que publicó el 23 de julio pasado la noticia sobre extremistas chilenos muertos, heridos o evadidos en enfrentamientos con fuerzas de seguridad en diversos puntos de la Argentina. 2) No hay antecedente oficial alguno de que las personas nombradas en las nóminas publicadas en LEA y O'Día hayan fallecido en el extranjero. 3) Tampoco hay antecedentes de que estas personas hayan salido del país (de haberlo hecho tendría que haber sido en forma clandestina); y 4) Las autoridades de los países en que, de acuerdo a las publicaciones, habrían ocurrido los hechos, nada han informado sobre el particular".
Sin decretar la práctica de nuevas diligencias, el Tribunal nuevamente sobreseyó temporalmente la causa el 12 de septiembre de 1975. Apelada esta resolución volvió a ser confirmada por la Corte de Apelaciones de Santiago, el 27 de octubre del mismo año.
Paralelamente a la tramitación del proceso por secuestro o presunta desgracia de Luis Durán, el 28 de mayo de 1975, se presentó en forma colectiva, una denuncia por secuestro masivo, ante la Corte de Apelaciones de Santiago, por un número de más de 150 casos de personas detenidas y desaparecidas, solicitándose la designación de un Ministro en Visita que dirigiera las investigaciones. Se fundamentaba extensamente el problema y se adjuntaba un sinnúmero de documentos probatorios, entre los que se incluía una declaración jurada prestada ante Notario Público, para cada caso individual, la que implicaba mencionar testigos y contenía un relato de los hechos. Esta petición fue denegada.
Se insistió en otras tres oportunidades, con idéntica petición, ante la Corte Suprema, con fechas 8 de julio, 4 de agosto y 5 de septiembre de 1975. Se adjuntaron en cada una, nuevos antecedentes y se elevó el número de casos. En la última de las presentaciones, en septiembre de 1975, la petición de los familiares iba respaldada por otras tres presentaciones efectuadas por: el Comité de Cooperación para la Paz en Chile (la primera), un grupo de 269 sacerdotes, religiosas, obispos y pastores (la segunda), y un grupo de 60 miembros del Colegio de Abogados (la tercera). Todas las solicitudes fueron rechazadas en su momento.
El caso de Luis Durán Rivas fue incluido en una nueva presentación masiva, esta vez por 383 casos, presentada el 20 de agosto de 1976, por el entonces Vicario Episcopal de la Vicaría de la Solidaridad, Monseñor Cristián Precht Bañados, complementada con otra que hicieron los familiares de los afectados. El resultado fue el mismo que en las ocasiones anteriores.
Con fecha 13 de enero de 1978, se presentó ante la Corte de Apelaciones de Santiago, un recurso de amparo que fue rolado con el N°60 61, en favor de Luis Durán Rivas, el que fue enviado, por carta, desde el extranjero, y que en definitiva no fue sustanciado. La misiva respectiva, fue enviada por el Sindicato de Trabajadores de la Educación, con domicilio en México.
La Corte, con fecha 8 de febrero de 1978, decretó que, teniendo en cuenta que el recurso en cuestión fue enviado desde el extranjero, sin que por ello mismo conste su autenticidad, y de conformidad también con lo acordado por el Tribunal Pleno, en sesión ordinaria de fecha 11 de abril, acredítese que ha sido interpuesto por personas capaces de aparecer en juicio.
Frente a los resultados de las gestiones realizadas ante los Tribunales de Justicia Chilenos, los familiares de Luis Durán Rivas no cesaron en sus esfuerzos por conocer su suerte o paradero, y fue así como recurrieron a otras instancias, tanto nacionales como internacionales.
El 11 de marzo de 1976 se dirigió una carta al Secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA). Asimismo, presentaron formalmente el caso a la Cruz Roja Internacional y a diversos personeros de Organismos Internacionales.
Igualmente recorrieron, infructuosamente, Campos de Prisioneros, Cárceles, Presidios, Recintos y Fiscalías Militares, y consultaron directamente, con idéntico resultado, ante la Secretaría Ejecutiva Nacional de Detenidos (SENDET).
Todo fue inútil, no volverían a tener noticias de Luis Eduardo Durán Rivas, detenido en Santiago, por agentes de la DINA, el 14 de septiembre de 1974, y desaparecido desde entonces.



Lea el poema por Luis .


Fallo Primer instancia -. Duran Rivas 2008


 


Esta pagina fue modificada el 17/07/2010

Si posee cualquier información sobre este caso,  nuevas o mejores imágenes, relatos, testimonios, etc., escribanos a info@memoriaviva.com

  Estas paginas han sido preparadas y son mantenidas por: Proyecto Internacional de Derechos Humanos - Londres © 1996 - 2015